Sunday, September 21, 2014

Los Siete Factores de la Iluminación - Investigación


Los Siete Factores de la Iluminación

La Investigación


Como mencionamos anteriormente, los Siete Factores de la Iluminación son siete cualidades budistas tradicionales que conducen a la iluminación y también describen la iluminación. El Buda se refirió a estos factores en varios de sus sermones registrados en el canon Tripitaka Pali. Los factores se denominan "bojjhanga satta" en Pali y "bodhyanga sapta" en sánscrito. 

Si bien tocamos lo que era la Atención Plena, ahora indagaremos sobre el segundo factor: la Investigación.

2. Investigación 

El segundo factor es la investigación sobre la verdadera naturaleza de la realidad. En algunas escuelas del Budismo, esta investigación es un tanto analítica. El término pali para este segundo factor es "vicaya dhamma", lo que significa investigar el Dhamma o Dharma. 

La palabra Dharma tiene muchos usos en el Budismo. Es más amplio significado es algo así como la "ley natural", pero más a menudo se refiere a la enseñanza del Buda (Dharma com "D" mayúscula". Pero también puede referirse a la naturaleza de la existencia o de fenómenos como manifestaciones de la realidad (dharma con "d" minúscula).

Así que la investigación del dharma es a la vez una investigación sobre las doctrinas del Buda, así como sobre la verdadera naturaleza de la existencia. El Buda le enseñó a sus discípulos a no aceptar lo que él mismo dijo - fe ciega, sino que exhortó a sus discípulos a investigar sus enseñanzas y a darse cuenta de la verdad de ellas por sí mismos.

Cabe destacar que el segundo factor de la Iluminación es "investigación" y no "creer". No sobra insistir en que el seguir el camino budista no se trata de la adopción de un sistema de creencias o de aceptar la autoridad sin dudar. Uno de los pasajes más frecuentemente citados de todas las escrituras budistas es el consejo del Buda que se encuentra en el Kalama Sutta - "...no se dejen llevar por los informes, por las leyendas, las tradiciones, por las escrituras, por conjeturas lógicas, por inferencias, por analogías, por probabilidad, o por el pensamiento. En su lugar, juzguen por ustedes mismos lo que es verdadero". 

El Budismo se basa en la idea de que la manera en que nos percibimos a nosotros mismos y todo lo demás es una ilusión, y el despertar a la verdadera realidad de todas las cosas (dharmas) requiere disciplina y determinación. 

El Buda enseñó que debido a que la iluminación es diferente a nuestra experiencia convencional y está totalmente fuera de nuestros puntos habituales de referencia, por lo que no puede ser imaginado o "descubierto". Sólo puede ser íntimamente experimentado. El mismo Buda no podría moestrarle la iluminación a otra persona simplemente describiendo lo que es. Por esta razón, el Buda no nos dejó con un sistema de creencias, sino con un camino de práctica disciplinada. 

Trabajar con las Doctrinas Budistas 

Muchas personas, al entrar en el sendero budista, se encuentran con una doctrina tras otra. Se les habla acerca de los Tres Venenos, las Cuatro Nobles Verdades, los Cinco Agregados, las Seis Perfecciones, los Siete Factores, el Noble Sendero Octuple, y así sucesivamente. Y usted podría preguntarse, "si yo no tengo que aceptar esto como creencias, ¿qué hago con ellas?".

Y la respuesta es simplemente: investigarlas. Pero, ¿cómo? Muchas personas tropiezan en este punto. O se aceptan las enseñanzas como creencias, o tratan de descifrarlos intelectualmente, que tampoco es muy útil. 

Los seres humanos, por lo general, aprenden cosas nuevas por medio de procesos que se basan en lo que ya sabemos. Cuando escuchamos o leemos algo, consciente o inconscientemente, clasificamos lo nuevo de acuerdo a nuestra taxonomía de conocimiento existente (nuestros marcos conceptuales). La mayoría de las veces, se trata de una estrategia de aprendizaje razonablemente útil. Pero si lo nuevo es completamente diferente a todo lo que ya sabemos, esta estrategia se interpone en el camino. 

A menudo, si algo no hace inmediatamente "sentido" - lo que significa que no corresponde o encaja con algo que ya sabemos - es rechazado con bastante rapidez. O bien, "interpretamos" lo nuevo para que se ajuste a lo que ya sabemos. Sin embargo, para hacer eso tenemos que distorsionar lo nuevo para que se ajuste, lo que significa que no estamos viéndolo tal y como es, sino como creemos que debe de ser. 

Gran parte de las prácticas budistas, tanto exotéricas como esotéricas, constan en abrirnos a nuevas formas de aprender y entender. En particular, las prácticas de Shamatha y Vipassyana, calman nuestras mentes para que dejemos de juzgar, comparar y clasificar, y nos ayudan a ver la verdadera realidad de todas las cosas - la Unidad Escencial del Universo y nosotros. 

Tenemos que vaciar nuestras mentes, y estar libres de pensamientos, ideas y percepciones al momento de escuchar una charla del Dharma. Esto nos ayuda a dejar atrás todo lo que creíamos que sabíamos sobre el Budismo y el Dharma para poder recibir una enseñanza ortodoxa. Y esto lo debemos de aplicar a muchas áreas de nuestras vidas.

Pero el no comprometer nuestro intelecto mientras escuchamos no significa aceptación ciega. Sólo significa permanecer abiertos. 

A través de los siglos, las diversas escuelas de Budismo han desarrollado muchos enfoques diferentes para enseñar el Dharma. Algunos de estos enfoques, como el Tantra (El Budismo Tendai Esotérico del que he escrito en entradas anteriores), los Koan Zen y la Meditación Shikan tienden a ser más analíticos. La mayoría de las escuelas combinan la meditación con alguna otra práctica concentrada para transformar la conciencia. La mayoría de las escuelas también recomiendan trabajar personalmente con un Maestro del Dharma que pueda guiar al estudiante más allá de los límites de su realidad habitual.

Así, exactamente cómo usted investiga el Dharma depende de la escuela en la que decide practicar. Y puede tomar algún tiempo para conseguir aquella que resuene con su Ser. Personalmente, tuve que adentrarme en varias escuelas para finalmente entender que ninguna poseía el Dharma en su totalidad, siendo tdas un fragmento de la totalidad del Dharma. Fue esto lo que finalmente me condujo a la Escuela Tendai, la escuela de Budismo japonés que incorpora todos y cada uno de los elementos de las demás escuelas bajo una misma sombrilla.

No todo el mundo alivia su dolor de cabeza con la misma pastilla. Algunos lo alivian con Tylenol, otros con Advil y otros con aspirina. El dolor es le mismo; el medio para aliviarlo va a depender de la persona y sus condiciones. Igualmente, el Dharma es Uno, pero no todos van a conseguir su progreso con la misma práctica. El Buda, previendo esto desde hace miles de años, predicó 84,000 enseñanzas, cada una para aliviar un mal o una aflixión (deseo) experimentado por un ser, de manera diferente.

Esta es la importancia de la investigación en el Budismo.

No comments:

Post a Comment