Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Thursday, September 18, 2014

Sangemon


El Verso sobre el Arrepentimiento

GA SHAKU SHO ZO SHO AKU GO 
KAI YU MU SHI TON JIN CHI 
JU SHIN GU I SHI SHO SHO 
ISSAI GA KON KAI SAN GE

Todo el mal karma creado por mí en el pasado; 
gracias a mi apego, aversión e ignorancia; 
a causa de mis acciones, palabras y pensamientos; 
Ahora los confieso y me arrepiento.

Este verso es recitado diariamente como parte de la Liturgia Tendai y de muchas otras escuelas budistas Mahayana en Japón. El mismo usualmente es recitado acompañado de una serie de postraciones medias o completas, como símbolo de nuestro arrepentimiento, y para desarrollar conciencia y humildad.

El Budismo, a diferencia de muchas otras religiones, no cree en el concepto del pecado. Las personas cometen errores y transgresiones, no por que nazcan con algún pecado, sino porque son ignorantes. En vez de pecado, el Budismo cree en la ignorancia fundamental. 

Nuestras transgresiones pasadas fueron creadas por la codicia, el odio y la ignorancia. Ya que surgen de nuestro propio cuerpo, palabras y pensamientos, debemos reflexionar sobre ellos y arrepentirnos en la presencia del Buda. El Budismo no niega los deseos. Es natural que tengamos deseos; sin embargo, cuando estos surgen de la avaricia, pueden crear una infinidad de problemas. Debemos permanecer lejos de la codicia. El odio también incluye la ira. 

El Budismo es una enseñanza para lograr la paz y la armonía en nuestra vida. Mediante la creación de la paz y la armonía, las personas pueden vivir felices, y pueden lograr muchas cosas juntas. Por otro lado, la ira destruye las buenas relaciones entre las personas y crea enemigos en la sociedad. No debemos practicar el odio y la ira. Ser ignorante significa no tener la comprensión o el  entendimiento correcto de una situación o circunstancia. 

Por lo tanto, el odio, la codicia y la ignorancia son llamados los "Tres Venenos" en el Budismo, y debido a nuestro mal uso de ellos, creamos transgresiones. Hemos cometido estas transgresiones a través de nuestro cuerpo, palabra y mente; por lo tanto, tenemos que reflexionar sobre ellos, y hacer una promesa de no repetir los mismos errores. Esta conducta se llama arrepentimiento. Tras limpiar la suciedad de un espejo, todo puede ser visto tal cual es. Esta es la forma en la que un verdadero Bodhisattva practica las enseñanzas.