Monday, September 22, 2014

Los Siete Factores de la Iluminación - Concentración


Los Siete Factores de la Iluminación

La Concentración


Como mencionamos anteriormente, los Siete Factores de la Iluminación son siete cualidades budistas tradicionales que conducen a la iluminación y también describen la iluminación. El Buda se refirió a estos factores en varios de sus sermones registrados en el canon Tripitaka Pali. Los factores se denominan "bojjhanga satta" en Pali y "bodhyanga sapta" en sánscrito. 

Si bien tocamos lo que era la Atención Plena, la Investigación, la Energía, la Felicidad y la Tranquilidad ahora indagaremos sobre el sexto factor: la Concentración.

6. La Concentración 

Al igual que la Atención Plena, la [Concentración Correcta] también es parte del Noble Sendero Octuple. ¿Cómo se diferencian la atención plena y la concentración? Básicamente, la atención plena es una toma de conciencia de todo el cuerpo y la mente, por lo general con algún marco de referencia - el cuerpo, los sentimientos, o la mente. La concentración se basa en centrar todas las facultades mentales en un objeto físico o mental y en la práctica de las Cuatro Absorciones, también llamados los Cuatro Dhyanas (sánscrito) o Cuatro Jhanas (Pali). 

Otra palabra asociada con la concentración budista es Samadhi. El Samadhi es un estado de conciencia que está más allá de la vigilia y el sueño. Es una desaceleración de nuestra actividad mental a través de la concentración en un solo punto. Eso es lo que se debe de experimentar durante la meditación. 

En el Samadhi más profundo, todo el sentido del "yo" desaparece, y el sujeto y el objeto están completamente absorbidos el uno en el otro. Esto también es lo que se busca llegar al utilizar la meditación en Mandalas o en los Rituales Esotéricos en el Budismo Mikkyo (no es tanto mumbo-jumbo como muchos piensan).

En términos modernos, podríamos llamar el Noble Sendero Octuple del Buda un programa de ocho partes hacia la realización de la iluminación y de liberarnos del Dukkha (sufrimiento, estrés). La Concentración (en pali, Samma Samadhi) es la octava parte de la ruta. 

Es importante entender que el Óctuple Sendero no es un programa de ocho pasos. En otras palabras, las ocho partes no son pasos que se deben dominar uno a la vez. Han de ser practicados todos juntos, y cada parte apoya la otra.

Tres partes de este Sendero - el Esfuerzo Correcto, la Atención Correcta y la Concentración Correcta - están asociados con la disciplina mental. Estos tres aspectos de la trayectoria puede sonar iguales, sobre todo la atención y la concentración, pero básicamente, el Recto Esfuerzo implica el cultivo de lo que es saludable y purificarse a sí mismo de lo que es malo. La Atención Correcta es estar completamente presente y consciente de todo el cuerpo, los sentidos, los pensamientos y los alrededores. Es lo contrario de perderse en sueños diurnos ("daydreaming"). La Concentración Correcta es centrar todas las facultades mentales en un objeto físico o mental y en la práctica de las Cuatro Absorciones, también llamado las Cuatro Dhyana (sánscrito) o Cuatro Jhanas (Pali). 

El papel de la Meditación 

La Concentración Correcta se asocia más con la meditación. En sánscrito y pali, la palabra para la meditación es "bhavana", que significa "el cultivo mental." El Bhavana budista no es una práctica de relajación, ni se trata de tener visiones o experiencias fuera del cuerpo, como mucho erróneamente promulgan, sino que se trata de detener el flujo mental para descubrir ese estado innato de paz, calma y claridad con el cual podemos ver y abordar las cosas tal y como son, y ver la verdadera naturaleza de la realidad.

Bhavana realmente involucra todas las partes del Noble Sendero Octuple, pero la función especial de la Concentración Correcta tiene que ver con los Dhyanas. 

Los Cuatro Dhyana (o Jhanas) 

Los Cuatro Dhyana, Jhanas o Absorciones son los medios para experimentar directamente la sabiduría de las enseñanzas del Buda. En particular, a través de la Recta Concentración, podemos ser liberados de la ilusión de un "yo" separado. 

En el primer Dhyana, las pasiones, los deseos y los pensamientos negativos son eliminados. Una persona que habita en el primer dhyana siente éxtasis y una profunda sensación de bienestar. 

En el segundo Dhyana, la actividad intelectual se desvanece y es reemplazada por la tranquilidad y la unificación de la mente. El rapto y la sensación de bienestar del primer dhyana todavía están presentes. 

En el tercer Dhyana, el rapto se desvanece y es reemplazado por la ecuanimidad (upekkha) y una gran claridad. 

En el cuarto dhyana, toda sensación cesa y sólo la ecuanimidad consciente permanece. 

En algunas escuelas del Budismo, los cuarto dhyana son descritos como la experiencia pura, sin "observador". A través de esta experiencia directa, uno percibe que el individuo - tu yo separado es una ilusión. 

Los Cuatro Estados Inmateriales

En el Budismo Theravada y probablemente en algunas otras escuelas del Budismo, después de los Cuatro Dhyana vienen los Cuatro Estados Inmateriales. El propósito de esta práctica es eliminar todas las visualizaciones y otras sensaciones que puedan quedar después de los Dhyanas. 

En los Cuatro Estados Inmateriales, uno primero refina la percepción del espacio infinito, luego la conciencia infinita, luego la no materialidad, luego la percepción y la no-percepción. El trabajo en este nivel es enormemente sutil. 

¿Es esto la iluminación? No del todo. En la Escuela Tendai, se entiende que la iluminación ya está presente, y la Concentración Correcta, unido a todas sus prácticas, es un medio para descubrirla. 

No comments:

Post a Comment