Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Saturday, May 9, 2020

Las Enseñanzas Eternas del Buda: Ciclo de Lectura del Sutra del Loto 2019 - XII

Hoy continuaremos con nuestro ciclo de charlas sobre el Sutra del Loto. La semana pasada tocamos los capítulos 23, 24 y 25, donde aprendimos sobre las vidas y votos de tres Bodhisattvas que ejemplifican las enseñanzas y prácticas del Sutra del Loto, los Bodhisattvas Rey de la Medicina, Sonidos Maravillosos, y Aquel que Escucha los Sonidos del Mundo (Avalokiteshvara). El Bodhisattva Avalokiteshvara, quien es llamado Kannon Bosatsu en Japón, es tal vez el Bodhisattva más famoso del panteón budista en el Este de Asia, y es uno de los dos Bodhisattvas que acompañan al Buda Amida en su Tierra Pura de la Bienaventuranza. 

Hoy, en nuestra última entrada de nuestro ciclo de lectura anual, tocaremos tres capítulos cortos, los capítulos 26, 27 y 28, que concluyen nuestro estudio del Sutra del Loto por este año. En estos capítulos, veremos cómo todas las deidades, incluídos los espíritus negativos, juran protejer a los devotos del Sutra del Loto y ayudar a mantener esta enseñanza viva tras la muerte del Buda. Igualmente, conoceremos sobre otros grandes Bodhisattvas, como el Bodhisattva Samantabhadra, quien personifica el ideal de la mente altruísta, y sus votos de ayudar a todos los seres a alcanzar la Budeidad.


El capítulo 26, titulado "Dharani", nos provee fórmulas mántricas para protección, al igual que muestra el rol de las deidades y su protección a las enseñanzas y devotos budistas. "Dharani" es una palabra en sánscrito wue se puede traducir como "retención", y los mismos condensan las enseñanzas budistas en tan solo unas líneas. Los mismos ayudan a la memorización de las enseñanzas (si sabes sánscrito), las cuales luego son usadas para una amplia variedad de usos. La inclusión de estas fórmulas en el Sutra del Loto muestra la influencia del Budismo Esotérico en la composición del Sutra.

En el capítulo, el Bodhisattva Rey de la Medicina se levanta y le pregunta al Buda Shakyamuni sobre los méritos que recibirán los practicantes si recitan el Sutra del Loto. El Buda Shakyamuni le responde que los méritos de una persona que recite aunque sea una fresa del Sutra del Loto superan las ofrendas hechas a millones de Budas. En ese instante, conmovido, el Bodhisattva Rey de la Medicina expone una serie de dharanis para protejer a todos awuellos que enseñen y practiquen el Sutra del Loto, y dice que el abuso hacie ellos es igual o peor que el abuso cometido contra los Budas. 

Luego, otro Bodhisattva llamado Pradanasura, se levanta y recita otro dharani para la protección contra cualquier demonio. Debemos destacar que en el Budismo, los demonios son entidades negativas, pero igualmente, llamamos demonios a los pensamientos negativos y a todos los obstáculos en nuestra práctica. 

Luego, el Rey Celestial del Norte, Vaisravana (Bishamonten), se levanta de su asiento y recita otro dharani para la protección de los practicantes. Bishamonten es uno de los protectores budistas más famosos en Japón, y uno de los más poderosos. Luego, otros seres celestiales, espíritus y demonios juran proteger a los practicantes del Sutra del Loto, recitando dharanis, y expanden sobre los pecados de abusar del Dharma. 

Esta capítulo es recitado a veces para protección, especialmente, los dharanis. Pero es importante recordar que si bien los dharanis poseen poder, el mismo es dado gracias a los poderes de los Budas, Bodhisattvas y deidades, y que la devoción y la práctica poseen inherentemente ese mismo poder protectivo. Así que no es importante recitar los dharanis per se, sino mantener una práctica regular y mostrar constante devoción al Buda y las deidades. Así, la protección viene por sí misma.

El capítulo 27, titulado "La Vida Pasada del Rey Adornos Maravillosos", nos muestra al Buda relatando la vida pasada de un rey, en el tiempo de un Buda pasado. Este rey tenía dos hijos, los cuales eran practicantes budistas. En ese tiempo, el Buda iba a predicar el Sutra del Loto. Los hijos deseaban que su madre, la rena, y su padre el rey, estuvieran presentes durante el sermón, pero el rey no creía en el Budismo. El rey, si bien era justo y bueno, seguía las enseñanzas de los brahmanes y poseía muchas creencias erróneas, lo que a veces nublaba su juicio. Los dos hijos fueron a donde su padre y manifestaron grandes logros, mostrando un buen dominio de las enseñanzas y grandes virtudes como resultado de sus prácticas. El padre se conmovió tanto con el logro de sus hijos que le preguntó de dónde habían aprendido todo ello, a lo que los hijos contestaron que lo aprendieron del Buda. En ese momento, el rey quiso conocer al Buda y darle las gracias por haberle enseñado tantas cosas buenas a los hijos.

Entonces, el rey, la reina, los hijos y todo el palacio fue a donde el Buda para escuchar el Sutra del Loto. Allí, creyeron y aceptaron sus enseñanzas, alcanzando profundos Samadhis. Entonces, el rey y sus hijos se postraron frente al Buda y le dieron las gracias. El rey le obsequió al Buda sus collares preciosos, los cuales el Buda aceptó y convirtió en un enorme pabellón que emitía luces en todas las direcciones, y le dijo al rey que allí alcanzaría la Budeidad en un futuro. En ese momento, el rey se convirtió al Budismo junto con todos los trabajadores del palacio y todo el reino. Todo, gracias a la bondad de sus hijos, quienes fueron como dos maestros para el rey su padre. Finalmente, el Buda Shakyamuni relata que esos dos hijos no eran otros que el Bodhisattva Rey de la Medicina y el Bodhisattva Pradanasura en vidas pasadas.

Este capítulo nos muestra la importancia de mostrar los beneficios de la práctica en nuestros pensamientos, palabras y acciones - con nuestras vidas - y no solo con las palabras. A veces, los más difíciles de convencer son nuestra propia familia, ya que nos conocen de toda la vida, y si bien podemos mostrar cambios, piensan que es porque hemos tomado el Budismo como moda y que es algo pasajero. Es importante destacar que no debemos convertir a nadie, sino que nuestro cambio interno iluminará nuestro exterior y será una luz para otros. Debemos ser el cambio que queremos ver en el mundo.

Finalmente, el capítulo 28, titulado "La Exhortación del Bodhisattva Samantabhadra", nos cuents que ne ese momento, el Bodhisattva Samantabhadra (Virtud Universal) llegó (tarde) acompañado de muchos discípulos desde una Tierra Pura en el Este del universo para mostrar sus respetos al Buda Shakyamuni y al Sutra del Loto. En ese momento, el Buda revela que, tras su extinción, las personas pueden que deseen aprender el Sutra pueden obtenerlo si hacen cuatro cosas: (1) se sienten contantemente bajo la vista y protección de los Budas, (2) plantan buenas raíces de virtud, (3) se unen a otros con votos similares para alcanzar el Despertar, y (4) hacen el voto de salvar a todos los seres sntientes. 

Es importante destacar que como nos muestra este capítulo, todos los practicantes budistas siempre nos encontramos bajo la protección de los Budas, Bodhisattvas y deidades, pero esa protección no es forzada, sino que debemos de permitirla a través de nuestra devoció, estudio y práctica. Cuando nos encontramos rodeados por la luz protectora de los Budas y cuando estudiamos y practicamos el Dharma, nuestra esencia se perfuma, y esto nos ayuda a ser luces en el mundo. Igualmente, se nos facilita el cultivo de buenas raíces virtuosas. Igualmente, es importante el rodearnos de personas afines, porque juntos, como Sangha, nos ayudamos en nuestro estudio y práctica. Finalmente, debemos recordar que al final, todo lo que hacemos no es solo para nuestro beneficio, sino para el beneficio de todos los seres sintientes. 

En ese instante, el Bodhisattva Samantabhadra hace el voto de proteger a todos los que lean, estudien, reciten, expongan o copien el Sutra del Loto. Si a;lguien medita en el Sutra, él aparecerá montado en su elefante blanco con seis colmillos y lo protegerá, ayudándolo a penetrar en sus profundos significados y a entender todas dus enseñanzas. Entonces, el Bodhisattva Samantabhadra recita unos dharanis protectores para beneficio de todos los presentes. 

Luego ,el Buda Shakyamuni alaba las virtudes y votos del Bodhisattva Samantabhadra, y dice que todo el que estudie y practique el Sutra del Loto debe ser tratado como el mismo Shakyamuni en el mundo, que alcanzará el Despertar rápidamente y que salvará a incontables seres sintientes.

Entonces, todos los presentes juraron estudiar y pracricar sus enseñanzas, se postraron en profundo agradecimiento ante el Buda, y partieron. 

Aquí termina el Sutra del Loto Blanco de la Ley (Dharma) Mística. Espero que el mismo haya sido del agrado de todos. Recordemos que estas entradas solo proveen un breve resumen del Sutra y no han sido hechas para reemplazar la lectura y el estudio del Sutra mismo. Recomiendo a todos leer mi traducción del Sutra (El Sutra del Loto Blanco de la Ley Mística), al igual que mis comentarios extensos sobre el mismo (El Sutra del Loto Comentado, Vol I y Vol II; así como La Llave del Sutra del Loto), los cuales se pueden conseguir por Amazon.

En la próxima entrada, detallaremos el Sutra que sirve como epílogo al Sutra del Loto, el Sutra de la Meditación en el Bodhisattva Samantabhadra.