Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.


Sunday, May 30, 2021

El Dharma Eterno del Buda: Ciclo de Lecturas sobre el Sutra del Loto - Capítulo 16 - 19

 Hoy continuamos con nuestro Ciclo anual de Lecturas sobre el Sutra del Loto, el sermón más importante del Buda y la Biblia del Budismo Tendai. El mismo estará basado en el comentario del Rev. Gene Reeves en su libro "Stories form the Lotus Sutra" y mi exégesis, donde buscaremos cómo podemos abordar el Sutra del Loto desde un lente universal y cómo podemos aplicar sus enseñanzas en nuestra vida diaria. Los extractos del Sutra del Loto provienen de mi traducción al español, y los mismos han sido seleccionados de las porciones que son recitadas en los templos budistas en Japón. 

Dado a que estas entradas son basadas en las Lecturas dominicales dadas en el Templo Tendai de Puerto Rico, las mismas tratan de ser breves. Para aquellos que deseen profundizar en el Sutra del Loto, es recomendado digirse a mis comentarios sobre el mismo, publicados como "El Sutra del Loto Comentado" Vol. 1 y 2, y "La Llave del Sutra del Loto". Igualmente, puedes referirse a los Ciclos de Lecturas pasados aquí

En los capítulos anteriores, hasta el 14, cubrimos lo que tradicionalmente se llama la "Puerta de Shakyamuni", la primera mitad teórica o de "Efecto" del Sutra del Loto, que resume las más de 84,000 enseñanzas del Buda en el mundo. En los mismos, vimos que todas las enseñanzas y prácticas budistas son Upayas o "Medios Hábiles" ideados por el Buda para llevar a los seres gradualmente al Despertar, de acuerdo con sus capacidades, necesidades, naturalezas e inclinaciones. Igualmente, vimos que todos los seres poseen la Naturaleza Búdica - la capacidad de alcanzar el Despertar y convertirse en un Buda - incluso en esta vida y en este cuerpo, gracias a las enseñanzas completas y perfectas budistas reveladas en el Sutra del Loto. 

Al final del capítulo anterior, que comienza lo que tradicionalmente se llama la "Puerta de la Eternidad", la cual revela la esencia del Sutra del Loto - su corazón mismo y la enseñanza más importante de todo el Budismo - vimos que el Buda ha llevado kalpas - una infinidad de eones - educando y convirtiendo a los seres sintientes, entrenando Bodhisattvas. La congregación se pregunta cómo el Buda puede haber convertido, educado y entrenado a tantos seres en un periodo de solo 40 años. El capítulo 16 revela el cómo y el por qué. 

Capítulo 16 - La Vida Eterna del Buda

El capítulo 16, titulado "La Vida Eterna del Tathagata" es la summa dhármica del Budismo. Todo el Budismo existe gracias a este capítulo. El mismo comienza con el Buda revelando - a respuesta al acontecimiento del capítulo anterior - que él es la encarnación de la Vida del Universo, quien aparece en los mundos de diferentes formas y predica diferentes enseñanzas para salvar a los seres sintientes del océano de nacimientos y muertes del Samsara. El Buda es el Buda Eterno, y todos los Budas son emanaciones de él. El Buda ha aparecido en diferentes eras y en diferentes mundos, a través de diferentes formas y diferentes nombres, predicando diferentes Sutras, de acuerdo con la situación, para llevar a los seres al Despertar.

Para ilustrar esta revelación, el Buda recurre a una parábola: la Parábola del Buen Médico. Una vez, hace mucho tiempo, existía un médico con muchos hijos. Un día, el padre salió de la casa para atender a unos pacientes y los hijos, sin saberlo, tomaron veneno. Al regresar a la casa, el padre vió a sus hijos delirando, enfermos por el veneno. Unos estaban más afectados que otros. Al ver que su padre había regresado, los hijos le piden una cura. El padre preparó diferentes medicinas y les pidió a sus hijos que la tomaran para curarse. Los que estaban poco afectados por el veneno se recuperaron rápidamente. Otros, más afectados, se rehusaron a tomarla. El padre, al ver esto, decidió emplear un medio hábil para que se tomaran la medicina. Les dijo que ya estaba viejo y que pronto moriría, pero que les estaba dejando una buena medicina para curarlos. Luego, se marchó de nuevo y envió un mensajero para anunciar que estaba muerto. Los hijos, al escuchar de la muerte del padre, se sintieron solos y tristes, y decidieron tomarse la medicina y se curaron. Sabiendo que sus hijos se habían curado, el padre luego regresó a su casa.

Entonces, el Buda dice en versos:

"Desde el tiempo en que alcancé la Budeidad,
Los eones que ha pasado
Son ilimitados cientos de miles de miríadas
De kotis de asamkhyeyas en número.
Yo siempre predico el Dharma para enseñar y transformar
Incontables millones de seres vivientes,
Para que entren al Camino del Buda.
Y a través de esos ilimitados eones
Para salvar a los seres vivientes,
Yo manifiesto apropiadamente el Nirvana.
Pero en realidad yo no paso a la tranquilidad inactiva o al Nirvana;
Sino que permanezco aquí, siempre predicando el Dharma.
Siempre estoy aquí,
Y usando el poder de las penetraciones espirituales,
Causo que los seres sintientes trastocados o perturbados,
Aunque estén cerca de mí, no me vean.
Las multitudes entienden que paso al Nirvana.
Ellos extensivamente hacen ofrendas a mis reliquias.
Todos me aprecian y anhelan ardientemente,
Y sus corazones me buscan sedientos.
Los seres vivientes, entonces, fieles y mansos,
Íntegros, con mentes obedientes
Persistentes y concentrados en una sola meta
Desean ver al Buda,
Sin importarles sus propias vidas.


En ese momento yo y la asamblea
Aparecimos todos en el Pico del Águila,
Donde le digo a los seres vivientes
Que yo siempre estoy aquí y nunca he cesado de estarlo.
Pero usando el poder de los medios hábiles,
Manifiesto la ‘cesación’ y la ‘no cesación’ del ser.
Para los seres sintientes en otras tierras,
Reverentes, confiados y aspirando,
Yo predico el Dharma Insuperable.
Pero esos de ustedes que no oyen esto
Piensan que ha pasado al Nirvana.
Veo a los seres sintientes
Hundidos en la miseria, y sin embargo
Me refreno de manifestarme ante ellos
Para causarles que me busquen,
Y entonces, cuando sus mentes estén llenas con anhelo,
Yo aparezco y predico el Dharma.
Con esas penetraciones poderosas espirituales,
A través de asamkhyeyas de eones,
Permanezco siempre en el Pico del Águila
Y también habito en otros lugares.


Cuando los seres ven el final del eón
Y están devastados por el gran fuego,
Mi Tierra Pura de la Luz Serena es pacifica y segura,
Siempre llena con dioses y humanos,
Jardines y bosques, salones y pabellones,
Y adornos variados y preciosos.
Hay árboles enjoyados con muchas flores y frutos
Donde los seres vivientes viajan en delicia.
Los dioses tocan tambores celestiales,
Produciendo siempre diferentes clases de música,
Y flores Mandaravas
Son esparcidas sobre el Buda y la gran asamblea.
Mi Tierra Pura no es destruida,
Sino que las multitudes la ven quemándose enteramente.
Los preocupados, temerosos y miserables
Están dondequiera.
Todos esos seres con ofensas,
Por sus causas y condiciones karmáticas diabólicas,
Pasan a través de asamkhyeyas de eones,
Sin oír el nombre de la Triple Joya.
Todos los que han cultivado mérito y virtud,
Que son obedientes, buenos y honestos.
Todos ellos me ven
Aquí, hablando el Dharma.
Algunas veces para esta asamblea,
Hablo del período de vida del Buda como ilimitado.
Para aquellos que ven al Buda sólo después de largos intervalos,
Hablo del Buda como siendo difícil de encontrar.
El poder de mi sabiduría,
La iluminación ilimitada de mi sabiduría
Es tal, que mi período de vida es uno de los incontables eones
Logrado a través de un largo cultivo y trabajo.


Aquellos de ustedes con sabiduría,
No deben de tener dudas acerca de esto;
Córtenlas completamente y para siempre,
Porque las palabras del Buda son verdaderas, no falsas.
Ellas son como los expedientes diestros del doctor
Que para curar a sus hijos dementes,
Estando vivo, no obstante dijo que estaba muerto,
Y nadie pudo decir que él hablaba falsedad.
Yo también soy como un padre para el mundo,
Salvándolos a todos del sufrimiento y la aflicción.
Pero para los seres vivientes, perturbados como son,
Hablo de cesación, aunque actualmente permanezco.
De lo contrario, si me ven frecuentemente
Ellos crecerán en arrogancia y flojedad.
Desordenados y apegados a los cinco deseos,
Ellos caerán en los pasajes malvados.
Yo estoy eternamente consciente de los seres vivientes.
Aquellos que practican el camino y aquellos que no.
Yo hablo varios Dharmas para sus beneficios
Y para salvarlos en una manera apropiada.
Yo siempre estoy pensando,
“¿Cómo puedo causar que los seres sintientes
Entren en el Camino Insuperable
Y rápidamente perfeccionen el cuerpo de un Buda?”"

El padre, por supuesto, representa al Buda, y los hijos a todos los seres sintientes. Su supuesta muerte es su Parinirvana, su muerte física, pero el Buda es el Buda Eterno, la encarnación del Alma del Universo, el padre amoroso de todos los seres. Su supuesta muerte fue un medio hábil para hacer que sus hijos asuman responsabilidad por sus propias vidas. 

Como vemos en el Sutra, no toda medicina es buena para todo el mundo. El Rev. Reeves nos dice: "Lo mismo es con el Buda Dharma. Tiene que ser tomada por alguien, debe ser de ayuda para una persona, para que sea efectivo....el Dharma no es el Buda Dharma hasta que es abrazada por alguien. Y pos supuesto, las personas son diferentes - es por eso que el Dharma debe ser enseñado en una gran variedad de formas, utilizando diferentes historias, diferentes enseñanzas, verso y prosa, etc. Lo mismo es con las prácticas religiosas. Para algunos budistas, la meditación es efectiva; para otros, la recitación; para otros, la observancia de los Preceptos; para otros, el estudio de Sutras; etc. Es a través de una amplia variedad de enseñanzas y prácticas que el Dharma es efectivo y puede serlo eternamente. Si insistimos en en que solo existe una forma válida de practicar el Budismo, es como si el médico en la historia hubiese dejado morir a sus hijos simplemente porque no desearon tomarse una sola medicina inicialmente."

Esto nos recuerda nuestro estudio del Makashikan, donde el Gran Maestro Chih-i nos exhorta a tener una amplia variedad de prácticas. En el Makashikan, Chih-i pregunta hipotéticamente esta pregunta por medio de un interlocutor, quien dice: "todo esto solo llena de lodo el agua y la oscurece y oculta la perla en su fondo. ¿Cómo esto ayuda a las personas?" El Gran Maestro Chih-i contesta: "Tu actitud es análoga a una persona pobre que, al obtener una pequeña ventaja, la considera suficiente y no le importa hacerlo aún mejor. Si usas solo una práctica, ¿qué sucede cuando te enfrentas a otros tipos de diferentes estados mentales? En tal caso, usted estará perdido en su propia práctica. Si considera tratar de usar este método para entrenar a otros, los dotes espirituales de los demás son todas diferentes unos de los otros. Las aflicciones de una persona son en sí mismas infinitas, ¡cuánto más las aflicciones de muchas personas! Digamos que hay un maestro de medicinas que reúne todas las variedades de medicinas para eliminar todos los diferentes tipos de enfermedades. Entonces, alguien llega que sufre de una enfermedad en particular y necesita un medicamento en particular para curar esa enfermedad y piensa que es extraño que el médico lleve tantos otros medicamentos inútiles aparte del que necesita. Su pregunta es como esto."

En estas palabras, Chih-i nos explica que no todas las personas son iguales, y por ello, no todas estás preparadas para usar las mismas prácticas. Una diversidad de prácticas asegura que el practicante individual pueda lidiar más adecuadamente con las vicisitudes de su propia práctica. También hace que los beneficios de la enseñanza y la práctica budistas en su conjunto estén disponibles para una audiencia mucho más amplia, lo que permite a las personas con diferentes habilidades e inclinaciones espirituales elegir el enfoque que mejor se adapte a ellas. No todos estan listos para meditar; para ello, pueden recitar el Nembutsu. Otros son más activos y sociales, y para ellos, es más útil el seguir los Preceptos y los Paramitas. Pero idealmente, todos podemos experimentar y abordar - y mejor aún - adoptar todas las prácticas budistas al mismo tiempo, cada una con su tiempo y lugar. 

El Buda Eterno es la fuente de todos los Budas en el Cosmos. El Buda Amida y el Buda Yakushi (Buda de la Medicina) son emanaciones compasivas de diferentes aspectos de la Iluminación, del Dharmakaya, del Cuerpo del Dharma. El Buda Shakyamuni, el Buda Eterno, aquí incorpora elementos de estos dos y de todos los demás Budas, presentándose como un médico y como un padre a la vez. 

Un punto importante que presenta el Rev. Reeves es que el Buda no crea la Casa en Llamas ni el veneno: "El Buda heredó este mundo, o mejor dicho, decidió aparecer en este mundo, para ayudar a los seres sintientes. Los peligros de este mundo son simplemente parte de la realidad del universo. Es por eso que el buen médico y las medicinas son necesarias aquí...el Buda ha venido a este mundo del sufrimiento y ha sufrido con sus criaturas. Como los otros, participa en la creación de este mundo en este momento...y como el padre del Sutra del Loto, el Buda desea que sus hijos estén listos para recibir su herencia, la tesorería del Dharma."

El Rev. Reeves también contrasta la visión Teológica Occidental con la Oriental, contrastando las diferencias del Buda con un Dios Todopoderoso: "El Buda es padre amoroso de todos, no porque tenga poder absoluto sobre nosotros, sino precisamente porque no lo tiene. Lejos de demandar obediencia de los seres humanos, el Buda nos reta a tomar el Camino del Bodhisattva, un camino al que somos llamados pero no forzados".

El Buda aparenta morir para que despertemos a nuestro potencial. Esto es expandido en el Sutra del Nirvana con la Parábola de la Luna. El Sutra del Nirvana, al igual que el Sutra del Loto, hace un uso excelente de parábolas para construir analogías en cuanto a la Verdadera Naturaleza del Buda. La Parábola de la Luna se destaca al analizar cómo los ciclos de la Luna reflejan la naturaleza perenne del Buda Eterno.

El Buda le dijo a Kasyapa: "Es como cuando las personas ven que la luna no aparece y dicen '¡La luna ha desaparecido!' Y piensan que ha desaparecido. Sin embargo, la naturaleza de la luna realmente no ha desaparecido. Cíclicamente aparece en lugares en otras direcciones, y los seres sintientes allí dicen 'La luna ha aparecido'. Sin embargo, la naturaleza de la luna realmente no ha aparecido. ¿Y por qué? Es porque está bloqueada por el Mounte Sumeru que desaparece. La naturaleza lunar de constante surgimiento no ha aparecido o desaparecido. El Tathagata, el Arhat, el del conocimiento perfecto, también es así. Él aparece en el trichiliocosmo, o se manifiesta en Jambudvipa (la Tierra) teniendo un padre y una madre. Los seres sintientes dicen que él nació en Jambudvipa, o en Jambuvipa él muestra el Nirvana. Pero, la naturaleza del Tathagata realmente no tiene Nirvana. Sin embargo, todos los seres sintientes dicen que el Tathagata realmente entra en el Parinirvana".

La naturaleza real de la luna es como es, sin nada que surja ni fallezca. Solo parece cambiar cíclicamente de forma. Es lo mismo con el Buda. Él solo parece haber tomado forma humana y manifestado como tal. En términos del Dharmadhatu, él no tiene tamaño ni forma, pero al mismo tiempo está presente de manera trascendental e inmanente.

El Rev. Reeves nos dice: "Aunque tenemos historias de la muerte del Buda, el Buda no está muerto. El siguie vivo con nosotros en este mundo, realizando el trabajo del Bodhisattva, transformando a los seres en Bodhisattvas y purificando las tierras del Buda...no importa dónde vayamos, el Buda está siempre disponible para nosotros...a través de la medicina del Dharma, las personas pueden ver al Buda".

Este capítulo termina con los siguientes versos:

"Yo siempre estoy pensando,
“¿Cómo puedo causar que los seres sintientes
Entren en el Camino Insuperable
Y rápidamente perfeccionen el cuerpo de un Buda?”"

El Buda Eterno está constanbtemente tratando de llevarnos por el camino correcto para aliviar nuestro sufrimiento y Despertar a la Unidad Fundamental, para la felicidad y bienestar de todos los seres sintientes. El Rev. Reeves nos dice: "Al encarnar al Buda en nuestras propias vidas a través del Camino del Bodhisattva, le damos vida al Buda en el presente. En un sentido, estamos creando al Buda, contribuyendo a darle forma a la vida que es la vida misma eterna del Buda". Cuando estudiamos y ponermos el Dharma en práctica en la vida diaria, a través de la fe, los Preceptos, la meditación y el Nembutsu, y a través de ayudar a otros, somos las manos compasivas del Buda en el mundo, salvando a todos los seres sintientes.

El Buda Eterno se encuentra eternamente guiando a los seres a su felicidad. El Dharma es igualmente eterno. Entonces, nosotros, la Sangha, solo podemos reflejar la luz del Dharma al llevar vidas nobles y con propósito en el mundo, emitiendo la fragancia de la compasión y la luz de la sabiduría, incluso en medio de las circunstancias difíciles y dolorosas en las que nos encontramos. 

Como vemos, si comparamos los Sutras con las estrellas del cielo, el capítulo 16 del Sutra del Loto, junto con el 2, son como el Sol y la Luna, brillando más fuerte en el firmamento. Este es un capítulo que condensa muchísimas enseñanzas, y que espero expandir en entradas futuras en Joyas del Sutra del Loto.

Capítulo 17 - 19 - Los Méritos de la Aceptación de esta Enseñanza

Luego de la revelación de la eternidad del Buda, el Buda destaca los méritos de recibir esta enseñanza con fe y un corazón y una mente abiertas. Los que lo hagan, vivirán vidas llenas de júbilo y felicidad. Esto es porque pueden tener la certeza de que la vida es inherentemente buena, y esto que llamamos Universo (Buda) es infinitamente compasivo y se preocupa por nosotros. Igualmente, así como la vida del Buda es eterna, nuestra vida, que es una con el Buda, es igualmente eterna. Dado a que la Budeidad existe inherentemente en nuestras vidas, siempre y cuando sigamos en el Camino, podemos revelar nuestra Budeidad Innata en todos los momentos de nuestra vida. No es necesario practicar por incontables eones para alcanzar el Despertar. Podemos revelar nuestra Naturaleza Búdica en esta vida y en este cuerpo. No importa cuán pesado sea nuestro karma, podemos cambiar nuestra existencia. Esto pone el conocimiento del Budismo de muchos al revés. Una vez descubrimos nuestra Verdadera Naturaleza, podemos remover las capas ilusorias del ego y del a individualidad y experimentar la Eternidad, la Felicidad, la Pureza y nuestro Verdadero Ser, que es uno con Todo. Entonces, cuando nos ayudemos los unos a otros y reconozcamos nuestra Unidad Fundamental, este Mundo Saha será revelado entonces como la Tierra Pura de la Luz Serena del Buda Eterno. 

Este Mundo Saha es la Tierra Pura del Buda Eterno. Originalmente, el Buda Shakyamuni había descrito este Mundo Saha como uno impuro, lleno de sufrimiento e impureza, todo dado a nuestro ego falso y nuestra Ignorancia Fundamental a la Verdad. Pero en el Sutra del Loto, el Buda revela que el Cosmos es su Tierra Pura. Este mundo, igual que todo el universo, es la Tierra Pura del Buda Eterno. El verdadero propósito del advenimiento del Buda a nuestro mundo es despertarnos a esta Realidad. Cuando realizamos el trabajo del Bodhsiattva, purificamos nuestros ojos y el de los demás y revelamos la Verdadera Naturaleza del mundo. Pero no estamos solos: el Buda nos está guiando en todo momento, iluminando nustros pasos, inscluso - y sobre todo - en los momentos más difíciles de nuestras vidas. Sabiendo esto, ¿cómo podemos ser derrotados por las vicisitudes de la vida?

Pueden encontrar mis comentarios para estos capítulos en el Ciclo pasado aquí

Sunday, May 23, 2021

El Dharma Eterno del Buda: Ciclo de Lecturas sobre el Sutra del Loto - Capítulo 13 - 15

 Hoy continuamos con nuestro Ciclo anual de Lecturas sobre el Sutra del Loto, el sermón más importante del Buda y la Biblia del Budismo Tendai. El mismo estará basado en el comentario del Rev. Gene Reeves en su libro "Stories form the Lotus Sutra" y mi exégesis, donde buscaremos cómo podemos abordar el Sutra del Loto desde un lente universal y cómo podemos aplicar sus enseñanzas en nuestra vida diaria. Los extractos del Sutra del Loto provienen de mi traducción al español, y los mismos han sido seleccionados de las porciones que son recitadas en los templos budistas en Japón. 

Dado a que estas entradas son basadas en las Lecturas dominicales dadas en el Templo Tendai de Puerto Rico, las mismas tratan de ser breves. Para aquellos que deseen profundizar en el Sutra del Loto, es recomendado digirse a mis comentarios sobre el mismo, publicados como "El Sutra del Loto Comentado" Vol. 1 y 2, y "La Llave del Sutra del Loto". Igualmente, puedes referirse a los Ciclos de Lecturas pasados aquí. 

En las pasadas entradas, vimos cómo los Budas utilizan los Medios Hábiles para poder llevar a los seres gradualmente por una amplia gama de enseñanzas y prácticas al Despertar, por ello, todas las enseñanzas y prácticas budistas son medios válidos para alcanzar la Iluminación, aunque alguns caminos son más completos que otros. Igualmente, fuimos asegurados que todos, sin importar las distinciones ni condiciones, alcanzaremos la Budeidad. En los capítulos de hoy, veremos cómo podemos poner en práctica las enseñanzas del Sutra del Loto en nuestra vida diaria, y nuestra verdadera misión en este mundo.

Capítulo 13 - Exhortación a Mantener la Fe

Luego de que el Buda le asegurara el Despertar futuro a las personas malvadas y a todos los seres, humanos y no humanos, la tía del Buda y su esposa se preocupan porque de todos los presentes, solo ellas no han recibido personalmente una profecía de Budeidad. Cuando miraban fijamente al Buda, el Buda, leyendo sus mentes, se dirige a ellas y les dice "¿Ustedes se preguntan por qué no he profetizado su Budeidad Suprema?" A lo que rápidamente asegura que ellas, al igual que todas las monjas (y por consiguiente, nuevamente reitera que todas las mujeres) alcanzarán el Despertar y devendrán Budas. Llenas de júbilo y regocijo, ambas monjas alaban las virtudes del Buda y prometer proclamar la Verdad del Sutra del Loto en todas las partes del mundo. Ellas, junto a todos los Bodhisattvas presentes, prometen preservar y predicar el Sutra del Loto por el Cosmos.

Suplicamos que no haya preocupación, 
Porque después de la extinción del Buda
En la Era del Final del Dharma, 
Nosotros predicaremos este Sutra ampliamente. 
Las personas ignorantes 
Con lenguas viperinas nos insultarán, 
O incluso nos atacarán con cuchillos o palos, 
Pero nosotros lo soportaremos todo. 
Los Bhikshus en la era malvada 
Con conocimiento desviado y 
Mentes deshonestas, gratificándose, 
Declaran haber alcanzado lo que no han obtenido, 
Con mentes llenas de arrogancia. 
Algunos pueden que parezcan ser Aranyakas, 
Porque usan harapos y habitan en los lugares desérticos. 
Pero aunque declaren estar en el pasaje verdadero,
Ellos desdeñan aquellos que viven entre las personas. 
Deseando beneficio o ofrendas, 
Ellos recitaran el Dharma a los de manto-blanco
Y el mundo los reverenciará 
Como Arhats con las Seis Penetraciones. 
Esas personas abrigan pensamientos malvados, 
Siempre pensando en los asuntos mundanos vulgares. 
Llamándose a sí mismos falsamente Aranyakas, 
Ellos se deleitaran en apuntar nuestras faltas, 
Diciendo cosas como estas: 
“Todos estos Bhikshus 
Son avariciosos de beneficios o ofrendas”, 
Y por lo tanto ellos predican doctrinas eternalistas. 
Ellos han escrito los Sutras por ellos mismos 
Para engañar y confundir las personas en el mundo 
Por el beneficio de su reputación. 
Ellos apartarán este Sutra 
Y en el medio de las multitudes 
Nos difamaran 
Ante los reyes, ministros, Brahmanes y laicos. 
E incluso ante los otros Bhikshus 
Intentando difamarnos, ellos dirán: 
“Estas son personas de puntos de vista desviados 
Que predican una doctrina eternalista”. 
Porque nosotros veneramos al Buda, 
Nosotros averiguaremos todas estas maldades. 
Por esto seremos ridiculizados
Y las personas dirán frívolamente: 
“Todos ustedes son Budas”. 
Todas esas palabras de ridiculización 
Nosotros la soportaremos pacientemente. 
En el eón turbio, en la edad de la maldad 
Cuando haya mucho que temer, 
Los fantasmas malvados poseerán a otros 
Para difamarnos e insultarnos. 
Pero, venerando y confiando en el Buda, 
Nos vestiremos con la armadura de la paciencia; 
Para poder predicar este Sutra, 
Nosotros soportaremos esas dificultades. 
Sin apreciar el cuerpo y la vida misma, 
Sino considerando solamente el Camino Supremo 
Nosotros en las futuras edades,
Protegeremos y sostendremos en alto la tarea que nos ha confiado el Buda. 
Como el Honrado por el Mundo sabe, 
En la era turbia, los Bhikshus malvados, 
No conociendo los expedientes del Buda 
Por los cuales el Dharma es predicado apropiadamente, 
Ellos fruncirán el ceño con ira y recitarán mal de nosotros, 
Repetidamente desterrándonos de Estupas y templos. 
Dado que serán las hordas diabólicas, 
Y sin embargo, recordando el decreto del Buda, 
Nosotros soportaremos con tolerancia todas esas acciones. 
Si hay aquellos que buscan el Dharma, 
En las villas, ciudades, y pueblos, 
Nosotros iremos a esos lugares 
A predicar el Dharma 
Que nos ha confiado y encomendado el Buda. 
Nosotros somos los asistentes del Buda 
Habitando sin temor entre las multitudes, 
Predicando el Dharma diestramente, 
Y con la esperanza de que el Buda permanecerá en paz. 
Nosotros en la presencia del Honrado por el Mundo, 
Y ante los Budas que han venido desde las diez direcciones, 
Hacemos votos tales como estos, 
Y el Buda mismo conoce nuestros pensamientos.

Como sabemos, el Buda inicialmente se encontraba renuente de admitir mujeres a la orden monástica. Esto, lejos de ser revelar un indicio misógeno, responde a que en su tiempo, las mujeres no gozaban de privilegios y weran consideradas no aptas para la vida monástica. De hecho, aún hoy día, no existen mujeres que hayan sido aceptadas como monjas en las tradiciones indias. El Buda fue el primero y el único en crear una orden de monjas. Esto nos muestra el carácter igualitario y compasivo del Buda, el cual estaba infinitamente adelantado para su tiempo. 

Este capítulo nuevamente afirma la enseñanza del capítulo anterior de que todos, sin importar distinción, pueden alcanzar el Despertar. Es por eso que existen Budas mujeres. Esto es reflejado efectivamente en el Bodhisattva Avalokiteshvara (Kannon Bosatsu) quien es representado casi siempre como mujer en las tradiciones del Este de Asia. Todos podemos abrazar las enseñanzas del Sutra del Loto, el Dharma Eterno del Buda, y proclamarlo y enseñarlo a otros.

La importancia de  proclamar y enseñar el Sutra del Loto a otros es porque, como vemos en este capítulo, otra de las enseñanzas principales del mismo es la supervivencia del Dharma en los tiempos difíciles, como en los tiempos de Mappo o la Era Degenerativa del Dharma, que es el tiempo en el cual vivimos. Existen millones de budistas en el mundo, pero no todos han recibido o aceptan las enseñanzas completas y perfectas del Sutra del Loto. Esto responde a circunstancias históricas, culturales y kármicas, y es importante que todos nosotros seamos los emisarios del Buda en el mundo. En estos tiempos, como dice el Sutra: "en la era diabólica, espíritus malévolos tomarán posesión de otros para blasfemar, maldecir, abusar e insultar" a los devotos del Sutra del Loto. Es por eso que para poder propagar el Dharma del Loto, debemos de ponernos "la armadura de la paciencia y la perseverancia" y "soportar muchas cosasd difíciles". En uno de los pasajes más impactantes del Sutra leemos: "Sin apreciar el cuerpo y la vida misma, sino considerando solamente el Camino Supremo, nosotros en las futuras edades, protegeremos y sostendremos en alto la tarea que nos ha confiado el Buda". Esta es nuestra verdadera misión en el mundo.

Capítulo 14 - Prácticas Pacíficas

Este es, junto con el capítulo dos de los "Medios Hábiles, el capítulo 16 de "La Vida Eterna del Buda" y el capítulo 25 de "La Puerta Universal del Bodhisattva Avalokiteshvara" uno de los cuatro capítulos más importantes del Sutra del Loto en la escuela Tendai. En el mismo, vemos cómo podemos poner todas las enseñanzas del Sutra del Loto en práctica en la vida diaria.

El Bodhisattva Manjushri le pregunta al Buda cómo un Bodhisattva en la Era Degenerativa del Dharma puede practicar el Sutra del Loto en su vida diaria, y el Buda le contesta con los Cuatro Tipos de Prácticas del Bodhisattva del Loto, las cuales envuelven el comportamiento exterior, así de la palabra, la mente y sus intenciones. El Rev. Reeves nos resume estas prácticas.

Primero, un Bodhisattva debe de comportarse correctamente, evitar las tentaciones y predicar el Dharma. Comportarse correctamente incluye ser paciente, moderado, desapegado de todo. Avitar las tentaciones incluye no acercarse y aferrarse mucho a las personas o aceptar regalos lujosos de reyes o gobernantes, participar en deportes peligrosos, ni pasar mucho tiempo con herejes, personas del entretenimiento, personas que matan animales o peces, aquellos que son del Hinayana y demás. Igualmente, no deben tener deseo por el sexo opuesto, y tener cuidado al estar cerca de ellos, o de niños y jóvenes. Sin embargo, deben de predicarle el Dharma a todos sin distinción.

Primero, el Bodhisattva debe de buscar un lugar retirado y en silencio para practicar la meditación. No debe de considerar formas budistas como superiores o inferiores, ni realizar distinciones discriminativas en la vida diaria, siempre teniendo presenta la Unidad Fundamental o la Vacuidad de todas las cosas.

Segundo, el Bodhisattva debe de hacer el Dharma parte de su vida, sin hablar mal ni encontrar faltas en los predicadores del Dharma ni maestros, ni mostrar hostilidad a ellos. Deben de sentir compasión por todos los seres y tratar de llevar la paz mental a todos. No deben aceptar regalos caros de quienes enseñan sino llevarlos al Despertar. Libres de odio, celos e ilusiones, no tienen miedos ni tristezas.

Tercero, los verdaderos Bodhisattvas no deben sentir odio ni rencor por aquellos que hablan mal de ellos ni deben buscar problemas ni peleas. No deben de busrlarse de los que siguen el camino Hinayana. Deben ver a todos los Budas como sus padres compasivos y a todos los Bodhisattvas como sus maestros. Con gran compasión, paciencia y gentileza, deben enseñar el Dharma imparcialmente a todos, sin permitir que tengan dudas o preocupaciones. 

Cuarto, el verdadero Bodhisattva debe de sentir una profunda compasión y bondad por los monjes y laicos que han tomado Refugio y deben llevarlos a encarnar al Buda en sus vidas propias.

Siempre practicando la paciencia 
Y siendo compasivo con todos, 
Uno será capaz de proclamar 
Este Sutra alabado por los Budas. 
En la Era de la Degeneración del Dharma, 
Aquel que sostiene en alto este Sutra, 
Debe hacer surgir la gentileza y la compasión 
Hacia esos en el hogar, hacia los que lo han dejado, 
Y hacia esos que no son Bodhisattvas, 
Pensando: “Esos que no oyen 
O no creen en este Sutra 
Sufren una gran pérdida. 
Cuando yo haya alcanzado el Camino del Buda 
Usaré expedientes 
Para recitarles este Dharma 
De manera que ellos puedan habitar en él”. 
Eso escomo un rey poderoso
Que hace girar la rueda 
Y concede recompensas 
A los soldados exitosos en la batalla: 
Elefantes, caballos, carruajes,
Ornamentos personales, 
Tanto como tierras, casas, 
Villas, ciudades y países. 
O él puede conceder vestimentas 
O tesoros variados,
Sirvientes u otras cosas de valor, 
Dándoselas con regocijo. 
Si hay un héroe 
Que es capaz de hacer acciones difíciles,
El rey tomará de su propio penacho 
Su perla brillante, y se la dará. 
El Tathagata es también así. 
Con paciencia, gran poder 
Con gran gentileza y compasión, 
Él observa a todas las personas 
Él habla los diferentes Dharmas. 
Como rey de todos los Dharmas, 
Y el almacén precioso de sabiduría, 
Él transforma el mundo de acuerdo al Dharma. 
Sufriendo en dolor y agonía, 
Buscando la liberación, 
Y batallando con los demonios. 
Para esos seres vivientes 
Usando expedientes óptimos, 
Les enseña los Sutras. 
Cuando ya sabe que los seres vivientes 
Han devenido fuertes, 
Entonces en el mismo final 
Él les habla el Dharma de la Flor. 
Es como el rey que desata su penacho 
Y regala su perla brillante. 
Insuperable entre la multitud de Sutras, 
Este Sutra es venerable. 
Yo siempre lo guardo y protejo 
Y nunca lo hablo irresponsablemente.
Pero ahora el tiempo es exactamente el correcto
Para predicárselo a todos ustedes. 
Después de mi extinción, 
Aquellos que busquen el Camino del Buda, 
Que deseen obtener la paz y la tranquilidad, 
Y proclamen este Sutra 
Deben acercarse 
A tales dharmas como estos cuatro. 
Aquellos que lean este Sutra 
No tendrán preocupaciones o aflicciones; 
Ellos estarán libres del dolor de la enfermedad, 
Con una expresión fresca y clara. 
Ellos no nacerán pobres, 
Inferiores o feos. 
Los seres vivientes estarán felices de verlos, 
Como si fueran apreciados por los sabios. 
Todos los hijos de los dioses
Actuaran como sus mensajeros. 
Los cuchillos y las estacas no los dañaran, 
El veneno no les matará, 
Su boca se paralizará. 
Como el rey león. 
Brillará como el sol.
Solamente cosas maravillosas. 
Ellos se verán a sí mismos allí, también, 
Y si alguien los abusa, 
Ellos andarán sin temor 
La luz de su sabiduría 
En sueños ellos verán 
Ellos podrán ver los Tathagatas 
Sentados sobre sus tronos de león, 
Rodeados por una congregación de Bhikshus 
A medida que predican el Dharma. 
Ellos también verán los dragones, espíritus, 
Asuras y así sucesivamente, 
Con las palmas unidas en reverencia, 
En números tan grandes como las arenas del Ganges. 
Ellos se verán a sí mismos apareciendo 
Para recitarles el Dharma. 
Además, ellos verán a todos los Budas, 
Sus cuerpos de tonos dorados 
Emitiendo luz infinita, 
Iluminándolo todo, 
Y proclamando todos los Dharmas 
Con el sonido de Brahma. 
Los Budas recitaran el Dharma supremo 
Para la congregación cuádruple. 
Con las palmas unidas, alabando a los Budas. 
Oyendo el Dharma, ellos se regocijarán 
Y harán ofrendas. 
Ellos obtendrán los Dharanis 
Y se certificarán en la sabiduría sin retroceso. 
Los Budas, conociendo que sus mentes 
Han entrado profundamente en el Camino del Buda, 
Les conferirán una predicción 
Para la realización de la iluminación más perfecta, 
Diciendo: “Ustedes, hombres buenos 
En la era futura 
Alcanzaran la sabiduría ilimitada 
Y el Gran Camino del Buda.
Sus tierras serán adornadas y puras, 
Vastas e incomparables, 
Y las cuatro asambleas allí 
Escucharan el Dharma con las palmas unidas”. 
Ellos también se verán a sí mismos 
Morando en los bosques montañosos, 
Practicando los dharmas sanos, 
Certificándose en la Marca Real, 
Entrando profundamente en la concentración Dhyana, 
Y viendo a los Budas en las diez direcciones. 
Los budas, con los cuerpos dorados, 
Ellos se levantan y hacen girar la rueda del Dharma 
Estarán adornados con las marcas de cien bendiciones. 
Oyendo su Dharma, ellos se lo recitaran a los demás 
Y siempre tendrán sueños como esos.
Ellos también soñarán ser un rey 
Que abandona su palacio y séquito, 
Tanto como los objetos finos de los cinco deseos, 
Para entrar en el Bodhimanda. 
Allí, bajo el árbol Bodhi, 
Ellos se sientan sobre el trono de león, 
Buscando el Camino por siete días, 
Y obteniendo la sabiduría del Buda. 
Después de alcanzar el Camino supremo, 
Hablando el Dharma a la asamblea cuádruple. 
A través de miles de miríadas de millones de eones, 
Ellos buscan el Dharma maravilloso de las no-filtraciones,
Salvando a seres vivientes ilimitados. 
Después ellos entran en el Nirvana, 
Como una lámpara que se apaga cuando se termina su combustible. 
Si, en la era diabólica futura, 
Ellos pueden recitar este Dharma principal, 
Ellos obtendrán gran beneficio, 
Mérito, y virtud como he dicho anteriormente.

Luego, entonces, el Buda relata una parábola, la Parábola del a Joya en la Corona. Después de una batalla, un rey que gira la rueda recompensa a aquellos que han luchado con éxito con campos, casas, túnicas, oro, plata y otros tesoros. Pero hay un objeto que no regala fácilmente, una joya brillante que lleva escondida en su corona. Finalmente, toma la joya de su cabeza y se la da al soldado que realmente ha ganado una gran distinción. El Buda Shakyamuni compara la joya de la corona con el Sutra del Loto, que el Buda oculta mientras expone las enseñanzas preparatorias y los tesoros previamente otorgados a las enseñanzas provisionales. El Sutra del Loto es dado al final, siendo la consumación y la más importante de todas su enseñanzas. 

El Buda predicó 84,000 enseñanzas en sus más de 40 años de predicación por toda la India, y si bien la mayoría fueron preparatorias, esta parábola nos muestra que no son descartables ni inválidas, sino simplemente preparatorias, y todas deben de ser estudiadas y reevaluadas a la luz del Sutra del Loto. El Rev. Reeves nos aclara este punto cuendo dice: "Es interesante, creo, que la razón por la cual la enseñanza del Sutra del Loto sea la final no es porque los otros Sutras no hayan funcionado, sino porque gracias a ellos muchos seres alcanzaron el mérito para escuchar el Sutra del Loto...es gracias al progreso y la bondad, del mérito, de sus seguidores que el rey les da su joya en la corona como recompenza".

Cada mañana y cada noche recitamos el Sutra en el templo o frente al altar de nuestra casa. Esta es la práctica budista de Gongyo. En la misma, recitamos porciones del Sutra del Loto, y cada vez que lo hacemos, ponemos en práctica todos los Preceptos y Paramitas y cumplimos nuestra promesa hecha hace siglos de continuar la labor del Buda y propagar el Sutra del Loto por el mundo, para la salvación de todos los seres sintientes. Como dice el Rev. Reeves: "En la versión en prosa de este capítulo vemos que aquellos que siguen el Sutra del Loto brillarán como el Sol. El punto es que no podemos ver nada en la oscuridad. Todo lo que hay, es la ausencia de luz. Si proveemos luz, aunque sea una pequeña luz, la oscuridad desaparecerá. Es por eso que la radianza de la sabiduría de alguien que sigue este Sutra es como la luz del Sol - ilumina el mundo, trayendo felicidad a uno mismo y a otros".

Si ponemos las enseñanzas del Sutra del Loto en práctica, disfrutaremos de una vida pacífica, protegidos por todos los Budas y deidades de las diez direcciones. Pero esta debe ser una vida con propósito, realizando el trabajo del Bodhisattva y siendo emisarios del Buda en el mundo. 

Capítulo 15 - Emergiendo de la Tierra

En el capítulo 11, vimos como millones de Bodhisattvas de todas las partes del universo pidieron hacer el voto de predicar y proteger el Sutra del Loto. En este capítulo, estos Bodhisattvas nuevamente le piden al Buda Shakyamuni poder predicar el propagar el Sutra del Loto en este mundo luego de la muerte del Buda. Pero el Buda declina la oferta porque no necesita ayuda en este mundo, ya que en el mismo existen muchos Bodhisattvas que protegerán y propagarán el Sutra del Loto. En ese instante, la tierra tiembla y  se abre y salen del centro de la misma un innumerable número de Bodhisattvas avanzados, los cuales salen y suben en el aire, mostrándoles respeto a los dos Budas en la Torre de las Tesoros. 

En ese instante, el Bodhisattva Maitreya le pregunta al Buda quiénes son esos Bodhisattvas supremamente avanzados ya que no los conoce. Entonces, el Buda Shakyamni responde que él mismo ha enseñado, entrenado y preparado a estos Bodhisattvas. Pero el Bodhisattva Maitreya dice que el Buda no puede haber entrenado a estos Bodhisattvas tan avanzados en un periodo tan corto de cuarenta años, diciendo que es tan imposible como un niño que dice que tiene un hijo de cien años. Y el Buda contesta:

Maitreya, debes saber,
Que por eones incontables,
Todos esos Bodhisattvas
Han cultivado y practicado la sabiduría de los Budas.
Yo les he enseñado a todos ellos
Causándoles que hicieran surgir la gran resolución por el Camino.
Ellos son todos mis discípulos.
Habitando en este sistema de mundos,
Practicando por siempre el trabajo de dhuta (la tierra),
Ellos toman deleite en los lugares de quietud.
Renunciando a la actividad de las multitudes.
Esos discípulos
Estudian y practican el Dharma.
Energéticos siempre, día y noche,
Ellos buscan el Camino del Buda.
Ellos viven en el espacio
Bajo el Mundo Saha,
Firmes y poderosos en resolución y voluntad,
Siempre diligentes, buscando sabiduría.
Ellos hablan diferentes Dharmas maravillosos,
Sin temor en sus corazones.
En la ciudad de Gaya,
Sentado bajo el árbol de Bodhi,
Alcancé la iluminación más apropiada
E hice girar la rueda del Dharma supremo.
Sólo entonces los enseñé y transformé,
Causándoles primeramente que hicieran surgir la resolución por el
Camino.
Ahora, todos ellos habiten en irreversibilidad,
Y todos devengan en Budas.
Yo ahora pronuncio la verdad;
Ustedes, por eones infinitos,
Deben creerla con una mente firme.
Yo he enseñado y transformado estas multitudes

 En el pasado, el Buda de la línea de Shakya 
Dejó el hogar y se dirigió cerca de la ciudad de Gaya 
Para sentarse bajo el árbol de Bodhi, 
Y no ha pasado mucho tiempo desde entonces. 
Todos esos discípulos del Buda, 
Incalculables en número, 
Han practicado por mucho tiempo el Camino del Buda, 
Y ahora habitan en el poder de las penetraciones espirituales. 
Ellos han estudiado bien el Camino del Bodhisattva. 
Incorruptos a través los dharmas mundanos, 
Como una flor de loto flotando sobre el agua, 
Ellos han emergido del fondo de la tierra. 
Todos ellos han hecho surgir los corazones reverentes,
Mientras están parados frente al Honrado por el Mundo. 
Tal cosa es difícil de concebir, 
¿Cómo puede creerse? 
El Buda recientemente alcanzó el Camino, 
Sin embargo sus logros son muchísimos. 
Por favor, disipa las dudas de la asamblea 
Y dinos cómo esto realmente puede ser. 
Es como si un joven fuerte, 
Con sólo veinticinco años de edad, 
Señala a hombres de cien años de edad 
Con cabellos blancos y caras arrugadas, 
Y nos dice: “Estos son mis hijos”. 
Y los hijos también dicen: “Él es nuestro padre”. 
Un padre tan joven con hijos tan viejos 
Es una cosa difícil para el mundo creer. 
El Honrado por el Mundo es también así; 
Él ha alcanzado recientemente el Camino 
Y todos estos Bodhisattvas 
De resolución firme, que no son débiles ni indecisos, 
A través de eones ilimitados
Han practicado el Camino del Bodhisattva. 
Hábiles en responder preguntas difíciles, 
Ellos no tienen temor en sus mentes. 
Determinados en su paciencia, 
Ellos son rectos y formales, poseyendo virtudes venerables. 
Diestros en la habilidad de distinguir y explicar, 
Ellos no se deleitan en estar con las multitudes, 
Sino que siempre prefieren la concentración Dhyana. 
Porque ellos buscan el Camino del Buda, 
Han estado habitando en el espacio de abajo. 
Oyendo esto del Buda, 
No tenemos duda acerca de esta materia, 
Sino que esperamos que Buda, para esos del futuro, 
De explicaciones para causarles que entiendan. 
Porque si ellos fueran a dudar 
Y a fracasar en creer en este Sutra, 
Ellos por consiguiente caerían en los caminos malvados. 
En el presente nosotros hemos pedido por esta explicación 
De estos Bodhisattvas ilimitados 
Y cómo, en tan corto espacio de tiempo, 
Los has enseñado y transformado 
Causándoles que hicieran surgir la resolución 
Y el vivir en el estado de la irreversibilidad.

Los Bodhisattvas de la Tierra, como son llamados, no bajan del Cielo, sino que emergen de la Tierra, así como nuestra Naturaleza Búdica no es algo que adquirimos sino algo que revelamos. Estos Bodhisattvas se encuentran ahora mismo, como siempre lo han estado, en este mundo. Por eso el Buda dice: "Son mis hijos, quienes viven en este mundo". Esto nuevamente afirma la importancia del mundo y de la vida, no la negación que tristemente vemos a otros budistas exponer. Como dice el Rev. Reeves: "Así, podemos decir que aquellos que verdaderamente aman y siguen al Buda también aman y se preocupan por el mundo, lo que significa que también aman y se preocupan por los demás seres sintientes. Y lo reverso es igualmente verdad - preocuparse por otros es rendir devoción al Buda. Ser devotos del Sutra del Loto y del Buda es estar vitalmente concernidos con el bienestar de los demás, el bien común, y por el bienestar de nuestro hogar, la Tierra". 

El Buda expuso sus enseñanzas para revelar el camino que conduce a la Budeidad, para que las personas puedan practicar esas enseñanzas y manifestar su Naturaleza Búdica en sus propias vidas. En el Budismo, "practicar" significa hacer exactamente lo que el Buda enseñó. Se dice que los Sutras expuestos por Shakyamuni comprenden cinco o siete mil volúmenes. Entre estos, no hay ninguno que diga, "podemos ser felices o alcanzar el Despertar sin práctica". Es importante aprender las enseñanzas del Buda, pero es más importante ponerlas en práctica. 

Es interesante que el Buda haya declinado la oferta de ayuda de los Bodhisattvas de los otros mundos. Como dice el Rev. Reeves: "Esto revela quelos responsables de este mundo somos los que vivimos en este mundo. Esto indica que no podemos descanzar en la ayuda de los dioses ni de seres extraterrestres para cumplir nuestras responsabilidades". 

El Rev. Reeves ata los nombres de los Cuatro Bodhisattvas Líderes de la Tierra con los Cuatro Votos del Bodhisattva:

(1) Práctica Firme: Los seres sintientes son innumerables, hago el voto de salvarlos a todos.
(2) Práctica Pura: Los deseos y pasiones son innumerables, hago el voto de diminarlos todos.
(3) Práctica Ilimitada: Las enseñanzas del buda son ilimitadas, hago el voto de aprenderlas todas.
(4) Práctica Superior: El Camino del Buda es supremo, hago el voto de alcanzarlo.

El Rev. Reeves nos dice que estos votos nos dicen qué es un Bodhisattva - es la devoción de ayudar a otros a revelar su Naturaleza Búdica y convertirse en Budas. "Ellos son de la tierra. Tienen sus raíces en el lodo, pero surgen del lodo y florecen, trayendo belleza al mundo. El Sutra del Loto nos enseña a creer que todos y cada uno de nosotros somos Bodhisattvas, un regalo hermoso para el mundo".

Todos somos los Bodhisattvas de la Tierra. Los Bodhisattvas de la Tierra son inherentemente Budas. Pero en lugar de estar satisfechos con alcanzar la Iluminación por sí mismos, han optado por salir voluntariamente y comprometerse activamente con la gente en medio de las duras realidades de la vida diaria. Allí, demuestran el poder de la práctica budista al vencer todo tipo de obstáculos y ayudar a otros a hacer lo mismo. Cuando hacemos Gongyo, o practicamos meditación o Nembutsu, esta es la práctica para uno mismo. Hacemos Gongyo todas las mañanas y tardes. "Gongyo" significa entrenamiento o práctica. Es una acumulación continua de práctica, día a día. Algunos de ustedes podrían decir que no son buenos haciendo Gongyo todos los días de manera constante. Pero si nos esforzamos por practicar diariamente,podemos remover las capas ilusorias del ego y nuestra Ignorancia Fundamental y algo comienza a cambiar y despertar dentro de nosotros. Ese "algo" no es un poder externo, sino la Naturaleza Búdica dentro de nosotros que comienza a emerger, dotándonos de vasta sabiduría y fortuna y nos permite comienzar nuestro camino hacia el Despertar. Entonces, el Buda extiende Gracia y nos lleva el resto del camino. Como resultado, podemos descubrir una vida llena de buena fortuna, fuerte fuerza vital, profunda sabiduría y tremenda misericordia.

La razón por la que podemos llevar nuestras vidas con seguridad todos los días es la protección del Buda. En agradecimiento, realiza el Gongyo y practica con asiduidad para mostrar tu agradecimiento al Buda y poder generar la fuerza y la convicción para realizar el trabajo del Bodhisattva, para ti y para todos los seres sintientes, todos los días de tu vida.

Thursday, May 20, 2021

Joyas del Sutra del Loto: La Enseñanza Máxima del Buda - Alcanzando la Budeidad en Esta Vida

Este año, siguiendo esta milenaria tradición budista dentro de la escuela Tendai, comenzamos nuestro Ciclo de Lecturas sobre el Sutra del Loto, donde analizamos los pasajes más importantes y los comentamos a la luz de nuestra vida diaria. Junto con este ciclo, paralelamente, en esta serie de entradas estaremos viendo más a fondo diferentes aspectos importantes - joyas - dentro del Sutra del Loto. En la entrada pasada vimos la doctrina de los Diez Factores de la Vida, el Verdadero Aspecto de Todos los Fenómenos, y estudiamos cómo el Sutra del Loto nos dice que todos somos manifestaciones de una misma Esencia (Tathata). Una vez que uno percibe esta Realidad, comprende que todos los fenómenos y su verdadero aspecto no son dos cosas separadas, sino que todos los fenómenos son de hecho manifestaciones o expresiones de la Realidad. Si bien los Budas y los seres sintientes adquieren diferentes apariencias y cualidades en términos de sus roles y comportamiento en el mundo, en el nivel de la vida misma son esencialmente lo mismo, sin distinción entre ellos. Esto nos muestra que somos uno con el Buda, el Universo, y por ello, todos podemos alcanzar la Budeidad. Hoy, veremos el cómo podemos alcanzar la Budeidad en esta vida y en este cuerpo por medio del Sutra del Loto.

La meta más importante del Budismo es alcanzar el Despertar, convertirnos en Budas y salvar a todos los seres sintientes. Si bien muchas escuelas exponen que esta meta puede tomar eones o muchas vidas, el Sutra del Loto, la enseñaza máxima del Buda en este mundo, nos revela que podemos alcanzarla en esta vida y en este cuerpo. En el Sutra del Loto, el Buda Shakyamuni revela la verdad de que la Budeidad existe de manera inherente en la vida de todos los seres sintientes, y que todos pueden alcanzar la Budeidad de inmediato al revelarla en su vida. Esta doctrina en japonés se llama "Shokushin Jobutsu", y la misma se encuentra en el capítulo 12, Devadatta, del Sutra del Loto.

Muchos de nosotros practicamos el Budismo por su fe, su estudio y su práctica de la meditación, entre otras cosas, como su visión benevolente de la vida, o sus Preceptos morales y éticos. Muchos de nosotros nos sentimos a fin con el Camino del Bodhisattva, pero pocos pensamos en convertirnos en Budas. Después de todo, el Buda fue un ser sobrenatural, la encarnación compasiva misma del Universo, quien vino al mundo a legarnos la sabiduría del Dharma y aliviar el sufrimiento de todos los seres sintientes. Pero el Sutra del Loto nos dice que todos somos Budas. La palabra "Buda", sin embargo, significa "Despierto", y describe un estado de vida de sabiduría, dedicación y compasión inagotables. 

El Budismo Tendai nos dice que todos poseemos la Naturaleza Búdica, y la meta de todas las prácticas budistas es revelar nuestra Budeidad Innata para poder ponerla en práctica en nuestra vida diaria. En ese sentido, podríamos decir que convertirse en un Buda significa simplemente convertirse en una persona que exhibe estas cualidades y una profunda compasión y sabiduría, y los medios hábiles para ponerlas en práctica diariamente. Esto nos muestra que alcanzar la Budeidad no significa convertirse en algo especial o diferente de lo que somos. Tampoco se refiere a un estado trascendente o la entrada después de la muerte a algún reino puro alejado de este mundo. El Sutra del Loto nos muestra que este mundo mismo es una Tierra Pura, solo debemos de remover las capas ilusorias que hemos puesto vida tras vida sobre nuestros ojos - remover la Ignorancia Fundamental - y ver este mundo tal y como es.

El capítulo dos del Sutra del Loto, titulado "Medios Hábiles", nos mostró que la razón o el propósito por el cual todos los Budas aparecen en los mundos es para "abrir la puerta de la sabiduría del Buda" a todas las personas, "mostrarles la sabiduría de Buda""causar para que despierten a la sabiduría del Buda" y para "inducirlos a entrar en el camino de la sabiduría del Buda". En otras palabras, el deseo fundamental del Buda es permitir que todas las personas revelen su Naturaleza Búdica, inherente por igual a la vida de todos, y llevar a cabo la práctica budista basada en esa Verdad. De esta manera, su objetivo es aliviar el sufrimiento del mundo y convertir este mundo en una Tierra Pura. 

El capítulo 12 del Sutra del Loto, titulado "Devadatta", el cual tocamos recientemente en nuestro estudio, nos mostró cómo todos los seres sintientes, incluso aquellos que consideramos "malvados" como Devadatta, quien trató de matar al Buda, romper la Sangha, cometió asesinato y muchas otras atrocidades, en un futuro lejano podrá manifestar su Budeidad Innata y convertirse en un Buda. 

El Gran Maestro Chih-i (Tendai Daishi 538-597), el fundador de la escuela Tiantai en China, precursora de la escuela Tendai japonesa, dijo en su obra "Palabras y Frases del Sutra del Loto": "Las mujeres en los reinos de Mara, Shakra y Brahma, todas ni abandonaron sus viejos cuerpos [en esta vida] ni recibieron nuevos cuerpos. Todas alcanzaron la Budeidad en sus propios cuerpos. Esto nos revela que la Naturaleza Dhármica es como el gran océano". Todos somos manifestaciones de una misma Realidad, y el Buda es la encarnación de esa Realidad para hacerse conocida y revelar las Leyes Universales, el Dharma, eliminando la ignorancia y aliviando el sufrimiento. Y dado a que todos somos manifestaciones de esa misma Esencia de la cual emana el Buda, todos poseemos la capacidad de alcanzar ese mismo estado de vida.

El Gran Maestro Saicho (Dengyo Daishi 767-822), el fundador de la escuela Tendai en Japón, nos enseñó que el Sutra del Loto revela el camino directo (jikido) al Despertar de la Budeidad, y que el secreto de esto se encuentra en el capítulo 12 del Sutra del Loto, el Sutra cuyas prácticas conducen a la Budeidad de manera rápida en comparación con los Sutras previos de otras escuelas. De igual forma, Dengyo Daishi defendió la posición de que estas prácticas del Sutra del Loto son más efectivas y adaptables para ser practicadas por todas las personas, a siferencia de otras prácticas más complejas. El Gran Maestro Saicho nos dice: "Este capítulo se centra sobre los seres que alcanzan la Budeidad tras gran dificultad y revela el poder del Sutra del Loto para salvarles. Ella es un animal (dragón-serpiente), uno de los niveles inferiores de los Seis Mundos, obviamente como resultado de un mal karma. Ella es una mujer, y posee facultades no conductivas. Ella es jóven y por ello no ha podido practicar grandes austeridades por mucho tiempo. Y sin emabrgo, el Sutra del Loto le da un gran poder. Aquí vemos el poder del Sutra del Loto revelándolo como la joya entre los Sutras y una rareza en el mundo". Saicho también argumenta que aún cuando los seres no puedan emular el ejemplo de la niña dragón, el mero hecho de que desarrollen fe en su poder puede avanzarlos considerablemente en el camino al Despertar, así como lo hizo para toda la audiencia al ver este acontecimiento. Saicho nos dice: "A través del maravilloso poder del Sutra del Loto, todos alcanzaron la Budeidad en sus propios cuerpos y en una sola vida". Si no lo alcanzan inmediatamente, los de cualidades superiores les toma una; los de cualidades intermedias dos, y a los de bajas facultades, puede tomarles, a lo máximo, tres vidas. Esto en contraste con los infinitos kalpas o vidas de otros Sutras. Esta es la base de la doctrina de Shokushin Jobutsu en la escuela Tendai, y la misma está abierta a todos los seres sintientes.

El Sutra del Loto nos dice: “Después del Parinirvana de los Budas, si hay gente que es bondadosa, gentil y caritativa con todos los seres vivos, debes saber que ya han alcanzado la Budeidad".

Entonces, alcanzar la Budeidad significa descubrir - por medio de los Preceptos, la meditación Shikan, el Nembutsu, el estudio, la fe y la devoción, y la práctica completa - y revelar nuestra Naturaleza Búdica que ya poseemos. Y esto no es algo que debamos hacer abandonando el mundo. En el mismo capítulo 12 del Sutra del Loto, vimos cómo Manjushri convirtió a miles de seres al camino correcto y cómo la niña dragón, siendo una niña y no humana, pudo alcanzar la Budeidad en esta vida y en su mismo cuerpo. Esto nos revela que es dentro de las realidades de la vida diaria que podemos revelar nuestra Naturaleza Iluminada Innata. La Budeidad no es un objetivo al que lleguemos en algún momento del camino. Más bien, significa dedicarnos a superar nuestras tendencias o influencias negativas y crear el bien; significa eliminar nuestra Ignorancia Fundamental y reconocer la Unidad de nosotros con el Universo y todos los seres sintientes. Aquel que se compromete genuinamente con este desafío continuo puede revelar la condición de vida de un Buda.