Wednesday, September 17, 2014

Ajikan


La Meditacion en la letra A


Ajikan es una meditación básica en el Budismo Mikkyo (Esotérico). Su objetivo es llevar al practicante a un estado de "no-dualidad" con la Realidad Cósmica Iluminada personificada en forma de Dainichi Nyorai - el Buda Mahavairocana.

En el Ajikan, el practicantese se concentra en una imagen de la shuji (carácter semilla) "A" ('Ah') que en sánscrito es llamado Siddham. Esta imagen, a la que se refiere como un Honzon (objeto de veneración), a menudo toma la forma de un pergamino que se cuelga en la pared. 

La 'A', cuando se utiliza como un foco de meditación, por lo general se muestra en una burbuja o Luna, descansando sobre una flor de loto abierta.La luna es un signo de la pureza del corazón y la flor de loto representa el deseo de alcanzar la iluminación. 

A medida que la primera letra del alfabeto sánscrito, el carácter 'A' se considera suprema, encarna una gran santidad y poder espiritual. Siendo considerada la "fuente" de todas las otras vocales y consonantes, es el núcleo o esencia de todas los posibles sonidos que los seres humanos pueden expresar. 

A - ji (la primera letra) representa la esencia básica de todas las cosas: lo no-producido, lo eterno, lo inmaterial - el vacío del que surge toda la creación. 

La parte kan de ajikan implica la percepción / contemplación de esta esencia con la propia mente-corazón (kokoro). 

Mientras que el Ajikan debe de ser aprendido en un ambiente donde el practicante pueda recibir información directa de un instructor experimentado, todos pueden beneficiarse de su forma básica como se describe aquí.

La letra "A" es un mantra que representa la Verdad del Cielo y de la Tierra. 

La Verdad del Cielo y de la Tierra es el fundamento de todas las cosas que existen, la base sobre la que se basa la humanidad, la fuente de la forma eterna (Tao). Todos los seres vivos en el Universo - de hecho, todo lo que existe, todo lo que vemos y oímos - surge de la Verdad del Cielo y de la Tierra. Esta verdad es la forma etérea del Universo, inmensa en su misterio. No tiene forma fija, y sin embargo, se manifiesta en varias formas - aquí está la inmensidad de la Existencia, inexplicable, en su naturaleza esotérica. 

La letra "A" es la madre de toda la creación, la fuente de vida de todos los seres sintientes en el Universo. Esta bendición abarca todas las cosas indistintamente. Tal vida no se limita a los reinos de pasado, presente y futuro. Más bien, es una luz que brilla en todas partes imaginables, y debido a esto se le llama (Mahavairocana). La letra "A" es el mantra de Dainishi Nyorai, resumido en una sola letra. Al meditar en la letra "A", uno medita en nada menos que en el mismo Buda. 

El lugar


La práctica del Ajikan se puede hacer en cualquier lugar y en cualquier momento, pero si es posible, debe de realizarse en un lugar tranquilo, en la noche o en la madrugada.  

La imagen Ajikan - el enfoque de la Meditación 


El practicante del Ajikan venera un icono que representa la Verdad Ultima. Este icono se debe montar en una pared. La letra "A" representa la Verdad que reside en los corazones de toda la humanidad - es decir, nustra naturaleza pura e iluminada (la aspiración pura hacia la Budeidad). La luna llena representa la virtud de la sabiduría iluminada, que surge de la naturaleza del Buda. La flor de loto es una representación física de la virtud de la compasión pura. 

Sentado en silencio, respire rítmicamente 


En pocas palabras, la forma de proceder con la práctica de Ajikan es sentarse el icono, juntar las manos con reverencia en oración, y luego tranquilamente calmar la mente.

Cómo Sentarse 


Usted debe sentarse en silencio y pacíficamente, con una postura correcta. 

Hay tres maneras de sentarse: estilo seiza, estilo medio loto, y el estilo de loto completo. El medio loto y las posiciones de loto completo son una práctica habitual en el Zazen (meditación sentada), pero dependiendo de la situación, se puede sentar en el estilo Seiza.

El Seiza es una postura sentada normal entre los japoneses: uno se sienta en el suelo con ambas rodillas hacia abajo y con los pies metidos atrás; los dedos de los pies están un poco metidos atrás; sus glúteos descansan entre ambos talones; y las rodillas deben estar colocados cerca de 10cm de separación. 

A continuación describimos cómo juntar las manos. Descanse la mano izquierda sobre la palma de la mano derecha, juntando la punta de los dedos pulgares para formar un círculo, y dejando que sus manos descansen cómodamente alrededor de su parte baja del vientre. 

La parte superior del cuerpo debe mantenerse recta y erguida, sin inclinarse en cualquier dirección. Su plexo solar debe de estar relajado para permitir que la energía fluya hacia la parte baja del abdomen, que a su vez debe de estar rígida. Los hombros deben estar relajados y el pecho deben mantenerse suelto. Gire su cabeza un poco hacia abajo para que su barbilla este un poco hacia adentro, alineando las orejas con los hombros. Su lengua debe descansar tocando el paladar superior y los dientes. Ambos ojos deben estar entre-abiertos, con su mirada centrada a lo largo de la punta de la nariz. Debe de fijar su mirada en un punto cerca de 90cm a 120cm delante del cojín; es importante dejar que tus ojos descansen naturalmente en ese lugar. 

Cómo respirar 


Para empezar, debe cerrar la boca y suavemente respirar por la nariz, conscientemente dejando que el aire se difunda por todo el cuerpo. Abra la boca ligeramente al exhalar con atención y cuidado. Continúe inhalando y exhalando de esta manera tres veces. 

Una vez haya hecho esto, siga respirando por la nariz, manteniendo la boca cerrada. Permita que cada respiración sea tal como es, sin ser manipulada.

Ajikan: su mentalidad 


Abordemos brevemente el tema de su forma de pensar cuando se realiza la meditación sentada. Hay varias cosas que conviene aclarar, pero por encima de todo, lo importante es acercarse a la meditación con un corazón y una mente sincera. Es decir, se debe desechar la mente que busca y persigue o quiere cosas. Una vez hecho esto su ego será naturalmente descartado, transformandola en una mente que es pura e indefinida como la de un niño, alejado de todos los pensamientos intrusivos.  

Respirar y recitar la letra "A" 


Mientras inhale y exhale, diga "Aaaaah ..." entre cada respiración. Esto debe hacerse con atención, pero sin poner demasiado pensamiento en ello u obsesionarse con la calidad de su voz mientras canta. 

Cada respiración, mientras inhala y exhala, debe de producir de una forma natural el sonido "Aaaaah ..." para que la respiración y la voz se conviertan, en un instante, en un solo mantra compuesto por la letra "A". La letra "A" es la Verdad Ultima. Es la vida que abarca todos los tiempos - el pasado, el presente y el futuro. Es la verdad del no-yo. Es la gran existencia del Universo. Es la base misma de la propia vida. 

Meditando sobre la letra "A", la Flor de Loto, y la Luna 


Dentro de una Luna perfectamente redonda, pura y brillante, florece una flor de loto de color blanco, puro y con ocho pétalos. El loto sirve como un pedestal sobre el cual la letra sánscrita "A" brilla con un resplandor dorado. Estos tres elementos, ya sea en el icono o en nuestra mente o en todos los seres vivos, son la misma entidad - es sobre esta imagen que vamos a meditar. 

Visualisándo la imágen de esta manera, la meditación de estos tres elementos justo en frente de usted, y el meditar en ellos dentro de su propio corazón, los hace crecer y expandirse en todas las direcciones en todo el mundo sin límites. En ese momento, se le olvida del icono, olvida su propio ser, y se vuelve uno con la imagen de la luna y la letra "A", y te conviertes en uno con la Realidad Ultima, la Totalidad de la Existencia, en armonía y en paz. 

Por último, la esencia de la letra "A", la flor de loto y la imagen de la luna que se ha desplegado en todo el universo, se hacen pequeños y vuelven una vez más a su propio corazón. Entonces usted se sienta por un rato sin pensar en nada en lo absoluto, después de haber olvidado su propio ser y su mente. Con esto, la sesión Ajikan llega a su fin. 

 Como dice un poema budista tradicional japonés:

A-ji no ko ga a-ji no ide tachi furusato, 
Mata tachikaeru a-ji no furusato. 
A-ji no hasu ga ko no ni Utena nori no fune, 
Tsuki no Miyako ni ima kaeru nari. 


El hijo de la letra "A" vuelve a su hogar ancestral, 
La casa a la que su padre ha regresado. 
El hijo de la letra "A" se basa en la flor de loto, 
Y ahora se convierte en la luna.

Gachirinkan

La Visualización de la Luna Llena 


Ganchirinkan, otra meditación esotérica, se realiza exactamente de la misma manera que la meditación en la imagen de la letra "A", es una buena práctica para meditar en la luna dentro de nuestro corazón. Esta meditación se denomina Gachirinkan - una meditación basada en la visualización de la luna llena.

Primero, imagine la luna brillante, llena, justo en frente de su cara, en la punta de su nariz. Medite en esta imagen con los ojos medio abiertos. Después de un rato, cierre los ojos suavemente y ábralos de nuevo suavemente, y siga repitiendo esto durante la meditación. Luego, imagine la presencia de la luna llena en el pecho e integréla dentro de usted, formando una sola entidad. Entonces, imagine esta entidad cada vez más grande, hasta que finalmente se extiende en todas direcciones a través del universo; sin límites. En ese momento, no existe la forma de la luna, ni el su corazón meditando, sino más bien la unidad total de la luna, el corazón y el Universo, que transforma completamente todo en un mundo nuevo y brillante. Todo existe en un estado mental armónico de brillante unicidad, y se encuentra liberado de los pensamientos y las preocupaciones mundanas. Se siente una profunda sensación de éxtasis, conocida como samadhi, que se logra a través de la meditación Gachirinkan. Después de esta experiencia extásica, todo el Universo se va reocgiendo; todo se contrae de nuevo a su tamaño original, y la luna vuelve a su lugar en su pecho. Ahora, te olvidas de la luna llena, de tu propio ser, y permaneces en un estado de meditación en silencio durante algún tiempo, libre de pensamientos. Después, sal gradualmente de este estado de intensa concentración mental.

Para las personas nuevas en esta práctica, no es necesario practicar Gachirinkan de principio a fin en una sola sesión. Esta bien empezar con sólo dedicarte a la visualización de su corazón y la luna, como se muestra en el icono Ajikan, directamente en frente de usted, y practicar esto con diligencia cada vez que meditas. Cuando cierras los ojos, naturalmente, serás capaz de ver la luna llena claramente en el ojo de su mente, y entonces usted puede imaginar y meditar en la visualización de su corazón y la luna dentro de su pecho. Dependiendo de las circunstancias, puede abrir los ojos y concentrarse en ellos como si estuvieran justo en frente de usted, y luego cerrar los ojos y concentrarse en ellos dentro de tu pecho. Tómese su tiempo para practicar esto continuamente.

Después de dominar esta técnica, se puede seguir continuar la expansión y contracción de la luna dentro de su corazón. Por otra parte, cuando se aproxima a la maestría de esta técnica, no necesariamente tiene que visualizar esta expansión y contracción, usted puede estar y meditar pacíficamente en un estado mental de total brillantez y comunión con el Universo.

No comments:

Post a Comment