Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.


Saturday, July 17, 2021

El Buda es Vida Eterna: El "mi" en "Amida" - Ciclo de Lecturas sobre los Sutras del Buda Amida - Comentario del Maestro Oui I

 Los Sutras del Buda Amida, que se concentran en lo que se conoce canónicamente como los Tres Sutras de la Tierra Pura (Amida Sankyo), contienen la esencia de este camino budista dentro del Budismo Mahayana. Estos Sutras, que fueron predicados por el Buda Shakyamuni, nos narran la historia, los votos y las condiciones del Renacimiento - el Despertar - en la Tierra Pura de la Bienaventuranza (Nirvana).

Los Sutras del Buda Amida contienen varias enseñanzas importantes: (1) Todos somos una manifestación de la Luz y la Vida Infinita del Universo - el Buda Eterno (Amida). Por ello, todos somos uno con el Buda y poseemos la capacidad (Naturaleza Búdica) de alcanzar el Renacimiento (Despertar) en su Tierra Pura del Nirvana. (2) El Universo es inherentemente bueno, y trabaja constantemente por llevar a los seres al Despertar - la Unidad. Por eso, el Universo se manifiesta y a veces encarna como Budas para predicar el Dharma - las Leyes Universales - y salvar a los seres del sufrimiento en el océano de nacimientos y muertes del Samsara (dualidad) y llevarlos al Despertar (Unidad). (3) Todos los seres pueden alcanzar el Renacimiento, descubrir su Naturaleza Búdica y la unión con el Buda Eterno (Amida) por medio del Nembutsu, que es la recitación del Nombre del Buda, así como las prácticas Tierra Pura de la visualización, los Preceptos, las buenas obras, etc.

El Budismo Tierra Pura es un camino paralelo dentro del Budismo Canónico Mahayana y no un camino independiente o separado. Por ello, es otro medio hábil empleado por los Budas para salvar a todos los seres sintientes, y es parte del Budismo Completo, el cual abarca todas las enseñanzas y prácticas, el Ekayana (Unico Vehículo).

Este año, como todos los años anteriores, comenzaremos un nuevo Ciclo de Lecturas sobre los Sutras del Buda Amida, llamado "El 'mi' en 'Amida'". Esta tradición data de más de 1,200 años en Japón, y el Templo Tendai de Puerto Rico se enorgullece en poder continuarla para el mundo hispano. En este blog podrán encontrar las entradas de los Ciclos anteriores, y he escrito dos libros con comentarios sobre los Sutras. En este año, trataremos de atar las enseñanzas del Sutra a los tiempos en los cuales vivimos. 

Hoy, comenzamos nuestro Ciclo de Lecturas sobre el Sutra del Buda Amida, basado en el Comentario del Maestro Oui. Recomendamos a todos leer las otras dos entradas introductorias al Ciclo y a la vida y enseñanzas del Maestro Oui.

El Maestro Oui comienza su Comentario en la forma tradicional, detallando los "Cinco Niveles de Significados": (1) título, (2) esencia, (3) principio guía, (4) función y (5) enseñanzas y prácticas.

"El Buda se apiadó de la multitud de seres sintientes engañados y presentó enseñanzas transformadoras de acuerdo con los diversos potenciales de estos seres sintientes. Aunque todas estas enseñanzas se derivan de la misma fuente, se emplean muchos medios hábiles diferentes. Entre todos estos recursos, si buscamos el más directo y el más completo, ninguno es tan bueno como buscar el renacimiento en la Tierra Pura a través del recuerdo de Buda (recitación del Nombre del Buda - Nembutsu). Si buscamos el más simple y confiable entre todos los métodos del Nembutsu, lo mejor es desarrollar la fe y los votos y concentrarse en recitar el Nombre del Buda."

De las 84,000 enseñanzas dadas por el Buda Shakyamuni en sus más de 40 años de predicación en el mundo, el Nembutsu es la práctica más completa y accesible para todos los seres sintientes. Esto es porque el Nembutsu abarca los Preceptos, la Meditación, la Recitación de Sutras y Mantras, los Paramitas, las buenas obras, etc. Dado a que es una práctica fácil (recitación), que no requiere largo tiempo ni el desarrollo de habilidades físicas ni meditativas, ni un profundo estudio sobre las doctrinas budistas como la Vacuidad, es un método al alcance de todos. Esto es lo que lo hizo la forma de Budismo más aceptada y practicada en todo Asia. Como continúa Oui:

"Esta es la razón por la que los antiguos tomaron el Sutra del Buda Amida como su guía de estudio diario, a través de tres escrituras de la Tierra Pura que han circulado una al lado de la otra en el mundo a lo largo de las generaciones. El Sutra del Buda Amida muestra que el método de recitar el Nombre del Buda se aplica a personas de capacidades altas, medias y limitadas. Abarca tanto el nivel de los fenómenos como el nivel de la verdad interior (noúmeno), sin omitir nada. Abarca tanto el Budismo Zen como el Budismo Canónico, y no deja nada fuera. ¡Este método es realmente increíblemente genial!

"A lo largo de las generaciones, desde la antigüedad, no ha faltado gente para comentar y explicar el Sutra del Buda Amida. Con el tiempo, muchos de estos comentarios han caído en el olvido y hoy en día no sobreviven muchos. Hace una generación, el Maestro Chu-hung de Yun-chi escribió su extenso y sutil comentario, y el Maestro de mi propio maestro, Yu-hsi, escribió el Comentario Completo del Camino Medio, que es profundo y muy erudito. Estos dos comentarios son ​​como el sol y la luna: todos los que tienen ojos los ven. Pero en estos dos comentarios el estilo literario es elaborado y los niveles de significado son complejos. Sus alcances finales son insondables.

"Por lo tanto, dejé a un lado todos los escrúpulos acerca de mi propia mediocridad e ignorancia y escribí otro comentario, explicando los puntos esenciales del Sutra. No me atrevería a apartarme de los ancianos Chu-hung y Yu-hsi solo para ser original, ni me obligaría a estar de acuerdo con ellos por el simple hecho de estar de acuerdo. Cuando miro su ejemplo, es como si me rodearan picos elevados. Aunque mi comentario de ninguna manera describe completamente el verdadero reino de la tradición de la Tierra Pura, no debo dejar de darles a cada uno de ustedes una visión personal de la misma.

"Cuando uno explica el texto del Sutra, hay cinco capas de significado profundo:

Primero, hay que explicar el título del sutra.

Esta escritura se llama 'El Sutra del Buda Amida predicado por el Buda'. Este Sutra toma su título de quien lo expone y de quien habla. El Buda es el maestro maestro, el que expone las escrituras en este mundo, es decir, Shakyamuni. Por el poder de sus votos de gran compasión, nació aquí en el mundo de las Cinco Turbiedades. Como el primero en alcanzar el Despertar [en este mundo], su misión era llevar la Iluminación a aquellos que despertarían más tarde. El Buda es el que lo sabe todo y lo ve todo."

Si bien todos los Budas emanan de la misma Fuente - son encarnaciones del Universo - para llevar el Dharma a los seres y abrirles el camino al Despertar - la salvación del sufrimiento -, cada Buda posee sus propósito y votos específicos. En el caso del Buda Shakyamuni, la encarnación de este mundo, su propósito era predicar los 84,000 medios hábiles para salvarnos del sufrimiento y revelar nuestra Budeidad. El Buda Shakyamuni decidió despertar en este Mundo Saha de las Cinco Turbiedades. Las cinco turbideces se enumeran como: (1) la contaminación de las opiniones, cuando predominan los pensamientos e ideas incorrectos y perversos; (2) la contaminación de las pasiones, cuando se exalta toda clase de transgresiones; (3) la profanación de la condición humana, cuando la gente suele estar insatisfecha e infeliz; (4) la contaminación de la duración de la vida, cuando la duración de la vida humana en su conjunto disminuye; y (5) la profanación de la era mundial, cuando abundan las guerras y los desastres naturales. Pero al igual que todos los Budas, su misión era una con el Buda Eterno: abrir las puertas de la Iluminación.

"La intención del Buda es liberar a los seres sintientes. Dado que el potencial de los seres sintientes para alcanzar la Iluminación está maduro, el Buda les expone estas enseñanzas de la Tierra Pura que son difíciles de creer, y permite a sus oyentes alcanzar la liberación final. Por eso está lleno de alegría."

Si bien la misión de todos los Budas es permitirles a los seres revelar su Naturaleza Búdica Innata y alcanzar el Despertar, alcanzando la Budeidad, las naturalezas, capacidades, necesidades e inclinaciones de los seres difieren. No todos se encuentran en el mismo nivel espiritual. Por ello, los Budas predican diferentes enseñanzas y prácticas, cada una diseñada para resonar con los seres individual o colectivamente y llevarlos gradualmente al Despertar. De todas estas, el método del a Tierra Pura es la más fácil. 

"El Buda Amida es a quien Shakyamuni se refiere en el Sutra. Amida es la guía de la Tierra Pura. Por el poder de sus cuarenta y ocho votos, recibe a los seres sintientes que han jurado practicar el recuerdo del Buda invocando el Nombre de Buda y les permite renacer en la Tierra de la Bienaventuranza Suprema y nunca retroceder desde allí. El nombre sánscrito 'Amitabha' significa "Vida Infinita" y también 'Luz Infinita'. El punto esencial es que todo en él es Infinito: sus méritos y su sabiduría, sus poderes sobrenaturales y su poder en el Camino, su encarnación y su entorno, su trabajo en la exposición de las enseñanzas budistas y la liberación de los seres sintientes."

La meta final del Buda Shakyamuni al revelar sobre la existencia del Buda Amida, sus votos, y el renacimiento en la Tierra Pura es revelar que todos somos uno con el Buda - el Universo. Por ello, todos poseemos la Naturaleza Búdica - la capacidad de alcanzar el Despertar y ser Budas, y de aliviar nuestro sufrimiento y el de los demás en el mundo.

"En segundo lugar, hay que discernir la esencia del Sutra.

"La verdadera esencia de todas las escrituras del Gran Vehículo (Mahayana) es la Realidad Absoluta (Marca Real) misma. ¿Qué es la Realidad Absoluta? Es la Mente Pura de los Seres Sentientes. Esta mente no está dentro, ni fuera, ni en el medio. No es pasado, no es presente ni futuro. No es verde ni amarillo ni rojo ni blanco, largo ni corto ni cuadrado ni redondo. No es un aroma, ni un sabor, ni una textura, ni un objeto mental. Cuando lo buscamos, no podemos encontrarlo, pero no podemos decir que no existe. Crea todos los mundos y todos los reinos, pero no podemos decir que exista. Está desapegado de los pensamientos y discriminaciones condicionados, de todas las palabras y características, pero los pensamientos y discriminaciones condicionados y los mundos y características no tienen ninguna identidad separada aparte de ellos."

Si bien vivimos en el mundo de la dualidad, esta dualidad es parte de la Unidad; es por eso que todo está interconectado. No es que este mundo sea irreal, o que la Realidad Absoluta sea la verdadera realidad: ambas modalidades - unidad y multiplicidad, Realidad Absoluta y Realidad Convencional - son dos manifestaciones de la actividad dinámica del Cosmos. Son dos caras de una misma moneda; dos manifestaciones de la misma Realidad. Todos los Sutras budistas apuntan a esta Realidad. Lo que esta Realidad intenta al manifestarse a los seres en la forma de Budas es ayudarnos a realizar nuestra Unidad Fundamental. Cuando vemos que no somos entidades independientes, sino que estamos en una red profunda de interconexiones con todos y todo, surge en nosotros un profundo sentimiento de compasión y sabiduría. Es por eso que el Maestro Oui continúa explicando:

"Esencialmente, la Realidad Absoluta se desprende de todas las características, pero se fusiona con todos los fenómenos. Al estar separado de las características, carece de forma y, al estar fusionado con todos los fenómenos, les da todas sus formas. A falta de una alternativa, le imponemos el nombre de Realidad Absoluta (es decir, Mente, Marca Real, Naturaleza de Buda)".

Esto es explicado con mucho más detalles en el tratado "El Despertar de la Fe en el Mahayana" de Asvaghosa.

"La esencia de la Realidad Absoluta no es inactiva ni consciente, sino que está inactiva y, sin embargo, siempre brilla con conciencia, brilla con conciencia y, sin embargo, siempre está inactiva. En cuanto a que brilla con conciencia pero en reposo, se le llama la Tierra Pura de la Luz Serena. En cuanto a que está quieto pero brilla con conciencia, se le llama el Dharmakaya puro (Cuerpo del Dharma). La quietud consciente se llama Dharmakaya, el Cuerpo Dharma de todos los Budas. La conciencia tranquila se llama Sambhogakaya, el Cuerpo de Recompensa. Para los Budas, la quietud y la conciencia no son dos, los cuerpos y las tierras no son dos, lo que es inherente y lo que se cultiva no son dos, la Verdadera Esencia y la función de respuesta no son dos - todo es la Realidad Absoluta. La realidad y las apariencias no son ni dos ni dos. Por lo tanto, la esencia de la Realidad en su conjunto actúa tanto como el entorno que rodea a los seres sintientes como como sus propios cuerpos. Actúa como el Cuerpo del Dharma y el Cuerpo de Recompensa de los Budas. Actúa tanto como uno mismo y como los demás."

Si bien todos los seres y los Budas y todo en el Cosmos emanan de una misma Esencia - la Realidad Absoluta - los seres sintientes, dado a sus naturalezas dualistas (como parte del diseño y la evolución del Cosmos) no reconocen su Unidad Fundamental, y se sienten alienados del mundo y unos de otros, lo que hace que busquen cómo llenar ese espacio vacío existencial con cosas exteriores, en vez del cultivo de la Consciencia Universal - la Unidad. Esto crea apegos a las cosas agradables y desprecio por las cosas desagradables, lo que crea aún más apego al mundo y sus manifestaciones. Esto hace que los seres, en su ignorancia, creen mal karma (malas causas y malas condiciones que luego germinan en nuevas manifestaciones negativas) y sufrimiento, lo que hace que continúen en el ciclo repetitivo de nacimientos y muertes en el Samsara. Pero el Universo es fundamentalmente bueno, y emana apariciones (Cuerpos de Recompenza o Sambhogakayas) y encarna (Nirmanakayas) para llevar un mensaje de unidad, y revelar las Leyes Universales a los seres, aliviar el sufrimiento y llevarlos a la Unidad - el Despertar.

"Así, el que habla el Sutra y el que se habla, los Budas que pueden liberar a los seres sintientes y los seres sintientes que son salvados, la capacidad de creer y aquello en lo que se cree, la capacidad de hacer votos y lo que es prometido, la capacidad de concentrarse en el Nombre del Buda y el Nombre del Buda en el que se concentra, la capacidad de nacer en la Tierra Pura y nacer en la Tierra Pura misma, la capacidad de alabar a los Budas y a los Budas que son alabados - todos estos son la huella del 'verdadero sello' de la Realidad Absoluta. En otras palabras, los seres sintientes de la Mente Verdadera (Mente Bodhi) es la esencia de todos los Sutras Mahayana."

Todos somos uno con el Buda - el Universo. Es por eso que no hay dualidad en la Realidad Absoluta. Es por ello que un Budismo Completo es tanto Sabiduría como Compasión. La Sabiduría se revela como la práctica del estudio y la medtación, donde difuminamos gradualmente las capas ilusorias de nuestro ser falso y finito y nos fundimos con nuestra Verdadera Naturaleza - la Unidad. La Compasión se revela como la práctica de la fe y de la recitación del Nombre del Buda, el Nembutsu. Cuando recitamos el Nembutsu, despertamos nuestra Naturaleza Búdica Innata y nos fundimos con el Buda Amida - nuestra Verdadera Naturaleza. En ambas prácticas existe una negación de nuestro ser finito e individual, nuestro ego, y reconocemos la total interconexión de todos los fenómenos. 

"En tercer lugar, hay que explicar el principio rector.

"El principio rector es la ruta esencial para cultivar la práctica, el eslabón clave para comprender la esencia de nuestra mente, el marco rector para la miríada de prácticas. Cuando sostienes una red, la malla se abre. Cuando levantas el cuello de una camisa, también salen el pecho y las mangas. Por lo tanto, después de explicar la esencia del Sutra, debemos discernir el principio rector. El principio esencial para la cultivación en este Sutra es desarrollar la fe y los votos y recitar el Nombre del Buda. Sin fe, no estamos lo suficientemente equipados para hacer votos. Sin votos, no estamos lo suficientemente equipados para guiar nuestra práctica. Sin la maravillosa práctica de recitar el Nombre del Buda, no estamos lo suficientemente equipados para cumplir nuestros votos y llevar nuestra fe a buen término."

El primer paso en nuestro camino budista el desarrollar el Bodhicitta: el Deseo de Alcanzar el Despertar por el bien de todos los seres. Si bien alcanzar el Despertar puede ser logrado en esta vida y en este cuerpo, a veces, dado a nuestras obstrucciones kármicas, nuestros deseos y pasiones, puede que tome una o varias vidas antes de que nos convirtamos en Budas. No obstante, aun cuando no lo alcancemos en esta vida, el mero hecho de hacer el voto es suficiente para asegurar su eventual consecución. El propósito principal de este Sutra es exhortarnos a realizar el voto del Bodhicitta y recitar el Nombre del Buda Amida para que podamos revelar nuestra Naturaleza Búdica y manifestar nuestra Budeidad aquí y ahora, en todas las facetas de nuestra vida. Cuando recitamos el Nembutsu, somos Budas en ese momento e instante.

"El Sutra primero expone el medio ambiente puro de la Tierra Pura y los cuerpos exaltados de sus habitantes para engendrar fe en nosotros. A continuación, nos insta a hacer votos para orientar nuestra práctica. Luego enseña la práctica de recitar el Nombre del Buda como la ruta de ascenso directo sin retroceso (no retroceso)."

Cuando practicamos el Dharma y vislumbramos nuestra Unidad Fundamental, entramos en la etapa del No-Retroceso. Esto significa que sin importar si alcanzamos el Despertar en esta vida o no, nunca abandonaremos el camino budista y tenemos nuestro Despertar a la vuelta de la esquina. 

"Fe significa tener fe en uno mismo y fe en los demás (Buda y Bodhisattvas). Significa estar seguro de causa y efecto, de los fenómenos y de la verdad interior (noúmeno)."

Si bien el camino Tierra Pura es mostrado por muchos como un camino de "Otro Poder" (Tariki), que significa que alcanzamos el Despertar o Renacimiento gracias al poder salvífico imparcial y compasivo del Buda, realmente, al igual que en la Parábola de la Casa en Llamas del Sutra del Loto, el Buda solo nos puede ayudar y salvar si lo solicitamos. No somos salvados a la fuerza. Es por eso que debemos de realizar nuestro esfuerzo. Cuando practicamos el Dharma - cuando usamos nuestro "Poder Propio" (Jiriki), los Budas nos dan las fuerzas y descienden su Gracia sobre nosotros y nos ayudan a alcanzar el Despertar. Sin embargo, la motivación inicial a la práctica es parte del funcionamiento dinámico del Universo - del Buda Eterno - que busca llevar a todos los seres a la Unidad - el Nirvana. Es por eso que es tanto causa como efecto; noúmeno como fenómeno; esencia como manifestación. Todo es Uno.

"Los Votos significan sentir aversión al mundo mundano y desapegarse de él. Los votos significan buscar con gusto la Tierra Pura de la Bienaventuranza Suprema. Práctica significa persistir en la práctica de recitar el Nombre del Buda con un solo propósito y sin confusión (con un solo punto de la mente)."

El Budismo Tierra Pura se basa en la Fe, los Votos y la Práctica. La Fe es la fe en el poder salvífico del Buda Eterno Amida y que todos poseemos la Naturaleza Búdica, la capacidad de alcanzar la Budeidad. Esto es tanto trascendente (Luz Infinita) como inmanente (Vida Infinita). Los Votos es el voto de alcanzar el Despertar por el bien y la salvación de todos los seres sintientes. Esto se manifiesta como el voto del Renacimiento en la Tierra Pura del Nirvana. La Práctica entonces son todas las prácticas (meditación, preceptos, paramitas, visualización, recitación, buenas obras, etc.) conducentes al Renacimiento en la Tierra Pura (Despertar de la Budeidad). El Maerstro Oui profundiza en estos tres elementos esenciales.

"[Fe]. Creer en nosotros mismos significa creer que la Mente Verdadera no es una manifestación física, ni el reflejo de objetos enredados, que se extiende a través del tiempo sin ningún antes o después y a través del espacio sin límites. Aunque sigue las condiciones causales durante todo el día, nunca cambia.

"Todo el espacio en las Diez Direcciones y todos los mundos incontables como átomos son originalmente cosas creadas por esta Mente nuestra. Aunque estamos engañados y confundidos, si por un solo momento regresamos a esta Mente, estamos seguros de que naceremos en la Tierra de la Bienaventuranza Suprema originalmente inherente a nuestra propia mente, y no estaremos más preocupados por la preocupación y la duda. A esto se le llama 'creer en nosotros mismos'".

Todo en el Cosmos es una manifestación de la Realidad Absoluta, la Talidad (Tathata), de la cual emanan todos los Budas (Tathagatas). Fe, entonces, en el contexto budista, es la absoluta creencia sin lugar a dudas en el funcionamiento dinámico de la Budeidad en el Cosmos. Cuando alcanzamos el Samadhi (concentración meditativa en la Unidad), por medio del a meditación o del Nembutsu, realizamos que la Tierra Pura es la Realidad Absoluta del Nirvana, y que la misma es inherente an uestras propias mentes. Cuando realizamos esto, cuando logramos la comunión con el Buda, ya no quedan dudas. Este vislumbre del Despertar es una experiencia que se quedará con nosostros le resto de nuestras vidas y permite que entremos en la etapa del No-Retroceso del Despertar. Esto es el "Propio Poder".

"Creer en los demás significa tener fe en que el Tathagata Shakyamuni ciertamente no mintió, y que el Honrado por el Mundo Amida ciertamente no hizo sus votos en vano. Significa estar seguro de que todos los Budas de todas las direcciones nunca se equivocaron, y significa seguir las verdaderas enseñanzas de todos los iluminados. Significa establecer nuestra voluntad de buscar el renacimiento en la Tierra Pura y dejar de ser presa de la duda y la confusión. A esto se le llama 'creer en los demás'".

Cuando despertamos nuestra Naturaleza Búdica Innata, vemos que nunca hemos estado separados del Buda, y que somos uno con el Buda. El Universo, por su infinita compasión, constantemente busca encaminar a los seres al Despertar. Es por eso que nos embarcamos en la búsqueda espiritual en primer lugar. No fuimos nosotros quienes decidimos llegar al Budismo y la espiritualidad; fueron los Budas los que vieron que estabamos listos e hicieron surgir en nosotros el Deseo de Alcanzar el Despertar. Esto es el "Otro Poder".

"Creer en la base causal significa tener fe en que incluso la invocación del Nombre del Buda realizada en un estado mental confuso y disperso sigue siendo una semilla de Iluminación, y que esto es aún más cierto cuando se invoca el Nombre del Buda con un solo propósito y sin confusión. Si invocamos con sinceridad y determinación el Nombre del Buda Amida, ¿cómo podemos dejar de renacer en la Tierra Pura? A esto se le llama 'creer en la base causal', es decir, que la recitación es la causa de la Iluminación."

Cuando recitamos el Nembutsu con una mente dispersa o caótica, aun así, logramos llamar la atención del Buda. Esto hace que nos proteja y que extienda su manto compasivo sobre nosotros, iluminando cada aspecto de nuestra visa, ayudándonos a avanzar en el camino espiritual, aceptándonos tal y como somos, para nunca abandonarnos. Aun cuando abandonemos el Budismo o la rectitación del Nembutsu, el Buda Amida nunca nos abandona. El Nembutsu ilumina los aspectos oscuros y negativos de nuestro ser y nos humildiza, permitiéndonos desarrollar una compasión profunda por los demás seres imperfectos, que como nosotros, poseen pasiones y deseos bajos. Esto solo, de por sí, nos transforma espritualmente de formas inmensas. Pero si logramos recitar el Nembutsu con una mente concentrada y alcanzar el Samadhi, podemos Renacer en la Tierra Pura aquí y ahora, revelar nuestra Naturaleza Búdica y realizar el trabajo del Bodhisattva en el mundo. Entonces, la Gracia del Buda desciende sobre nosotros y somos "salvos". Desde ese entonces, no recitamos el Nembutsu para alcanzar le Renacimiento ni el Despertar, sino en agradecimiento por el trabajo dinámico que ha estado operando compasivamente en nuestras vidas desde el principio sin comienzo. 

"Creer en el resultado significa tener una fe profunda en que todos los seres espiritualmente superiores reunidos en la Tierra Pura han practicado el Samadhi del Recuerdo del Buda, la concentración meditativa que proviene de recitar el Nombre del Buda. Cuando siembras semillas de melón, obtienes melones, y cuando siembras frijoles, obtienes frijoles. El efecto sigue a las causas, como una sombra sigue una forma física, como un eco responde a un sonido. Nada se siembra en vano. A esto se le llama 'creer en el resultado'".

El Nembutsu no es un camino budista independiente ni separado, sino que es una rama práctica dentro del Budismo Mahayana completo y canónico. Es un error separarlo y convertirlo en un camino exclusivo. Desde sus inicios en la India con el Buda Shakyamuni, una larga tradición de maestros como Nagarjuna, Vasubandhu, Asvaghosa, Tanluan, Daosho, Shandao, Oui, Saicho, Ennin, Ryogen, Senkan, Kuya, Genshin, etc., han practicado el Budismo Tierra Pura dentro de la tradición completa Mahayana. Solo Honen y Shinran crearon escuelas Tierra Pura independientes, pero no crearon nada nuevo; solo se concentraron el la práctica exclusiva del Nembutsu recitado. La única contribución fue la de Shinran al aclarar y desarrollar a su máxima expresión el concepto de la fe budista (Shinjin). Cuando practicamos el Dharma, ya sea la meditación, la recitación del Nembutsu o cualquier otra práctica budista tradicional, no fallaremos en alcanzar el Despertar. 

"Creer en los fenómenos fácticos significa tener una fe profunda en que, aunque esta mente nuestra es efímera, los mundos de las Diez Direcciones basados ​​en ella son inagotables. La Tierra de la Bienaventuranza Suprema realmente existe a diez mil millones de tierras búdicas de distancia, adornada con los adornos más puros. Esta no es una fábula de Chuang-tzu. A esto se le llama 'creer en los fenómenos fácticos'.

"Creer en la verdad interior (noúmeno) significa tener una fe profunda en que los diez mil millones de tierras búdicas (mundos) en realidad no están fuera de nuestra Mente. Dado que realmente no hay nada fuera de esta Mente, tenemos una profunda certeza de que toda la asamblea de seres y alrededores en el Paraíso Occidental es un conjunto de reflejos que aparecen en nuestra mente. Todos los fenómenos se fusionan con la verdad interior, toda la falsedad se fusiona con la Verdad. Todas las prácticas se fusionan con la Verdadera Naturaleza. Todos los demás se fusionan con uno mismo. Nuestra propia mente inherente es omnipresente, y la Mente Búdica también es omnipresente, y la Verdadera Naturaleza de las mentes de los seres sintientes también es omnipresente. Es como mil lámparas en una habitación, cada una de cuyas luces brilla sobre todas las demás y se fusiona con las otras luces sin ninguna obstrucción. A esto se le llama 'creer en la verdad interior' (noúmeno)."

La Budeidad no es algo fuera de nosotros, sino que es algo que revelamos desde nuestro interior. Cuando practicamos el Dharma, actuamos como Budas y somos Budas; manifestamos nuestra Budeidad Innata en el exterior.

"[Votos]. Una vez que tenemos estas formas de fe, debemos entender que el mundo mundano es la contaminación provocada por nuestras propias mentes, y debemos desapegarnos de él; la Tierra Pura es la pureza provocada por nuestras propias mentes, y debemos buscarla con alegría. Debemos renunciar a la contaminación por completo, hasta que no haya nada a lo que se pueda renunciar, y debemos aferrarnos a la pureza por completo, hasta que no haya nada que podamos comprender.

Por lo tanto, el comentario Miao-tsung decía: ' Si lleva el agarre y el rechazo al límite, no están en un surco diferente al de no agarrar y no rechazar. Si no te dedicas a aferrar y rechazar, y solo valoras no aferrar y no rechazar, esta es una forma de aferrarte a la verdad interior y abandonar los fenómenos. Si descuidas el nivel fenomenal, entonces no estás completo en el nivel de verdad interior. Si llega al punto en el que todos los fenómenos se fusionan con la verdad interior, entonces tanto el aferrarse como el rechazar también se fusionan con la verdad interior. A veces, agarrar, a veces rechazar, nada no es el Reino de la Realidad.'"

Si bien todo es Uno, la dicotomía de la dualidad entre el mundo convencional (Mundo Saha) y el Nirvana (Tierra Pura o Realidad Absoluta), así como la de los deseos mundanos y la Iluminación, son necesarias para poder embarcarnos en el camino espiritual. Es la comprensión gradual de la Unidad Fundamental la que nos permite realizar esto en práctica (realidad - fenómeno) y no solo en teoría (potencial - noúmeno). Es la que nos pemite hacer nuestra Budeidad una realidad. La práctica es la que nos permite erradicar la oscuridad de la ignorancia y realizar la Unidad - la Iluminación. Esto es precisamente lo que el Maestro Oui explica ahora.

"[Práctica]. Cuando hablamos de concentrarse en el Nombre del Buda con un solo propósito, nos referimos a la recitación con una mente unificada y no caótica. Invocar el Nombre del Buda es invocar las cualidades de la Budeidad. Dado que las cualidades de la Budeidad son inconcebibles, el Nombre del Buda en sí también es inconcebible. Por lo tanto, incluso si recitamos el Nombre del Buda en un estado mental disperso, sigue siendo una semilla de Iluminación, mientras que aquellos que recitan con determinación ascenderán inmediatamente hacia la Iluminación sin retroceder.

Recitar el Nembutsu es llamar o invocar nuestra Naturaleza Búdica Innata. Al todos nosotros ser uno con el Universo, poseemos potencialmente todas sus cualidades de infinita compasión e infinita sabiduría, así como todas las cualidades iluminadas. Dado a que la Budeidad es innata, podemos despertar a ella en esta vida y en este cuerpo, en cualquier momento. 

"Muchos Sutras enseñan prácticas de la Tierra Pura de varios tipos: contemplar la imagen del Buda, contemplar el concepto del Buda, hacer postraciones, hacer ofrendas, practicar las cinco formas de arrepentimiento y las seis formas de atención plena, etc. Si consumas alguna de estas prácticas y dedicas los méritos al renacimiento en la Tierra Pura, nacerás allí. El método de recitar el Nombre del Buda es el que lo incluye todo, abarca a personas de todas las mentalidades y es el más fácil de practicar. Es por eso que el compasivo, el Buda Shakyamuni, se lo explicó a Shariputra sin que se lo pidiera. Recitar el Nombre del Buda se puede llamar el medio hábil número uno entre todos los medios hábiles, la verdad completa suprema entre todas las verdades completas, la más perfecta de todas las enseñanzas perfectas."

Aquí el Maestro Oui nos confirma que todas las prácticas budistas tradicionales, hechas desde la perspectiva de la Tierra Pura, son prácticas Tierra Pura conductivas al Renacimiento - el Despertar.

"Hay un dicho: 'Si una perla purificadora se pone en agua sucia, el agua sucia no puede dejar de ser purificada. Si el Nombre del Buda se pone en una mente caótica, incluso esa mente caótica no puede dejar de iluminarse'. Recitar el Nombre del Buda con fe y votos es una verdadera causa para el Vehículo Supremo. Las Cuatro Tierras Puras [la Tierra donde los Santos y los seres ordinarios habitan juntos, la Tierra de la Liberación Expediente, la Tierra de la Recompensa Real y la Tierra de la Luz Serena] son ​​los maravillosos frutos del Vehículo Supremo. Si tiene la base causal, el resultado seguramente seguirá. Por lo tanto, la fe, los votos y la recitación del nombre de Buda son los verdaderos principios rectores del Sutra del Buda Amida."

Cuando recitamos el Nembutsu, iluminamos la oscuridad de nuestra ignorancia y encendemos la llama de la Budeidad. Así como un cuerto oscuro por siglos es iluminado al instante en que se enciende una sola vela, de igual forma, no importa la cantidad de deseos y pasiones ni nuestro mal karma, cuando recitamos el Nembutsu, revelamos nuestra Naturaleza Búdica y somos uno con el Buda. Entonces, cuando la Gracia del Buda desciende sobre nosotros, desarrollamos la mente de total confianza (Shinjin) y ya no tenemos más dudas. En ese momento, recibimos la Gran Carruaje Blanco del Vehículo Supremo.

"Cuarto, está la función del Sutra."

El Maestro Oui ahora detalla los Cuatro Renacimientos en las Cuatro Tierras Puras:

"La poderosa función de este sutra es permitirnos renacer en la Tierra Pura y nunca retroceder. El renacimiento en la Tierra Pura se puede categorizar en términos de las Cuatro Tierras Puras, y también en Nueve Grados de Loto en cada Tierra. Aquí daré una breve explicación de las características de las Cuatro Tierras.

"Si recita el Nombre del Buda sin cortar sus Delirios de Vistas y Pensamientos, dependiendo de cuán disperso o concentrado esté, renacerá dentro de los Nueve Grados del Loto de la Tierra donde los Santos y los Seres Ordinarios viven juntos."

Esto es detallado y lo veremos en el nuestro estudio y comentario sobre el Sutra de la Meditación. En el Sutra de la Meditación, el Buda Shakyamuni habló de nueve grados y niveles de renacimiento para ilustrar la validez del decimoctavo voto del Buda Amida. Hay nueve clases de renacimiento: la forma de renacimiento alto, medio y bajo para el grado más alto; la forma de renacimiento alto, medio y bajo para el grado medio; la forma de renacimiento alto, medio y bajo para la clase más baja. En el nivel más bajo hay tres grados o clases: (1) Aquellos de fe genuina y resolución firme, que todavía tienen la mente distraída durante la recitación, nacerán en ela clase inferior - inferior de la Tierra Pura; (2) Aquellos que hayan superado sus distracciones más o menos nacerán en el medio inferior; (3) Aquellos que están libres de distracciones nacerán en la clase superior - inferior. El propósito de afirmar la posibilidad de renacimiento en el nivel más bajo del grado más bajo es revelar la mayor compasión y el poder más inconcebible del Buda Amida. 

"Si recitas el Nombre del Buda hasta el punto de la determinación (nivel fenomenal), tus Delirios de Vistas y Pensamientos se cortan y renaces en la Tierra de la Liberación Expediente de los Arhats y Pratyekabuddhas. 

 Los tres grados de seres antes mencionados, aunque todavía sujetos a ilusiones de percepciones, nacerían en la Tierra Pura, donde los santos y los laicos viven juntos (las cuatro Tierras del Buda de la Felicidad Suprema son todas Tierras Puras). Una vez que renazcan allí, nunca retrocederán. (De acuerdo con la doctrina de algunas otras sectas budistas, sin embargo, uno debe borrar todas las ilusiones de la percepción si quiere alcanzar la codiciada Posición de Nunca Retroceder).

"Si recitas el Nombre del Buda hasta el punto de la determinación (noúmeno o nivel de verdad interior), y pasas de uno a cuarenta y un niveles de ignorancia y engaño, entonces naces en la Tierra de la Recompensa Real donde viven los Bodhisattvas.

"Sin embargo, si recitas el Nombre del Buda hasta el punto en que los cuarenta y dos niveles de ignorancia e ilusión quedan totalmente cortados, esta es la recompensa más alta y renacerás en la Tierra Pura de la Luz Serena donde habitan los Budas."

 Aquellos que pueden recitar sin negligencia y distracción en todo momento y también recitar con una mente imperturbable como un Arhat, nacerán en el Reino Temporal, y aquellos que pueden realizar, mediante la autoexperiencia, la Realidad Absoluta que subyace a todo, y la no diferenciación entre la mente y el Buda, y que, como los Bodhisattvas libres de ignorancia, están desapegados de cualquier influencia, serán clasificados en el superior y renacerán en el Reino de la Recompensa y la Libertad Permanentes y la Tierra Pura de la Luz Serena.

¿Debemos tomar como reales estos grados y clases de Renacimiento? En mi opinión, no. Como hemos visto en mis explicaciones, no hay lugar en la compasión del Buda para grados y clases: todos somos abrazados por la gran luz de compasión del Buda y salvados, para nunca ser abandonados. 

"El Sutra del Buda Amida tiene este tipo de función poderosa, que ningún texto puede describir. La poderosa función del Sutra no debe mencionarse el mismo día que la enseñanza mucho más pesimista de que la cultivación vida tras vida (con todos los peligros del retroceso) es necesaria antes de poder esperar la Iluminación. ¿Cómo pueden los budistas zen y los budistas canónicos dejar de considerar esto?

"Quinto, hay formas de la enseñanza budista en el Sutra para explicar.

"El sutra está contenido en el Canon Mahayana, el Vehículo del Bodhisattva, y es 'hablado por uno mismo', entregado por el Buda sin que se lo pida. Este Sutra permite a los seres sintientes con muchas obstrucciones kármicas que viven en la Era del Fin del Dharma realizar un ascenso directo hacia la Iluminación sin retroceder. Por lo tanto, en el futuro, cuando todos los demás Sutras hayan perecido, solo este Sutra sobrevivirá durante otro siglo, para traer liberación a gran escala a los seres sintientes.

"El Sutra del Buda Amida es un remedio para todas las enfermedades. Está más allá de las relatividades, una fusión perfecta, con un poder inconcebible. El tesoro místico del Sutra del Ornamento Floral (Avatamsaka), la esencia secreta del Sutra del Loto, las enseñanzas esenciales en la mente de todos los Budas, la brújula de las innumerables prácticas de los Bodhisattvas; ninguna de ellas está fuera de este Sutra. Si quisiera alabarlo extensamente, al final de los tiempos todavía no habría terminado. Aquellos con sabiduría deben conocer este Sutra por sí mismos."

Así, como vemos, este Sutra confirma y contiene en su esencia todas las enseñanzas y prácticas de todos los demás Sutras o sermones dados por el Buda Shakyamuni en el mundo, lo cual iremos develando poco a poco en nuestro ciclo. 

La próxima semana, veremos la primera parte del Comentario del Maestro Oui al Sutra.