Saturday, September 13, 2014

El Taizokai Mandala


El Mundo Matriz



El Manlala Taizokai, o Mandala de Matrizdel Mundo, es uno de los dos Mandalas más importantes del Budismo Tendai Esotérico. En el vemos al Buda Vairocana sentado en el centro del Salón de Ocho Pétalos. Organizados en torno a Vairocana en un patrón concéntrico, se encuentran los Budas de las cuatro direcciones (Akshobhya = este, Ratnasambhava = sur, Amitābha = oeste, Amoghasiddha = norte) y los cuatro grandes  Bodhisattvas (Samantabhadra = sureste o superior derecha, Manjushri = suroeste o inferior derecho, Avalokiteshvara = noroeste o inferior izquierda, Maitreya = noreste o superior izquierda). Los Bodhisattvas representan las etapas preliminares del despertar, después de haber aplazado su entrada en el Nirvana, gracias a su infinita compasión por el Universo y para ayudar en el despertar de los demás. 

Cada Bodhisattva desempeña un papel simbólico y clave para el practicante. Samantabhadra abre la puerta de la mente, Manjushri la puerta de la práctica, Avalokiteshvara la puerta del despertar, y Maitreya la puerta del nirvana. Los Budas de las cuatro direcciones, junto con Vairocana, son un espejo de nuestras debilidades humanas, reflejando nuestras propias cualidades psicológicas. A través de la práctica, los defectos humanos pueden ser transformado en atributos positivos, simbolizados por los Budas, quienes nos guían al Nirvana. 

En conjunto, estos Budas representan el conocimiento y la progresión de las etapas hacia la "perfecta budeidad ", aquí y ahora en este mismo cuerpo. Vairocana representa la suma colectiva de los Budas cósmicos, combinando los atributos de todos los Budas y su poder transformador. Vairocana es la base de todo lo que vemos en el Mandala. Por ello, Vairocana es representado por el color blanco, donde todos los colores de los otros Budas se combinan. 

El Budismo Tendai Esotérico utiliza imágenes como vehículo (upaya) para transmitir estas verdades, y con ello, facilitar el despertar. En cuanto a la realización de esta verdad, el Mandala de la Matriz Mundial, con el cual desarrollamos un sentido de compasión universal por todos los demás, y que representa el mundo de los fenómenos físicos, se coloca en el lado oeste del templo. Este es el lugar donde nos esforzamos y aprendemos a desarrollar la sensibilidad y la compasión hacia los demás y el deseo de aliviar el sufrimiento de otros seres.

Vairocana se sienta en el centro de sus diversas manifestaciones, que están colocados en cuatro "cortes" que irradian hacia fuera de él. Esta mandala refleja nuestra misión en el mundo de los fenómenos y nuestra capacidad de convertirnos en un Buda. La escuela Tendai (y el Budismo Tántrico en general) junto con el Budismo Mahāyāna, cree que todos tenemos un poseemos innatamente la naturaleza del Buda, que debemos redescubrir. En otras palabras, estamos dormidos y tenemos que despertar. 

El Mandala también  representa el reino de las apariencias condicionadas. Utilizando la metáfora de loto, el reino de la apariencia no es más que un continuo o una vista parcial de la realidad última. Sin embargo, sin él no habría final (condicionado) de realizar. Esto hace eco de las palabras de Nagarjuna, quien nos dice que "sin una base en la verdad convencional, lo último no se puede realizar."

La naturaleza embrionaria del Mundo Matriz, sin duda, tiene un profundo significado simbólico.  Una matriz es un lugar donde uno está protegido y nutrido hasta que nacemos. En este caso, nacemos a nuestra naturaleza original. En términos de la aplicación de la compasión, deberíamos ver todo y a cada ser con ecuanimidad, como si fueran nuestros propios hijos. También puede ser visto como un  lugar de origen para las experiencias que nos permitan crecer, ganar sabiduría, y entender la verdadera naturaleza de la realidad. 


No comments:

Post a Comment