Monday, October 6, 2014

Kukai


Kobo Daishi


Kukai (774-835; también llamado Kobo Daishi) fue un monje japonés que fundó la escuela esotérica  del Budismo Shingon. Kukai fue también un respetado erudito, poeta y artista, especialmente recordado por su caligrafía. 

Kukai nació en una familia prominente de la provincia de Sanuki en la isla de Shikoku. Su familia se encargó de que el niño recibiera una educación excelente. En 791 viajó a la Universidad Imperial de Nara. 

Nara era la capital de Japón y el centro de la erudición budista. En el momento en que Kukai llegó a Nara, el emperador estaba en el proceso de mover su capital a Kyoto. Pero los templos budistas de Nara todavía eran formidable, y deben haber tenido una gran impresión en Kukai. En algún momento, Kukai abandonó sus estudios formales y se sumergió en el Budismo. 

Desde el inicio, Kukai se sintió atraido por las prácticas esotéricas, como los mantras. Se consideraba a sí mismo un monje, pero no se unió a ninguna escuela del Budismo. 

Kukai en China 

En la juventud de Kukai, las escuelas más destacadas en Japón fueron la Kegon, que es una forma japonesa de Huayan; y Hosso, basada en las enseñanzas Yogacara. Muchas de las escuelas de Budismo que asociamos con Japón - Tendai, Zen, Nichiren, y las escuelas de la Tierra Pura como Jodo Shu y Jodo Shinshu - aún no se había establecido en Japón. Durante los siguientes siglos, unos monjes decididos harían el peligroso viaje por el mar de Japón a China, para estudiar con grandes maestros y traer estas enseñanzas y escuelas a Japón. 

Kukai fue uno de los estos aventureros en viajar a China. Logró montarse en un bote en una delegación diplomática que navegó en 804. En la capital de la dinastía Tang de Chang'an, conoció al renombrado maestro Hui-kuo (746-805), reconocido como el séptimo patriarca de lo esotérico o tántrico, del Budismo chino. Hui-kuo quedó impresionado por su estudiante extranjero e inició personalmente Kukai en la tradición esotérica. Kukai volvió a Japón en 806 como la Octavo Patriarca de la escuela esotérica china. 

Kukai regresa a Japón 

Otro monje aventurero llamado Saicho (767-822) había ido a China con la misma delegación diplomática y regresó antes que Kukai. Saicho trajo la tradición Tendai a Japón, junto con las prácticas esotéricas, y la escuela Tendai ya estaba encontrando favor en la corte. Durante un tiempo, Kukai se vió ignorado. 

Sin embargo, el emperador era un aficionado de la caligrafía, y Kukai era uno de los grandes calígrafos de Japón. Después de haber ganado la atención y la admiración del emperador, Kukai recibió permiso para construir un gran monasterio y centro de formación esotérica en el Monte Koya, a unos 50 kilómetros al sur de Kyoto. La construcción comenzó en 819. 

Kukai pasó la mayor parte de sus últimos años en el Monte Koya, a partir de 832. Murió en 835. Según la leyenda, él mismo e había enterrado vivo en un estado de meditación profunda. 


No comments:

Post a Comment