Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.


Sunday, June 13, 2021

Genshin: El Llamado de la Gran Compasión - Charla sobre la Vida y Obra del Sistematizador del Budismo Tendai Tierra Pura

 En estas semanas, en los Templos Tendai en todo Japón, se conmemora el Eshin-E: el Memorial del Gran Maestro Eshin Sozu (Genshin 942-1017), el sistematizador de las enseñanzas y prácticas Tierra Pura dentro de la Escuela Tendai en Japón. Si bien hemos hablado anteriormente sobre su vida y obra, hoy en nuestra conmemoración, trataré de hacer énfasis en la importancia de Eshin Sozu, quien cristalizó y perfeccionó las enseñanzas y prácticas Tierra Pura dentro de la Tradición del Loto, y su impacto en el Budismo Tierra Pura mundial.

El Budismo Tierra Pura no es una escuela independiente sino una rama o camino de enseñanzas y prácticas dentro del Budismo Mahayana en todo el Este de Asia, como China, Corea, Vietnam y Japón. El mismo tuvo sus origenes en India, con los sermones predicados por el Buda Shakyamuni en lo que hoy se conocen como los Sutras del Buda Amida, una copilación de tres Sutras que detallan la historia, los votos, las enseñanzas y las prácticas conductivas al Renacimiento en la Tierra Pura del Buda Amida, un mundo creado por los votos y méritos del Buda Amida para que todos los que deseen renacer en su Tierra Pura de la Bienaventuranza, donde existen todas las condiciones ideales para alcanzar la Iluminación, puedan hacerlo para alcanzar el Despertar en una sola vida. 

Dentro del Budismo Mahayana, este camino ha sido interpretado de diferentes maneras. Unos lo ven como un Upaya, un medio hábil empleado por el Buda para que, por medio del Nembutsu (la meditación o visualización del Buda Amida y su Tierra Pura y la recitación de su Nombre - "Namu Amida Butsu") los seres puedan alcanzar el Renacimiento - el Despertar. Así, el Buda Amida es el Universo, y a su vez, nuestra Naturaleza Búdica Innata - la Mente Unica - y visualizarlo es comulgar y purificar nuestra Mente; el Deseo de Renacer en la Tierra Pura es el Deseo de Alcanzar el Despertar (Bodicitta); el Nembutsu es el medio o camino para revelar nuestra Naturaleza Búdica Innata - es el puente que disuelve nuestro ego falso finito y nos une al Infinito (Universo - Buda); y el Renacimiento en la Tierra Pura es el Despertar. Entonces, este Mundo Saha es la Tierra Pura de la Bienaventuranza, visto desde los ojos de un Iluminado, de un Buda. Somos nosotros los que lo volvemos impuro con nuestros malos pensamientos, palabras y acciones, resultados de nuestra Ignorancia Fundamental y nuestro ego falso. Por ello, podemos Renacer en la Tierra Pura aquí y ahora.

Sin embargo, otras personas (la gran mayoría), ven el camino Tierra Pura como un medio para alcanzar un Renacimiento en la Tierra Pura de la Bienaventuranza luego de la muerte, dado a que este mundo no les es conductivo para alcanzarlo, y allí, comvertirse en Budas y continuar realizando el trabajo salvífico del Buda en el mundo. Este Renacimiento puede surgir luego de la muerte, y así, los devotos recitan el Nembutsu para alcanzar esta nueva vida; otros, piensan que al momento en que se establece una fe firme, aseguras el Renacimiento en esta vida, y en ese momento, tu vida se transforma, y tus pensamientos, palabras y acciones, así como tu posterior Nembutsu, son una ofrenda de agradecimiento al Buda.

Personalmente, no creo que ninguno de estos acercamientos sea incorrecto; todos son medios hábiles que conducen al mismo fin - el Renacimiento = Despertar.

Genshin fue uno de los personajes más importantes en el desarrollo del Budismo Tierra Pura en Japón, logrando, en el mismo espíritu de los Grandes Maestros Chih-i y Saicho, armonizar y unificar esta rama con el resto de la filosofía de la Tradición del Loto de la Iluminación Original Universal (Hongaku Shiso).

Genshin nació en el pueblo de Taima en la provincia de Yamato (actual prefectura de Nara) en una familia de la nobleza provincial llamada Urabe. La familia de Genshin eran devotos budistas, y su madre, quien era una devota del Sutra del Loto, recitaba el Nembutsu y mantenía los Preceptos budistas, fue a un templo y le oró a una estatua del Bodhisattva Kannon por un hijo. Allí, tuvo un sueño donde sel e apareció un monje que le dió una joya; meses más tarde, nació su hijo Genshin. A mediados de la adolescencia, ingresó en el sacerdocio de  la escuela Tendai, dado a la muerte de su padre, y aun sueño auspicioso que tuvo durante la visita a un templo, donde un monje le dió un espejo y le dijo que podría pulirlo y con el, ver todo en el Cosmos, y se convirtió en discípulo de Ryogen (Jie Daishi, 912–985), uno de los clérigos más eminentes de la época y Abad (Sozu) de la Escuela Tendai. Poco se sabe de la carrera temprana de Genshin, excepto que presidió una importante ceremonia Tendai en 973 y cinco años más tarde, cuando tenía treinta y seis, escribió un tratado erudito sobre metafísica budista (Abhidharma).

La fama de Genshin subió enormemente a medida que le mostraba naturalmente a todos su erudición y piedad. Genshin logró dominar los rituales esotéricos y la academicidad budista con gran habilidad, logrando ganar debates y subir dentro de los rangos eclesiásticos de la Escuela Tendai. Pero Genshin poco a poco se sintió insatisfecho con los problemas políticos de la era que se habían adentrado dentro de los confines del monaterio Enryakuji en el Monte Hiei, la sede de la Escuela Tendai. En esos tiempos, existía una fuerte rivalidad entre dos facciones dentro de la Escuela Tendai: el linaje Jimon (Valle) y Sanmon (Montaña), también conocidas como las facciones Enchin y Ennin. Los orígenes del cisma comenzaron con una rivalidad entre los linajes de dos discípulos del fundador del Budismo Tendai, el Gran Maestro Saicho, llamados Ennin y Enchin, sobre quién sería el Sozu del templo Enryakuji, en lugar de basarse en opiniones diferentes sobre el dogma o doctrina. Después de la muerte de Enchin en 891, esta rivalidad solo se profundizó, y en 923, el 18 Sozu, Ryogen, encendió aún más esta rivalidad, mientras buscaba solidificar los linajes de Ennin no solo en Enryakuji, sino como los únicos representantes de la secta Tendai en la corte imperial. 

Las disputas y rivalidades hicieron que Genshin decidiera retirarse a un templo separado dentro del Monte Hiei llamado Yokawa. Alí, se dedicó a profundizar más en los apsectos Tierra Pura de la Escuela Tendai, y compuso importantes tratados sobre el tema. En las enseñanzas y prácticas Tierra Pura, Genshin descubrió un camino y una forma de llevar a todos los seres, sin importar sus habilidades y capacidades, al Despertar. Genshin escirbió: "La nube del corazón que desea la Tierra Pura se convertirá en la nube de bienvenida. Estaba buscando el Camino del Buda durante toda la noche, pero fue realmente para encontrarlo en mi propio corazón. Cuando alcanzo la Iluminación y entro en la brillante luz del sol de la comprensión, inmediatamente la nieve del error y las transgresiones se derrite." Con estas palabras, Genshin se decidió a sistematizar las enseñanzas y prácticas Tierra Pura dentro de la Escuela Tendai para el beneficio de todos los seres, sean inteligentes o no, sabios o tontos, hombres o mujeres, adultos o ancianos - todos pueden comprender las enseñanzas budistas y ponerlas en práctica dentro del camino Tierra Pura.

Con esta convicción, Genshin comenzó a profundizar en su estudio y práctica y a componer tratados para este propósito. En 981 escribió un trabajo sobre un tema budista de la Tierra Pura, llamado "La Contemplación sobre el Ojo de la Sabiduría [Byakugo] del Buda Amida", donde detalla la manera de visualizar el Ojo de la Sabiduría o entrecejo del Buda Amida, basado en el Sutra de la Contemplación. Genshin argumenta que aquellos que no tienen la habilidad de visualizar en detalle al Buda Amida y su Tierra Pura según se detalla en los Sutras pueden visualizar solo el entrecejo, y con ello, alcanzar el Renacimiento en la Tiera Pura. Genshin escribe:

"Entre los ojos del Buda Amida, se encuentra el Ojo de la Sabiduría. Dentro de esta marca, hay 84,000 marcas secundarias. Cad marca secundaria emite 84,000 rayos de luz. Estas luces son sutiles y contienen todos los colores como joyas brillantes....las mismas iluminan las diez direcciones como cien billones de soles y lunas. Dentro de esta marca se manifiestan todos los Budas, alrededor de los cuales se congregan circularmente los Bodhisattvas. En una sola voz sublime, predican el Dharma...Cada rayo de luz ilumina todos los mundos en las diez direcciones, abrazando a todos los seres que practican el Nembutsu, para nunca abandonarlos...Yo, también, me encuentro abrazado por la luz del Buda Amida. Aunque mis malas pasiones obstruyen mi visión, la Gran Compasión del Buda Amida no cesa de brillar osbre mi en todo momento sin descanzar."

De acuerdo con Genshin, la luz del Buda Amida se encuentra brillando sobre todo los seres incansablemente, llevando a todos los que toca hacia el Despertar, predicando el Dharma de la forma necesaria. Esta luz asume la forma necesaria y el mensaje adecuado para predicar el Dharma y llevar a todos los seres a la Iluminación. 

En el año 985, Genshin completó el trabajo por el que es principalmente conocido, el Ōjōyōshū (Fundamentos del Renacimiento en la Tierra Pura). ). El Ōjōyōshū fue una de las primeras obras sobre un tema Tierra Pura que se compuso en Japón. Esta obra señaló no solo un cambio en los intereses de Genshin, sino también el comienzo de una transición en la historia del Budismo japonés. En esta obra, Genshin cita 654 pasajes de unas 160 escrituras budistas sobre los temas más importantes del Budismo de la Tierra Pura: sobre los sufrimientos de los seis caminos de la transmigración del Samsara y especialmente los tormentos del infierno; sobre los placeres y ventajas de la Tierra Pura del Buda Amida, y en camino de lograr el Renacimiento; y el cultivo del Nembutsu (meditativo, visualizativo y recitativo). Este último tema se trata con gran detalle. Hay descripciones de métodos del Nembutsu Meditativo (Kannen Nembutsu - visualizar la forma del Buda Amida y su Tierra Pura, o meditar en su esencia), del Nembutsu Recitativo (Shomyo Nembutsu - recitar el Nombre del Buda Amida [entre ellos, "Namu Amida Butsu"] con profunda devoción), del Nembutsu Especial y el Nembutsu para la hora de la muerte. También se expone la fe que debe acompañar al Nembutsu y la abundante confirmación de su eficacia y méritos. A lo largo de la obra, Genshin deplora repetidamente los sufrimientos de este mundo e insta a sus lectores, ya sean ricos o pobres, laicos o clérigos, a buscar la emancipación confiando en la compasión del Buda Amida. El Ōjōyōshū se convirtió en una de las obras más populares sobre un tema budista en la historia de la literatura japonesa. En su Prefacio, Genshin escribe:

"La enseñanza que nos muestra cómo obtener el nacimiento en la Tierra Pura y la manera más sencilla de entrenar para convertirse en un Buda, es para los pecadores de este mundo oscuro tan fácil como ver con los ojos o caminar con los pies. Como es una enseñanza tan bendita, ¿no alcanzarían el renacimiento todos los que buscan con el corazón más anhelado, sacerdotes y laicos, hombres y mujeres, nobles e innobles, sabios y necios? Sólo las enseñanzas reveladas y ocultas son abarcadoras, y las causas y circunstancias y las disciplinas religiosas son numerosas, pero no son difíciles para los inteligentes y sabios que pueden entender fácilmente estas cosas. Pero, ¿qué pasa conmigo quien soy sólo un hombre ignorante? No puedo comprender estas cosas difíciles y caminar por el sendero de los sabios. Es por eso que me dirigí a la única puerta del Nembutsu. Tengo ahora paz de corazón y he decidido exponer brevemente en líneas generales la enseñanza de las Escrituras sobre este asunto. Esto debe ser una ayuda para entender y para poner las enseñanzas en práctica."

Al final de su obra, Genshin cita los beneficios del Nembutsu: eliminar el karma negativo y transformarlo en buen karma, estar protegido por los Budas, Bodhisattvas y deidades, obtener una visión de los Budas, escapar de la transmigración del Samsara, renacer en la Tierra Pura, y alcanzar el Despertar.

En el año siguiente a la finalización del Ōjōyōshū, Genshin y otros devotos de la Tierra Pura, tanto clérigos como laicos, formaron una sociedad devocional llamada "Nujugo Zammai-e" (Sociedad Nembutsu Samadhi de los Veinticinco). El Ōjōyōshū de Genshin sin duda sirvió como inspiración y guía para los ejercicios devocionales de esta sociedad. Esta sociedad se dedicaba a fomentar la práctica y el cultivo del Budismo Tierra Pura, la cual debemos recordar que no es una escuela separada, sino una rama de práctica dentro del Budismo Tendai. El Voto de la Sociedad comienza así:

"El Triple Mundo está caracterizado por el sufrimiento, y todo en la existencia es impermanente. El sufrimiento y la impermanencia, ¿quién no los aborrece? Y sin embargo, hemos continuado naciendo y mueriendo desde el principio de los tiempos, sin poder Despertar el Deseo de Alcanzar la Iluminación, y sin escapar los Reinos del Mal. Cuán triste es esto. ¿Cuándo poremos plantar las semillas de la liberación?...Ahora nos prometemos ser 'buenos amigos' unos con otros para que en el momento de nuestra muerte podamos ayudarnos a ser consicentes del Buda Amida".

Esta Sociedad se dedicaba a recitar el Nembutsu y realizar sus prácticas visualizativas, a circumvalar la estatua del Buda Amida, a recitar el Sutra del Loto y el Sutra del Buda Amida y su Tierra Pura (Sutra Corto), a recitar el Mantra de la Luz, a exhortar la práctica de los Preceptos y las buenas obras, y a cuidar unos de otros, sobre todo, en momentos de enfermedad o muerte.

Además de esta Sociedad de Amida, Genshin fundó la Sociedad de Shakyamuni, que se dedicaba casi exclusivamente al Sutra del Loto, para recrear la Tierra Pura de la Luz Serena en el Monte Hiei, donde se entronizaba una figura del Buda Shakyamuni y se le hacían ofrendas, se recitaban Sutras Mahayanas - sobre todo, el Sutra del Loto - se recitaba en Nombre del Buda Shakyamuni, y se daban lecturas sobre el Sutra del Loto. 

Luego de componer estas y otras obras, Genshin se dedicó a continuar componiendo obras, a realizar y ser juez en debates, y profundizar en su estudio, fe y práctica, y a servir como consejero en la corte imperial, aún mientras continuaba recluso en Yokawa. Igualmente, Genshin ayudó a crear pinturas del Buda Amida para los momentos finales de los devotos, llamados "Raigozu", así como liturgias e himnos devocionales. 

En el año 1017, la salud de Genshin se encontraba demasiado deteriorada, y sintiendo su final cerca, Genshin se bañó y se puso ropas limpias, purificó su boca, ató un hilo de su mano a la mano de la pintura del Buda Amida llegando por el horizonte, se recostó en su lado derecho, e hizo que sus discípulos congregados recitaran estos versos: 

"Las puertas puras de la compasión son numerosas como las motas de polvo creadas al pulverizar innumerables mundos. Juntas, dan a luz la marca sublime del Buda. Entre todas las marcas, no hay ninguna que no sea. Por ello, nadie debe de preocuparse de no recibirla.

"El rostro del Buda Amida es bueno, perfecto, y puro, como la luna llena. Su radianza dignificada es como mil soles y lunas. Su voz es como un tambor celestial. Por ello, le rendimos homenaje al Buda Amida".

Genshin, entonces, recitó estos versos:

"Tomo refugio en la Tierra Pura de la Bienaventuranza en el Oeste, esa sublime Tierra Pura, y en la Gran Compasión del Buda Amida".

Luego de recitar estas líneas, Genshin le rindió ofrendas al Buda Amida, juntó sus manos en oración, y continuó recitando el Nembutsu silentemente. Cuando los monjes volvieron, Genshin se encontraba inmóvil, con sus manos en oración aguantando el rosario, sonriendo, con su rostro hacia el Buda.

* * *

La imágen que tenemos hoy de Genshin es la de un recluso piadoso que se dedicó exclusivamente al Nembutsu Recitativo, pero esta imagen ha sido creada y apropiada por monjes de otras sectas para apoyar su agenda doctrinal e interpretativa. La vida y obra de Genshin revelan un monje erudito que abrazaba y apoyaba la totalidad de las enseñanzas y prácticas budistas, siguiendo la Tradición del Loto, escribiendo famosos tratados de filosofía y academicidad budista, siempre envelto en el estudio y la devoción al Sutra del Loto y al Budismo Tierra Pura.

En la vida y obra de Genshin se puede ver el comienzo de un cambio en Japón del Budismo monástico de élite al Budismo popular y devocional. El Ōjōyōshū en sí mismo es un intento de reconciliar estos dos tipos de fe. Enseña, por ejemplo, que el Nembutsu Meditativo es la forma más elevada de cultivo espiritual, porque puede producir Iluminación en la vida presente, pero que el simple Nembutsu Recitativo también es excelente, especialmente para laicos y pecadores, porque puede resultar en el Renacimiento en la próxima vida en la Tierra Pura del Buda Amida y la Iluminación eventual allí. Por lo tanto, la mayor importancia de Genshin radica en su contribución al crecimiento de un movimiento Tierra Pura en Japón.

Para la gente común, describió vívidamente la cosmovisión budista de la Tierra Pura de la dolorosa transmigración en este mundo versus la dicha de la Tierra Pura de la Bienzaventuranza del Buda Amida, inculcando el miedo a la primera y un profundo anhelo por la segunda. A la intelectualidad y al clero, presentó la vasta literatura del Budismo continental de la Tierra Pura y una estructura elaborada de la Tierra Pura, especialmente el Nembutsu, la teoría y la práctica. Para todos los japoneses, ofreció la posibilidad de salvación basada en la devoción sincera y la práctica simple del Nembutsu. Las enseñanzas de Genshin fueron una gran inspiración para Honen (1133-1212), fundador de la secta Jodo-shu del Budismo japonés, y Genshin es considerado uno de los siete patriarcas de la secta Jodo Shinshu fundada por Shinran.

Estos posteriores patriarcas del Budismo Tierra Pura, quiens fueron monjes Tendai, como Honen (Jodo-shu) y Shinran (Jodo Shinshu), fundaron sus propias escuelas durante el periodo Kamakura y predicaron la práctica exclusiva del Nembutsu Recitativo, citando a Genshin como su patriarca, contrario al espíritu de Genshin. 

Sin embargo, como vimos, Genshin fue un fiel promulgador de la total unión y armonización de las enseñanzas y prácticas budistas dentro de una sola escuela, fiel a la Tradición del Loto fundada por el Buda en este mundo, y rescatada por los Grandes Maestros Chih-i y Saicho, fundadores de la Escuela Tendai, al mantener que el Sutra del Loto es el Ekayana o Vehículo Unico, la última enseñanza y la enseñanza máxima dada por el Buda, que puede llevar a todos los seres al Despertar, y que todos los seres poseen la Naturaleza Búdica - la capacidad de alcanzar el Despertar en esta vida. Su gran espíritu de compasión y sabiduría fue guiado por la actividad dinámica del Universo, del Buda Eterno, para llevarnos a todos a la Otra Orilla del Nirvana.

Por todo esto, hoy, conmemoramos la vida y obra del sistematizador del Budismo Tendai Tierra Pura. "Namu Eshin Sazu".

* * *

En este blog, pueden encontrar traducciones y otras explicaciones sobre las obras de Genshin y la larga tradición Tierra Pura. 

Esta introducción a la vida y obra del Gran Maestro Genshin abre un nuevo Ciclo de Lecturas, "La Tesorería del Dharma: Las Enseñanzas del Ojoyoshu", paralelo por el resto de este año, donde detallaremos las enseñanzas y prácticas Tierra Pura basadas en los escritos de Genshin, por primera vez en el mundo Hispano. Que todos podamos Renacer en flores de loto.