Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Sunday, May 24, 2020

10 Años de Dharma: Reflexiones de un Ministro Budista


El Dharma, las enseñanzas del Buda, es como un océano sin límites. Se dice que el Buda predicó 84,000 enseñanzas, una para cada enfermedad existencial del ser. Y dentro de cada una de esas enseñanzas, existen infinitos significados, diseñados para ajustarse a las capacidades, necesidades y naturalezas de todos los seres. Sus enseñanzas son como una gran barca que lleva a todos los seres a la Otra Orilla del Despertar, salvándolos del océano del sufrimiento. Por ello, su estudio es materia seria, y tarea de toda una vida. ¿Qué puede hacer uno para repagar la deuda de gratitud que le debemos a la manifestación misma del Universo? 

Este año se cumplen 10 años desde que decidí dedicar mi vida religiosa a hacer el Dharma disponible a la comunidad hispanohablante. Pero si bien he escrito muchos libros al respecto, en ellos se puede encontrar muy poco sobre mi vida personal. Espero compartir en estas líneas ciertas reflexiones sobre mi camino espiritual y mi ministerio.

Hace más de 10 años, comencé mi estudio del Budismo, gracias a las artes marciales. Desde pequeño, he dedicado todo el tiempo posible a estudiar y comprender las diferentes religiones y filosofías del mundo. Pero fue cuando comencé en las artes marciales que comenzó mi interés sobre el Budismo. Comencé mi travesía en la Soka Gakkai, una escuela budista japonesa laica basada en las enseñanzas del Budismo Nichiren. Al mismo tiempo, estudiaba y practicaba en el Centro Zen local que pertenecía a la escuela Rinzai, y leía sobre todas las escuelas budistas chinas y japonesas. Leí todo el material disponible sobre el Budismo japonés, y dado a diferencias doctrinales, luego de ser líder de estudio y de jóvenes, dejé la Soka Gakkai y comencé a estudiar con dos sacerdotes de la Nichiren-shu. Para ese momento mi práctica era bastante ecléctica, combinando la meditación con la recitación de Sutras, el Nembutsu y otras prácticas budistas. Esto no fue bien visto por los ministros de la Nichiren-shu, quienes basan su práctica exclusivamente en la recitación del Daimoku y el Sutra del Loto. Por ello, comencé a estudiar con un maestro Tierra Pura, quien vio con sospechas mi mezcla, pues ellos solo se enfocan en la recitación del Nembutsu. Así, tanto los ministros Nichiren como el maestro Tierra Pura me refirieron a la escuela Tendai, la cual abarca todas las enseñanzas y prácticas de forma armónica.

Para ese tiempo, un grupo de "rebeldes" de la Soka Gakkai y un maestro de artes marciales comenzamos un pequeño grupo ecléctico, y con ello se creamos la Chinsei Hikari Bukkyo Kai, una organización basada en el Budismo japonés cuya misión es el estudio y la difusión de las enseñanzas budistas. Pero el noventa porciento de nuestro materiales de estudio eran en inglés, y casi nadie podía leerlos. La necesidad de materiales de estudio en español, junto con la gran cantidad de información errónea sobre Budismo en la internet en español, me forzó a crear material budista verdadero en un lenguaje sencillo que todos podamos entender. Al cabo de unos meses, terminé de escribir el material, pero el costo de impresión era muy alto. Para remediarlo, busqué otras formas de hacer el material disponible de forma física (nada reemplaza el tener un libro en las manos), y al cabo de unos meses,  en el año 2010, publiqué mis primeros dos libros: "El Arbol de la Iluminación: Una Introducción a las Enseñanzas del Buda" y "El Buda: Una Biografía Mahayana", los cuales presentaban las enseñanzas del Buda en el mundo desde la óptica universal del Budismo Tendai. Desde entonces, he podido publicar una traducción del Sutra del Loto, y muchos otros Sutras, a la vez que he escrito libros que arrojan luz sobre diferentes aspectos del Budismo.

Muchos años más tarde, estuve con un maestro de Budismo Tendai que resultó ser falso. Esto me hizo ser bien celoso y buscar siempre los antecedentes y el historial (linaje) de alguien antes de estudiar con cualquier persona. Es triste cuando las personas se aprovechan de los demás en todos los ámbitos, pero es peor cuando lo hacen con la espiritualidad. Es por eso que uno siempre debe de investigar sobre el trasfondo del maestro y de los monjes budistas en Occidente. Gracias a esta revelación, comencé estudios en Shugendo y posteriormente pude ordenarme como sacerdote Yamabushi en Koryu Shugendo. Pero internamente siempre supe que la universalidad de la escuela Tendai era lo que necesitaba. Fue entonces cuando hice los contactos con mi maestro y comencé estudios en el Tendai Betsuin de Nueva York, y tras varios años de estudios, pude ordenarme como sacerdote budista Tendai. Todos los años, yo y otros ministros occidentales viajamos a Nueva York a continuar nuestro entrenamiento para poder servir mejor a las comunidades budistas en nuestros países. Espero poder escribir en un futuro sobre mi proceso y entrenamiento.

Tras 10 años de hacer el Dharma disponible a la comunidad hispanohablante, me doy cuenta que es ahora que mi escritura ha madurado lo suficiente, adquiriendo una voz propia, como para producir un trabajo realmente maravilloso. En esos 10 años hubieron muchos retos, y aún ahora los sigue habiendo. ¿Cómo se debe presentar el Budismo en español? Si bien el Budismo lleva varias décadas en España y en Latinoamérica, aún existe mucha información errónea, tanto histórica como doctrinalmente, y hay muchos grupos liderados por maestros falsos (como los que claman pertenecer a la orden de Hsun Yun), que aprovechan la ingenuidad de las personas para engañarlos y exhaltar sus egos. 

En mis años de experiencia, el practicante hispano tiende a ser mayoritariamente Zen, tibetano, o se encuentra filosóficamente alineado con las escuelas Hinayana (como la Theravada). Si bien otros países como los Estados Unidos tienen una amplia representación de las diversas escuelas budistas del mundo, los países hispanos tienden a tener solamente a la Soka Gakkai, el Zen y el Budismo Tibetano. Igualmente, el practicante hispano tiende a seguir el Budismo junto con alguna otra religión o creencia espiritual, ya sea la judeo-cristiana, o creencias Nueva Era. Así, regresamos a la pregunta, ¿cómo se debe presentar el Budismo en español?

En estos diez años, he intentado varios acercamientos, pero no hasta recientemente que pude encontrar lo que es y será m ministerio: presentar las enseñanzas universales del Budismo a la comunidad hispanohablante, con un mensaje que transmita sabiduría y compasión. Por "universales", me refiero a presentar las enseñanzas ortodoxas de una forma no-exclusivista y que no tenga conflictos con alguna otra creencia que la persona pueda tener. Igualmente, por "universales" me refiero a que benefician a todos, pues toda enseñanza puede ser presentada de una forma que se ajuste a las necesidades y naturalezas de las personas, incluso, llevando un mensaje dhármico sin palabras budistas, y utilizando sus homólogos occidentales; estos son los medios hábiles. Esto es posible gracias a la universalidad original de las enseñanzas ortodoxas Tendai. Por "sabiduría", me refiero al énfasis en el estudio ortodoxo y en el cultivo de la meditación, desde la óptica del Sutra del Loto. Por "compasión", me refiero a la revelación de la actividad dinámica del Universo (el Buda) a través de nosotros, con énfasis en la devoción y la recitación del Nembutsu.

El Budismo es muchas veces erróneamente presentado en Occidente desde el lente humanista anti-cristiano de sus primeros exponentes, con matices pseudo-científicos cercano al nihilismo, y muchos elementos cripto-racionalistas, siendo todo esto otro producto neocolonialista que continùa hasta nuestros tiempos. Mi visión del Budismo, si bien parece foránea para muchos, presenta una imágen tradicional y ortodoxa, mucho más a fin con el Budismo según es practicado en los países asiáticos.

Si bien he usado la palabra "ortodoxa" al referirme a las enseñanzas de la escuela Tendai, esto es porque la escuela Tendai es una escuela japonesa con más de 1,200 años, siendo una de las escuelas más antiguas en Japón (mucho más antigua que las escuelas Zen y Nichiren, que salieron de la escuela Tendai); e igualmente me refiero a que todo lo que enseño parte de esa ortodoxia original. Para sorpresa de muchos, las enseñanzas "ortodoxas" parecen ser más "radicales" que las expuestas por otras escuelas budistas, ya que son más universales y abiertas, abarcando toda la amplia gama de enseñanzas y prácticas budistas japonesas, diferente al Zen, por ejemplo, que solo se enfoca en la práctica de la meditación sentada; o al Jodo, que se enfoca en la recitación exclusiva del Nembutsu. No obstante, dado a mis años de estudio en otras escuelas, mi escritura y enseñanza se ve altamente influenciada por otras escuelas y maestros; sobre todo, por Dogen y Shinran, y maestros contemporáneos como Soga Ryojin, Kenryu Tsuji y Kenryo Kanamatsu, entre otros, y académicos como Brook Ziporin.

La falta de conocimiento, carencia de libros en español y abundancia de pseudo-información (en contraste con nuestra exposición involuntaria a nativitate al judeo-cristianismo y sus vertientes teológicas) han motivado que mis libros sean dirigidos al lector lego, que es quien más se beneficiaría de la información. En las palabras del Prof. John S Yokota: "Los estudios budistas contemporáneos optan por una alegada objetividad y falta de compromiso y caen en la trampa de hablar de una tradición [Budismo] que existe únicamente en sus abstracciones".

Tras 10 años, ya no escribo tanto en formato de libro como lo hago en mi blog y en mis clases en la Sangha Tendai de Puerto Rico. Pero queda mucho por hacer. Entiendo que el Budismo presenta una alternativa a la crisis espiritual y religiosa que estamos viviendo hoy día, y provee un mensaje distinto y necesario en nuestras comunidades, las cuales están siendo atrasadas por discursos cristianos conservadores y militantes, los cuales están trabajando constantemente por quitar derechos, no reconocer igualdades e imponer sus criterios morales anticuados a sociedades que lo que más necesitan es progreso. Es por eso que he decidido tratar de estar activo y proveer información budista correcta en diversos foros en español. He tenido la suerte de haber encontrado compañeros afines en este camino. 

Espero que en varios años la escuela Tendai pueda contar con uno o varios templos físicos en Hispanoamérica. Entiendo que el Budismo Tendai, con su énfasis en el Ekayana o el Vehículo Unico - que reune todas las enseñanzas y prácticas budistas) es el mejor Budismo para Occidente. Pero primero, las personas deben de conocer sobre esta escuela budista, que si bien es una de las más antiguas en Japón, es una de las más nuevas en este hemisferio. 

Hasta ahora, este es mi ministerio, y espero poder seguir realizándolo por muchos años más, hasta el final de mis días en Esta Orilla.