Sunday, May 21, 2017

Amidismo Esotérico III: La Contemplación de la Letra A - La Unión conel Universo en los Escritos de Genshin

El Budismo Tendai posee múltiples interpretaciones para la mayoría de sus doctrinas. Estas dependen del grado de madurez espiritual, las capacidades y las necesidades de los practicantes. Entre estos niveles de interpretación se encuentra la figura del Buda Amida. El Buda Amida puede ser visto como un Buda trascendental o como el Esencia misma del Universo- la Talidad. 

El Buda Amida es el Buda principal de la Escuela Tierra Pura (Jodo y Jodo Shinshu en Japón), pero si bien es visto como el centro de devoción del público en general como un Buda exotérico, Amida posee una amplia gama de aspectos esotéricos, que al igual que las meditaciones esotéricas en el Budismo Tendai Esotérico - con el Buda Mahavairocana - pueden garantizarle la iluminación a un devoto en esta vida. Así como en las cuatro meditaciones esotéricas (Juhachido - Goma) Mahavairocana es el Buda central y buscamos la total unión con Mahavairocana, en el Amidismo Esotérico, Amida es el Buda central, y de hecho, el centro del universo y de la existencia misma. El universo entero es una emanación del Buda Amida. El Buda Mahavairocana y el Buda Amida son uno; sus Tierras Puras, son una. Esta Tierra Pura no se encuentra en algún lugar del universo o en la periferia de la realidad; esta Tierra Pura se encuentra aquí y ahora entre nosotros. La diferencia estriba en nuestra conciencia.

Amida es la realidad del Sunyata (el vacío), a la vez que es la verdadera esencia, lo increado, lo no-nacido; la fuente de la Iluminación Original. Todos los seres sintientes pueden alcanzar la iluminación gracias a Amida. Así, las personas que repiten el Nembutsu (Namu Amida Butsu), transmutan todo el mal karma acumulado en todas sus vidas, y son transportados a la Tierra Pura, la verdadera naturaleza de la realidad.

El Buda Amida es la manifestación de la sabiduría del Buda Mahavairocana; Mahavairocana es la Esencial de Amida. Cuando uno realiza que la Talidad que contiene todos los Budas, las divinidades, sus sabidurías y todos los reinos de los seres, uno alcanza la unidad con Amida. Así, los nombres de todos los Budas y Bodhisattvas de los tres períodos a lo largo de las diez direcciones son diferentes nombres del Dharmakaya.



La Colección sobre la Contemplación Mental del Buda Amida

El carácter sánscrito “A” no es otro que el Principio del Vacío o la Talidad. El carácter “MI” son los Diez Reinos del Dharma resultante de causas y condiciones. Es decir, no es otro que el Principio de la existencia temporal o convencional sobre el cual los cientos de Reinos están en cumplimiento eterno.  El carácter “TA” no es otro que el Principio del Camino Medio. Este Camino Medio es idéntico al Dharmakaya. Se ha dicho anteriormente que los seres sintientes de los Diez Reinos llaman al Buda Amida.

El Dharmakaya del Buda Amida es el Tathagata Originalmente Iluminado y la perfección de la mente. El Sambhogakaya del Buda Amida es precisamente el Rupakaya que es el ser disfrutado (así como) disfrutado por otros, que surge del auto-cultivo. El Nirmanakaya del Buda Amida no es otro que el Mundo de la Última Felicidad. El Buda Amida es (ambos) el Nirmanakaya superior e inferior. Estos Tres Budas tienen cuerpos de transformación beneficiosos para uno mismo y para otros; cada cuerpo, cada función, es eterna e inmutable.

Para el que posee Bodhicitta, es como si todos los dharmas son Budas. Todos los dharmas no son otra cosa que los Diez Reinos. En consecuencia, si un Reino no conoce el Buddhadharma de esta manera, (los seres de él) no pueden renacer en la Tierra Pura.

El que cultiva el Bodhicitta sabe que todos los dharmas son iguales al Buddhadharma. Esta mente no es otra que la causa kármica que resulta en la Tierra Pura. Ser consciente de (tan solo) diez momentos en la contemplación del Principio (del Absoluto), es el karma que asegura el renacimiento. Para aquellos que ahora contemplan el Principio durante diez momentos, los Reinos del Dharma no son diferentes del Camino Medio. El Samsara no es otro que el Nirvana. En el momento en que se contempla el carácter “A”, los Cuarenta y Dos niveles de la Ignorancia,  y la Aflicción Mental de visiones y percepciones engañadas común con ellos, se extinguen instantáneamente convirtiéndose en el Sambhogakaya. En el momento que se contempla el carácter “MI”, los Cuarenta y Dos Tipos de Aflicciones Mentales (que surgen de) la miríada de fenómenos,  y el mal karma de los tres tiempos, se extinguen instantáneamente, convirtiéndose en el Nirmanakaya. En el momento en que se contempla el carácter “DA”, los Cuarenta y Dos Niveles de las Aflicciones Primarias y la retribución kármica de las dos muertes, se extinguen instantáneamente, convirtiéndose en el Dharmakaya. 

Contemplando el “TA” y el “A” del epíteto (que son la) Esencia y Función, uno realiza que todos los dharmas no son causados, siendo vacíos y quiescentes. El carácter "MI" es las muchas causas y formas innumerables. Estas Tres Verdades contienen todos los dharmas. 

Aquí termina la Colección sobre la Contemplación Mental del Buda Amida. Escrito por el Sramana Genshin de Eshin-in.

* * *

Traducido originalmente del japones al inglés por el Rev. Jikai.

Aunque criptico, los puntos principales de este escrito son los siguientes:

En este escrito de Genshin podemos ver la interpretación esotérica del Buda Amida. El significado esencial del Nembutsu es la contemplación de la Triple Verdad del Budismo Tendai. Dado a que la Triple Realidad se incuentra intrínseca en nuestra mente, a través del Nembutsu podemos descubrir nuestra verdadera naturaleza y alcanzar el Despertar.

La Tierra Pura también es acorde con la Triple Realidad. La Tierra Pura fue producida por causas y condiciones del karma puro del Buda Amida; por ello, es la vacuidad y posee una existencia temporera. Dado a que a la misma vez es idéntica a la Talidad, representa la realidad del Camino Medio.

Este Mundo Saha es en si mismo la Tierra Pura. Desde el punto de vista de la Realidad Ultima, este mundo lleno de impurezas y la Tierra Pura son uno y lo mismo. Los ignorantes lo ven como el mundo del Samsara, y los sabios iluminados lo ven como la Tierra Pura. Desde el punto de vista relativo de causas y condiciones, sin embargo, uno debe buscar el renacimiento en la Tierra Pura.

La meditación en la Vacuidad es el verdadero Samadhi del Nembutsu. Existen dos métodos para expiar nuestro mal karma: (a) confesar nuestras transgreciones ante el Buda y la Sangha y, (b) meditar sobre la Vacuidad. Este ultimo se llama "arrepentimiento a través del principio noumenal". Al realizar la naturaleza esencial del mal karma, la Vacuidad, todo el mal karma es removido. Este es el verdadero Samadhi del Nembutsu.

La causa principal del renacimiento es despertar el deseo de alcanzar el Despertar (Bodhi). Pero el renacimiento depende igualmente del poder del Buda (Tariki). Sin la gracia del Buda, la meditación seria poco fructuosa. El mero hecho de recitar el Nombre es suficiente para alcanzar el renacimiento dado a que el Nombre contiene la Triple Realidad, los Tres Cuerpos del Buda y los Tres Tesoros, al igual que innumerables meritos, y quien recite el Nembutsu alcanza todos esos meritos, alcanza el cuerpo de un Buda y rinde ofrendas a los Budas de las diez direcciones y los tres periodos.

El Sutra del Dharani Del Buda Amida explica el significado del nombre de Amida de forma más exotérica en un versículo:

"La sílaba "A" significa todos los Budas en las Diez Direcciones y Tres Tiempos; la sílaba "MI" significa todos los Bodhisattvas; la sílaba "DA" significa todas las 80,000 enseñanzas sagradas. Todos los [méritos y virtudes] están suficientemente contenidos dentro del nombre de tres sílabas".

Es decir, el nombre del Buda Amida consiste en méritos y virtudes que son inconmensurables e ilimitados, inconcebibles, profundos, esotéricos, espléndidos, maravillosos e insuperables. Dentro de la palabra de tres sílabas "Amida" se encuentran todos los Budas en las Diez Direcciones y Tres Tiempos; todos los Bodhisattvas, shravakas (aquellos que escucharon las enseñanzas de Buda Shakyamuni directamente), y Arhats; todos los Sutras, dharani (mantras largos) y prácticas sabias. El nombre de este Buda es la insuperable, real y definitiva enseñanza Mahayana; es también la insuperable, espléndida, pura y última práctica; y también es el dharani insuperable, primordial y maravilloso.

No comments:

Post a Comment