Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Tuesday, September 23, 2014

La Práctica del Kaihogyo


La Práctica del Kaihogyo


Con el pasar de los años, el relativamente simple ascetismo de la montaña iniciado por Soo se convirtió en la elaborada y estructurada práctica del kaihogyo ya que se lleva a cabo en el Monte Hiei al día de hoy. El proceso mediante el cual el kaihogyo se desarrolló en su forma moderna, sin embargo, sigue siendo un tanto desconocido. La investigación de sus inicios se ha visto obstaculizada debido a la destrucción total de Enryaku-ji en el 1571 por Oda Nobunaga. 

La historia de la práctica del kaihogyo se ha podido reconstruír sobre los pocos documentos que quedan.

Durante su fase más temprana, los monjes ascetas Tendai siguieron el ejemplo de Soo, recluyéndose en la montaña, aislados de todo contacto humano y participando en diversas austeridades. Sin embargo, el sistema del kaihogyo aún no estaba institucionalizado, y cada ascéta era libre de adaptar sus prácticas de acuerdo con sus inclinaciones.

Los documentos relatan las historias de un sinnúmero de practicantes budistas, incluidos monjes Tendai, que siguieron las enseñanzas del Sutra del Loto en el ejercicio de sus prácticas en las montañas, algunos de ellos en búsqueda de poderes y de la iluminación mística. Tales peregrinaciones pueden haber sido los precursores de la práctica del kaihogyo. 

Con el pasar del tiempo, la práctica del kaihogyo se hizo cada vez más rigurosa y sistematizada. Normas relativas a la ropa y el equipo adecuado para ser utilizado fueron estandarizados y se instituyeron mapas de las rutas detalladas. 

Hoy, el Mudo-ji es el centro de la práctica del kaihogyo en el Monte Hiei. Actualmente hay dos tipos de prácticas kaihdgyo. Uno es de cien días (hyaku-nichi) donde los practicantes van a pie en la ruta alrededor del Monte Hiei por un periodo de cien días. Uno que ha completado la práctica cien días se llama shingyo (novato). El segundo es el kaihdgyo (Sennichi) de mil días, en donde uno camina alrededor de la misma ruta, y se involucra en otras prácticas adicionales, por un período de mil días repartidos en siete años. 

Hoy en día, todos los aspirantes a ser sacerdotes Tendai deben de completar al menos un día completo de kaihogyo (ichinnichi), y  todos los monjes Tendai que deseen convertirse en un abad de un subtemplo dentro de Enryaku-ji deben haber completado al menos un período de tres años de práctica en la montaña. Durante el primer año que se aíslan en el Jodo-in (el mausoleo de Saicho en el Monte Hiei). Sus prácticas allí consisten en pasar todo su tiempo barriendo el pasillo (esto se llama popularmente soji jigoku o "limpieza infiernal"). Durante el segundo año, se mueven al Mudo-ji, donde completan la práctica kaihdgyo de cien días. Durante el último año, se comprometen a la meditación Constantemente Caminando o Constantemente Sentado Samadhi en el Salón Ninaido. Alrededor de cinco o seis monjes completan la práctica cien días cada año. 

Sin embargo, es la práctica de mil días la cual es la forma representativa de esta práctica. Muy pocos monjes, sin embargo, han practicar esto. Sólo unos cincuenta monjes han completado este kaihogyo desde 1571. A pesar de que el practicante camina por un total de mil días, no camina todo corrido a la vez. En cambio, los mil días son repartidos en un período de siete años. 

El número de días en que uno camina varía de año en año. Durante cada uno de los tres primeros años, uno camina cien días cada uno. Durante los próximos dos años (es decir, el cuarto y quinto año), se incrementa a doscientos días cada uno. 

Al terminar la práctica de mil días, el monje tradicionalmente participa en una ceremonia conocida como la dosoku sandai  (visita al Palacio Imperial). Este es un ritual en el que se reza por el bienestar del emperador y el bienestar del Estado japonés y sus personas en el Palacio Imperial de Kyoto.

Por otra parte, a veces después de completar los mil días, el monje realiza una ceremonia de Goma en el Mudo-ji, por un período de nueve días. Durante este tiempo se espera que el monje no ingiera comida, agua o duerma. Una vez concluido esto, todo el ciclo de kaihdgyo llega a su fin.

El Kaihogyo en el Caribe

La Chinsei Hikari Bukkyo Kai, siendo la organización sombrilla Tendai que abarca el Templo Eirenji en Puerto Rico, planea realizar su primer kaihogyo (Ichinnichi Kaihogyo, o kaihogyo de un día) por primera vez en el Caribe, como parte del proceso de ordenación del clero Tendai en Puerto Rico.

Este kaihogyo será realizado en el Yunque, por un tramo de 24 millas, durando todo un día. Esto estará abierto al público en general.