Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.


Thursday, June 24, 2021

Alcanzando la Budeidad: Las Prácticas del Budismo - La Lectura, el Estudio y la Recitación de Sutras

 El Budismo contiene una amplia serie de prácticas encaminadas a revelar nuestra Naturaleza Búdica - nuestra Unidad Fundamental con el Universo -, nuestra Budeidad Innata, y alcanzar el Despertar. Se dice que el Buda predicó 84,000 enseñanzas, cada una destinada a aliviar uno de los miles de deseos, pasiones e ilusiones que oscurecen nuestra Naturaleza Búdica para hacerla brillar. Si bien estas enseñanzas y prácticas varían de escuela en escuela, la Escuela Tendai de la Tradición del Loto abarca todas y cada una de ellas. En esa serie, veremos brevemente cada una de las prácticas principales budistas y cómo podemos ponerlas en práctica para alcanzar nuestra Budeidad.

Lectura y Estudio de Sutras

Los Sutras son los Escritos Sagrados del Budismo, y los mismos contienen los sermones dados por el Buda en sus más de cuarenta años de predicación por toda la India. Siendo las palabras doradas del Buda - su mensaje salvífico para el mundo - los mismos son leídos por millones de budistas por todo el planeta y es una práctica sagrada que ha sido poco exhortada en Occidente. 

Para poder abordar los Sutras, es importante que el practicante tenga una guía de cómo abordarlos. El Canon Budista Completo se compone del Canon Pali, el cual contiene las enseñanzas básicas e incompletas del Budismo Primitivo, y el Canon Sánscrito, el cual contiene los sermones más completos y avanzados, conteniendo inclusive sus enseñanzas completas y máximas. Sin embargo, la mayoría de los budistas leen los Sutras sin saber cuál fue dado primero, cuál contiene las enseñanzas completaas y cuáles son los más importantes. Para poder abordar un estudio correcto de los Sutras, es importante abundar sobre el Plan Dhármico del Buda en el mundo.

(I) Cuando el Buda alcanzó su Iluminación, desde la Mente Iluminada, su Cuerpo Dhármico del Dharmakaya, se predicó el primer sermón por todo el universo para los Bodhisattvas más avanzados, y se recopiló en el Sutra Avatamsaka - el Sutra de la Guirnalda de Flores. Sin embargo, el Buda supo que los seres de este mundo estaban muy sumidos en la oscuridad de la ignorancia y que no estaban preparados para entenderlo. (II) En ese instante, ideó un Plan Dhármico para llevar poco a poco a los seres a abrir y expandir sus mentes, eliminando gradualmente sus apegos a sus nociones erróneas del mundo y de sí mismos, y durante los primeros años de su ministerio, predicó lo que hoy se conocen como los Nikayas o los Sutras Hinayana, los cuales contienen sus enseñanzas básicas preparatorias, como los Cuatro Nobles Sufrimientos, el Noble Sendero Octuple, la Cadena de Doce Eslabones de Originación Causal, etc. Estas primeras enseñanzas preparatorias estaban diseñadas para ayudar a los seres a desapegarse de su mundaneidad; por ello, enfatizan una visión desapegada de la vida y del cuerpo, enfatizando el sufrimiento, el deseo, la impermanencia y la impureza. Así, sus discípulos pudieron trabajar en sí mismos en búsqueda de su Iluminación personal.

(III) Cuando sus discípulos lograron adquirir un meyor nivel de espiritualidad, el Buda entonces predicó el Mahayana, donde reveló que la búsqueda de la salvación personal era preparatoria para sus verdaderas misiones: seguir el Camino del Bodhisattva - un ser altruista que abandona su salvación o Despertar personal por la salvación de todos los seres. En estos sermones se predicó sobre la Vacuidad (Sunyata) - la total interconexión e interdependencia de todos los fenómenos en el Cosmos, y sobre las Seis Perfecciones budistas de un ser iluminado de (1) Caridad, (2) Preceptos, (3) Esfuerzo, (4) Paciencia, (5) Meditación, y (6) Sabiduría, las cuales debían practicar para poder alcanzar la sabiduría del Despertar y desarrollar una compasión infinita. Dado a que no existe nada como un alma independiente, todos estamos Unidos Fundamentalmente; por consiguiente, no hay un ser individual al quien liberar, sino que debemos de trabajar por la liberación de todos los seres sintientes.

(IV) Luego de que sus discípulos avanzaron aún más, el Buda entonces reveló la existencia de otros Budas y Bodhisattvas en el Cosmos, todos emanaciones de la Budeidad, del Universo, quienes expresan diversos aspectos de la Mente Iluminada para llevar a los seres al Nirvana, y salvarlos del océano interminable de nacimientos y muertes del Samsara. 

(V) Finalmente, cuando los seres ya estaban listos, el Buda decidió revelar la totalidad de su Despertar y predicar sus enseñanzas completas y perfectas en lo que luego de recopiló como el Sutra del Loto y el Sutra del Nirvana. En estos sermones, dados en sus últimos años de vida en este mundo, el Buda reveló que si bien él había aparecido en este mundo como un cuerpo encarnado (Nirmanakaya), él era una encarnación del Alma del Universo (Dharmakaya) quien había aparecido en este mundo - como lo hace en millones de mundos a la vez - para predicar el Dharma y llevar a los seres al Despertar - la Unidad Fundamental, y que todos los seres poseen la Naturaleza Búdica - la capacidad de alcanzar el Despertar y convertirse en Budas. Todas sus enseñanzas dadas hasta ahora eran solo preparatorias para el Sutra del Loto, el cual contiene la totalidad de la Verdad. Por ello, todas eran medios hábiles empleados por los Budas, en los cuales a través de diferentes enseñanzas y prácticas llevan a los seres al Despertar. Por ello, todas son válidas, pero deben ser intepretadas a la luz de esta enseñanza. 

Con este Plan Salvífico, podemos leer los Sutras y estudiarlos, para profundizar en sus enseñanzas y poderlas aplicar en nuestra vida diaria. 

Antes de leer un Sutra, es aconsejable encender una vela y un poco de incienso en nuestro altar. Si es posible, haz un breve Servicio Diario. Cuando tengas un Sutra en las manos, antes de leerlo, es costumbre recitar los Versos de Apertura de Sutras, que leen: "El más profundo, maravilloso e insuperable Dharma está presente en este Sutra. Este Sutra es difícil de encontrar, incluso en miles de millones de eras. Ahora somos capaces de ver, escuchar, recibir y mantener este Sutra. Que podamos entender la más excelente de las enseñanzas del Tathagata." Esto nos permite abrir nuestros corazones y mentes a la enseñanza del Universo, y a su vez, mostramos una gran reverencia y gratitud por tener la oportunidad de haberla encontrado. Así, el Buda nos revelará el mensaje del Sutra para nosotros.

Luego de recitar estos Versos, coloca el Sutra sobre tu frente y haz una leve reverencia - estas son las palabras sagradas del Buda. Entonces, abre sus páginas y comienza su lectura detenida. Pausa cada cierto tiempo y reflexiona sobre el contenido del Sutra. Es recomendable que antes te familiarices bien con la Hermenéutica Budista. Puedes encontrar un buen ejemplo aquí. Luego, busca comentarios sobre el Sutra escritos por los maestros de tu tradición.

Al finalizar su lectura y estudio, es costumbre transferir todos los méritos a todos los seres sintientes, com los Versos de Transferencia de Méritos: "Que el mérito de esta práctica sea extendido universalmente para que yo, junto con todos los seres, alcancemos el Despertar." Haz una breve reverencia al Sutra colocándolo arriba de tu frente, y guárdalo en un lugar seguro. Finalmente, consulta con un Maestro del Dharma y pon sus enseñanzas en práctica.

Entre los Sutras más importantes del Budismo se encuentran el Sutra Avatamsaka, el Sutra del Loto, el Sutra del Nirvana, los Sutras del Buda Amida (tres Sutras), Sutra de Vimalakirti, el Sutra de la Luz Dorada, el Sutra del Corazón, entre otros. Pero su lectura y estudio debe estar guiada por un maestro. 

Recitación de Sutras

Una de las prácticas budistas más antigua y practicada es la recitación de Sutras. Los sermones del Buda fueron pasados oralmente por siglos hasta que se compusieron en los Sutras. Por ello, la recitación ha sido tal vez la práctica budista principal en todas las escuelas budistas.

La recitación de Sutras es parte del Servicio Diario (Gongyo) realizado por millones de practicantes todas las mañanas y noches y una de las prácticas básicas de nuestra fe budista. El mismo nos permite continuar esta milenaria tradición y revelar nuestra Naturaleza Búdica, a la vez, nos permitep rofundizar en el Dharma. Su propósito es que aprendamos la verdadera manera de vivir como miembros de la humanidad, y así, convertirnos en Bodhisattvas y beneficiar a los demás. 

La recitación de Sutras es normalmente realizada en Shindoku, la "lengua sagrada", que simula el japonés. Esto nos permite abordar la recitación de Sutras como una meditación y beneficiarnos de sus poderes espirituales. No obstante, es recomendado recitar los Sutras en nuestra lengua materna. Investigamos el sutra y aprendemos la profunda sabiduría y compasión del Buda cada mañana y cada noche a través de nuestra recitación, y vivimos una vida haciendo nuestras acciones y nuestra mente junto con las enseñanzas del Buda. Abrazar profundamente la profundidad del Sutra en nuestra lengua materna nos ayudará a alcanzar un mayor nivel de aspiraciones. Lo más importante es que la recitación del Sutra nos pone en comunicación con el Buda (Buda Eterno) que nos permite vivir. A través de este diálogo con el Buda, de repente se nos ocurren cosas que no podemos notar cuando estamos ocupados, como nuestras propias faltas o acciones descuidadas, y el apoyo que recibimos de las personas que nos rodean. Además, las enseñanzas y los deseos del Buda penetran profundamente en nuestros corazones y mentes. 

Igualmente, a través de la recitación de Sutras mostramos nuestro agradecimiento a nuestros antepasados ​​por continuar incesantemente la línea familiar, por darnos vida y por haber orado por nuestros descendientes. El Servicio Diario en el altar de la casa también es una expresión de nuestra gratitud. Por tanto, la recitación del sutra nos eleva espiritualmente. Al escuchar el Dharma del Buda, podemos contemplar su significado y contenido, y llegar a su corazón. 

Muchos estractos de Sutras son recitados para lograr ciertos beneficios. La recitación del Sutra de Corazón, por ejemplo, sirve de purificación corporal, mental y espiritual, así como del ambiente, y nos permite regresar a nuestra Verdadera Naturaleza. Diversos capítulos del Sutra del Loto, como el capítulo 25, sirven de protección. Por otro lado, la recitación del Sutra del Buda Amida (Sutra Corto) es beneficioso y se hace en honor a los antepasados y difuntos. 

Para practicar la recitación, es recomendado hacerlo en el contexto del Servicio Diario (Gongyo), del cual hablaremos más adelante.

Por todo esto, la recitación de Sutras nos permite usar el Sutra como lectura, recitación, meditación, gratitud, reverencia, y como fórmula espiritual.

* * *

En nuestra próxima entrada en esta serie, veremos con más detalles la práctica de los Preceptos. Luego, en una próxima entrada, veremos las multiplicidad de meditaciones budistas, como las Cinco Meditaciones, Samatha y Vipassana, el Nembutsu, la Meditación Caminando, la Visualización, Ajikan, los Seis Paramitas, los Cuatro Inmensurables, la Purificación, el Trabajo, y más. Igualmente, detallaremos la práctica del Servicio Diario y la Devoción en el Budismo. Todas estas prácticas nos ayudan a revelar nuestra Budeidad.

*

Estas prácticas son parte del futuro libro: "Alcanzando la Budeidad: Prácticas Budistas en Nuestro Camino al Despertar" (Hikari Publishing 2021). Copyright - Todos los Derechos Reservados.