Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.


Tuesday, July 20, 2021

Alcanzando la Budeidad: Las Prácticas del Budismo - El Servicio Diario (Gongyo)

 El Budismo contiene una amplia serie de prácticas encaminadas a revelar nuestra Naturaleza Búdica - nuestra Unidad Fundamental con el Universo -, nuestra Budeidad Innata, y alcanzar el Despertar. Se dice que el Buda predicó 84,000 enseñanzas, cada una destinada a aliviar uno de los miles de deseos, pasiones e ilusiones que oscurecen nuestra Naturaleza Búdica para hacerla brillar. Si bien estas enseñanzas y prácticas varían de escuela en escuela, la Escuela Tendai de la Tradición del Loto abarca todas y cada una de ellas. En esa serie, veremos brevemente cada una de las prácticas principales budistas y cómo podemos ponerlas en práctica para alcanzar nuestra Budeidad.

El Servicio Diario (Gongyo) es una práctica budista completa, la cual abarca la alabanza, el arrepentimiento, la Toma de Refugio, abre nuestro corazones y mentes al Dharma y su funcionamiento dinámico en nuestras vidas, la recitación de Sutras, la conexión con el Buda, el agradecimiento a los Grandes Maestros de la tradición o escuela, la transferencia de méritos, la conductividad al Renacimiento en la Tierra Pura, la meditación, los Preceptos, los Paramitas...en fin, el Servicio Diario nos permite conectarnos con nuestra Naturaleza Búdica, comulgar con el Buda (Universo), y es la práctica budista más completa en nuestro camino a la Budeidad.

Cada escuela budista posee su propio Gongyo, basado en la selección de Sutras o prácticas particulares de cada tradición. Inclusive, un libro de Servicio Diario es bien extenso, y contiene una amplia variedad de Sutras y prociones que uno varía de acuerdo con las capacidades, inclinaciones y circunstancias de cada uno de nosotros.

La liturgia o Servicio Diario es una forma de conectarnos con nuestra Naturaleza Búdica Innata y comulgar con el Buda (Adhisthana); es una forma de hacer visible y tangible lo invisible e intangible y accesar a la Unidad Fundamental. Es uno de los 84,000 medios hábiles o Upayas del Budismo, y es el más realizado en todo Asia. La práctica completa del Gongyo nos permite igualmente reflexionar sobre dónde estamos en nuestra práctica espiritual, armonizar nuestro cuerpo, mente y espíritu, y adentrarnos en nuestro diario vivir con la confianza y la energía necesaria para realizar el trabajo del Bodhisattva en nuestro mundo.

En la escuela Tendai, el Servicio Diario o Gongyo se divide en dos partes: (1) el Servicio Matutino, basado en el Sutra del Loto; y (2) el Servicio Vespertino, basado en la Tierra Pura. Esta división demuestra lo abarcador e inclusivo de la escuela Tendai, pero tiene sus matices poéticos. El Sutra del Loto es recitado por la mañana ya que representa el comienzo del día y de la vida. El Sutra del Loto es una escritura budista llena de esperanza, optimismo y júbilo. Esto es exactamente lo que queremos trear a nuestras vidas todas las mañanas. Esta es la porción de Sabiduría. Por otro lado, el Servicio Verspertino de la Tierra Pura es realizado en las tardes o noches ya que representa el final del día y de la vida. Así como el Sol se pone en el horizonte, reflexionamos sobre la finitud de la vida y nuestro camino hacia el Despertar. Si no podemos alcanzar la Budeidad en esta vida, podemos aspirar a Renacer en la Tierra Pura del Buda Amida tras la muerte, y allí, perfeccionar todas las prácticas del Bodhisattva y convertirnos en Budas, para regresar a este mundo o los otros mundos y salvar a todos los seres sintientes. Esta es la porción de Compasión.

El Sevicio Diario es una manifestación de la fe budista. La fe es inemsnamente necesaria e importante en el Budismo, aunque algunos maliciosa o ignorantemente la descarten o la ignoren. Desde el principio de nuestro camino en el Budismo, necesitamos un poco de fe, ya que nada de lo que estamos aprendiendo ha sido verificado por nuestra experiencia. El lo mismo con la vida diaria. Cuando pagamo por un servicio tenemos fe en que el servicio será provisto. El mundo trabaja con fe. En el Budismo, debemos tener fe en nosotros mismos, en nuestra Naturaleza Búdica y nuestra capacidad de alcanzar el Despertar, así como fe en los Budas y su trabajo compasivo en el mundo y nuestras vidas. 

De igual forma, el Servicio Diario abre un espacio sagrado en nuestras vidas, donde vivimos en directa comunión con el Dharma, y encontramos al Buda donde quiera que vayamos. El altar budista se vuelve el corazón de nuestro hogar, así como nuestra Naturaleza Búdica es el corazón de nuestras vidas. También, el Gongyo activa las fuerzas protectoras de la vida, los Bodhisattvas y deidades, para que nos protejan.

El Servicio Matutino del Sutra del Loto contiene porciones de recitación del Sutra del Loto, usualmente del capítulo 2 (Medios Hábiles) y del capítulo 14 (Prácticas Pacíficas), pero puede incluir el Sutra del Corazón. Al final de este servicio, podemos practicar la meditación, y cerrar con los Cuatro Votos del Bodhisattva, transfiriendo los méritos al Despertar de todos los seres en esta vida.

El Servicio Vespertino de la Tierra Pura aun así contiene capítulos del Sutra del Loto, como el capítulo 16 (La Vida Eterna del Buda) y del capítulo 25 (La Puerta Universal del Bodhisattva Kannon), pero también suele incluir otros Sutras como el Sutra Corto del Buda Amida, entre otros. La parte más importente del Servicio Vespertino es la recitación del Nembutsu (usualmente 10 veces), para el Renacimiento en la Tierra Pura, así como la oración por los ancestros o familiares difuntos. Al final de este servicio transferimos los méritos para que todos los seres que no alcancen el Despertar en esta vida puedan Renacer en la Tierra Pura de la Bienaventuranza.

Sin embargo, muchos templos han optado por proveer un Servicio Diario básico más simple. Veamos los elementos individuales del Servicio Diario Simple, su significado e importancia. (Este es el Servicio Diario usado por el Templo Tendai de Puerto Rico; los Servicios de los templos Tendai varían levemente).

Servicio Diario

Primero que todo, nos purificamos corporalmente, y encendemos las velas del altar budista o Butsudan, encendemos un incienso o realizamos ofrendas (opcionales), y nos colocamos en Gassho (con las manos unidas en oración) frente al Buda. Cada sección es marcada por una campanada, o solo puedes tocar dos campanas al principio y dos al final del Servicio. Así, llamamos la atención de los Budas, las deidades y todos los seres sintientes. Igualmente, puedes realizar tres postraciones.

1. SANRAI - Refugio:

ISSHIN CHO RAI - JI PO HO KAI - JO JU SANBO.
Tomo refugio en los Budas de las diez direcciones y las tres existencias.

Este verso o mantra nos permite abrirnos en corazón y mente a la Energía de Vida y Luz de los Budas, en el pasado, presente y futuro, y por todo el universo, y nos prepara para encontrarnos con nuestra Verdadera Naturaleza.

2. SAGEMON – Verso de Confesión:

GA SHAKU SHO SO CHO AKU GO
KAI YU MU JI TON CHI
JU SHIN GU I SHI SHO SHO
ISSAI GA KON KAI SAN GE.
Desde el principio de los tiempos, he sembrado semillas generadas por experiencias negativas por mis malas acciones, palabras y pensamientos. Ahora las confieso y me arrepiento de todas ellas.

A través de incontables vidas, hemos cometido innumerables transgresiones en cuerpo, mente y espíritu, donde hemos creado mal karma para nosotros y para otros seres. Una práctica importante en el Budismo es el arrepentimiento. Por medio del arrepentimiento, podemos tomar consciencia de nuestras transgresiones y tomar pasos proactivos para repararlas y no volver a cometerlas. Antes de llegar al Buddhadharma, debemos de confesarnos, purificando así nuestras mentes y corazones, para poder Tomar Refugio. Con esto purificamos y revelamos nuestra Verdadera Naturaleza.

3. SANRAI – Triple Refugio:

I SSHIN CHO RAI JI PO HO KAI JO JU BUTSU
I SSHIN CHO RAI JI PO HO KAI JO JU HO
I SSHIN CHO RAI JI PO HO KAI JO JU SO.
Con sinceridad de corazón, me refugio en todos los Budas en los Diez Mundos.
Con sinceridad de corazón, me refugio en el Dharma del Buda Eterno.
Con sinceridad de corazón, me refugio en la comunidad de creyentes y sacerdotes que protegen las enseñanzas del Dharma.

La Toma de Refuio es una ceremonia tradicional realizada en un templo que marca el comienzo de todo practicante en el camino budista. En la misma, tomamos refugio en el Buda Eterno, el cual se manifiesta como incontables Budas por todo el Universo (diez direcciones). El Buda es la Energía de Luz y Vida en el Universo, de la cual emana todo en el Cosmos, y la cual trabaja incansablemente por nuestra salvación y Despertar. Igualmente, el Buda es el maestro, la encarnación del Universo, la cual descendió en este mundo y nos legó el Dharma, sus enseñanzas. Pero el Buda es igualmente nuestra Verdadera Naturaleza, nuestea Naturaleza Búdica Innata - nuestro Buda interior, el cual está esperando Despertar. El Dharma son las enseñanzas eternas del Buda Eterno, las Leyes Universales, las cuales alivian nuestro sufrimiento y disipan la oscuridad de nuestra ignorancia y nos permiten ver la Unidad Fundamental - nuestro total interconexión con todo y todos. El Dharma nos permite ver nuestro ego falso y finito, lleno de pasiones y deseos por lo que es, y despierta en nosotros un profundo sentimiento altruista por el bienestar de todos los demás seres sintientes. Finalmente, la Sangha, es la comunidad de sacerdotes (monjes y monjas) y creyentes (laicos y laicas) que están comprometidos con su Despertar y el de todos los seres, así como su salvación, y de hacer la Tierra Pura una realidad en esta vida.

Entendiendo la dificultad de obtener un nacimiento humano, tomo responsabilidad de ello. Entendiendo la dificultad de encontrar las enseñanzas del Buda, me comprometo a comprenderlas. Si abrazamos los Paramitas, podemos cruzar a la Otra Orilla. Por ello, junto con todos los seres sintientes, me postro ante los Tres Tesoros. Junto con todos los seres, me postro ante el Buda, el Iluminado. Rezo para que podamos practicar el Camino Perfecto del Buda y alcancemos la Iluminación. Junto con todos los seres, me postro ante el Dharma. Que podamos estudiar el Dharma del Buda y develar su sabiduría, la cual es vasta como el océano. Junto con todos los seres, me postro ante el Sangha. Rezo para que podamos residir armoniosamente y juntos esparcir el Dharma.

Esta es una extensión de la Toma de Refugio, e intenta hacernos más conscientes del Triple Refugio recitado arriba. La misma afirma nuestro trabajo como Bodhisattvas en este mundo y con la salvación de todos los seres sintientes, y contiene los Cuatro Votos del Bodhisattva: (1) dominar todos nuestros deseos, (2) salvar a todos los seres, (3) estudiar el Dharma, (4) alcanzar el Despertar.

4. KAIKYOGE – Apertura de Sutras:

MU JŌ JIN JIN MI MYŌ HŌ
HYAKU SEN MAN GŌ NAN SŌ GU
GA KON KEN MON TOKU JU JI
GAN GE NYO RAI SHIN JITSU GI.
El más profundo, maravilloso e insuperable Dharma está presente en este Sutra. Este Sutra es difícil de encontrar, incluso en miles de millones de eras. Ahora somos capaces de ver, escuchar, recibir y mantener este Sutra. Que podamos entender la más excelente de las enseñanzas del Tathagata.

El Dharma tiene la capacidad de transformarnos y revelar nuestra Budeidad Innata. Pero eones de mal karma, y nuestros deseos y pasiones, así como nuestra Ignorancia Fundamental, hacen que no siempre estemos receptivos a sus enseñanzas y su trabajo en nuestras vidas. Es por eso que recitamos estos versos - para poder abrir nuestros corazones y mentes a la preciosidad de esta vida única, al mérito de haber encontrado el Dharma, y a la bendición y responsabilidad de entenderlo y aplicarlo a nuestra vida diaria, por nosotros y por todos los seres.

5. MAKA HANNYA HARAMITTA SHINGYO – Sutra del Corazón:

KAN JI ZAI BO SATSU GYŌ JIN HAN-NYA HA RA MI TTA JI SHŌ KEN GO UN KAI KŪ DO IS-SAI KU YAKU SHA RI SHI SHIKI FU I KŪ KŪ FU I SHIKI SHIKI SOKU ZE KŪ KŪ SOKU ZE SHIKI JU SO GYŌ SHIKI YAKU BU NYO ZE SHA RI SHI ZE SHO HŌ KŪ SŌ FU SHŌ FU METSU FUKU FU JŌ FU ZŌ FU GEN ZE KO KŪ CHŪ MU SHIKI MU JU SŌ GYŌ SHIKI MU GEN NI BI ZES-SHIN NI MU SHIKI SHŌ KO MI SOKU HŌ MU GEN KAI NAI SHI MU I SHIKI KAI MU MU MYŌ YAKU MU MU MYŌ JIN NAI SHI MU RŌ SHI YAKU MU RŌ SHI JIN MU KU SHŪ METSU DŌ MU CHI YAKU MU TOKU I MU SHO TO KO BO DAI SA TTA E HAN-NYA HA RA MI TTA KO SHIN MU KE GE MU KE GE KO MU U KU FU ON RI IS-SAI TEN DO MU SŌ KU GYŌ NE HAN SAN ZE SHO BUTSU E HA-NNYA HA RA MI TTA KO TOKU A NOKU TA RA SAN MYAKU SAN BO DAI KO CHI HAN-NYA HA RA MI TTA ZE DAI JIN SHU ZE DAI MYŌ SHU ZE MU JŌ SHU ZE MU TŌ DŌ SHU NŌ JO IS-SAI KU SHIN JITSU FU KO KO SETSU HAN-NYA HA RA MI TTA SHU SOKU SES-SHU WATSU GYA-TE GYA-TE HA RA GYA-TE HA RA SO GYA-TE BO JI SOWA-KA - HAN-NYA SHIN GYŌ.

El Sutra del Corazón es uno de los Sutras (Escrituras Sagradas Budistas) o semones del Buda más recitados en todo Asia. El mismo encapsula en una pocas líneas la esencia del Dharma, nos purifica en cuerpo, mente y espírtu, regresándonos a nuestra Verdadera Naturaleza y regresar a la Unidad, nuestro Verdadero Hogar. El mismo nos revela que este Mundo Saha, este mundo de la dualidad, posee una unidad intrínseca, y que todo es Uno. No obstante, ese Uno se manifiesta en los muchos, y ambas modalidades de esta Esencia Unica son igualmente importantes y válidas. Es por eso que debemos seguir el Camino Medio entre la mundaneidad y la espiritualidad, y aspirar alcanzar el Despertar (esta relaización) y ayudar a otros a alcanzarla. Al recitar un Sutra, nos permeamos con el Dharma, la esencia de la Talidad, y la misma nos transforma en cuerpo, mente y espíritu, permitiéndonos realizar la Verdad contenida en el Dharma y realizar efectivamente el trabajo del Bodhisattva en el mundo.

6. SHINGON – Mantra del Honzon:

ON AMIRITA TEIZEI KARA UN.
Oh, Inmortal, concédenos la Vida Eterna.

Este es el mantra esotérico del Buda Amida, la manifwstación del Infinito, para que nos ayude a nosotros, seres finitos, a realizar la infinidad. Cuando recitamos el mantra del Buda Amida, invocamos nuestra Vida Eterna y nuestra Luz Infinita - nos velvemos íntimos con la vida y la Existencia. Igualmente, nos volvemos receptivos a la predicación del Dharmakaya, el Universo, y a la percepción de este Mundo Saha como la Tierra Pura de la Luz Serena - la Unidad.

Este mantra es recitado por el Templo Tendai de Puerto Rico porque el Buda Amida es nuestro Honzon u objeto de veneración; es la manifestación del Infinito o Universo elegida para nuestra práctica. Pero el mantra del Honzon varía de acuerdo con el templo o el practicante. Al recitar el mantra de un Buda o deidad, comulgamos con ella, y hay una transferencia de mérito (Kaji - Adhisthana), donde nos fusionamos con el Buda y parte de su esencia, virtudes y méritos pasan a nosotros, acelerando nuestra Budeidad.

Igualmente, en este momento, podemos relizar oraciones por nuestros familiares y ancestros por su recuperación o su estado de vida, así como podemos realizar oraciones personales para lo que necesitemos.

7. HŌGŌ – Versos de los Maestros: 

NA MU SHA KA MU NI NYO RAI.
NA MU KO SO TEN DAI CHI SHA DAI SHI.
NA MU SHO SU KON BON DEN GYŌ DAI SHI FUKU JU KON GŌ.
Agradezco al Buda Shakaymuni.
Agradezco al Gran Maestro Chih-i (Tendai Daishi).
Agradezco al Gran Maestro Saicho (Dengyo Daishi), y que la vía del Diamante traiga paz, felicidad y prosperidad a todos.

Estos Versos de los Maestros nos permiten agradeces a nuestro linaje de maestros por predicar el Dharma Eterno del Loto (Shakyamuni), por rescatarlo (Chih-i) del olvido y por perfeccionarlo (Saicho).  Las Enseñanzas Perfectas y Completas del Sutra del Loto son el verdadero legado y propósito del Buda en el mundo, pero la misma cayó en el olvido por los monjes y la historia, y fue rescatada por el Gran Maestro Chih-i, y concretizada en la formación de la escuela Tendai en China, la cual posteriormente Saicho trajo a Japón y la perfeccionó, con la adición del Vehículo del Diamante (Vajrayana - Mikkyo), la cual permite otorgar bendiciones, paz y prosperidad a todos los seres en este mundo, para que puedan realizar mejor sus prácticas del Bodhisattva y alcanzar la Iluminación. El valor, el esfuerzo y el trabajo de estos Grandes Maestros, y los que los sucedieron, es invaluable, y es gracias a ellos que hoy podemos practicar el Verdadero Budismo, y alcanzar el Despertar. Por ello, les damos gracias. Al hacerlo, continuamos la misión del Buda y su linaje en el mundo.

8. SOEKOMON – Versos de Transferencia de Méritos:

GAN NI SHI KU DO KU FU GYU O I SSAI GA TO YO SHU JO KAI GU JO BUTSU DO *
Que el mérito de esta práctica sea extendido universalmente para que yo, junto con todos los seres, alcancemos el Despertar.

Al final de toda práctica budista, tranferimos todos los méritos a todos los seres en el Cosmos, para que todos puedan alcanzar el Despertar. Esto es cónsono con nuestro Votos del Bodhisattva. 

Luego del Servicio, podemos realizar una meditación u cualquier otra práctica budista, y tratamos de mantener la mente en comunión con el Buda durante el resto de nuestro día. Puedes finalizar tu práctica con tres postraciones.

* * *

A través del Servicio Budista o Gongyo, hacemos visible el Dharma y nuestra Verdadera Naturaleza en nuestras vidas. Igualmente, al poner nuestras manos en Gassho, nos comprometemos a poner en práctica las enseñanzas y realizar la labor del Buda en el mundo; reconocemos en nuestra acción que podemos unir todas las dualidades para crear juntos una sola Realidad. En ese instante, reconocemos que el Buda (el Universo), y nosotros no somos dos, sino que somos uno; nos identificamos con el Buda y somos Budas. Así, nos volvemos conscientes de que somos responsables por todo pensamiento, palabra y acción que realizamos, pero que a su vez, hay cosas que están más allá de nuestro control debido a nuestro mal karma pasado, y que nuestras acciones, palabras y pensamientos actuales están contaminados por nuestros deseos y pasiones desenfrenadas. Por ello, vamos por refugio a los Tres Tesoros, y entendemos que así como nos pasa a nosotros, le pasa a todos los seres sintientes en todo el mundo. Con esto, logramos un mayor nivel de entendimiento, apertura y aceptación por los demás, sobre todo, cuando no actúan como deben o como esperamos de ellos, y vemos nuestras limitaciones compartidas. Al ver esto realmente, surge en nosotros la sabiduría para reaccionar con compasión.

Muchas personas minimizan la importancia y el valor del Gongyo, pero como hemos visto, el Servicio Diario es la práctica budista más completa, pues abarca todas las prácticas, preceptos y perfecciones budistas. De igual forma, el Servicio Diario nos permite perfumarnos con la esencia del Dharma, la Talidad, y es como un castillo que nos protege de todas las viscisitudes de la vida.

* * *

En nuestra próxima entrada, veremos la Meditación Caminando en sus varias modalidades.

*

Estas prácticas son parte del futuro libro: "Alcanzando la Budeidad: Prácticas Budistas en Nuestro Camino al Despertar" (Hikari Publishing 2021). Copyright - Todos los Derechos Reservados.