Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Tuesday, May 28, 2019

El Dharma del Buda: La Salvación II La Tierra Pura

Related image

La Salvación
La Tierra Pura

1. El Buda de la Luz Infinita existe desde la eternidad y siempre está enseñando el Dharma. Los que viven en el Reino del Buda no tienen sufrimientos; sólo conocen días de felicidad: por eso a este Reino se le llama la “Tierra de la Felicidad”.

En este Reino hay un lago hecho de siete tesoros que tiene aguas cristalinas y un fondo de arena de oro. En la superficie del agua florecen grandes lotos de diferentes colores. El loto azul emite brillos azules, el loto amarillo, brillos amarillos, el loto rojo, brillos rojos, el loto blanco, brillos blancos y todos llenan el aire de dulce frangancia. 

En diferentes lugares, al margen del lago, hay pabellones decorados con oro, plata, lapislázuli, cristal, y escaleras de mármol que llegan hasta ellos. Sobre las aguas del lago hay terrazas cerradas con cortinas de piedras preciosas. Entre ellas existen muchos jardines con árboles aromáticos y hermosas flores. 

En el cielo vibran melodías divinas; la tierra reluce con tintes dorados. Seis veces, durante el día y la noche, caen del cielo flores celestiales. Los que viven en el Reino las recogen para ofrecerlas a todos los Budas. 

2. En los jardines de este Reino, cisnes, pavos reales, loros, y otras aves del paraíso cantan loas a las virtudes del Buda y repiten las Enseñanzas con voz dulce y suave. 

Todos, al escuchar estos cantos, piensan en el Buda y en sus Enseñanzas, anhelan la paz y la unión. Todo el que escucha esta música oye la voz del Buda, renueva su fe en Él, experimenta una gran alegría y refuerza las lazos de fraternidad entre los hermanos que reciben la misma doctrina.

Cuando el suave céfiro pasa por entre los árboles y hace sonar las pequeñas campanillas doradas, se escucha una música indefinible por doquier.

El que oye esta música, de por sí piensa en el Buda y en sus Enseñanzas y anhela la unión y la paz entre los hombres. Todas estas maravillas son sólo un pálido reflejo de las hermosuras que existen en la Tierra Pura.

3. ¿Cuál es la razón por la cual el Buda es llamado “el Buda de la Luz Infinita y de la Vida Ilimitada”? Ella se fundamenta en el hecho de que el esplendor de su verdad es incalculable e ilumina sin ser impedido a todos los mundos de las diez direcciones y su vida no tiene ningún límite.

Los que renacen en este Reino, no vuelven nunca al mundo de los deseos y de la muerte porque han logrado la perfecta Iluminación. El número de los iluminados es incalculable e ilimitado.

También incalculable es el número de las almas que con esta Luz del Buda renacerán con una nueva vida.

Si uno consigue concentrar su alma en el Nombre del Buda [Namu Amida Butsu], durante un día, dos días o siete días, a la hora de muerte se le aparecerá Buda acompañado de seres virtuosos. Le conducirá sin disturbar su mente y le hará renacer en su Reino.

Quien escucha el Nombre del Buda y cree en sus Enseñanzas, protegido por los Budas, podrá alcanzar la verdadera Iluminación.

* Este extracto ha sido traducido y editado de "La Enseñanza del Buda", un libro publicado por la Bukkyo Dendo Kyokai, la Sociedad para la Propagación del Dharma del Buda en Japón. El mismo consiste de extractos de los Sutras Mahayana y Hinayana, ordenados por temática, para exponer de manera devocional y reverente la enseñanza del Buda.