Saturday, October 20, 2018

El Sutra de la Guirnalda de Flores (Avatamsaka): El Universo Dhármico - Capítulo 3 La Concentración de Samantabhadra

El Sutra de la Guirnalda de Flores (Sutra Avataṃsaka; alternativamente, el Mahāvaipulya Buddhāvataṃsaka Sūtra) es uno de los Sutras Mahayana más influyentes del Budismo del Este de Asia. Ha sido llamado por el traductor Thomas Cleary "el más grandioso, el más completo y el más hermoso conjunto de las escrituras budistas". El Sutra describe un cosmos de reinos infinitos sobre reinos, que se contienen mutuamente, y fue el primer Sutra predicado por el Buda Shakyamuni justo cuando alcanzó su Iluminación. La tradición narra que al ver que el contenido de su Iluminación era muy complejo y revelador para los seres comunes, el Buda decidió revelar sus enseñanzas progresivamente, desde el peldaño más bajo (Sutras del Tripitaka-Hinayana) para llevar a los seres progresivamente a un entendimiento completo hasta el más alto: el Sutra del Loto y el Sutra del Nirvana.

El capitulo 3 revela el principio del Bodhisattva, aquel que trabaja por la iluminación de todos los seres, tipificado por Samantabhadra (Virtud Universal). Los Bodhisattvas pueden aparecer de cualquier forma y en cualquier lugar, a veces a la misma vez, de acuerdo con las necesidades, capacidades, inclinaciones y mentalidades de los seres sintientes para exponer el Dharma y llevarlos al Despertar. Como los Bodhisattvas estan en contacto directo con la Talidad (Tathata), los Budas y Bodhisattvas estan en contacto unos con los otros, al estar todos enfocados en llevar a los seres a la Iluminación Universal.


Capítulo 3 La Concentración de Samantabhadra

El Bodhisattva Mahasattva Samantabhadra (Virtud Universal), se sienta en un trono de león hecho de un banco de flores de loto, e imbuido con el poder psíquico del Buda, entra en concentración. A esta concentración se le llama el 'cuerpo inmanente del iluminador de la naturaleza de la realidad', que está en todos los iluminados, y que entra en todas partes con una esencia igual a la de todos los iluminados, y es capaz de manifestar miríadas de imágenes en el cosmos, vasta e inmensamente, sin obstrucciones, equivalente al espacio. Todos los océanos impetuosos en el universo fluyen alrededor de ella; ella produce todos los estados de concentración y puede contener todos los mundos en todas las direcciones. Los océanos de luz de conocimiento de todos los iluminados llegan de ahí; ella puede revelar todos los océanos de todas las condiciones en todas partes. Ella contiene en su interior todos los poderes y liberaciones del los iluminados y el conocimiento de los seres iluminados. Ella puede causar que las partículas de todas las tierras sean universalmente capaces de contener universos ilimitados. Ella desarrolla el océano de cualidades virtuosas en todos los Budas, y revela el océano de los grandes votos de esos iluminados. Todos los ciclos de enseñanzas de los Budas fluyen a través de ella, y ella los guarda, los conserva y los mantiene sin interrupción o final.

Al igual que en este mundo el Bodhisattva Mahasattva Samantabhadra entró en esta concentración en la presencia del Honrado por el Mundo, así en la misma forma a través del dominio del espacio del cosmos, en todas las direcciones y todos los tiempos, en una luz sutil, sin obstáculos ni impedimentos y extensivamente vasta, en todas las tierras visibles al ojo del Buda, dentro del alcance del poder del Buda, manifestado a través del cuerpo de Buda, y en cada átomo de todas esas tierras, había Budas tan numerosos como átomos en un océano de mundos, y frente a cada uno de los Buda había seres iluminados Universalmente Bondadoso tan numerosos como átomos en un océano de mundos, entrando también cada uno en concentración en el cuerpo inmanente del iluminador de la naturaleza de la realidad en los iluminados.

En ese momento, cada uno de los Bodhisattvas Samantabhadras vio a los Budas de las diez direcciones apareciendo ante ellos; esos Budas alabaron a los Samantabhadras en la misma voz: “¡Samantabhadras! Ustedes son capaces de entrar en esta concentración de seres iluminados en el cuerpo inmanente del iluminador de la naturaleza de la realidad – el absoluto - en todos los Budas; esto se ha nutrido en ustedes a través de todos los Budas juntos en todas partes, por medio del poder del voto original del iluminado y realizado Buda Vairocana, y también porque han cultivado el poder de las prácticas y los votos de todos los Budas: diríamos, porque ustedes pueden activar todos los ciclos de la enseñanza iluminada, revelando el océano de conocimiento y sabiduría de todos los iluminados; iluminando universalmente todos los océanos de distinciones en todas partes, sin excepción; causando a los seres sintientes la clarificación de la confusión y la aflicción; alcanzando la pureza; aceptando universalmente todas las tierras sin apegos; entrando profundamente en la esfera de todos los iluminados sin impedimentos; y exponiendo universalmente las virtudes y cualidades de todos los iluminados; y porque son capaces de entrar en el carácter verdadero de todas las cosas, desarrollar el conocimiento y la sabiduría, analizar toda la comunicación de la enseñanza, comprender las facultades de todos los seres vivientes, y sostener el océano de enseñanzas escritas de todos los Budas".

Entonces, en ese momento todo los Budas de las diez direcciones confirieron al gran ser iluminado Samantabhadra el conocimiento que entra en el poder inherente en la omnisciencia; el conocimiento entra en el infinito del cosmos; el conocimiento que perfecciona la comprensión de la esfera de todos los iluminados; el conocimiento del devenir y declinar de todos los océanos de los mundos; el conocimiento de la extensión total de los mundos y de todos los seres sintientes; el conocimiento que habita en la liberación extremadamente profunda de todos los iluminados y el conocimiento no-discriminatorio de todos los estados meditativos; el conocimiento que entra en el océano de todas las facultades de los seres iluminados; el conocimiento de elocución para hacer girar la rueda de la enseñanza en el océano de los lenguajes de todos los seres sintientes; el conocimiento que entra en todas las formas en los cuerpos de todos los océanos de los mundos en el cosmos; y el conocimiento que comprende las voces de todos los Budas.

Al igual que en este mundo en la presencia del Buda, los seres iluminados Samantabhadras han experimentado el otorgamiento de esos conocimiento, así en todos los océanos de los mundos como también en cada uno de los átomos de todos esos mundos, todos los seres iluminados Samantabhadras lo han experimentado también. ¿Por qué? Porque ellos han logrado el estado de concentración mental en esta forma.

Entonces los Budas de las diez direcciones extendieron su mano derecha y le dieron una palmadita sobre la cabeza al Bodhisattva Samantabhadra. Cada una de sus manos estaba adornada con las marcas de la nobleza, siendo finamente ínteragitada, emanando luz, fragancia y llamas. Ellos produjeron también los variados y maravillosos tonos de todos los Budas. Y en su interior manifestaron el fenómeno de los poderes místicos, el océano de votos de la bondad universal de todos los seres iluminados del pasado, presente y futuro; los ciclos de enseñanza pura de todos los iluminados, como también las imágenes de los Budas del pasado, presente y fututo.

Al igual que en este mundo, todos los Budas de la diez direcciones le dieron una palmadita en la cabeza al Bodhisattva Samantabhadra, así en todos los océanos de los mundos, y en cada átomo de esos mundos, a los seres iluminados Bodhisattvas Samantabhadras todos los Budas de las diez direcciones les dieron una palmadita en la cabeza.

Entonces el Bodhisattva Mahasattva Samantabhadra se levantó de su concentración; y cuando lo hizo, se levantó del medio de los océanos de las numerosas concentraciones como átomos en todos los océanos de mundos. Por ejemplo, él se levantó del medio de la concentración del conocimiento diestro comprendiendo que los mundos del pasado, presente y futuro no tienen distinción en la sucesión de instantes; el se levantó del medio de la concentración del conocimiento de todos los elementos o constituyentes más sutiles y minúsculos de todos los universos en todos los tiempos; él se levantó del medio del la concentración sobre la manifestación de todas las tierras de buda del pasado, presente y futuro; él se levantó del medio de la concentración que revela los lugares de vivienda de todos los seres vivientes; él se levantó del medio de la concentración del conocimiento de las diferencias variadas en localizaciones del universo de las diez direcciones; él se levantó del medio de la concentración del conocimiento de las vastas nubes ilimitadas de cuerpos-de-buda que existen en cada átomo; él se levantó del medio de la concentración de las explicaciones del océano de los principios internos de todas las cosas.

Cuando el Bodhisattva Mahasattva Samantabhadra se levantó de tales medios de concentración, todos los seres iluminados, encontraron cada uno, las nubes oceánicas de concentración, numerosas como átomos en un océano de mundos; encontraron las nubes oceánicas de los encantamientos; las nubes oceánicas de las técnicas para alcanzarlo todo; las nubes oceánicas de las formas de expresión apropiadas; las nubes oceánicas de las prácticas; las nubes oceánicas de las luces del conocimiento del tesoro de virtudes de todos los que realizan la Naturaleza de la Realidad, el Tathata; las nubes oceánicas de las técnicas no-discriminatorias de los poderes, conocimientos y sabiduría de todos los iluminados; las nubes oceánicas de los Budas, cada uno manifestando miríadas de tierras en todos y cada uno de los poros; las nubes oceánicas de los seres iluminados a través de uno manifestar el descenso desde el palacio del Cielo Tushita para nacer en la tierra y devenir un Buda iluminado, hacer girar la rueda de la enseñanza y entrar en la extinción última, todos tan numerosos como átomos en el océano de mundos.

Al igual que cuando en este mundo el Bodhisattva Mahasattva Samantabhadra se levantó de la concentración todas las huestes de seres iluminados recibieron tales bendiciones, así en todos los océanos de los mundos, tanto como en cada átomo de cada mundo, ocurrió la misma cosa.

En ese momento, por el poder espiritual de todos los Budas y el poder de la concentración del Bodhisattva Samantabhadra, temblaron todos los océanos de mundos en las diez direcciones. Cada mundo se adornó con elementos preciosos y envió un sonido maravilloso explicando todas las cosas. Y sobre cada Buda, en el océano de lugares de iluminación donde las masas se unen, allí en todas partes, llovió diez clases de nubes de joyas imperiales: nubes de joyas de estrellas de oro, joyas de discos preciosos que descendían, joyas de luz brillante, joyas del tesoro manifestando las imágenes de los seres iluminados, joyas enalteciendo los nombres de los Budas, joyas de luz brillante iluminando en todas partes los lugares de iluminación en las tierras de Buda, joyas cuyas luces reflejan en todas partes los milagros variados, joyas alabando las virtudes de todos los seres iluminados, joyas con la luz que brilla como el sol, joyas cuya música que deleita se oye en todas partes.

Después de la lluvia universal de estas diez clases de nubes de joyas, todos los Budas emitieron luces de sus poros, y en los rayos de luz habló los siguientes versos:

"El Bodhisattva Samantabhadra está presente en todas las tierras 
Sentado en el trono del loto enjoyado, observados por todos; 
Él manifiesta todos los poderes psíquicos
Y es capaz de entrar en las meditaciones infinitas.

El Bodhisattva Samantabhadra siempre llena el universo
Con cuerpos variados fluyendo en todas partes,
Con concentración, poder psíquico, destreza y fortaleza, 
Enseñando extensivamente y sin obstáculo en una voz universal.

En cada tierra, en la presencia de todos los Budas,
Varios estados de concentración revelan los poderes psíquicos, 
Cada poder psíquico penetra en todas partes
En todas las tierras de las diez direcciones.

Al igual que con todos los Budas de todas las tierra,
Así es también en todos los átomos de las tierras;
Los fenómenos de la concentración y miríadas de poderes 
Son el poder de voluntad del iluminador.

El Bodhisattva Samantabhadra es físicamente como el espacio, 
Logrando así esos poderes espirituales infinitos,
En cualquiera de las tierras de todos los cuerpos del Buda 
Yendo allí y manifestando su forma.

Todas las miríadas de océanos son ilimitadas: 
Él habita allí y produce su cuerpo infinitamente; 
Todas las tierras de su manifestación son puras, 
Y en un instante se ven muchos eones.

El Bodhisattva Samantabhadra vive pacíficamente en todas las tierras:
Los poderes espirituales que él demuestra son incomparables;
El temblor que se extiende en todas partes 
Causa a aquellos que miran, ser capaces de ver.

El conocimiento, la virtud y los poderes de todos los Budas, 
Sus grandes cualidades variadas, él las ha alcanzado todas; 
A través del medio de las técnicas de todas las meditaciones 
Él demuestra sus pasados actos iluminados.

Tal independencia, inconcebible,
Se manifiesta en las tierras de las diez direcciones
Para revelar la entrada universal de todas las meditaciones; En las nubes de la luz de Buda, se cantan sus alabanzas".

Entonces, todas las huestes de seres iluminados se dirigieron al Bodhisattva Samantabhadra, juntaron las palmas de sus manos y Le contemplaron; imbuido con el poder psíquico del Iluminado, ellos cantaron al unísono en alabanza:

"Nacidos de la enseñanza del Iluminado,
Originados también del poder de voluntad del Buda,
La matriz del espacio, la igualdad del absoluto verdadero: 
Ustedes han purificado este cuerpo de realidad.

En la congregación de todas las tierras del Buda
El Bodhisattva Samantabhadra es allí omnipresente;
La luz de los océanos de la virtud y conocimiento universales 
Ilumina igualmente en todas partes, así todos son visibles.

Los océanos inmensamente vastos de virtudes del Bodhisattva Samantabhadra
Van a todas partes para acercarse al iluminado;
A las tierras en todos los átomos
Él puede viajar y aparecer allí claramente.

Oh Hijo del Buda, siempre te vemos
Asociados con los iluminados,
Viviendo en el estado verdadero de concentración
Por eones numerosos como átomos en todas las tierras.

El hijo del Buda, con un cuerpo todo-penetrante, 
Puede ir a las tierras en todas direcciones, 
Liberando todos los océanos de seres vivientes, 
Entrando en todas las partes del cosmos.

Entrando en todas las partículas del cosmos,
Con el cuerpo infinito e indiferenciado;
Omnipresente como el espacio,
Expone la gran enseñanza de la realización del absoluto.

La luz de todas las virtudes,
Inmensa como las nubes y con el poder insuperable,
Viaja a todos los océanos de los seres vivientes
Exponiendo el camino incomparable practicado por todos los Budas.

Cultivando y aprendiendo la práctica suprema de la bondad universal 
Para liberar a los seres sintientes por océanos de eones,
Expone todas las verdades, como una gran nube,
La voz es tremenda, nadie la deja de oír.

¿Cómo puede la tierra establecerse?
¿Cómo los Budas aparecen?
¿Y qué acerca de los seres?
Por favor explique verdaderamente la verdad como es".

No comments:

Post a Comment