Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Sunday, May 10, 2020

Las Enseñanzas Eternas del Buda: Epílogo al Ciclo de Lecturas sobre el Sutra del Loto - El Sutra de la Meditación en el Bodhisattva Samantabhadra

Este año, como todos los años, tanto en Puerto Rico como en Japón, concluimos nuestro ciclo de lecturas de estudio sobre el Sutra del Loto, el cual es la Escritura Sagrada más importante del Budismo. En nuestro ciclo, vimos un resumen de los acontecimientos del Sutra, sus enseñanzas más importantes, y cómo se traducen a nuestra vida cotidana en el Siglo 21. 

Como recordamos, el Sutra del Loto es el sermón del Buda más venerado en todo el Este de Asia y es considerado la enseñanza perfecta del Buda. El Sutra del Loto contiene tres enseñanzas importantes: (1) Siddhartha Gautama, el Buda Shakyamuni, fue un ser mortal y a su vez una manifestación del Buda Eterno. Por ello, el Buda nunca murió, sino que su presencia se extiende a través del tiempo eterno. Así como el Buda se extiende a través del tiempo, igual lo hace su salvación hacia todos los seres. (2) La salvación (el Despertar) es para todos los seres, incluyendo las mujeres y los seres malvados, a quienes se le había negado la posibilidad de alcanzar la Iluminación en sermones anteriores. (3) El Sutra del Loto abarca todas las enseñanzas y prácticas budistas bajo el Vehículo Único (Ekayana), siendo todos medios válidos para alcanzar el Despertar. Esto hace que el mensaje del Sutra del Loto sea eterno, universal y abarcador. Es por esto que es la enseñanza máxima del Buda en el mundo.

El Sutra del Loto nos narra que el Buda Shakyamuni es el Buda Eterno que reside eternamente en la Tierra Pura de la Luz Serena, este mundo, donde constantemente se encuentra predicando el Dharma (las enseñanzas) y llevando a todos los seres a la salvación (el Despertar). Esta Tierra Pura ha existido, existe y continuará existiendo inclusive cuando el universo sea consumido y renovado en el final de los tiempos.

El Sutra nos recuerda que todos podemos escuchar y ver al Buda Shakyamuni predicando el Dharma en este momento. Sólo debemos abrir nuestra mente y corazón a la maravilla de la Existencia. Es por ello que el Sutra del Loto es la enseñanza máxima del Buda en el mundo.

Ahora, como epílogo a nuestro ciclo de lecturas, terminaremos nuestro estudio con el Sutra que por siglos se ha considerado como el Epílogo del Sutra del Loto: El Sutra de la Meditación en el Bodhisattva Samantabhadra. Estaremos basando nuestro estudio en mi traducción, que se puede conseguir en línea en este enlace.


El Sutra de la Meditación en el Bodhisattva Samantabhadra (Virtud Universal), fue un sermón dado por el Buda Shakyamuni poco tiempo después del Sutra del Loto. La enseñanza del mismo revuelve alrededor del concepto del arrepentimiento y la purificación de los seis sentidos (tacto, visión, gusto, audición, olfato y la mente). Como recordamos, el Sutra del Loto nos enseñó que todos los seres poseen una esencia pura, que es eterna, llena de felicidad y que esa esencia es nuestro Verdadero Ser. Esa es nuestra Naturaleza Búdica, la energía iluminada que anima y mueve todo en el universo; la esencia misma que aparece en los mundos y encarna compasivamente para llevarnos la sabiduría del Dharma, para salvar a todos los seres sintientes: los Budas y Bodhisattvas. No importa lo que hagamos, esa esencia, esa Naturaleza Búdica, se mantiene pura. Pero los seres no la perciben dado a la oscuridad de la ignorancia y sus pasiones ydeseos ciegos. Este Sutra nos ayuda a revelarla.

Luego de concluir el Sutra del Loto, el Buda partió del Pico del Aguila y fue al reino de Vaisali de camino a Kusinagara, donde finalmente entraría en el Parinirvana. En Vaisali, el Buda anunció que entraría en el Nirvana en tres meses. En ese instante, Ananda, Kasyapa y el Bodhisattva Maitreya le preguntan al Buda cómo las personas pueden despertar el Bodhicitta, el deseo de alcanzar el Despertar, practicar el Camino del Bodhisattva, practicar de acuerdo con las enseñanzas y penetrar en la verdadera naturaleza de la existencia, todo esto, sin cortar completamente los deseos, purificando los seis órganos de los sentidos, destruyendo todos los pecados. En ese momento, el Buda contesta que todos deben seguir el ejemplo del Bodhisattva Samantabhadra.

El Buda entonces explica cómo deben de visualizar y meditar sobre el Bodhisattva Samantabhadra (Virtud Universal):

"Ananda, si en el futuro existen seres ... que reciten los Sutras del Gran Vehículo, los practiquen, los enseñen, y que se deleiten en ver la forma y el cuerpo del Bodhisattva Virtud Universal, y se jubilan al ver la Estupa del Buda Tesoros Abundantes, se alegran al ver al Buda Shakyamuni, y los Budas que emanaron de él, y se regocijan por obtener la purificación de los seis órganos, deben aprender y practicar este método de meditación. Los méritos de esta mediación los librarán de todos los obstáculos y les harán ver las formas excelentes de los Iluminados. Aunque todavía no hayan entrado en contemplación sólo porque recitan y guardan los Sutras del Gran Vehículo, se dedicarán a practicarlo y después de haber guardado sus mentes continuamente en el Gran Vehículo durante un día o tres o siete días, serán capaces de ver al Bodhisattva Virtud Universal; aquellos que posean mayores impedimentos lo verán después de siete veces siete; de nuevo los que tienen impedimentos más pesados lo verán después de un nacimiento, los que tienen impedimentos mucho más pesados lo verán después de dos nacimientos; nuevamente aquellos que tienen impedimentos aún más pesados lo verán después de tres nacimientos. Así, la retribución por este karma es diversa y no es igual. Por esta razón predico la enseñanza de diversas maneras.

“El Bodhisattva Virtud Universal es ilimitado en el tamaño de su cuerpo, ilimitado en el sonido de su voz, e ilimitado en la forma de su imagen. Deseando venir a este mundo, él hace uso de sus poderes trascendentes y encoge su estatura al pequeño tamaño de un ser humano. Dado a que los seres en Jambudvipa poseen los tres obstáculos pesados, por su poder de la sabiduría él aparece transformado como un hombre montado en un elefante blanco. El elefante posee seis colmillos y con sus siete patas sostiene su cuerpo en un trono de los siete metales preciosos. Bajo sus siete patas, al caminar, crecen siete flores de loto. El elefante es blanco como la nieve, el más brillante de todos los tonos de blanco, tan puro que incluso el cristal y las montañas del Himalaya no se pueden comparar con él. El cuerpo del elefante es de cuatrocientos cincuenta yojanas de longitud y cuatrocientos yojanas de altura. Al final de los seis colmillos hay seis piscinas. En cada piscina crecen catorce flores de loto exactamente del tamaño de las piscinas. Las flores están en plena floración como el rey de los árboles celestiales. En cada una de estas flores hay una hija preciosa cuya continencia es roja como el carmesí y cuya radiación supera la de las ninfas. En la mano de esa chica aparecen, transformados de sí mismos, cinco arpas, y cada uno de ellas posee quinientos instrumentos musicales como acompañamiento. Hay quinientos pájaros, incluyendo patos, gansos salvajes y patos mandarines, todos del color de joyas preciosas, surgiendo entre flores y las hojas. En el tronco del elefante hay una flor, y su tallo es el color de una perla roja. Esa flor de oro sigue siendo un brote y aún no ha florecido. Habiendo terminado de contemplar esto, si uno se arrepiente de sus pecados, medita en el Gran Vehículo atentamente con toda devoción y lo reflexiona incesantemente, podrá ver la flor instantáneamente florecer e iluminarse con un color dorado. La copa de la flor de loto es una taza de gemas de kimshuka con maravillosas joyas de Brahma, y ​​los estambres son de diamante. Un Buda transformado se encuentra sentado en los pétalos de la flor de loto con una serie de Bodhisattvas sentado en los estambres de la flor de loto. Desde entre las cejas del Buda transformado sale un rayo de luz que entra por el tronco del elefante. Este rayo, que tiene el color de una flor de loto roja, emana del tronco del elefante y entra en sus ojos; el rayo emana entonces de los ojos del elefante y entra en sus oídos; emana de los oídos del elefante, ilumina su cabeza, y se convierte en una corona de oro. En la cabeza del elefante hay tres hombres transformados: uno sostiene una rueda de oro, otro una joya, y otro con un diamante. Cuando levanta el diamante y se lo enseña al elefante, este camina unos pasos inmediatamente. El elefante no pisa el suelo, sino que se sitúa a siete pies sobre la tierra, pero el elefante deja en el suelo sus huellas, que son perfectamente perfectas, haciendo que las ruedas se agranden con mil rayos. De cada rueda en las huellas crece una gran flor de loto, en la cual aparece un elefante transformado. Este elefante también tiene siete patas y camina tras el gran elefante, cada vez que el elefante transformado levanta y deposita sus piernas, aparecen siete mil elefantes, todos siguiendo al gran elefante y su séquito. Sobre el tronco del elefante, que tiene el color de un loto rojo, hay un Buda transformado, que emite un rayo de luz de su entre sus cejas. Este rayo de luz, como se mencionó antes, entra por el tronco del elefante. El rayo emana del tronco de los elefantes y entra en sus ojos; El rayo emana de los ojos de los elefantes y entra en sus oídos; de los oídos del elefante y alcanza su cabeza. Gradualmente ascendiendo a los elefantes de nuevo, este rayo se transforma en una silla de montar de oro, que se adorna con los siete metales preciosos, que están decorados con cosas preciosas, formándose en un pedestal de joyas. En este pedestal hay una flor de loto que posee los preciosos siete metales, y ese estambre también está compuesto de cien joyas. La copa de esa flor de loto también está hecha de una gran joya. En la copa hay un Bodhisattva Virtud Universal que se sienta con las piernas cruzadas. Su cuerpo, puro como una joya blanca, irradia cincuenta rayos de cincuenta colores diferentes, formando un brillo alrededor de su cabeza. De los poros de su cuerpo él emite rayos de luz, e innumerables Budas transformados están al final de los rayos, acompañados por los Bodhisattvas transformados como su séquito.

“El elefante camina en silencio y despacio, y va delante del practicante del Gran Vehículo, lloviendo grandes flores de loto hechos de piedras preciosas. Cuando este elefante abre su boca, las preciadas hijas, que habitan en las piscinas en los colmillos de los elefantes, tocan música celestial cuyo sonido es místico y exalta el camino de la realidad del Gran Vehículo".

Entonces, el Buda explica cómo el practicante debe tomar refugio en los Tres Tesoros, arrepentinrse, recitar Sutras y exhaltar las virtudes de Samantabhadra, igual como se hace en todos los servicios budistas tradicionales. Si esto se realiza correctamente, el Buda dice que:

"Habiendo hecho así este voto, el practicante debe reverenciar a los Budas en todas las direcciones seis veces día y noche, y debe practicar la ley del arrepentimiento; debe leer los Sutras del Gran Vehículo y recitarlos, pensar en el significado del Gran Vehículo, y reflexionar sobre su práctica, reverenciar y servir a los que la guardan, ver a todas las personas como si estuviera viendo al Buda, y tratar a los seres vivos como si fueran su madre y su padre".

Si se realiza esto, y se arrepiente sinceramente y confiesa todos sus pecados cometidos por los seis sentidos, el practicante podrá ver al Bodhisattva Samantabhadra y a todos los Budas y Bodhisattvas y deidades, "llenando los infinitos e innumerables mundos en todas las direcciones". Igualmente, verá todasl as Tierras Puras en todas las direcciones.

Luego, el Sutra menciona, con largas descripciones, la forma en que el practicante debe de arrepentirse de los pecados de cada uno de los seis sentidos, purificándolos. Estas secciones son recitadas en ocasiones especiales en los templos Tendai en una ceremonia llamada "Hokke Sempo", la cual fue compuesta por el maestro Tendai Daishi (Chih-i), basada en estos pasajes del Sutra.

Un detalle importante es que en este Sutra leemos:

"El Buda Shakyamuni se llama Mahavairocana, el que permea todos los mundos, y su morada se llama la Tierra Pura de la Luz Serena, un lugar que está compuesto del Paramita de la Eternidad, el Paramita de la Pureza, el Paramita de la Felicidad y el Paramita del Verdadero Ser, donde el Paramita de la Bienaventuranza no se queda en el aspecto de su cuerpo y mente, donde los aspectos de todas las leyes no pueden ser vistos como existentes, ni no existentes, donde todos habitan en la emancipación tranquila, y en el Prajna Paramita. Debido a que estas formas se basan en la ley eterna, ahora debes meditar en los Budas en todas las direcciones".

Esto reitera todas las enseñanzas perfectas y completas dadas en el Sutra del Loto. Luego el Buda dice:

"La práctica del Bodhisattva no debe ser detenida ni limitada, ni debe de apartarse del océano de los mundos. Al meditar sobre la mente de uno, no hay mente que uno pueda encontrar, excepto la mente que viene de su pensamiento pervertido. La mente, presente en tal forma, surge de la falsa imaginación. Como el viento en el cielo, que no tiene punto de referencia. Tal forma de la ley no aparece ni desaparece. ¿Qué es el pecado? ¿Qué es la bienaventuranza? Como la propia mente está vacía de sí misma, el pecado y la bienaventuranza no tienen existencia. De igual manera, todas las leyes no son fijas ni van hacia la destrucción. Si uno se arrepiente así, meditando en su mente, no hay mente que puede aprovechar la ley también no morar en la ley. Todas las leyes son la emancipación, la verdad de la extinción, y la quiescencia. Tal aspecto se llama el gran arrepentimiento, el gran arrepentimiento adornado, el arrepentimiento del aspecto del no-pecado y la destrucción de la discriminación. El que practica este arrepentimiento posee la pureza del cuerpo y la mente en la ley, libre como el agua que fluye. A través de cada reflexión, verás al Bodhisattva Virtud Universal y los Budas en todas las direcciones".

"El océano de impedimento de todos los karmas
Se produce a partir de los falsos pensamientos.
Si uno desea arrepentirse de ellos
Debe de sentarse derecho y meditar sobre el verdadero aspecto de la realidad.
Todos los pecados son como la escarcha y el rocío,
Que son evaporados por el sol de la sabiduría".

Esto nos muestra que las transgresiones o pecados, al igual que el karma, están vacíos de existencia intrínseca, y al meditar sobre la verdadera naturaleza de la realidad, son como el rocío, el cual es evaporado bajo los rayos del sol. Cuando utilizamos nuestra Naturaleza Búdica para arrojar luz sobre nuestra oscuridad, la oscuridad automáticamente se desvanece.

Finalmente, el Buda nos dice cómo podemos poner las enseñanzas del Sutra en práctica:

"Deben sentir que siempre estan bajo el ojo de los Budas, Bodhisattvas y deidades y tener constantemente la mente correcta ... deben recordar la profunda doctrina de los Sutras y del vacío ... deben cumplir su deber filial con sus padres y madres y respetar a sus maestros y ancianos ... deben creer profundamente las causas y los resultados de las cosas, tener fe en el camino de una realidad, y saber que el Buda nunca está extinguido ...".

¿Qué significa esto en nuestras vidas? Esto significa que los que practiquen las enseñanzas siempre estarán bajo la protección de los Budas, Bodhisattvas y deidades, los cuales le asistirán en su camino, así como la luz del sol alumbra sobre toda la tierra. Es por eso que es importante desarrollar una relación y conexión personal con los Budas y deidades. Esto ayuda a fortalecer nuestra fe y motiva nuestra práctica. Al hacer esto, la Gracia de los Budas nos ayuda en nuestra práctica, facilitando el proceso de meditación y de guardar los Preceptos. Cuando estudiamos y practicamos correctamente, junto con la ayuda de la Gracia de los Budas, podemos irradiar los resultados de nuestra práctica y ser ejemplos y agentes de cambio positivo en el mundo. Entonces, automáticamente, repagamos nuestra deuda de gratitud para con nuestros padres y ancestros, maestros, gobernantes y para con todos los seres sintientes. Finalmente, debemos de recordar que el Buda no fue solo el maestro Gautama, el fundador del Budismo, sino que el la Esencia de Vida y de Luz del Universo, y que todos poseemos una chispa de esa luz, nuestra Naturaleza Búdica, la cual está trabajando incansablemente por nuestro Despertar.

El Buda concluye el Sutra diciendo: "Si en los mundos futuros hay alguno que practique estas leyes de arrepentimiento, sepa que tal persona se ha puesto el manto de la vergüenza, está protegido y es ayudado por los Budas y alcanzará la Perfecta Iluminación" .

Espero que el ciclo de lectura de este año haya sido del agrado de todos. Recordemos que estas entradas solo proveen un breve resumen del Sutra y no han sido hechas para reemplazar la lectura y el estudio del Sutra mismo. 

Que todos podamos juntos alcanzar el Despertar.