Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Sunday, December 27, 2020

Joya-E: Festividad Budista de Fin de Año - Cómo Celebrar el Fin de Año en tu Hogar

Este año, debido a la pandemia mundial, muchos templos budistas no se reunirán para celebrar en Sangha o comunidad lo que es una de las festividades budistas tradionales más importantes de todo el año, el Joya-E, también llamado Sechibun-E, la Celebración del Fin de Año. Tradicionalmente, en este día, los budistas se quedan hasta la medianoche en el Templo y tocan de la gran campana del templo 108 veces en su comunidad. Dado a que muchos templos, como el Templo Tendai de Puerto Rico, no se estan reuniendo, ¿cómo puedes despedir el viejo año en tu hogar? En esta breve entrada, discutiremos el significado de esta celebración y cómo puedes realizar un breve ritual budista para despedir el viejo año y atraer bendiciones, seguridad y prosperidad.

A finales de Diciembre, en todos los templos budistas japoneses y las casas de los fieles, se producen una serie de eventos de fin de año. Uno de ellos es "Omisoka", la cual es la expresión japonesa para la víspera de Año Nuevo. Para comenzar el año nuevo con una mente fresca, las familias y los niños se reúnen para limpiar toda la casa (llamado "Osoji" - "gran limpieza") y usan los últimos días del año viejo para hacer los preparativos para la despedida de año, preparando decoraciones especiales y rituales para el día de Año Nuevo. Durante este día, las personas purifican sus hogares y eliminan el desorden del año pasado limpiando de arriba a abajo. La idea es que elimines el polvo y la suciedad del año pasado para no llevarlos al año nuevo. Para poder realizar este ritual en tu hogar, prepárate mental y espiritualmente para limpiar conscientmente todo tu hogar, de arriba hacia abajo, y de adelante hacia atrás, y de igual forma, visualiza cómo no solo eliminas todo el polvo y el sucio físico, sino que también limpias tu mente de todo pensamiento ilusorio, para que tus palabras y acciones reflejen tu Naturaleza Búdica, eliminando todas las capas ilusorioas del ego que no te permiten realizar tu trabajo del Bodhisattva en el mundo. Una vez hayas limpiado todo tu hogar, prende un incienso en tu Butsudan o altar budista y da gracias a los Budas y deidades por las bendiciones de este año. Así, podemos estar más receptivos a la Luz Infinita que brilla compasivamente sobre nosotros.

Luego de limpiar todo tu hogar (y tu mente), es importante dar caridad o limosna para los necesitados. Esto nos permite practicar el Dana Paramita o la Perfección de la Caridad, la primera de las virtudes budistas. Igualmente, es costumbre preparar cartas o postales para tus familiares y seres queridos y desearles un próspero Nuevo Año, al igual que preparar la comida que se compartirá entre familiares y amigos. Antes de comer, es importante dar las gracias a los Budas por los alimentos, y dedicar nuestro sostenimiento para el beneficio de todos los seres sintientes. 

Finalmente, justo antes del fin del viejo año, se despide el mismo con el toque de la campana de Nochevieja. Alrededor de la medianoche de la víspera de Año Nuevo, todos los templos budistas en Japón tocan su campana 108 veces. Esta tradición budista se llama "Joya no Kane" y es uno de los rituales más importantes del año para los templos budistas de todo Japón. En el Budismo, se cree que los seres humanos están plagados de 108 tipos de deseos y sentimientos terrenales llamados "Bonno" (Kleshas), ejemplificados por la ira, la adherencia y los celos. Cada golpe de campana te quitará un Bonno y purificará tu cuerpo, mente y espíritu para comenzar fresco el Nuevo Año. El kanji "Jo" significa "tirar lo viejo y pasar a lo nuevo", y "Ya" significa "noche". Por lo tanto, es la noche perfecta para dejar atrás su antiguo "yo" y comenzar el nuevo año con nuevos propósitos y la mente despejada. Para cuando suene el 108 repique, estará listo para comenzar el nuevo año renovado sin que nada le preocupe. En los templos, el sermón de Nochevieja nos dice que uno debe alcanzar el dominio de su disciplina para fin de año, de lo contrario, la práctica diaria de los últimos 360 días sería en vano: un recordatorio de la importancia de cada día y de poner en práctica las enseñanzas del Buda en nuestra vida.

El Templo Tendai de Puerto Rico usualmente despide el año en comunidad tocando la campana de nuestro altar, pero este año no podremos realizar nuestra acostumbrada ceremonia. Por ello, le proveemos varias ideas para recibir el nuevo año en el espíritu budista. Esta es una forma perfecta para despedir el viejo año con consciencia y en armonía.

Un tiempo antes de las 12:00am (aproximadamente 20-30 minutos antes), ve a tu altar y ofrece agua, incienso y otras ofrendas. Luego toca la campana tres veces, toma consciencia y arrepiente tus errores, toma Refugio y recita un breve Sutra. Si puedes, incluye una breve meditación. Luego escribe en un papel pequeño todas las cosas negativas de tu ser que quisieras remover, incluyendo cualquier problema con otras personas o cualquier cosa negativa en tu vida. Luego haz una reverencia y quema el papel frente al altar. Observa como todas esas cosas se disuelven y asegúrate de tomar pasos proactivos para mejorar tu vida. Seguido, haz una breve reverencia y toca la campana 108 veces pausadamente. Al final, haz una breve reverencia y da las gracias a los Budas y Bodhisattvas por su asistencia.

En nuestra Liturgia Budista, todos los días agradecemos la oportunidad de obtener un nacimiento humano. Esto es porque es la experiencia humana - no tan dolorosa como los Infiernos ni tan placentera como los Cielos - lo que nos permite vivir en el Camino Medio, estudiar el Dharma del Buda y poner las enseñanzas en práctica para aliviar nuestro sufrimiento y el de los demás y transitar el camino a la Budeidad. Sin embargo, muchas veces nuestras vidas estan plagadas de dificultades y podemos perder las ganas de continuar viviendo y luchando por hacer de este un mundo mejor - una Tierra Pura. 

Aunque este año 2020 nos acercó a todos a las verdades budistas universales del sufrimiento y la impermanencia, no debemos de enfocarnos en ello, así como el Buda no solo predicó la Primera Noble Verdad, sino que nos legó el Dharma Eterno: las leyes universales que nos permiten navegar por el mar de la vida y alcanzar la Otra Orilla del Nirvana. Vivimos en un planeta maravilloso. Aún con nuestros grandes avances tecnológicos, no hemos podido encontrar otro planeta con vida. De todas las millones de estrellas en nuestra galaxia, vivimos en un sistema que es propicio para la vida; el único que conocemos. Así, entre eones de tiempos, en la inmensidad infinita dle universo, vivimos en este planeta nuestras vidas, esta vida, y no existe nadie como tu en todo el universo. 

Nuestras vidas pueden ser breves, pero dentro de todos existe una esencia pura, eterna, llena de vida y de luz infinita. Esta es nuestra Naturaleza Búdica. Cuando vivimos una vida llena de sinceridad y gratitud por todas las bendiciones que hemos recibido en nuestra vida, podemos estar en contacto con el Buda Eterno. Nuestras vidas pueden ser finitas, pero a través del Dharma, podemos alcanzar el Infinito.

El Budismo nos permite encontrar guía y dirección en nuestras vidas. Una vez dedicamos nuestras vidas al Dharma, hacia el Despertar, nunca más estremos extraviados, ni careceremos de significado y propósito en nuestras vidas. 

En estos días antes del fin del año 2020, el Templo Tendai de Puerto Rico les desea un Nuevo Año lleno de seguridad, prosperidad y progreso espiritual.

Friday, December 25, 2020

Abrazados para Nunca Ser Abandonados: Luz y Esperanza para un Nuevo Año - Charla del Dharma de Invierno

En estos días de oscuridad de invierno, muchas religiones y culturas celebran las fiestas de las luces, las cuales infunden un sentimiento de luz y esperanza, y la victoria de la luz sobre la oscuridad.En la antigüedad, para nuestros ancestros, el invierno era frío, oscuro y peligroso, y se enfrentaban a las amenazas del hambre, la exposición al clima frío y los animales salvajes. Por eso, desde el principio de los tiempos, el Sol significaba luz, calor, crecimiento vegetal y supervivencia. Durante el invierno, los humanos veían el regreso del Sol cada año como un evento de celebración, un símbolo de esperanza de que la vida regresaría al paisaje verde que simboliza la vida, y que las tierras y las familias volverían a prosperar. Este "nacimiento del sol" se celebra como Solsticio de Invierno.

La noche del Solsticio de Invierno es la noche más larga del año. Después de esta fecha, el Sol pasa unos minutos más cada día sobre el horizonte, haciendo que creazca la cantidd de luz en nuestros días. Otro nombre para el Solsticio de Invierno es Yule, una fiesta europea precristiana que tuvo muchas prácticas que permanecen en las celebraciones de muchas tradiciones, sobre todo, las cristianas, hasta el día de hoy. Otras culturas lo llaman por otros nombres, como el Diwali de los Hindúes, el Chanukah de los Judíos, el Loy Krathong de los Tailandeses, el Kwanzaa de los Afrixanos, etc. Así, esta celebración, celebrada entre el frío del invierno, el calor del fuego, entre dulces, música y diversos tonos de verde, rojo y dorado, era un momento para festejar, beber, hacer regalos y reuniones para defenderse de los miedos a la oscuridad. 

Si bien estos días conmemoran un evento astronómico, igualmente - al igual que todas las celebraciones religiosas trascendentales - contiene muchos elementos simbólicos. La Naturaleza ha sido, es y siempre será la Gran Revelación; después de todo, el Buda mismo alcanzó su Despertar bajo un árbol en medio de la naturaleza. Así, el nacimiento del Sol - la conquista de la luz sobre la oscuridad - representa la conquista del bien sobre el mal, al igual que la llegada de mejores tiempos. En el Budismo, esto representa igualmente la conquista de la Iluminación sobre la ignorancia.

En estos días festivos, es común encontrar mucha información errónea escrita por otros budistas sobre si los budistas pueden o no celebrar las fiestas de las luces de otras culturas, como la Navidad. Sin embargo, contrario a lo que muchos auto-proclamados "maestros" budistas de internet dicen, muchos budistas celebran la Navidad, al igual que las fiestas de las luces o de invierno de sus culturas. El Budismo no es una religión exclusivista, lo que significa que no exige que renuncies a tus creencias anteriores - solo a la ignorancia y los actos no virtuosos - para "convertirte" en un budista. El Budismo, desde sus inicios hace más de 2,500 años, ha sido bien acomodativo y se ha adaptado, muchas veces mezclándose, con las religiones y culturas a las que encuentra. Incluso el Budismo Primitivo o Hinayana contenía muchos elementos del Hinduísmo, lo que facilitó el posterior desarrollo del Budismo Vajrayana. Así, el Budismo en China contiene elementos del Taoísmo; el Budismo Tibetano contiene elementos del Bon; y el Budismo en Japón contiene elementos Shinto; entre otros. Esto refleja el carácter universal del Budismo y su convicción absoluta de que todos los seres, sin distinción, poseen la Naturaleza Búdica, y que todos estamos unidos fundamentalmente. Es por eso que el Budismo cree en el esfuerzo heróico y altruista del Bodhisattva - el ser que pospone su propia salvación o Despertar con el fin de salvar a todos los seres sintientes. 

De hecho, si analizamos el Cristianismo desde una perspectiva budista, podemos descubrir que las enseñanzas de Jesús no solo complementan las del Buda, sino que Jesús es un "Bodhisattva", que renuncia a su propio beneficio para ayudar a otros y tiene compasión, bondad y amor por todos los seres. Por estas razones, muchos budistas ven a Jesús como una bendición para la tierra y no tienen problemas para celebrar su nacimiento. Sin embargo, es importante realizar la distinción de que esta visión difiere de la creencia cristiana, ya que los budistas reconocen a Jesús como un hombre y maestro, pero no como Mesías. En su libro "Buda Viviente, Cristo Viviente", el monje vietnamita Thich Naht Hahn explora algunas de las enseñanzas de Jesús desde una perspectiva budista. Tanto el Buda como Jesús presentaron formas de vida para superar el sufrimiento. El Buda enseñó sobre aliviar el sufrimiento, nuestra unidad fundamental, y sobre la liberación del ciclo interminable de nacimientos y muertes del Samsara. Por otro lado, Jasús habló sobre la hermandad mundial y sobre alcanzar la salvación eterna. Igualmente, Jesús, al igual que el Buda, enseñó sobre la importancia de la compasión por todos los seres vivos. Uno debe vivir de una manera que disminuya no solo su sufrimiento, sino también el sufrimiento de las vidas que lo rodean. Ambos reconocieron que la codicia, la ira y el deseo eran las causas fundamentales de nuestro sufrimiento. Nuestra ignorancia, impulsada por el ego, nos ciega a la unidad universal de toda la existencia. Igualmente, nuestro ego nos puede cegar ante la unidad universal de todos los seres humanos, y que aunque le llamemos por diferentes nombres y lo representemos de formas diversas, todas las celebraciones en estos días representan lo mismo. 

Inclusive, los budistas tampoco tienen ningún problema con la idea de Santa Claus, ya que Santa se basa en los actos inspiradores de San Nicolás, quien fue un hombre humilde que ayudó a llevar alegría a la vida de los niños a través de sus actos de abnegación y compasión, que son dos de las creencias fundamentales del Budismo.

Regresando a la visión budista de estos días y la conquista del Despertar o la Iluminación sobre la ilusión y la ignorancia, los budistas también tienen su propia festividad de las luces el 8 de Diciembre, que celebra el día en que Buda Shakyamuni alcanzó la Iluminación bajo el árbol Bodhi en esta Tierra. Es interesante destacar que el número siete, que alude a los siete días que estuvo el Buda meditando tras su Despertar, simboliza el orden natural; el ocho, que es el día en que se celebra esta festividad, entonces simboliza la ayuda sobrenatural, y con ello, celebramos el triunfo final de la luz (el Buda) - el Dharma y el Despertar - sobre la oscuridad (Mara) - la ignorancia. La relación dinámica y el simbolismo de la luz y la oscuridad igualmente se ve ejemplificada en las primeras enseñanzas del Buda. En el Budismo Primitivo, una de las primeras enseñanzas del Buda fue sobre la existencia de la oscuridad en nuestras vidas - esta es la Primera Noble Verdad del sufrimiento. Así como el día es seguido por la noche, la vida está llena de sufrimientos e insatisfacciones. Pero aunque muchos budistas no pasan de aquí y se aferran a esta Primera Verdad, la Tercera Noble Verdad, y las Enseñanzas Completas y Perfectas dadas al final de su vida nos dicen que la oscuridad es seguida por la luz - podemos aliviar el sufrimiento, y de hecho, el mismo va a ser aliviado, pues todos alcanzaremos el Despertar. Asi que, en vez de huirle, debemos abrazar la oscuridad - el sufrimiento y todas las experiencias indeseables de la vida - como parte natural de la existencia. 

Por todo esto, en el Budismo, este día festivo, el "Día Bodhi", en el cual damos las gracias al Buda Shakyamuni por compasivamente aparecer en este mundo y legarnos la sabiduría infinita del Dharma para la salvación de todos los seres sintientes, se celebra comiendo galletas (preferiblemente en forma de corazón, que combinan con las hojas de higuera o árbol Bodhi) y arroz, bebiendo leche y decorando árboles con luces brillantes. En Asia, los budistas decoran higueras, pero como el clima occidental puede ser duro y estos árboles no pueden sobrevivir, muchos budistas occidentales decoran árboles de hoja perenne. Los budistas decoran estos árboles con luces multicolores que representan los diferentes caminos para alcanzar la Iluminación. Algunos budistas también observan los siguientes treinta días después del Día Bodhi dando pequeños obsequios a sus seres queridos. Esto se hace en conmemoración de una de las más importantes enseñanzas del Budismo, encapsulada en el primer Paramita o Perfección: el Dana o la Generosidad. 

El Buda fue y es la luz del mundo. Su aparición entre nosotros revela la Infinita Compasión (Vida) del Universo, quien se hizo hombre, creció y alcanzó el Despertar, despertando a su misión universal por la salvación de todos los seres sintientes, y predicó por más de 40 años la Infinita Sabiduría (Luz) del Dharma, el cual es nuestro legado y el Gran Barco a través y por el cual navegamos la vida - el mar del Samsara - para llegar a la Otra Orilla del Despertar - la total unidad con el Corazón de la Existencia. Y aunque el Buda ya no se encuentra físicamente entre nosotros, su Luz siempre brilla sobre nosotros, abrazándonos para nunca abandonarnos. 

Así, entre luces, regalos y amistades, celebremos junto a nuestros seres queridos y hermanos de todas las tradiciones los múltiples significados de estos días, pues al igual que nosotros, todos estamos en vías al Despertar, y estos días nos recuerdan que no importa cuán oscuro sea la noche - no importa que estemos transcurriendo una pandemia mundial - al final, la luz - el bien y la bondad - siempre triunfarán.

Espero que todos puedan encender su luz interna - descubrir  su Naturaleza Búdica - y que podamos de esa forma ser faros de luz, unidad y paz para todos los que nos rodean. 

Sunday, December 20, 2020

El Mundo del Despertar: Ciclo de Lecturas sobre el Sutra Avatamsaka – Capítulo 3 y 4

 Tradicionalmente, el Templo Tendai de Puerto Rico tiene varios Ciclos de Estudio y Lectura sobre los Sutras – los Textos Sagrados canónicos del Budismo. Dado a la pandemia mundial, no nos hemos podido reunir. Pero todo problema conlleva una oportunidad, y en nuestro caso, nos brinda la bendición de hacer estas lecturas públicas en este blog, para el beneficio de la Sangha y de toda la comunidad Hispana.

Este año, comenzaremos por primera vez un nuevo Ciclo sobre el Sutra Avatamsaka, el primer sermón dado por el Buda tras su Despertar en el mundo. El mismo revelaba completamente el contenido de su Iluminación, pero dado a que los seres sintientes de este mundo no estaban preparados, el Buda modificó y redujo la complejidad y capacidad de sus enseñanzas, para preparar mentalmente a los seres para su eventual revelación. Este Sutra es uno de los más hermosos y complejos, y representa el punto más alto del desarrollo de la literatura religiosa budista. El mismo explica la naturaleza de los Budas y de la Budeidad, su rol en los universos, la metafísica del surgimiento de los mundos y las leyes que gobiernan el Cosmos, y la importancia del rol del Bodhisattva y la salvación de todos los seres sintientes. Es por eso que este Sutra – que fue el primer sermón dado por el Buda - es equiparado con el Sutra del Loto y el Sutra del Nirvana – los últimos sermones del Buda en el mundo. No obstante, dado a su voluminosidad e inaccesibilidad, el mismo ha estado fuera del alcance de muchas personas.

En nuestra primera entrada, vimos someramente los temas principales del Sutra Avatamsaka y su relación con el canon budista y en especial con el Sutra del Loto. Luego, en nuestra segunda entrada, vimos un resumen breve de sus capítulos y cómo encajan en el mensaje salvífico del Buda. Luego, comenzamos con nuestro estudio y comentario del primer y segundo capítulo del Sutra. Hoy, estudiaremos someramente el tercer capítulo, concentrando nuestra atención al cuarto, el cual nos informa sobre la importancia del karma y nustras acciones en el mundo. Como mencionamos anteriormente, el mismo se basa en el resumen hecho por el traductor Thomas Cleary en su obra, la cual es basada a su vez en la tradición comentarial. Al igual que nuestras series pasadas, el mismo no será completamente traducido en estas páginas, sino que mayormente presentaremos una sinopsis junto con una humilde exégesis propia basada en la larga tradición comentarial y las Enseñanzas Completas y Perfectas de la escuela Tendai. Todo error es enteramente mío.  

El capitulo 3 revela el principio del Bodhisattva, aquel que trabaja por la iluminación de todos los seres, tipificado por Samantabhadra (Virtud Universal). Los Bodhisattvas pueden aparecer de cualquier forma y en cualquier lugar, a veces a la misma vez, de acuerdo con las necesidades, capacidades, inclinaciones y mentalidades de los seres sintientes para exponer el Dharma y llevarlos al Despertar. Como los Bodhisattvas estan en contacto directo con la Talidad (Tathata), los Budas y Bodhisattvas estan en contacto unos con los otros, al estar todos enfocados en llevar a los seres a la Iluminación Universal.

Como en las entradas anteriores, debemos de recordar que el Buda trató de describir  su Despertar a los seres sintientes, pero sabía que los seres de este mundo no estaban preparados para recibirla de manera desnuda, por lo que decidió vestir la Verdad con varios vestidos. En muchos de sus discursos, como se atestigua en los Sutras, a menudo acompañaba sus expresiones con un aire de resignación, lo que implica que la Budeidad no es algo que se pueda describir con palabras o aprehender a través del pensamiento. La dificultad básica radica en el hecho de que no compartimos la misma experiencia que el Buda. Dado a que el Sutra Avatamsaka es la Verdad misma, el Dharma, de forma desnuda, puede resultar muy difícil para mchos entender su contenido y su mensaje. Sin embargo, tratemos de hacer lo imposible.

Así, en el principio del capítulo, el Bodhisattva Samantabhadra entra en un Samadhi o concentración meditativa donde puede accesar la Verdadera Realidad, la Talidad, y estar en todos lados al mismo tiempo:

"A esta concentración se le llama el 'cuerpo inmanente del iluminador de la naturaleza de la realidad', que está en todos los iluminados, y que entra en todas partes con una esencia igual a la de todos los iluminados, y es capaz de manifestar miríadas de imágenes en el cosmos, vasta e inmensamente, sin obstrucciones, equivalente al espacio. Todos los océanos impetuosos en el universo fluyen alrededor de ella; ella produce todos los estados de concentración y puede contener todos los mundos en todas las direcciones. Los océanos de luz de conocimiento de todos los iluminados llegan de ahí; ella puede revelar todos los océanos de todas las condiciones en todas partes. Ella contiene en su interior todos los poderes y liberaciones del los iluminados y el conocimiento de los seres iluminados. Ella puede causar que las partículas de todas las tierras sean universalmente capaces de contener universos ilimitados. Ella desarrolla el océano de cualidades virtuosas en todos los Budas, y revela el océano de los grandes votos de esos iluminados. Todos los ciclos de enseñanzas de los Budas fluyen a través de ella, y ella los guarda, los conserva y los mantiene sin interrupción o final."

Luego, todos los Budas en las diez direcciones le otorgan el poder de la omniciencia:

"Entonces, en ese momento todo los Budas de las diez direcciones confirieron al gran ser iluminado Samantabhadra el conocimiento que entra en el poder inherente en la omnisciencia; el conocimiento entra en el infinito del cosmos; el conocimiento que perfecciona la comprensión de la esfera de todos los iluminados; el conocimiento del devenir y declinar de todos los océanos de los mundos; el conocimiento de la extensión total de los mundos y de todos los seres sintientes; el conocimiento que habita en la liberación extremadamente profunda de todos los iluminados y el conocimiento no-discriminatorio de todos los estados meditativos; el conocimiento que entra en el océano de todas las facultades de los seres iluminados; el conocimiento de elocución para hacer girar la rueda de la enseñanza en el océano de los lenguajes de todos los seres sintientes; el conocimiento que entra en todas las formas en los cuerpos de todos los océanos de los mundos en el cosmos; y el conocimiento que comprende las voces de todos los Budas."

Luego de despertar de este Samadhi, el Bodhisattva Samantabhadra, estando en todos lados - en todos los mundos - al mismo tiempo, se levanta en todos y cada uno de ellos, en el pasado, presente y futuro, otorgando poderes y Samadhis a todos los seres iluminados en el multiverso. Entonces, una voz le recita una alabanza, donde exhorta las prácticas del Bodhisattva Samantabhadra y cómo Samantabhadra es el prototipo o el Bodhisattva de donde emanan todos los Paramitas y los votos y acciones de todos los seres iluminados. Luego, los seres iluminados en todo el universo, al escuchar esta voz, le preguntan al Bodhisattva Samantabhadra cómo se forman los mundos y cómo los Budas llegan a los universos. Estas preguntas son contestadas en el capítulo 4.

El capítulo 4 presenta una visionaria descripción teleológica (propósito) del universo, los mundos y los seres en ellos, mostrando el resultado de las acciones y aspiraciones de los seres que viven en ellos. Su enfasis es la relatividad del mundo mental mostrando cómo los mundos dependen de los estados mentales, intenciones y el karma de sus habitantes. Los seres iluminados conocen estas Leyes Universales porque son uno con la Realidad. Este capítulo es crucialmente importante - tal vez uno de los más importantes en todo el Sutra, ya que revela que nuestras acciones, palabras y pensamientos crean nuestra realidad. Esto fue pronunciado luego por el Buda en su sermón del Dhammapada, en el Periodo Agama o Hinayana, pero aquí está dirigido a seres avanzados. Veamos algunas de sus implicaciones.

Muchas personas - sobre todo, muchos budistas - se jactan diciendo que el Buda nunca contestó preguntas sobre la naturaleza de la Realidad, la creación del universo, y nuestro lugar en el. "El Buda solo se enfocó en el sufrimiento, y dijo que todas estas preguntas son como si una persona herida por una flecha llegara a un doctor para sacarla, pero en vez de sacarla rápidamente, comienza a preguntar sobre la naturaleza y la autoría de la flecha". Estas palabras tristemente revelan una inmensa falta de conocimiento sobre el Budismo...y de honestidad consigo mismos, cuyas implicaciones éticas dejaré a ustedes a juzgar. El Budismo sí contiene respuestas a todas y muchas más preguntas. Este capítulo precisamente se encarga de muchas de ellas.

Cuando un ser humano contempla el universo y el drama de la vida y su papel en él, se ve obligado a preguntarse: "¿Por qué existe el mundo? ¿Cuál es su significado y propósito, y de qué se trata todo esto? ¿Cuál es mi rol en él?" Las diferentes religiones dan diferentes respuestas a estas preguntas. Si bien existen varias formas de dividir las religiones mundiales, usualmente las distingo por Occidente y Oriente. De estas dos clasificaciones, destacan dos enfoques: la visión budista y la de la tradición judeocristiana. El primero es llamado por algunos teólogos no-histórica, y la segunda histórica. Teniendo en cuenta las grandes diferencias entre las diversas interpretaciones, el profesor Garma Chang, en su libro "The Buddhist Teaching of Totality", resume sus particularidades, y de sus conclusiones, y nos muestra que es evidente que las religiones históricas, en general, representan el drama o la historia humanos de la siguiente manera: (1) La historia tiene un principio y un final; (2) Es teleológica; el universo está diseñado y la historia de la humanidad está dirigida hacia un fin, con un propósito definido; (3) La historia está imbuida de significado, aunque este significado puede ser incomprensible para el ser humano. La historia, o el drama humano, no es accidental; tiene un significado exclusivo en el cumplimiento de una voluntad o plan Divino. Sin embargo, el último cómo, por qué y cuándo de este gran plan está más allá de la comprensión humana; sólo los conoce Dios, el Creador. (4) La historia humana, a medida que se desarrolla, parece un drama de intensidad creciente. Es producido, dirigido y patrocinado por Dios de manera directa o indirecta. Como todo drama, tiene un principio, un clímax y un final, que son análogos a los conceptos teológicos del Génesis, la venida de un Mesías y un Día del Juicio Final. (5) Este drama humano único se representa exclusivamente en un escenario, llamado Tierra, que se acepta como el centro del universo, en lo que respecta a esta actuación única. Estas convicciones, una vez aceptadas por la mayoría de los seguidores de las religiones occidentales, han sido modificadas gradualmente y algunas incluso han sido abandonadas por los teólogos contemporáneos. Sin embargo, en general, esta sigue siendo la orientación mantenida por una gran parte de los seguidores religiosos occidentales, y ha afectado de manera decisiva tanto la historia como la mentalidad de Occidente, dejando marcas indelebles en ambos.

En contraste con esta creencia, la tradición budista, especialmente la Mahayana, describe el universo y el drama humano de una manera completamente diferente. La visión budista es universal e incluyente, a diferencia de la visión judeocristiana, la cual se enfoca en el ser humano exclusivamente; no reclama el significado único de la historia humana como un drama de una sola representación escrito por Dios. Si bien algunos estudiosos, como Paul Tillich y Arnold Toynbee, etiquetan la visión budista como una religión no-histórica, pero creo que esto es engañoso. El concepto budista no es no histórico, sino transhistórico, y esto es demostrado por el Prof. Chang de la siguiente manera: (1) La historia tiene un principio y un final pero es uno relativo, no en un sentido absoluto. (2) La historia está imbuida de un gran significado porque es un proceso necesario para la realización de la Perfección (Budeidad) para todos los seres sintientes. (3) La historia humana no tiene un significado único; hay numerosas historias de otros seres sintientes de igual importancia en otros universos. (4) Hay innumerables universos; la Tierra es solo un pequeño punto en la vasta extensión del Dharmadhatu (los universos infinitos), y de ninguna manera es la tierra el único escenario en el que se representa el drama, dirigida por un Dios autoritario. (5) La historia, humana o de otro tipo, no es un drama planeado y producido por Dios; es traído a la existencia por el karma colectivo de los seres sintientes. (6) No existe un patrón o molde definido en el que todas las historias debe caer. El molde de la historia viene dictado por la naturaleza del karma colectivo de los seres vivos en esa historia en particular.

Como vemos, debido a que el Budismo propone una visión de múltiples universos sin principio ni fin, los problemas teológicos sobresalientes de la "creación" y sus consecuencias se desenredan fácilmente. También es debido a este concepto que muchos problemas teológicos relacionados con Dios simplemente no existen en el Budismo. Dado que no existe un Dios Creador omnipotente y omnisciente (como el Dios Occidental, sí existen dioses creadores como Brahma, pero son vistos como funcionamientos naturales de los mundos), los problemas del mal (en el Budismo no existe el mal, sino la ignorancia), la voluntad divina, la salvación y la escatología también son inexistentes o “existen” en un contexto completamente diferente. Algunas personas piensan que rechazar el concepto de la creación y su primera causa implica automáticamente el rechazo o la abolición del fundamento mismo de la religión, pero esto no es necesariamente así. El fundamento del Budismo, por ejemplo, no depende de la primera causa, Dios el Creador, sino que depende más bien de la omnipresente Naturaleza Búdica y sus funciones. 

El Budismo Mahayana concibe el significado y el propósito de la vida como un objetivo final y una oportunidad para que todo ser sintiente obtenga su mayor bien mediante un acercamiento al estado de la Budeidad. La vida, por tanto, está imbuida de un gran significado a pesar de la recurrencia cíclica. Además, el Samsara en realidad no es un movimiento cíclico, sino ascendente, en espiral; porque es la fe básica del Budismo Mahayana que todos los seres vivientes se mueven a través de etapas progresivas hacia la Budeidad. La historia, por lo tanto, está llena de significado y oportunidades para lograr este objetivo: regresar al Uno.

Según las religiones Occidentales, Dios creó el mundo y el ser humano tiene un rol importante pero limitado en el. No obstante, todo lo que sucede es parte del plan de Dios. Contrariamente a esta creencia, la visión budista, como hemos visto anteriormente, sostiene que todo depende del karma colectivo de los seres sintientes. El karma es el creador, sustentador y destructor tanto de la historia como del universo. El karma es una fuerza "natural", esencialmente inconsciente y no planificada. Entonces, de acuerdo con el Budismo, el molde y la naturaleza de cualquier historia no dependen sobre la voluntad o el plan de Dios, sino sobre la naturaleza del karma colectivo de los seres sintientes en esa historia en particular. 

"Karma" significa explícitamente "acción", pero implícitamente también significa "fuerza" o "Ley Universal". Dado que una acción siempre produce una cierta fuerza, y esta fuerza a su vez promueve acciones posteriores, el karma es esencialmente una doctrina de las intrincadas reciprocidades entre las fuerzas y las acciones que empujan hacia adelante la rueda giratoria de Samsara. El Prof. Chang nos explica que cuando se expresa a escala cosmológica, este complejo fuerza-acción es un poder estupendo que impulsa el universo y la vida; cuando se expresa en el sentido ético, es una ley impersonal e infalible que efectúa el orden moral, “distribuyendo” recompensas y retribuciones naturales. Metafísicamente, el karma es una energía creativa producida por las acciones colectivas de ciertos grupos; sostiene el orden y la función de un universo particular en el que residen esos grupos. En última instancia, el karma es un misterio, una maravilla que evade la comprensión humana. En muchos sentidos, el karma, en la tradición budista, es casi equivalente a lo que la expresión general llama la Providencia o la Voluntad de Dios. La diferencia es que el Budismo ve el misterio de la vida desde una orientación naturalista, mientras que la tradición judeocristiana adopta una visión teísta. 

Según el Budismo, al final del día, son nuestras acciones, palabras y pensamientos lo que construye nuestro futuro personal y colectivo. El Universo se encuentra en un vías al Despertar y de regreso al a Unidad Fundamental. Este es el trabajo de los seres iluminados en todos los mundos y la meta final del Budismo.

"Entonces el Bodhisattva Mahasattva Samantabhadra (Virtud Universal), a través del poder espiritual del Buda, miró los océanos de todos los mundos, los océanos de todos los seres sintientes, los océanos de todos los Budas, los océanos de todos los dominios elementales, los océanos de todas las acciones de todos los seres sintientes, los océanos de todas las facultades e inclinaciones de todos los seres sintientes, los océanos de todos los ciclos de enseñanzas de todos los Budas, los océanos de todos los períodos de tiempo, los océanos de todos los poderes de los votos de los Budas, y los océanos de todos los milagros de los Budas."

Luego de alabar las virtudes de los Budas, los purificadores de los mundos, el Bodhisattva Samantabhadra se dirige a las masas de seres iluminados y les dice:

"Hijos del Buda, hay diez cosas acerca de los océanos del mundo que los Budas del pasado, presente y futuro han explicado, explican y explicarán. ¿Cuáles son esas diez cosas? Ellas son: 1. las causas y condiciones del origen de los océanos del mundo; 2. las bases o fundamento de los océanos del mundo; 3. las formas de los océanos del mundo; 4. las sustancias y naturalezas de los océanos del mundo; 5. los adornos de los océanos del mundo; 6. la pureza de los océanos del mundo; 7. la apariencia de los Budas en los océanos del mundo; 8. los eones de sustancia en los océanos del mundo; 9. las diferencias en cambios a través de las edades de los océanos del mundo; 10 y los aspectos de los océanos del mundo que no tienen diferencias. Si se  expresan brevemente hay estas diez cosas, pero si se exponen completamente, hay tantas como átomos en un océano de mundos, que los Budas del pasado, presente y futuro han explicado, explican y explicarán."

Luego, el Bodhisattva Samantabhadra describe con detalles las formaciones de los mundos:

"Todas las tierras variadas que hay
Llenan el espacio en las diez direcciones
Sostenidas por el poder místico del Buda
Aparecen en todos los lugares,
Para que todos puedan verlas.

Hay algunas variedades de tierras
Todas hechas de joyas incorruptibles,
Gemas puras, las más exquisitas,
Irradiando en todas partes océanos de luz.

Entonces hay tierras de luz pura
Que descansan en el dominio del espacio;
Algunas están en océanos de joyas,
Algunas descansan en minas de luz.

El Buda, en el medio de este océano de grupos,
Expone las enseñanzas, todas diestras y sutiles;
El dominio de los Budas es ilimitadamente vasto:
Los seres que lo ven están felices de corazón.

Algunos están embellecidos con piedras preciosas
En formas de lámparas de flores en alineaciones vastas,
Sus nubes fragantes de luz flameante resplandeciendo con color,
Cubiertas con mallas de luces enjoyadas.

Algunas tierras no tienen límites;
Ellas descansan en el profundo e inmenso mar del loto,
amplias, puras, únicas entre los mundos,
Porque están adornadas por la bondad de los Budas.

Algunos océanos de mundos rotan,
Estabilizados por el poder del Buda;
Los seres iluminados están allí en todas partes,
Siempre mirando los tesoros vastos e inmensurables.

Algunos descansan en las manos del rayo,
Otros en los cuerpos de los líderes celestiales;
El honrado supremamente Vairocana
Está siempre aquí enseñando activamente.

Algunos descansan incluso sobre los árboles enjoyados,
O igualmente sobre las nubes de llamas fragantes;
Algunos descansan sobre los grandes cuerpos de agua,
Otros en el océano del diamante indestructible.

Algunos descansan en las pancartas de rayos,
Otros están en los mares de flores;
Vairocana puede aparecer
En los vastos y místicos poderes que todo lo penetran.

Hay naturalezas inmensurables, algunas extensas, otras breves;
Los anillos que forman, también son diferentes.
Sus almacenes de adornos hermosos son extraordinarios:
Sólo los puros y los que practican pueden verlos.

De ese modo cada uno de ellos es diferente,
Pero todos descansan sobre el océano de votos.
Algunas tierras están siempre en el espacio,
Con Budas, como nubes, que las llenan.

Algunos cuelgan boca abajo en el espacio,
Algunas veces existiendo, otras veces no;
Algunas tierras son extremadamente puras,
Descansando en las coronas preciosas de los seres iluminados.

Todos los grandes poderes espirituales de los Budas en todas partes
Son vistos aquí;
Las voces de los Budas lo llenan todo,
Producidas por el poder de las acciones.

Algunas tierras llenan el universo,
Puras e incorruptas, surgen de la mente,
Como reflexiones, ilusiones, ilimitadamente vastas,
Cada una diferente, como en la malla de Indra.

Algunos muestran almacenes de adornos diferentes
Preparados en el espacio vacío.
Los dominios de las acciones son inconcebibles:
El poder del Buda se revela para que todos lo vean.

Dentro de las partículas de cada tierra
Constantemente se revelan las tierras del Buda,
Sus números son infinitos igual que los seres:
Tal es la acción de Samantabhadra.

Para que los seres se desarrollen completamente
Él cultivó la práctica aquí por eones infinitos,
Produciendo y demostrando grandes milagros
Que se extienden a todas partes a través del cosmos.

En cada átomo de las tierras del cosmos
Descansan los océanos vastos de los mundos;
Nubes de Budas igualmente lo cubren todo,
Llenando cada lugar.

Al igual que la acción libre en un átomo
Así es en todos los átomos;
Vairocana puede causar que aparezcan
Todos los grandes poderes ocultos de los Budas y los seres iluminados.

Todas las vastas tierras
Son como reflexiones, ilusiones o llamas:
En ninguna parte se ve su origen,
Ni a donde van ni de dónde vienen.

La desintegración y la formación reaparecen en ciclos
Sin pausa, en el medio del espacio;
Todo depende en los votos puros
Sostenidos por el poder vasto de la acción".

Al hacer un resumen este capítulo, el Prof. Chang nos explica que, según el Budismo: (1) Un universo puede ser infinitamente vasto o pequeño según la escala de medición o la posición desde la que se realiza una medición. (2) Que los universos "más grandes" incluyen a los "más pequeños" ya que un sistema solar contiene sus planetas o un planeta contiene sus átomos. Este sistema de reinos superiores que abraza a los inferiores se representa en una estructura que se extiende ad infinitum en ambas direcciones hacia lo infinitamente grande o lo infinitamente pequeño. Esto se llama en el vocabulario Avatamsaka la visión de reinos que abarcan reinos. (3) Que un universo “pequeño” (como un átomo) no solo contiene los universos infinitos “menores” dentro de sí mismo, sino que también contiene los universos infinitos “más grandes” (como el sistema solar). (4) Ese “tiempo” ha perdido su significado como meramente un concepto para medir el flujo de eventos en el pasado, presente y futuro. Ahora se ha convertido en un elemento de Totalidad que actualiza la total interpenetración y contención de todos los eventos del pasado, presente y futuro en el presente eterno. (5) En el gran escenario del infinito Dharmadhatu, innumerables y diversos dramas de religión están siendo representados en numerosas dimensiones del espacio / tiempo a lo largo de la eternidad. Esto significa que las religiones, como mencionamos en nuestro estudio y comentario del Sutra del Loto, son creaciones de los seres iluminados para llevar poco a los seres a la Verdad. Un esquema de esto lo encontramos en el Sutra de Mahavairocana. A estos puntos, yo le añadiría que (6) El karma de las criaturas afecta sus destinos. (7)  Todos estos mundos se pueden ver como, no solo infinitos mundos, sino infinitas mentalidades. Cada mente es un universo en sí mismo, y el karma de cada mente afecta todo a su alrededor. (8) Todo en los múltiples universos se encuentra interconectado; todo depende de lo otro, y afecta y se ve afectado por todos los otros fenómenos. (9) Todo sucede por algo; nada sucede por el azar ni por obra divina. Nosotros somos los autores de nuestro destino, y más allá de quejarnos por nuestras circunctancias, debemos de aceptarlas como karma y tomar pasos proactivos para mejorar nuestra situación, creando así las causas positivas para nuestro futuro. (10) Todo el Dharmadhatu emana de Vairocana - el Buda Eterno.

Así, como vemos, la Talidad - el Buda como la Realidad Ultima o la Esencia o Energía de Vida - es la base o la tela interpretativa sobre la cual está codificada todo el Cosmos. Esta es nuestra Verdadera Naturaleza, y todos somos los autores en el desarrollo del drama cósmico de la Iluminación Universal. Aquí radica la importancia de velar siempre por nuestras acciones, palabras y pensamientos, ya que las mismas no solo crean y moldean nuestro mundo, sino que igualmente moldean el de todos los demás seres sintientes. 

El contenido de este capítulo será expandido y permeará todos los demás capítulos, los cuales continuaremos la próxima semana.

Sunday, December 6, 2020

El Mundo del Despertar: Ciclo de Lecturas sobre el Sutra Avatamsaka – Capítulo 1 y 2

Tradicionalmente, el Templo Tendai de Puerto Rico tiene varios Ciclos de Estudio y Lectura sobre los Sutras – los Textos Sagrados canónicos del Budismo. Dado a la pandemia mundial, no nos hemos podido reunir. Pero todo problema conlleva una oportunidad, y en nuestro caso, nos brinda la bendición de hacer estas lecturas públicas en este blog, para el beneficio de la Sangha y de toda la comunidad Hispana.

Este año, comenzaremos por primera vez un nuevo Ciclo sobre el Sutra Avatamsaka, el primer sermón dado por el Buda tras su Despertar en el mundo. El mismo revelaba completamente el contenido de su Iluminación, pero dado a que los seres sintientes de este mundo no estaban preparados, el Buda modificó y redujo la complejidad y capacidad de sus enseñanzas, para preparar mentalmente a los seres para su eventual revelación. Este Sutra es uno de los más hermosos y complejos, y representa el punto más alto del desarrollo de la literatura religiosa budista. El mismo explica la naturaleza de los Budas y de la Budeidad, su rol en los universos, la metafísica del surgimiento de los mundos y las leyes que gobiernan el Cosmos, y la importancia del rol del Bodhisattva y la salvación de todos los seres sintientes. Es por eso que este Sutra – que fue el primer sermón dado por el Buda - es equiparado con el Sutra del Loto y el Sutra del Nirvana – los últimos sermones del Buda en el mundo. No obstante, dado a su voluminosidad e inaccesibilidad, el mismo ha estado fuera del alcance de muchas personas.

En nuestra primera entrada, vimos someramente los temas principales del Sutra Avatamsaka y su relación con el canon budista y en especial con el Sutra del Loto. Luego, en nuestra segunda entrada, vimos un resumen breve de sus capítulos y cómo encajan en el mensaje salvífico del Buda. Hoy, comenzaremos con nuestro estudio y comentario del primer capítulo del Sutra. Como mencionamos anteriormente, el mismo se basa en el resumen hecho por el traductor Thomas Cleary en su obra, la cual es basada a su vez en la tradición comentarial. Al igual que nuestras series pasadas, el mismo no será completamente traducido en estas páginas, sino que mayormente presentaremos una sinopsis junto con una humilde exégesis propia basada en la larga tradición comentarial y las Enseñanzas Completas y Perfectas de la escuela Tendai. Todo error es enteramente mío.  

Hoy, en el día que conmemoramos el Despertar del Buda Shakyamuni, el Buda de nuestro mundo, comenzaremos nuestro estudio y comentario sobre el Sutra Avatamsaka. No puedo encontrar un mejor momento para comenzar este nuevo Ciclo de Lecturas, ya que el Sutra Avatamsaka, que puede ser traducido como el Sutra de la Guirnalda de Flores, fue el primer sermón dado por el Buda – en su sentido cósmico – tras la Iluminación del Buda Shakyamuni bajo el Árbol Bodhi. Este Sutra, junto con el Sutra del Loto y el Sutra del Nirvana, forman el triunvirato de Escrituras Budistas más importantes de todo el canon budista. Este Sutra, el cual ha estado fuera del alcance de la mayoría de los budistas por razones de su voluminosidad y complejidad, cambia radicalmente todo lo que creemos que sabemos del Buda, y rectifica la figura del Buda en el Budismo, iluminando el lugar de su figura en la literatura religiosa de la humanidad. 

Capítulo 1

Los Maravillosos Adornos de los Gobernantes de los Mundos

El Sutra de la Guirnalda de Flores comienza con una descripción de la asamblea al momento de la Iluminación del Buda Shakyamuni en este mundo, bajo el Árbol Bodhi, hace más de 2,500 años en la India. En ese momento, Bodhisattvas y deidades comienzan a alabar al Buda Shakyamuni, donde describen la naturaleza de la Budeidad, sus actividades liberadoras y el Dharma. El mismo proporciona una visión general introductoria de las enseñanzas básicas del Sutra, que se recapitulará de forma más concreta en el capítulo final, a través de la historia de la búsqueda de la Iluminación de Sudhana y el himno final en alabanza de la Budeidad de Samantabhadra. Como recordaremos de la Introducción, la palabra “Avatamsaka” que se traduce como “Guirnalda de Flores”, se refiere a los adornos, virtudes, votos y cualidades del Buda, los cuales se manifiestan como Budas, Bodhisattvas, seres celestiales y Tierras Puras por todo el Cosmos. 

El Sutra comienza con una representación del Buda Shakyamuni bajo el árbol Bodhi. Si bien esto es en un nivel el árbol histórico en Magadha, también aparece aquí como una manifestación de la Realidad Última. Luego aprendemos que el árbol Bodhi está ubicado en un vasto palacio que está adornado y resplandeciente con un resplandor multicolor ... y así sucesivamente.

Luego se describe la audiencia. No solo hay innumerables Bodhisattvas, liderados por Samantabhadra, sino también un gran número de deidades de todo tipo: portadores de Vajras, espíritus acompañantes, guardianes de sitios de Iluminación, dioses de pueblos y localidades, dioses de montañas, bosques, hierbas curativas, cultivos , ríos y océanos; dioses del agua, del fuego, del viento, del espacio y de las direcciones; dioses de la noche y del día; asuras, garudas, kinnaras, mahoragas, yakshas, nagas, kumbhandhas y gandharvas; dioses de la luna y del sol; y todas las deidades de los diversos cielos de la cosmología budista tradicional. Estos seres representan el universo entero, en sus aspectos animados y supuestamente inanimados, y todos se regocijan por el logro de la Iluminación del Buda. Para cada grupo se dan los nombres de diez figuras representativas, y para cada uno de los diez, se recita una estrofa en alabanza de la Iluminación del Buda. Veamos.

* * *

Así he oído. En un momento, el Buda estaba en el país de Magadha. El Buda estaba en el campo Bodhi (Despertar) del Aranya-Dharma (Dharma Correcto), cuando alcanzó la Iluminación Perfecta. El terreno era adamantino, firme y sólido, adornado con ruedas preciosas sublimemente maravillosas, multitudes de flores enjoyadas y gemas mani inmaculadas. Un océano de varios colores y formas apareció en manifestaciones ilimitadas. Banderas hechas de gemas mani constantemente emitían luz brillante y sonidos maravillosos. Las redes enjoyadas y las flores exquisitamente fragantes estaban adornadas con guirnaldas. Las gemas de mani real forjaron transformaciones con facilidad, derramando infinidad de tesoros y multitudes de flores maravillosas, que se dispersaron y cayeron sobre la tierra. Los árboles enjoyados estaban alineados cuidadosamente, sus ramas y follaje verdes y exuberantes. Fue debido al poder espiritual del Buda que todos esos adornos se manifestaron dentro del Bodhimanda (Trono de la Iluminación).

El Árbol Bodhi era alto, extraordinario y raro. Sus raíces estaban hechas de Vajras, su tronco de berilo, y sus ramas y ramitas de una variedad de joyas maravillosas. Su follaje adornado con joyas creaba un senador grueso que proporcionaba sombra como un banco de nubes. Flores multicolores con piedras preciosas y sus ramas salpicadas de sombras en todas partes. Por otra parte, los frutos hechos de gemas mani ardiendo con luz deslumbrante fueron intercalados entre las flores. De todo el Árbol Bodhi, se derramó una luz brillante. Dentro de esa luz cayó una lluvia de gemas mani y dentro de esas joyas mani, los Bodhisattvas profesaban mientras aparecían simultáneamente las nubes. Además, debido al asombroso poder espiritual del Buda, el Árbol Bodhi emitió sonidos constantes y maravillosos, proclamando Dharmas sin fin.

En el Palacio del Buda, torres y pabellones que eran vastos, magníficos y adornados se extendían por las diez direcciones. Formados por gemas mani, eran multicolores y estaban decorados con varias flores entrelazadas y enjoyadas. De todos los adornos, la luz se derramó como nubes, formando banderas de reflejos superpuestos en las galerías del palacio. Innumerables Bodhisattvas y todas las asambleas en sus Bodhimanda se reunieron allí juntas, emitiendo la luz de todos los Budas y sonidos inconcebibles. Las gemas de mani real acentuaron las redes de encaje. Todos estos estados aparecieron desde dentro del Bodhimanda debido al poder espiritual sin esfuerzo del Buda. Las imágenes de las moradas de todos los seres también aparecieron allí.

Además, la ayuda de los poderes espirituales de todos los Budas abarcaba todo el Dharmadhatu (Reino del Dharma – Universo) dentro de un solo pensamiento. El Trono del León era alto, inmenso y exquisito. El estrado estaba hecho de joyas mani; las redes, de flores de loto. Joyas puras y maravillosas formaron las ruedas, y las flores multicolores se convirtieron en guirnaldas. Los pasillos y pabellones, torres y nichos, escaleras y barandillas, puertas y ventanas, todos los objetos, estaban completamente engalanados.

Las ramas y el fruto de los árboles enjoyados se extendían simétricamente. Nubes de luz mani brillaban una sobre la otra. Los Budas de las diez direcciones conjuraron perlas majestuosas. Todos los Bodhisattvas llegaron, emitiendo deslumbrantes luces de las maravillosas gemas en sus moños. Además, ayudado por el asombroso poder espiritual de todos los Budas, proclamaron el vasto y grandioso estado del Buda, sus maravillosos sonidos de gran alcance y elocuencia, penetrando en todas partes.

En ese momento, el Honrado por el Mundo, sentado en este trono, había realizado la Iluminación Suprema y apropiada con respecto a todos los dharmas. Su sabiduría entró en los tres períodos del tiempo completamente nivelados e iguales. Su cuerpo llenó todos los mundos. Su sonido llegó a todas y cada una de las tierras de las diez direcciones, así como el espacio contiene todas las cosas, sin embargo, no diferenciaba entre ellas; o como el espacio impregna en todas partes, entrando imparcialmente en todas las tierras. Su forma física, eterna y omnipresente, estaba sentada en todos los Bodhimanda.

En medio de las multitudes de Bodhisattvas, el Buda emitió una luz impresionante y magnífica, como cuando el sol naciente ilumina todo el mundo. El gran océano de las multitudes de bendiciones cultivadas en los tres períodos de tiempo ya se había purificado, y sin embargo, constantemente manifestó el nacimiento en todas las tierras del Buda. Sus infinitas marcas físicas eran perfectas y plenas. Su fulgor invadió el Reino del Dharma por igual y sin discriminación. Su proclamación de todos los Dharmas se parecía a una gran nube que se extendía. Todas las puntas de su cabello acomodaban todos los mundos sin obstrucción. En cada una manifestó el poder de penetraciones espirituales sin medida para enseñar, transformar, domar y someter a todos los seres sintientes. Su cuerpo llenó las diez direcciones, ni viniendo ni yendo. Su sabiduría penetró todos los fenómenos y exploró el vacío y la quietud de todos los dharmas. Cada transformación espiritual de todos los Budas de los tres períodos del tiempo sin excepción era visible dentro de esa luz, y todos los adornos de las tierras de todos los Budas a lo largo de eones inconcebibles fueron completamente manifiestos allí.

* * *

Luego, el Sutra describe los nombres y los logros de todos los Bodhisattvas congregados universalmente en ese instante, a través de las diez direcciones y los tres periodos de tiempo. Es por ello que el Sutra dice que:

“Todos estos Bodhisattvas habían amasado buenas raíces y cultivado las prácticas del Bodhisattva en el pasado, junto con el Buda, Vairocana, y todos ellos nacieron del océano de las buenas raíces del Buda. Habían perfeccionado por completo todas las Paramitas. Su ojo de la sabiduría era claro y penetrante, y contemplaron los tres períodos de tiempo como iguales. Habían alcanzado la pureza total en todos los Samadhi. Su elocuencia oceánica era infinita y vasta. Repleto con las virtudes meritorias de un Buda, eran venerables y dignos. Conocían las facultades de los seres sintientes, los domesticaban y transformaban en consecuencia.”

Junto con estos grandes Bodhisattvas, había poderosos espíritus Vajra – seres que poseían la facultad adamantina para cortar a través de la ilusión y llevar a los seres a la salvación. 

Luego de esto, el Sutra comienza a describir con detalle a varios de los seres presentes, quiénes son, cómo alcanzaron la Iluminación, y cómo salva a los seres sintientes. Luego de describirlos, estos seres alaban las virtudes del Buda en su sentido cósmico como el Buda Eterno, ocupando la mayoría del capítulo, en lo que son algunas de las alabanzas más hermosas al Buda encontradas en las Escrituras Budistas. Veamos algunos ejemplos:

* * *

En ese momento, las multitudes oceánicas en el Bodhimanda del Buda se reunieron como nubes. Seres de tipos y especies ilimitados rodearon y llenaron el Bodhimanda, cada uno único en forma y séquito. Desde todas las direcciones, siguieron y se acercaron al Honorable del Mundo para admirarlo con un solo corazón.

Ya, esta congregación había abandonado las diversas aflicciones impurezas mentales, y sus hábitos residuales. Habiendo destrozado una montaña de obstáculos, vieron al Buda libremente. Estos seres fueron aquellos a los que el Viene Así Vairocana (Buda Cósmico – Buda Eterno), mientras cultivaba la conducta del Bodhisattva a través de los océanos de eones, se había reunido utilizando los Cuatro Métodos de Recolección de Seres en varios medios se habían utilizado para reunir, enseñar y madurar hábilmente a estos seres ya que plantaron buenas raíces en la presencia de cada Buda, de modo que se establecieron de forma segura en el Camino a la Sabiduría total. Habían cultivado una bondad ilimitada y habían cosechado multitud de bendiciones copiosas. Todos habían entrado en un mar de expedientes.

Sus prácticas fueron puras y completas. Ganaron hábilmente la trascendencia por medio del camino del escape. Siempre, contemplaron a los Budas con claridad distintiva. Con el poder de la comprensión suprema, entraron así en el gran océano de virtudes meritorias de los Budas. Ganaron los pasajes en la liberación de todos los Budas, y deambularon, utilizando sus poderes espirituales.

Específicamente, el Rey Celestial Océano de Llamas Maravillosas del Cielo de Gran Dominio Propio ganó un pasaje hacia la liberación del uso del poder de la quietud y expedientes en todo el Reino Dharma y el espacio. El Rey Celestial Radiante Libertad y Renombre logró un pasaje hacia la liberación de la contemplación universal de todos los dharmas con total facilidad. El Rey Celestial Ojos de Mérito Puro y Virtud ganó un pasaje hacia la liberación del conocimiento a través de la práctica sin esfuerzo de que todos los dharmas no llegan a existir ni dejan de existir, y ni vienen ni van.

El Rey Celestial Deliciosa Gran Sabiduría ganó un pasaje hacia la liberación del uso de la sabiduría oceánica al contemplar el Carácter de la Realidad de todos los dharmas en el momento presente. El Rey Celestial Cómoda Luz Inmóvil ganó un pasaje hacia la liberación que le permitió entrar al Samadhi de los Grandes Expedientes, y de ese modo otorgar paz y alegría ilimitadas a los seres conscientes. El Rey Celestial Ojos Magníficos ganó un pasaje hacia la liberación de los seres habilitantes para observar los dharmas quietos a fin de disipar su oscuro engaño y terror. El Rey Celestial Derivado de la Reflexión Completa ganó un pasaje hacia la liberación de ponderar toda la existencia al entrar perceptiblemente en reinos infinitos sin crear ningún karma. Rey Celestial Delicioso Gran Conocimiento ganó un pasaje hacia la liberación de viajar a todas partes a través de las diez direcciones para predicar el Dharma, sin moverse ni confiando en nada.

El Rey Celestial Voz Omnipresente Que Se Asemeja A Un Estandarte Glorioso ganó un pasaje hacia la liberación de entrar en el estado tranquilo del Buda y mostrar universalmente una luz brillante. Rey Celestial Renombre Brillante Derivado Del Sano Vigor ganó un pasaje hacia la liberación de permanecer en su propia iluminación mientras abrazaba las condiciones de estados grandes, vastos e ilimitados.

En ese momento, el Rey Celestial Océano de Llamas Maravillosas recibió el asombroso poder espiritual del Buda, contempló universalmente las multitudes de los Cielos de Gran Autodominio y pronunció el siguiente verso:

El cuerpo del Buda impregna todas las grandes asambleas en todas partes,
Llenando los alcances infinitos del Reino Dharma.
Inmóvil y silencioso, inaprensible, desprovisto de naturaleza,
Él aún aparece para salvar el mundo.

El Buda, Rey del Dharma, aparece entre nosotros,
Iluminando el mundo con la linterna del Dharma maravilloso
Ilimitado e infinito son los estados que emergen.
Así es la realización de la Libertad y el Renombre.

Cuán inconcebible es el Buda. Él desafía la descripción.
Se da cuenta de que no existe ninguna forma en las diez direcciones.
Para aquellos en el mundo él revela extensamente caminos hacia la pureza.
Con ojos puros es capaz de observarlo así.

La sabiduría del Buda no tiene límites.
Nadie en el mundo podría entenderlo.
Él disipa los delirios oscuros de los seres conscientes para siempre.
La Gran Sabiduría entra en esto y permanece en paz profunda.

Las virtudes meritorias del Buda son inconcebibles.
Cuando los seres sintientes lo ven, sus aflicciones cesan.
Él permite que todos en el mundo experimenten paz y alegría.
El dios Cómodo Luz Inmóvil lo observa así.

Los seres están ocluidos constantemente por la oscuridad y el engaño.
El Buda les cuenta sobre el método para ganar tranquilidad,
Describiéndola como una lámpara de sabiduría que brilla en el mundo.
Ojos maravillosos entiende este medio hábil.

El cuerpo físico puro y maravilloso del Buda
Universalmente se manifiesta en las diez direcciones, desafiando la comparación.
Este cuerpo no tiene naturaleza ni lugar de confianza.
El dios Reflexión sana observa así.

La voz del Buda trasciende los límites y los impedimentos.
Nadie que esté listo para ser enseñado dejará de oírlo.
Y, sin embargo, el Buda permanece quieto, para siempre inmóvil.
El dios Conocimiento Jubiloso se libera así.

El señor de los humanos y los dioses, uno de la liberación quieta y silenciosa,
Aparece en todas partes a lo largo de las diez direcciones.
Su deslumbrante luz llena el mundo.
Glorioso Estandarte del Dharma sin obstáculos así lo percibe.

A lo largo de infinitos mares de grandes eones, el Buda
Buscó el Bodhi para ayudar a los seres sensibles.
Con muchos poderes espirituales diferentes, él transforma a todos.
El dios Brillante Renombre despierta a este Dharma.

En ese momento, el Rey Celestial Brillante Estandarte de Deleite en el Dharma recibió el asombroso poder espiritual del Buda, contempló universalmente las multitudes de los Cielos de Inmensidad Menor, los Cielos de Inmensidad Ilimitada y los Cielos de Gran Fruto, y pronunció el siguiente verso:

Este estado del Buda es inconcebible
Insondable por cualquier ser ordinario.
Él generalmente inspira fe y comprensión.
Sus aspiraciones profusas y alegres son interminables.

Si los seres sintientes son capaces de aceptar el Dharma,
La increíble fuerza espiritual del Buda los guiará,
Permitiéndoles contemplar constantemente a los Budas antes que ellos.
El Rey Celestial Océano de Adornos así lo percibe.

La naturaleza de todos los dharmas es sin dependencia.
Las apariciones de los Budas en el mundo son así también.
Van a todos los ámbitos de la existencia y, sin embargo, no dependen de nada.
La Sabiduría Suprema contempla este significado.

Cualesquiera que sean los corazones de los seres sintientes desean
Puede ser realizado por el poder espiritual del Buda,
A pesar de lo increíblemente diferentes que son las personas.
Este es el mar de liberación del Rey Bandera de la Sabiduría.

Todas las tierras que alguna vez existieron en el pasado
Aparecer dentro de un solo poro en el cuerpo de una persona.
Esto se debe a los grandes poderes espirituales de todos los Budas.
Delicia en Quintaesencia lo proclama así.

El mar inagotable de todas las puertas del Dharma
Viene unido como un solo dharma en el Camino.
Esta es la naturaleza del Dharma de la que hablan los Budas.
Ojo de la Sabiduría entiende este medio hábil.

Él habita en cada tierra de las diez direcciones,
Y predica el Dharma en cada una de ellas.
Sin embargo, físicamente, el Buda no viene ni se va.
Así es el estado de Deleite en la Sabiduría Revolvente.

El Buda contempla los dharmas mundanos como reflejos,
Y entra en sus aspectos profundamente misteriosos.
Él habla de la naturaleza eternamente quieta de todos los dharmas.
Adepto en Paz lo considera y percibe así.

El Buda es hábil en entender cada estado.
De acuerdo con las facultades de los seres sintientes, deja caer una lluvia del Dharma.
Él les muestra la inconcebible y esencial puerta de la trascendencia.
El dios Inmóvil y Sereno ilumina y entra así.

Con gran bondad y compasión, el Honorable del Mundo
Aparece entre nosotros para beneficiar a los seres conscientes.
Él rocía uniformemente la lluvia de Dharma para llenar cada recipiente.
El dios Pura Brillantez proclama así.


En ese momento, el Rey Celestial Conocimiento de Sabiduría Pura recibió el asombroso poder espiritual de Buda, contempló universalmente las multitudes de los Cielos de la Pureza Menor, los Cielos de la Pureza Ilimitada y los Cielos de Pureza Perversa, y pronunció el siguiente verso:

El que entiende que la naturaleza de los dharmas no está obstruida
Aparece en todas partes en innumerables tierras de las diez direcciones.
Él explica el reino inconcebible de los Budas,
Llevando a todos los seres al océano de la liberación.

El Buda permanece independientemente en el mundo,
Como un reflejo de luz, manifestándose en muchos países.
Dharmas en última instancia no aparecen.
El Rey Visiones Supremas entra en este pasaje.

Durante innumerables océanos de eones ha cultivado medios hábiles,
Eso ha purificado las tierras en todas partes en las diez direcciones.
El Reino del Dharma mora en el Ello, para siempre inmóvil.
El dios Virtud Serena despertó así.

Los seres conscientes, ocluidos por el engaño,
A ciegas permanecer en la agonía del nacimiento y la muerte.
El Buda les muestra el camino hacia la pureza.
El Sonido de Sumeru se emancipa así.

El camino sin igual pisado por todos los Budas
No puede ser entendido por ningún ser sensible.
Se les muestran varios tipos de puertas hábiles.
Ojo Puro entiende esto a través de una observación cuidadosa.

El Buda constantemente usa métodos de unión y defensa,
Profundo como motas de polvo en los océanos de tierras,
Para instruir y enseñar a los seres conscientes en todas partes.
El Rey Celestial Iluminación Suprema entra así.

No es fácil encontrar la venida del Buda en el mundo.
Puede suceder solo una vez en un océano de eones incontables.
Los Budas pueden inspirar fe y comprensión en los seres.
El dios Soberano logra esta realización.

El Buda dice que la naturaleza de los dharmas no es una naturaleza en absoluto,
Y, sin embargo, son profundos, vastos, grandiosos e inconcebibles.
Por lo tanto, inspira la fe pura en los seres sintientes en todas partes.
El Rey Celestial Luz Brillante entiende esto bien.

Así vienen de las tres veces perfectas virtudes meritorias.
Transforman los reinos de los seres sintientes de maneras increíbles.
La reflexión sobre esto trae alegría exultante.
Así proclama alegría en el Dharma.

Los seres conscientes se están ahogando en un océano de aflicciones.
Su delirio y opiniones turbias son alarmantes.
Por simpatía, el Gran Maestro les ayuda a dejar todo eso para siempre.
El Rey Bandera de Transformación observa este estado.

La luz del Buda es para siempre brillante.
Innumerables Budas aparecen en todos y cada uno de los rayos.
Todos y cada uno manifiestan y trabajan para transformar a los seres conscientes.
El dios Sonidos Maravillosos entra en este pasaje.

* * *

Luego de numerosas alabanzas por numerosos seres iluminados, espíritus y deidades, la tierra tembló, y nubes de innumerables ofrendas aparecieron desde todo el universo hasta el lugar de la Iluminación del Buda Shakyamuni. De igual forma, nubes de innumerables ofrendas aparecieron en incontables mundos, todos los cuales tenían a un Buda sentado en ese mismo instante bajo su propio Árbol Bodhi, n el Trono de la Iluminación. Esto muestra que los Budas son omniscientes, omnipresentes y omnipotentes. Esto distingue a los Budas de los líderes religiosos y fundadores de las otras religiones. Estos son los Líderes de los Mundos. Estos son los Budas: manifestaciones de la Verdadera Realidad, la cual descienden a los mundos para traer el Dharma y la salvación a todos los seres sintientes. 

Capítulo 2

Las Manifestaciones del Buda

El segundo capítulo se enfoca en las características de la Budeidad, enfatizando la infinidad y la eternidad del Buda Cósmico, idéntico a la realidad misma, quien aparece en todos los universos para salvar a los seres de acuerdo con sus capacidades, facultades y necesidades. Este capítulo explica que todos los seres experimentan la realidad de acuerdo con sus facultades y disposiciones, y que los seres presentan varias doctrinas e instrucciones de acuerdo con sus necesidades y situaciones. 

Los Bodhisattvas reunidos hacen una serie de preguntas sobre la naturaleza del Buda y de la Budeidad. En respuesta, aparecen todos los diversos océanos del mundo, diez de los cuales se nombran y describen (uno para cada una de las diez direcciones). Los Bodhisattvas con su séquito vienen de todos estos mundos al Mundo del Loto de Vairocana y hacen ofrendas al Buda. El Buda Shakyamuni y el Mundo Saha aquí revelan su verdadera forma como Vairocana y el Mundo de la Tesorería del Loto, mientras siguen siendo lo que eran: la escena es simultáneamente tanto Magadha como el Mundo del Loto. El Buda emite luz de su urna, y luego surge un Bodhisattva. de la urna y recita diez estrofas sobre el conocimiento y los poderes del Buda; Finalmente, otros diez Bodhisattvas aparecen y cada uno recita diez estrofas similares.

* * *

En ese momento, los Bodhisattvas y todos los gobernantes del mundo tenían estos pensamientos:

"¿Cuáles son los motivos de los Budas?
¿Cuáles son los estados de los Budas?
¿Cuáles son las formas en que los Budas otorgan ayuda?
¿Cuáles son las prácticas de los Budas?
¿Cuáles son los poderes de los Budas?
¿Cuáles son las valentías de los Budas?
¿Cuáles son los Samadhis de los Budas?
¿Cuáles son los poderes espirituales de los Budas?
¿Qué clase de autodominio tienen los Budas?
¿Qué tipo de indestructibilidad tienen los Budas?
¿Cómo son los ojos de los Budas?
¿Cómo son los oídos de los Budas?
¿Cómo son las narices de los Budas? ¿Cómo son las lenguas de los Budas?
¿Cómo son los cuerpos de los Budas? ¿Cómo son las mentes de los Budas?
¿Cómo son las auras alrededor de los cuerpos de los Budas?
¿Cómo es la luz de los Budas? ¿Cómo suenan los Budas?
¿Cómo es la sabiduría de los Budas? Solo esperamos que el Honorable del Mundo se apiade de nosotros y los revele y explique por nosotros.

"Además, todos los Budas en océanos de mundos a lo largo de las diez direcciones, por el bien de los Bodhisattvas, hablaban de océanos de mundos, océanos de seres, océanos de arreglos de reinos de dharma, océanos de Budas, océanos de Paramitas de los Budas, océanos de las liberaciones de los Budas, océanos de transformaciones de los Budas, océanos de proclamas de los Budas, océanos de títulos de los Budas, océanos de vida de los Budas.

"[Los Budas hablaban de] océanos de todos los votos de Bodhisattvas, océanos de todas las tendencias de Bodhisattvas, océanos de todas las ayudas de Bodhisattvas al Camino, océanos de todos los vehículos de Bodhisattvas, océanos de todas las prácticas de Bodhisattvas, océanos de trascendencia de todos los Bodhisattvas, océanos de todos los poderes espirituales de los Bodhisattvas, océanos de todos los Paramitas de Bodhisattvas, océanos de todos los terrenos de los Bodhisattvas y océanos de la sabiduría de todos los Bodhisattvas. Esperamos que el Buda, el Honorable del Mundo, nos explique esto”.

En ese momento, en virtud de los asombrosos poderes espirituales de los Bodhisattvas, los sonidos surgieron espontáneamente de las nubes de ofrendas y pronunciaron los siguientes versos:

A través de eones ilimitados, el Buda perfeccionó su cultivación.

Al pie del árbol Bodhi realizó la Iluminación.
Para rescatar seres, él manifiesta cuerpos en todas partes,
Como nubes que llenan los cielos hasta el final de los tiempos.

Él ayuda a los seres a cortar todas sus dudas,
Luego despierta su gran fe y comprensión.
Él vence por completo su infinidad de problemas,
Entonces ellos experimentan la paz y la felicidad de los Budas.

Innumerables Bodhisattvas, iguales a partículas de polvo en tierras,
Llegan a esta reunión y observe al Buda.
Deseando responder a las necesidades en sus mentes,
El Buda, al proclamar el Dharma maravilloso, elimina sus dudas.

¿Cómo debemos entender los fundamentos de los Budas?
¿Cómo debemos considerar los estados de los Budas?
Ilimitadas son las formas en que los Budas otorgan ayuda.
Que el Buda explique este Dharma para que todos puedan alcanzar la pureza.

¿Cuáles son los aspectos de la práctica de los Budas?
¿Y cómo podemos sabiamente entenderlos e ingresarlos?
Los poderes de los Budas son puros y vastos más allá de cualquier límite.
Por el bien de los Bodhisattvas, por favor, dennos instrucciones.

¿Cuáles son los vastos, grandes Samadhis?
¿Cuáles son los dharmas de intrepidez de su práctica pura?
Las funciones de sus poderes espirituales no pueden ser contadas.
Puede estar de acuerdo con los deseos de los seres y hablar de ellos.

Los Budas, los Reyes del Dharma, son como los gobernantes del mundo.
Invencible, actúan con total autodominio.
Esto y sus otros grandes y grandes dharmas,
Proclama por nuestro bien.

¿Cómo es que los ojos del Buda no tienen medida?
¿Y sus ojos, oídos, nariz, lengua y cuerpo también son así?
¿Y cómo es que su mente también es inconmensurable?
Por favor muéstranos para que podamos conocer esos expedientes.

En cuanto a los océanos de tierras y océanos de seres,
Los océanos de todos los arreglos de los reinos del Dharma,
Y los océanos de todos los Budas, que son ilimitados, también-
Por favor discuta todo esto para los discípulos del Buda.

¿Cómo puede uno dejar para siempre los mares de todos los pensamientos y cálculos?
Y universalmente ingrese a los océanos de expedientes para la liberación,
¿Además de los océanos de todas las puertas de dharma que hay?
Todos en este Bodhimanda desean que el Buda proclame esto.

En ese momento, el Honrado por el Mundo, sabiendo lo que los Bodhisattvas estaban pensando, emitió de su boca, de entre sus dientes, tantas luces como polvorines en una Tierra del Buda. Por ejemplo, había una luz de multitudes de flores preciosas que brillaban en todas partes; una luz que produjo varios sonidos para realzar el Reino del Dharma; una luz de nubes etéreas suavemente arrastradas; una luz de Budas sentados en Bodhimanda y mostrando transformaciones espirituales a través de las diez direcciones; una luz en forma de dosel compuesto de nubes de joyas centelleantes; una luz que impregnaba el Reino del Dharma sin obstrucción. 

 [Hubo] una luz que adornaba todas las tierras del Buda; una luz extraordinaria de la creación de estandartes puros y preciosos de Vajra; una luz que adornaba universalmente a todos los Bodhimanda donde se reúnen los Bodhisattvas; una luz que resuena con tonos exquisitos alabando todos los epítetos de los Budas. [Hubo esas luces] y otras como esas, tan numerosas como basura en una Tierra del Buda. Todas y cada una de las luces tenían además un séquito de luces tan numerosas como bolsas de polvo en un país del Buda. Esas luces todas aparecían en miríadas de exquisitos y preciosos matices y brillaban en todas partes a lo largo de las diez direcciones, cada una iluminando tantos mares de mundos como polvorines en cien millones de Tierras del Buda. Dentro de esa Iluminación, todas las multitudes Bodhisattvas en esos mares de mundos pudieron ver este Tesoro de las Flores Adornado Mar de los Mundos. Por medio del poder espiritual del Buda, esas luces hablaban versos antes de todas esas asambleas de Bodhisattvas.

A través de innumerables eones, el Buda hizo océanos de prácticas.
Haciendo ofrendas a los océanos de los Budas en las diez direcciones.
Él transforma y libera océanos de seres, que se vuelven
Maravillosamente Iluminados Honorables de la Iluminación Universal.

Las nubes aparecen mágicamente en sus poros.
Su luminosidad ilumina las diez direcciones.
Aquellos maduros para la enseñanza se abren a la iluminación.
Se esfuerzan por el Bodhi, puro y sin obstáculos.

El Buda viajó por todos los caminos y caminos
Enseñando y nutriendo seres, ayudándolos a madurar.
Tan ilimitados son sus poderes espirituales y su dominio de sí mismos.
Que en un pensamiento él los trae a la liberación.

El árbol Bodhi con sus maravillosas gemas mani
Tiene una miríada de ornamentos más sublimes.
En su sombra, el Buda realizó la Iluminación
Y brilló con un resplandor magnífico y universal.

Su rugido resonante resuena en las diez direcciones,
Como en todas partes predica el Dharma de quietud inmóvil.
Satisfaciendo los deseos y delicias de los seres,
Emplea diversos recursos para ayudarlos a comprender.

El Buda ha cultivado a la perfección, Paramitas
Tan numerosos como las polvaredas en mil tierras.
Él ha logrado todos los poderes.
Todos ustedes deben ir y hacer reverencia.

Discípulos del Buda, numerosos como las polvorientas en una tierra,
Con alegría reunir de las diez direcciones.
Después de haber llovido nubes de ofrendas,
Ahora están ante el Buda, mirando ansiosamente hacia arriba.

Un sonido del Buda aún no tiene límites.
Él puede dar discursos tan profundos como el poderoso océano.
Él llueve maravilloso Dharma en todas partes, en respuesta a las mentes de los seres.
Deberías ir a ver al Perfecto Honorable.

Todos los votos de los Budas de los tres períodos de tiempo
Se proclaman debajo del árbol Bodhi.
En un instante todos son revelados.
Debes apresurarte al Buda.

Vairocana tiene la sabiduría como un gran océano.
Ninguno ha visto la luz de su boca.
Ahora espera que todos se reúnan y pronto hablará.
Ve ahora a ver y escuchar lo que dirá.

En ese momento, cada asamblea en todos los mares de los mundos de las diez direcciones, despertadas por la luz del Buda, se acercaron colectivamente al Buda Vairocana, acercándose para hacer ofrendas.

Por ejemplo, al este de este mar de mundos llamado Adornos del Tesoro de las Flores, había otro mar de mundos llamado Adorno con lotos puros y radiantes. Dentro de la semilla de esos mundos, había una tierra llamada Vajra Tesoro de Mani. El Buda allí fue nombrado Espacio de Despertar del Rey Infinito del Dharma. Dentro de la gran asamblea de ese Buda, un Bodhisattva Mahasattva llamado Bandera de Loto que Contempla el Dharma Sublime. Él y Bodhisattvas, tan numerosos como un mar de mundos, llegaron a donde estaba el Buda [Shakyamuni]. Cada Bodhisattva mostraba diez nubes de características de cuerpos de Bodhisattvas, que llenaban todo el espacio y no se dispersaban…

* * *

Hemos visto en varias ocasiones el nombre del Buda Vairocana. ¿Quién es el Buda Vairocana? Todos los Budas son emanaciones del Buda Vairocana, que igualmente se llama Mahavairocana en muchos otros Sutras como el Sutra del Loto y el Sutra de Mahavairocana. Mahavairocana es el aspecto impersonal del Dharmakaya, el Cuerpo del Dharma, y todos los Budas son manifestaciones, ya sean emanadas (Sambhogakaya) o encarnadas (Nirmanakaya) de Mahavairocana. Estos son llamados los Tres Cuerpos del Buda, los cuales son consubstanciales; triunos. Así, el Universo se materializó en este mundo como el Buda Shakyamuni para revelar las leyes cósmicas - el Dharma - y salvar a los seres sintientes del mundo de la dualidad del océano de nacimientos y muertes del Samsara. 

Esta es la verdad del Buda Shakyamuni; esta es la forma real del Buda, su importancia y su rol en el mundo. Esto rectifica la figura del Buda en el Budismo. ¿Cómo podemos repagarle?

Espero continuar nuestra serie la próxima semana. Que todos tengan un Feliz Día Bodhi.