Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.


Saturday, June 19, 2021

El Dharma Eterno del Buda: Ciclo de Lecturas sobre el Sutra del Loto - Capítulo 20 - 22

 Hoy continuamos con nuestro Ciclo anual de Lecturas sobre el Sutra del Loto, el sermón más importante del Buda y la Biblia del Budismo Tendai. El mismo estará basado en el comentario del Rev. Gene Reeves en su libro "Stories form the Lotus Sutra" y mi exégesis, donde buscaremos cómo podemos abordar el Sutra del Loto desde un lente universal y cómo podemos aplicar sus enseñanzas en nuestra vida diaria. Los extractos del Sutra del Loto provienen de mi traducción al español, y los mismos han sido seleccionados de las porciones que son recitadas en los templos budistas en Japón. 

Dado a que estas entradas son basadas en las Lecturas dominicales dadas en el Templo Tendai de Puerto Rico, las mismas tratan de ser breves. Para aquellos que deseen profundizar en el Sutra del Loto, es recomendado digirse a mis comentarios sobre el mismo, publicados como "El Sutra del Loto Comentado" Vol. 1 y 2, y "La Llave del Sutra del Loto". Igualmente, puedes referirse a los Ciclos de Lecturas pasados aquí

En los capítulos anteriores, vimos que el Buda reveló que su vida es eterna, pues él es la encarnación del Alma del Universo, quien compasivamente apareció en el mundo como Siddhartha Gautama para aliviar el sufrimiento y salvar a los seres del océano de nacimientos y muertes del Samsara con la revelación del Dharma. El Buda no muere ni pasa al Parinirvana, sino que siempre se encuentran en millones de mundos presente, iluminando a los seres y revelando las Leyes del Universo, para que todos podamos unirnos y trabajar por la salvación de todos los seres sintientes. Así como la vida del Buda es eterna, igualmente, nosotros somos eternos. Ahora que el corazón del Budismo ha sido revelado, el Sutra del Loto nos ejemplifica cómo podemos poner sus enseñanzas en práctica por medio del ejemplo mostrado por los Bodhisattvas. 

Capítulo 20 - El Bodhisattva Jamás Despreciar

Para mostrar cómo el Buda mismo cultivó las raíces de la virtud en una vida pasada, el Buda Shakyamuni le narra ahora a la audiencia sobre la vida pasada del Bodhisattva Jamás Despreciar. En el pasado lejano, durante la Era Semblante del Dharma, cuando los monjes eran eran arrogantes y el Budismo perdía su eficacia, vivió un monje llamado Jamás Despreciar. Este monje era llamado así porque no importa con quién se encontrara, sin distinción, le mostraba reverencia y lo trataba como si fuera el Buda, ya que eran Bodhisattvas en el camino a la Budeidad. 

Jamás Despreciar no se dedicaba a estudiar los Sutras, ni a realizar rituales, sino que su mera práctica era alabar la Naturaleza Búdica dentro de todos los seres sintientes. Las personas, al verlo, lo ridiculizaban, lo insultaban, e incluso, abusaban de él físicamente, pero no importa lo que hicieran, Jamás Despreciar solo los alababa. Jamás Despreciar continuó así su práctica por muchos años, y justo cuando estaba por morir, escuchó una voz que vino del cielo, la cual le predicó el Sutra del Loto completo. Al abrazar este Sutra, todos sus sentidos se purificaron, permitiéndole prolongar su vida y enseñar el Sutra del Loto a incontables personas. Al ver sus poderes, todas las personas, incluso los que lo abusaban, le rindieron respeto y lo siguieron, y recibieron el Dharma de él. Al final de una larga vida, pudo predicarle el Dharma a millones de Budas y seres. El Bodhisattva Jamás Despreciar, dice Shakyamuni, fue él mismo en otra vida. 

"En el pasado existía un Buda
Con el nombre de Rey del Sonido Grandioso,
Con ilimitados poderes espirituales y sabiduría,
Que guió a todos los seres vivientes.
Dioses, humanos, dragones y espíritus
Le hicieron ofrendas.
Después que este Buda pasó a la quietud,
Cuando el Dharma estaba a punto de extinguirse,
Hubo un Bodhisattva
Con el nombre ‘Jamás Despreciar’.
En ese tiempo las cuatro asambleas estaban apegadas al Dharma.
El Bodhisattva ‘Jamás Despreciar’
Se acercó a ellas
Y les dijo:
“Yo no los despreciaré,
Porque ustedes están practicando el Camino
Y se convertirán en Budas”.
Oyendo esto, ellos le despreciaron,
Insultaron y aborrecieron,
Y el Bodhisattva ‘Jamás Despreciar’ lo toleró todo.
Cuando su castigo terminó,
Al final de su vida,
Él pudo oír este Sutra,
Y las facultades de los seis sentido se purificaron.
Por el poder de las penetraciones espirituales,
Su extensión de vida aumentó,
Y por el beneficio de los demás,
Él recitó inmensurablemente este Sutra.
Las multitudes que estaban apegadas al Dharma
Recibieron todas las enseñanzas
De este Bodhisattva, y exitosamente
Fueron guiadas a morar en el Camino del Buda.
Cuando la vida de ‘Jamás Despreciar’ terminó,
Él se encontró con incontables Budas,
Y porque predicó este Sutra,
Logró bendiciones ilimitadas.
Gradualmente perfeccionando sus méritos y virtudes,
Él rápidamente alcanzó el Camino del Buda.
¡En ese tiempo ‘Jamás Despreciar’
Era definitivamente ‘yo’!
En ese momento las cuatro asambleas
Estaban apegadas al Dharma;
Y oyendo las palabras de ‘Jamás Despreciar’:
“Ustedes se convertirán en Budas”,
A través de los recursos de esas causas y condiciones
Encontraron incontables Budas.
La multitud de quinientos
Bodhisattvas en la asamblea
Y los hombres y mujeres de fe pura
En las cuatro asambleas
Están ahora frente a mí,
Escuchando el Dharma.
En vidas previas
Yo exhorté a esas personas
A escuchar y recibir este Sutra,
Que es el Dharma principal y más notable.
Yo les instruí
Y guié a morar en el Nirvana,
Y vida tras vida, a recibir y defender
Un Sutra como este.
Porque solamente en millones y millones de miríadas de eones,
Inconcebibles en número,
Puede uno lograr oír
El Sutra del Dharma de la Flor.
Y solamente en miríadas de miríadas de eones,
Inconcebibles en número,
Entonces los Budas, los Honrados por el Mundo,
Predican este Sutra.
Por lo tanto, después que el Buda haya pasado a la quietud,
El practicante, al oír este Sutra,
No debe tener dudas
Sino que debe, con una sola mente,
Proclamar extensivamente este Sutra,
De manera que vida tras vida él pueda encontrar los Budas
Y alcanzar de forma rápida el Camino del Buda."

Todos los Bodhisattvas en el Budismo Mahayana son modelos a seguir, y muchos representan caulidades que ya poseemos innata en nuestra Naturaleza Búdica que debemos desarrollar. La enseñanza principal en este capítulo es que debemos de reconocer al Buda en el corazón de la Existencia, y igualmente, en el corazón de todos los seres sintientes, pues todos poseen la Naturaleza Búdica. Esto es en todos los seres....no solo los que nos agradan, sino también en aquellos que no nos gustan o que incluso nos han hecho daño. 

Si bien el Sutra del Loto y muchos otros Sutras hablan de la Era Final del Dharma, y de las Tres Eras, no debemos de tomar esto literalmente. Es solo un medio pedagójico para ilustrar cómo la falta de prácticap uede degenerar nuestra vida y la vida del Dharma en el mundo. El Rev. Reeves nos dice que el Sutra del Loto otrga profecías de Budeidad a todos los seres; esto significa que siempre habrán incontables Budas y Bodhisattvas que mantendrán la llama del Dharma viva para la posteridad. Tu y yo y todos nosotros podemos ser ellos ahora mismo.

El trabajo real del Bodhisattva no es en el cojín de meditación o frente el Butsudan o altar (aunque son centros de entrenamiento y de comunión) sino que el verdadero trabajo se encuentra en el trabajo en la sociedad y en nuestro trabajo bodhisattvico en el mundo. Como vemos, el Bodhisattva Jamás Despreciar nunca realizó inclusive alguna de las prácticas más conocidas budistas, y aún así logró alcanzar el Despertar. Igualmente, debemos de ser agentes activos - Bodhisattvas - de bien en el mundo. 

Capítulo 21 - Los Poderes Divinos del Buda

En ese instante, luego del Buda concluir su historia, todos los Bodhisattvas de la Tierra vuelven a reiterar su promesa de predicar y continuar el Sutra del Loto tras el Parinirvana del Buda, tanto en este mundo, como en todos los mundos en los diferentes universos. En ese instante, el Buda demuestra sus poderes sobrenaturales al extender su lengua hasta los Cielos, al emitir luz de su entrecejo e iluminar todos los mundos, y a su vez, todos los demás Budas hicieron lo mismo al unísono. Luego de cientos de miles de años, los Budas retraen sus lenguas, tocen y chascan sus dedos, con sus sonidos reverberndo por todo el Cosmos, haciendo que la tierra tiemble de seis maneras. Todos los seres le hacen ofrendas a todos los Budas en el Cosmos y se regocijan con el Buda Shakyamuni por predicar el Sutra del Loto en este mundo, y le hacen ofrendas. El Buda entonces revela que todas sus enseñanzas, la Verdad, y todos sus poderes se encuentran en este Sutra, y que todo el que lo practique y predique será como el Sol, el cual disipa la tristeza y la oscuridad de la ignorancia.

"Los Budas, los salvadores del mundo,
Morando en sus grandes penetraciones espirituales,
Para deleitar a los seres vivientes,
Manifiestan poderes espirituales ilimitados.
Sus lenguas alcanzan los Cielos Brahmánicos,
Sus cuerpos emiten luces incontables.
Ellos manifiestan eventos extraordinarios
Por el beneficio de esos que buscan el Camino del Buda.
Los sonidos emitidos por los carraspeos de los Budas
Y los del chasquido de sus dedos
Se oyen a través de las diez direcciones
Mientras que la tierra tiembla en seis formas.
Dado que después de la extinción del Buda
Uno puede sostener en alto este Sutra,
Todos los Budas se regocijan
Y exhiben poderes espirituales ilimitados.
Para conferir este Sutra,
Él alaba aquellos que lo reciben y defienden.
Haciendo esto a través de eones ilimitados,
Todavía él no puede terminar.
El mérito y la virtud de esas personas
Es ilimitado e infinito,
Como el espacio en las diez direcciones,
Sin ninguna frontera.
Aquellos que pueden defender y sostener en alto este Sutra
Ya me han visto
Y también han visto el Buda ‘Muchos Tesoros' (Taho)
Y todos los cuerpos divididos.
Ellos también me ven en este día
Enseñando y transformando los Bodhisattvas.
Aquellos que pueden defender este Sutra
Hacen que mis cuerpos divididos,
Los Budas previos y el Buda Muchos Tesoros,
Todos se regocijen.
Ellos también verán y les harán ofrendas
A los Budas de las diez direcciones en el presente,
El pasado y el futuro,
Causándoles también que se regocijen.
El Dharma esencial y secreto obtenido
Por los Budas sentados en sus lugares-del-Camino
También será alcanzado antes de que pase mucho tiempo,
Por esos que puedan defender este Sutra.
Aquellos que puedan sostenerlo
Se deleitaran en predicar infinitamente
El significado de los Dharmas,
Sus nombres y expresiones,
Como el viento sopla a través del espacio,
Sin obstáculo.
Después de la extinción del Así Venido,
Ellos entenderán los Sutras predicados por el Buda,
Las causas y las condiciones en secuencia,
Y las recitarán verdaderamente de acuerdo a sus significados.
Como la luz del sol y la luna
Dispersa toda la oscuridad,
Esas personas caminan a través del mundo
Dispersando la oscuridad de los seres vivientes,
Enseñándoles a Bodhisattvas ilimitados
A habitar finalmente en el Único Vehículo.
Por lo tanto, esos con sabiduría,
Oyendo las ventajas de este mérito y esta virtud,
Deben, después de mi extinción,
Recibir y defender este Sutra.
Estas personas deben ciertamente y sin ninguna duda
Alcanzar el Camino del Buda."

El Rev. Reeves ilumina estos poderes y los explica:

La lengua larga - significa que la Verdad ha sido proclamada. Aunque asuma diferentes formas, el Dharma es solo uno, no dividido, y no debe ser fragmentado. Igualmente, todos los Budas son uno. Potr ello, no importa cuál sea el objeto de tu devoción, todos son el Buda Eterno. Esto también ilustra la unidad de la Realidad Ultima (Vacuidad - Talidad - Unidad - Nirvana) y la realidad convencional del mundo fenoménico (Samsara). "Muchas puertas, una sola fe".

Emanar luz de todos los poros - la luz de la Verdad disipa la tristeza y la oscuridad de la ignorancia y el error. Es importante ser positivo. Debemos ver la Naturaleza Búdica en todos los seres sintientes. Tmpoco debemos abandonar este mundo, sino transformarlo en una Tierra Pura. "Muchas manifestaciones, un Principio".

Tocer simultáneamente - esto revela que todas las enseñanzas son armónicas y una - no debemos practicar un Budismo incompleto o dividido. "Muchas enseñanzas, un solo Dharma".

Chasqueo de los dedos al unísono - el mismo Dharma es predicado en todos los tiempos por todo el Cosmos. Todos los seres son una Unidad Fundamental. "Muchos seres, una humanidad".

La tierra tiembla en seis formas - aunque hay muchas formas de abordar el Dharma, el mismo emana de una sola Ley. Igualmente, todas las prácticas deben de conducir al Despertar. "Muchas puertas, una práctica".

Todos los seres del Cosmos pueden ver este mundo - todos podemos vivir de la sabiduría del Dharma; todos nos beneficiamos de las enseñanzas del Buda. Todos los seres llegarán a la Budeidad. "En el futuro, unidad de oportunidad".

Los seres alaban al Buda - el Dharma es para todos los seres, no solo los seres humanos. Todos los budistas volverán a unirse en un solo Dharma.  "En el futuro, unidad de enseñanza".

Todos los seres de todos los mundos juntan sus manos y alaban al Buda - todos los seres llegarán al Dharma. Si aprendemos a poner sus enseñanzas de igualdad, respeto y tolerancia en práctica, el mundo será una Tierra Pura. "En el futuro, unidad de humanidad".

Todos los seres le hacen ofrendas al Buda - todas las prácticas conducen al Despertar, por ello, todas son el Camino a la Budeidad. En el futuro, todas serán unificadas. "En el futuro, unidad de práctica".

Todos los mundos forman un solo mundo - al seguir el Dharma, y al practicar correctamente, podremos realizar la Tierra Pura en este mundo. Todos somos bañados por la luz de compasión del Buda, por ello, debemos de unir nuestros esfuerzos y hacer esto una realidad. "En el futuro, unidad en Principio".

El Rev. Reeves nos dice: "Esto es lo que hace a un Bodhisattva - la habilidad de incorporar el Dharma en la vida diaria. Es un error pensanr que la tradición budista que todos hemos heredado no es más que una larga sucesión de grandes maestros. Grandes santos como Daosheng y Chi-i, Saicho y Nichiren son importantes por lo que han contribuído a la tradición, per ono debemos olvidar que el Budismo que heredamos con gratitud es también un producto de incontables seres poco o no conocidos que han emergido en esta tierra para hacer el bien y contribuir al bienestar de los demás. A diferencia de estos grandes monjes y santos, estas personas han sido personas ordinarias...Si entendemos esto, con nuestros corazones y nuestras mentes, realizaremos que nosotros también podemos estar entre los Bodhisattvas que emergen de la tierra, esto es, de trabajar en el mundo."

Si seguimos esto, podemos realmente encarnar las palabras finales de este capítulo, cuando dice: "Como la luz del sol y la luna, Dispersa toda la oscuridad, Esas personas caminan a través del mundo, Dispersando la oscuridad de los seres vivientes, Enseñándoles a Bodhisattvas ilimitados, A habitar finalmente en el Único Vehículo."

Capítulo 22 - Transmisión

En ese instante, el Buda Shakyamuni le coloca la mano encima de la cabeza de todos los Bodhisattvas presentes y les encomienda el Sutra del Loto, pidiéndoles que lo prediquen por todo el Cosmos e iluminen el corazón de todos los seres sintientes, diciendo:

"Por un tiempo tan largo que está más allá de la imaginación, he practicado la Ley (Dharma) que es difícil de obtener, y he alcanzado el Gran Despertar. Ahora se los transmito y lego a todos. Propaguen esta enseñanza por todo el universo tras mi Parinirvana, y beneficien y salven a todos los seres". 

Esto se llama la Gran Transmisión. Luego, el Buda bendice a la congregación tres veces y dice:

"Dado a mi Gran Compasión, no me quedo con nada. Deseo darles mi Gran Sabiduría a todos los seres. Son el gran benefactor de todos los seres sintientes. Síganme y estudien mis enseñanzas. Cuando encuentren buenos seres que estén sedientos por conocimiento, enséñenles el Sutra del Loto. Cuando se encuentren con seres que creen y practican este Sutra con fe, deben rendirles homenajes como si me los rindieran a mi mismo. Así, podrán repagar los favores recibidos de los Budas".

Entonces, les dice que todas sus emanaciones, así como el Buda Muchos Tesoros y la Gran Estupa, pueden regresar a su lugar de origen. Con esto, toda la audiencia se llena de júbilo.

Si estamos aquí escuchando o leyendo este comentario sobre el Sutra del Loto, es porque todos estuvimos allí presentes y recibimos esta transmisión, y lo hemos olvidado. Estas líneas son la luz del Buda llamándonos a recordar. Con esta transmisión, nos toca ahora a nosotros continuar con nuestro voto y llevar las enseñanzas del Sutra del Loto al mundo.

La obra del Rev. Reeves nos dice que muchas personas piensan que durante el acto de traducción se pierde mucho, y esto es cierto. Este Sutra fue compuesto en sánscrito, y luego traducido al chino, y luego al japonés, y al hacer cada traducción, la multiplicidad de significados de las palabras en sánscrito se han limitado, pero a su vez, han adoptado una nueva plétora de significados y entendidos provistas por las nuevas palabras del nuevo idioma. Esto muestra que si bien se ha perdido algo, se ha añadido mucho, y estas añadiduras son de un muy alto valor. 

No es necesario aprender sánscrito o chino o japonés para poder entender el verdadero mensaje y significado del Buda.Estos Sutras fueron traducidos por personas altamente cualificadas y guiadas espiritualmente por el Buda para traducir el Dharma. Lo importante es hacer el Dharma lo más entendible posible. El Dharma debe ser traducido y enseñado en el lenguaje y la cultura de los seres.

El Rev. Reeves nos dice: "Al el Buda decir que predica el Dharma generosamente, esto significa que debe ser predicado de la forma más apropiada para la audiencia intencionada, dentro de los límites reales de nuestra habilidad."

El Buda, como todo maestro, como el Padre de todos los seres, se preocupa por que su enseñanza sea efectiva; porque su llamado sea oído y seamos salvos. El Buda depende de los Bodhisattvas para que el Dharma continúe en el mundo. Su poder está encarnado en las acciones de los Bodhisattvas. Ahora, nos toca a nosotros.