Thursday, September 18, 2014

Las Tres Promesas


Las Tres Promesas Tendai de la Gran Compasión



Según el Budismo Tendai, si una persona se esfuerza por aumentar su conciencia a una etapa en la que sus acciones, sus palabras y sus pensamientos son uno con el cuerpo, la palabra y la mente de los Budas, entonces se ha convertido en un Buda. La sociedad en la que ese devoto vive ahora se convierte en una Tierra Pura. Él vive en una Tierra Pura en este mundo.

Esta tierra pura está decorada o adornada con los Tres Misterios. Esta Tierra Pura brilla intensamente, y en en ella no hay crímenes, no hay peleas, y no existe la ignorancia. No hay ira, ni odio, ni envidia, ni hay tristeza ni sufrimiento. Es un mundo que está lleno de paz y felicidad. Si todos los seres de este mundo se convirtieran en Budas, aparecería ante nuestros ojos la Tierra Pura del Mundo Saha. Por lo tanto, con el fin de ayudar a crear una sociedad ideal, debemos de trabajar para que otras personas se den cuenta de su Budeidad innata en este mismo momento, ya que nos estamos esforzando para convertirnos en Budas.

Después de practicar varias disciplinas religiosas durante seis años, Siddhartha alcanzó la iluminación bajo el árbol Bodhi en Buddhagaya a la edad de treinta y cinco años y fue honrado como el Buda, el Despierto. Dengyo Daishi, cruzó el océano hacia China, donde recibió las enseñanzas Tiantai y las doctrinas esotéricas y las trajo a Japón para el beneficio de su nación y de todos los seres sintientes.

Basado en las enseñanzas de Dengyo Daisho, el Budismo Tendai ha desarrollado las Tres Promesas:

1. "Me comprometo a mantener una mente de fe, basada en los votos de Dengyo Daishi, ahora y en el futuro." 

Una promesa no es simplemente un deseo o una esperanza, sino una convicción. Dengyo Daishi buscó la verdad, practicó las enseñanzas y alcanzó la iluminación. Según su visión, todos somos uno con el Buda, y todos somos capaces realizar esto mientras estamos vivos. Con el fin de hacer de este mundo la Tierra Pura del Buda, tenemos que aprender y practicar las enseñanzas para que conducen al Despertar , con el fin de eliminar el sufrimiento de este mundo. 

Dengyo Daishi se esforzó por establecer una plataforma deenseñanzas que disipara las miserias del mundo. A pesar de que quería salvar a todos los seres sintientes, él no podía vivir para siempre. Por lo tanto, optó por entrar en una meditación eterna con el fin de cumplir con su promesa. La meditación eterna es diferente de la muerte ordinaria. Dengyo Daishi practicó el ayuno para limpiar su cuerpo físico por un período de tiempo y mantuvo su cuerpo lleno de su energía compasión para salvar a los seres sintientes. Él fijó su mente en la iluminación y entró en la meditación eterna; su vida física terminó, pero sus ansias de salvación acababan de empezar. Él no escogió no entrar en el Nirvana e hizo un voto de permanecer en este mundo para ayudar a los seres sintientes. Por lo tanto, la primera promesa dice, "ahora y en el futuro." Esta es la promesa de vivir nuestras vidas con la fe en Dengyo Daishi. Su voto está brillando sobre nosotros desde el Monte Hiei.

2. "Me comprometo a defender las enseñanzas del Budismo y los Preceptos, para preservar el camino del ser humano." 

En el Budismo existe una doctrina llaamda las Cuatro Deudas de Gratitud. La primera de ellas es la deuda para con nuestros padres. No hubiéramos nacido sin nuestros padres, y es imposible vivir sin ellos. Nacimos en este mundo a través de nuestros padres y fuimos criados por ellos. El Sutra del Deber Filial dice: "Las madres se olvidan de sus propios deseos y sólo piensan en lo que es mejor para sus hijos. A pesar de que sienten dolor en el parto, el cuidado de su bebé se convierte en su prioridad principal. Sin las madres, los bebés no crecen". Las virtudes de los padres son insuperables. Dengyo Daishi dijo: "Debido a la compasión de nuestros padres, nacimos y crecimos. Es más alta que cualquier montaña y más completa que la tierra. Debemos pagar nuestra deuda, ahora y en el futuro". 

En segundo lugar está la deuda con los seres vivos. Aparte de nuestros propios padres, estamos constantemente recibiendo beneficios y lecciones de otros. Amigos, maestros, vecinos, compañeros de trabajo, todos aportan algo a nuestras vidas. Por otra parte, sin agricultores, no seríamos capaces de recibir granos, verduras y frutas. Usamos nuestra ropa gracias a las personas que las hacen. Hay muchas personas a nuestro alrededor que nos brindan apoyo en nuestras vidas. Estamos constantemente recibiendo enormes regalos de los demás. 

En tercer lugar está la deuda con la nación. Si nuestro país está en caos o en guerra civil, la vida no es segura y que podemos perder dinero, la propiedad, o incluso nuestras propias vidas. Nuestras vidas pacíficas dependen del gobierno y sus políticas. En el Budismo, la descripción del mejor gobernador de un país es la siguiente: "No debe abusar de los poderes militares. Tiene que observar los diez preceptos; y sus políticas deben basarse en la justicia". Dengyo Daishi le dio este consejo a los emperadores sobre cómo gobernar mejor el país, y dio muchas oraciones para la prosperidad de la nación. Enryakuji, el templo principal del Monte Hiei, se construyó para orar por la paz y la prosperidad del país. 

El cuarto es la deuda a los Tres Tesoros. Los Tres Tesoros son el Buda, el Dharma y la Sangha. Buda significa la vida universal y la verdad. El Dharma son sus enseñanzas. La Sangha es la comunidad de seguidores.


3. "Me comprometo a defender la fuerza de la vida que hay en nosotros y en los demás, y creer en la ley de causa y efecto y la Interdependencia." 

Esta es una enseñanza básica del Budismo. Si se examina este mundo, hay muchos misterios o hechos desconocidos. Por lo tanto, la gente de este mundo cree en la noción de un creador o Ser Supremo. El Buda histórico, Shakyamuni enseñó la ley de causa y efecto. Todo está bajo esta ley; por lo tanto, un resultado no existe sin su causa. Hay muchas condiciones que hacen que un resultado que se produzca. Por ejemplo, para que crezca el arroz o la cosecha, se necesita sembrar semillas, pero también se necesita el sol, el agua, los fertilizantes, la prevención de enfermedades, etc., como condiciones. Es por la combinación de estas condiciones que vemos una cosecha. Por lo tanto, un solo efecto puede ser muy complicado y difícil de entender para nosotros. 

La ley de causa y efecto es una guía para uno mismo. Usted debe de aprender sobre la ley de causa y efecto y practicarla en su vida diaria para encontrar la paz y la armonía. No se puede vivir solo en este mundo. El compartir la felicidad con los demás es el camino del Bodhisattva.

No comments:

Post a Comment