Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Thursday, November 5, 2015

La Inseparabilidad de la Práctica y la Fe en el Budismo


Muchas personas creen que el Budismo es una religión que no envuelve la fe, pero no es correcto. En el Budismo, la fe se debe de estar presente desde el principio del camino, durante el camino, y sobre todo, al final del camino. La fe, el estudio la práctica son los tres pilares del Budismo.

La fe es esencial en el inicio del camino a la Iluminación. La fe siembra la semilla del Bodhicchita en la mente. Es la gran puerta universal que permite a todos los seres entrar en el Dharma, sin importar su capacidad espiritual. Luego, en el transcurso de la práctica, esa semilla crece a través de la devoción, la práctica de la meditación y el estudio del Dharma. A medida que la semilla de la fe madura y madura, esta crece y se manifiesta en los Seis Paramitas y en el uno de los Medios Hábiles. La práctica de la fe es también esencial al final del camino de la iluminación. Cuando la práctica de uno da fruto, uno siembra la semilla de la fe a los demás, y el ciclo comienza de nuevo. Esta es la mejor forma de predicar el Dharma.

La práctica de la fe le da a uno la inspiración y determinación de permanecer diligente y firme y nunca retroceder hacia atrás. Sin embargo, la práctica de la fe, sin la práctica del Dharma, puede resultar en el fanatismo. La práctica del Dharma nos ayuda a desarrollar una mente con pensamiento crítico, así como buenas capacidades espirituales, tales como la resistencia, la diligencia, la serenidad, la concentración mental, la visión espiritual, y la imparcialidad. Sin embargo, la práctica del Dharma sin la práctica de la fe puede resultar en el egoísmo espiritual. Si uno aprende las diferentes técnicas y enseñanzas, pero se olvida de su fin último, su entendimiento del Budismo será superficial.

En última instancia, las dos prácticas son dos fascetas diferentes pero totalmente complementarias e inseparables del Budismo.

Wednesday, November 4, 2015

Amidismo Esotérico II: Interpretaciones del Buda Amida y el Nembutsu


El Buda Amida es una figura en el Budismo japonés que ha sido interpretada y re-interpretada para abarcar una serie de elementos que si bien pueden ser considerados innovaciones, tienen su génesis en los Sutras Mahayana como el Sutra de la Contemplación de Todos los Budas, y los tres Sutras de la Tierra Pura. Aquí detallaré someramente algunas de las interpretaciones del Buda Amida con su aplicación en la práxis religiosa como la meditación Shikan y la recitación del Nembutsu.

El Budismo Tendai, el Buda Amida puede ser interpretado de cuatro formas o niveles:

1. De acuerdo con el primer nivel, hace mucho tiempo, el Bhiksu Dharmakara hizo cuarenta y ocho votos ante el Buda Lokesvararaga. Habiéndose convertido en un Buda como resultado de estos votos, Dharmakara se convirtió en el Buda Amida.

2. De acuerdo con el segundo nivel, el Buda Amida, es una emanacion del Dharmakaya - el Buda Mahavairocana. En el Budismo Esotérico, Amida es uno de los Cinco Budas de la Sabiduría (Dhyani Buddhas). Dentro del Mundo del Diamante, es conocido como la "sabiduría sutil de la contemplación que elimina toda duda". Dentro del Mundo de la Matríz, Amida es conocido como la "puerta del entendimiento del Bodhi".

3. De acuerdo con el tercer nivel, el Buda Amida es la sabiduría y la compasión del Dharmakaya Mahavairocana, perpetuamente existente en los Tres Mundos. Esto se llama Vida Ilimitada. Por lo tanto, Amitabha no es otro que Mahavairocana.

4.  De acuerdo con el cuarto nivel, el Buda Amida es la verdadera talidad del cuerpo y la mente de todos los seres sintientes, perfectamente brillante, esencialmente puro, la sabiduría de la ecuanimidad. Aunque nuestra mente se encuentra sumergida en la ignorancia y la suciedad,no se contamina ni oculta. Uno puede contemplar profundamente los cuatro niveles del nombre del Buda Amida y las Tierras Puras de los Buda de esta manera.

Esto no son cuatro perspectivas diferentes, sino cuatro niveles de entendimiento que se interpenetran y coexisten armónicamente. 

Igualmente, el Nembutsu puede ser interpretado en múltiples niveles. El tercer patriarca, o Zasu del Monte Hiei, Ennin (Jikaku Daishi 794-864), trajo de Wu-t'ai-shan en China una recitación especial del Nembutsu. En su tratado, el Sanmondoshaki, Ennin escribe que los sacerdotes deben cantar constantemente el Nembutsu. A continuación presento una interpretación de las cinco formas del Nembutsu explicadas por Ennin.

1. El primero es el Nembutsu para alcanzar la Iluminación Suprema. "Ahora deseo refugiarme en los pies del Buda, refugiarme en el Dharma libre del deseo, y refugiarme en la Sangha. Om Bodhicittam Utpadayami. Deseo alcanzar la Iluminación Suprema".

2. El segundo tipo de Nembutsu es el Nembutsu Repentino y Perfecto de los Tres Preceptos Puros. "Namu Amida Butsu". Los que recitan el Nembutsu con una mente profunda y que practican los preceptos puros alcanzan el Camino del Buda en el otro mundo. Esto está relacionado con las Tres Verdades (vacío, existencia convencional y el Camino Medio). La primera letra de la palabra "Amida" es 'A', que es idéntica al vacío, y los que guardan los Preceptos que animan a hacer el bien obtienen el beneficio del Sambhogakaya, el cuerpo de recompensa del Tathagata (Shozenbokai). La sílaba 'Mi' es idéntica a la verdad convencional, y el que guarda los Preceptos que fomentan a beneficiar a los demás obtendrán el Nirmanakaya, el cuerpo de un Tathagata que actualiza la iluminación perfecta en este mismo mundo (Nyoyaku-ujokai). Lasílaba 'Da' es idéntico al Camino Medio, y el que guarda los Preceptos en contra de hacer el mal, como el asesinato, el robo, el orgullo, la ira, etc., obtienen el Dharmakaya (Shoritsugikai). El Nembutsu recitando posee la virtud de los Cinco Preceptos. Por lo tanto, cada recitación del Nembutsu contiene los Tres Preceptos Puros mencionados anteriormente.

3. El tercer tipo es el Nembutsu del Loto. "Namah samanta-buddanam bhah [Bhah] o Namu Myoho Isshin Kambutsu" (me dedico a discernir Maravilloso Dharma del Buda desde el fondo de mi corazón). Cuando se acabe esta renaceré en la Tierra Pura del Buda Amida, rodeado de grandes Bodhisattvas en los pétalos de un loto.

4. El cuarto es el Nembutsu Secreto. "Om amrta teje hara hum" (me dedico a la deidad del néctar que otorga la vida eterna). El Buda Amida se sitúa en el oeste, es de color dorado y encarna el chakra del viento. El Sutra de Mahavairocana dice que la vida es viento, y la semilla (siddham) simbólica de Amida es Hrih. 'H' en Hrih significa "hetu" en sánscrito, o causa en el karma inalcanzable. 'R' viene de "rajas" en sánscrito, o ilusiones inalcanzables. 'I' de "iiti" en sánscrito, o desastre inalcanzable. 'Ah' para "astamgamana" en sánscrito, o medios inalcanzables de liberarnos de un desastre. Lo que llamamos medios inalcanzables de liberarnos de los desastres significa no ser objeto de la codicia, el odio y la estupidez. De esta manera uno puede entrar en el Nirvana. Cuando el viento de Hrir sopla, se disipan las nubes y veremos a Amida.

5. El quinto es el Nembutsu que otorga la bienvenida en la Tierra Pura. "Namu Amida Butsu". Los Sutras de la Tierra Pura nos enseñan que si queremos renacer en la Tierra Pura debemos recitar constantemente "Namu Amida Butsu".

Estos últimos dos Nembutsus tienen un significado mucho más profundo, pero sólo puede ser explicado durante el entrenamiento para el sacerdocio.


Tuesday, November 3, 2015

Observando nuestra Mente: La Mente en la Doctrina Tendai


Cuando nos sentamos a meditar, no estamos tratando de alcanzar algo exterior a nosotros; lo que realmente hacemos es descubrir algo que ya poseemos en nuestro interior. Meditar es remover las capas ilusorias del "yo" y el mundo "exterior" y descubrir la verdadera naturaleza de la mente y de todos los fenómenos, develando la verdadera naturaleza de la realidad - la unidad fundamental de Todo. Esto se logra a través de una profunda investigación de la mente.

La mente en la doctrina Tendai tiene su fuente en los escritos de Chih-i (Tendai Daishi). Para Chih-i, la mente no parte de las doctrinas Yogachara, sino de las doctrinas Madyamaka, donde la "mente" parte de la vacuidad y contiene en sí misma los Diez Mundos. Aquí debemos de usar la Triple Contemplación de la Mente, basada en la Triple Verdad: la visión simultánea de la vacuidad de todas las cosas (ku), la realidad de la existencia provisional de todas las cosas (ke), y la existencia armónica del Camino Medio entre ambos (chu). Esto no es una reducción de todas las cosas a uno sola, sino una indagación hacia la interpenetración recíproca, unificada, interconectada y simultánea de las distintas realidades. La mente es la mente y el Buda es el Buda, pero la mente existe en el Buda y el Buda existe en la mente. La unidad de estas Tres Verdades no solo son una verdad teórica, sino que deben de ser accesadas a través de la práctica de la meditación y la fe devocional religiosa. Nosotros, junto con el Buda y todos los seres sintientes debemos de luchar por la unificación y la armonía, para alcanzar todos la Budeidad. Las enseñanzas Tendai nos muestran que no podemos lograr este objetivos por nosotros solos, sino que debemos de depender de la "osmosis empática" entre nosotros y el Buda (quien lo ha logrado primero). Nosotros podemos alcanzar la Iluminación dado a que poseemos la misma naturaleza que el Buda. 

La doctrina de la mente en el Budismo Tendai no se enfoca en la teoría, sino en la práxis - en la práxis religiosa. Dado a que los movimientos mentales y las causas del renacimiento en los Mundos Inferiores se encuentran dentro de la mente, Chih-i nos dice que podemos convertir los pensamientos mundanos en el vehíclo hacia la Iluminación al indagar meditativamente sobre ellos. Así, podemos practicar la meditación sin importar las circunstancias. Debemos de remover las capas de oscuridad que hemos colocado sobre nuestras mentes para ver su verdadera naturaleza y despertar a la verdadera naturaleza de todos los fenómenos - la total unidad indiferenciada que llamamos el Buda Original. Descurimos esta naturaleza a través de la calma y la introspección, y observando nuestra interconección y dependencia con todo lo que nos rodea.

Reflexiones sobre el Sacerdocio Budista: Ministerio Budista II


El Miniterio Budista es un tema poco tocado en Occidente. El rol del sacerdote budista en Occidente esta circunscrito a un instructor de meditación, un exponente del Dharma (en casos limitados) o un promotor de la "atención plena". Esto esta ligado al rol de la fe en los círculos budistas occidentales, que mayormente estan compuestos por personas que han llegado al Budismo escapando de las malas experiencias de las religiones tradicionales monoteístas, o personas que profesan un ateísmo declarado y buscan en el Budismo una práctica espiritual sin compromiso de fe, y sin dogmas ni "supersticiones". Lamentablemente, los primeros maestros y budistas budistas que llegaron a Occidente (sin contar los verdaderos ministros y sacerdotes budistas que llegaron a este lado del mundo para las comunidades asiáticas), despojaron al Budismo de todo rasgo "supersticioso" o de fe para poder presentar al Budismo en Occidente como una alternativa racional a las religiones tradicionales monoteístas. Los efectos de ello se ven aún hoy día. Todos los meses salen libros que buscan equiparar al Budismo con los métodos occidentales psicoterapéuticos y con los descubrimientos de la psicología. Esto se distancia astronómicamente del rol del ministro o sacerdote budista en Oriente, donde - como hemos visto anteriormente - el sacerdote budista es un agente activo en la comunidad, proporcionando servicios religiosos, atendiendo a las necesidades de las personas, y proporcionando consejo y refugio ante las tempestades de la vida cotidiana. El rol del sacerdote budista como instructor de meditación ha servido por muchas décadas; pero debemos preguntarnos, ¿responde esto a las necesidades de las personas hoy día?

Recientemente en Estados Unidos los sacerdotes budistas han comenzado a descubrir la Capellanía Budista, y a re-plantearse el rol del ministerio budista en Occidente. Ya no somos la generación de los rebeldes escépticos; somos una generación que ha comenzado a replantearse el rol de la religión y la espiritualidad en nuestras vidas y ha comenzado a re-descubrir los beneficios de una práctica genuinamente espiritual, y el Budismo presenta una alternativa no-exclusivista que abarca todos los aspectos de la vida cotidiana. El Budismo, a diferencia de muchas otras religiones, no requiere una adhesión exclusiva; sólo que se acepten los postulados budistas y que los mismos no contradigan sus creencias, para que no haya una disonancia cognoscitiva. Esto es algo que hay que tener en mente ya que hay muchos "maestros budistas" que presentan el Budismo como una psicoterapia o lo mezclan con elementos "Nueva Era".

Esto lo he vivido en mis últimos años como sacerdote budista. Las personas ya no se acercan a los Templos para buscar únicamente un método de meditación. Las personas estan buscando una forma auténtica de espiritualidad que pueda suplir significado y sentido a sus vidas. Las personas necesitan una lámpara para iluminar el oscuro mundo en el que vivimos. Mi misión ha sido y serguirá siendo el llevar un Budismo comprometido con la sociedad, según se desprende de los ideales de Dengyo Daishi, iluminando una esquina del Caribe y del mundo. Somos una comunidad donde se enseña la Perfecta y Verdadera doctrina budista del Sutra del Loto, donde se practica la meditación, donde promulgamos todos los medios hábiles budistas, y donde nos involucramos con la comunidad para atender sus necesidades y arrojar luz sobre la situación actual de la sociedad.

Muchas personas creen que la transformación del sacerdocio budista - de uno de monjes aislados de la sociedad, viviendo en pobreza, sin lazos familiares, una vida de eterna meditación, a una donde el sacerdote es otro miembro de la comunidad, donde el Templo es comunitario, donde se practica un Budismo de fe (sin abandonar el Deseo de Alcanzar la Iluminación y su práctica) - es una corrupción del Budismo. Pero nada dista más de la realidad. Las reformas budistas que se dieron en Japón durante el periodo Meiji sólo llevaron al Budismo a su próxima evolución. Como sabemos, el Budismo se ha adaptado a los tiempos y a la cultura donde llega. Esto sucedió en la India, en China, en Corea y en Japón (países Mahayana), al igual que en Sri Lanka, Burma, Tailandia y los demás países Theravada. El Budismo tiene que adaptarse - sin perder su esencia, doctrina y práctica - a los tiempos. El rol contemporáneo del sacerdocio budista en Japón en uno fielmente enraizado en la doctrina Mahayana de los medios hábiles (upaya - hoben) y salvar a todos los seres. Este es igualmente el Budismo perfecto para América Latina y el Budismo que el Templo Tendai de Puerto Rico promulga.