Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.


Sunday, April 18, 2021

El Dharma Eterno del Buda: Ciclo de Lecturas sobre el Sutra del Loto - Capítulo 1-3

Hoy comenzamos con nuestro Ciclo anual de Lecturas sobre el Sutra del Loto, el sermón más importante del Buda y la Biblia del Budismo Tendai. El mismo estará basado en el comentario del Rev. Gene Reeves en su libro "Stories form the Lotus Sutra" y mi exégesis, donde buscaremos cómo podemos abordar el Sutra del Loto desde un lente universal y cómo podemos aplicar sus enseñanzas en nuestra vida diaria. Los extractos del Sutra del Loto provienen de mi traducción al español, y los mismos han sido seleccionados de las porciones que son recitadas en los templos budistas en Japón. 

Dado a que estas entradas son basadas en las Lecturas dominicales dadas en el Templo Tendai de Puerto Rico, las mismas tratan de ser breves. Para aquellos que deseen profundizar en el Sutra del Loto, es recomendado digirse a mis comentarios sobre el mismo, publicados como "El Sutra del Loto Comentado" Vol. 1 y 2, y "La Llave del Sutra del Loto". Igualmente, puedes referirse a los Ciclos de Lecturas pasados aquí

Capítulo 1 - Introducción

El Sutra del Loto, como todos los Sutras o sermones del Buda, comienza con las palabras "Así he oído". Esto nos muestra que este Sutra contiene las palabras del Buda, las cuales fueron escuchadas por Ananda, su primo y ayudante personal, y que fueron preservadas oralmente por siglos, recitadas en los concilios y monasterios, hasta que llegaron a escribirse en hojas atadas por un hilo. Es por eso que los sermones del Buda se llaman "Sutras", de "sutura", pues son las palabras y enseñanzas interconectadas del Buda. 

Luego, el Sutra nos dice que el Buda se encontraba en Samadhi (meditación), luego de haber predicado el Sutra de los Significados Inmensurables, en el Pico del Buitre, un lugar en la India, rodeado por un sin número de discípulos, Bodhisattvas, seguidores laicos y una inmensa cantidad de seres celestiales, entre ellos, dioses y demonios, todos los cuales habían llegado a donde el Buda para escuchar el Dharma. Esto nos muestra que el Dharma es para todos. Todos los seres, ya sean humanos, animales, e incluso los seres celestiales - los cuales viven vidas largas llenas de dicha y opulencia-, hasta los demonios - quienes viven vidas macabras, llenas de angustia y tormento (tanto propio como de los demás)-, viven en el Samsara, el océano de nacimientos y muertes de los Seis Reinos, y todos pueden aliviar su sufrimiento y alcanzar el Despertar.

En ese instante, del entrecejo del Buda emana una gran luz que ilumina todo el planeta, llegando a iluminar y revelar para todos los presentes todos los mundos en las diez direcciones del universo, desde los infiernos más bajos hasta los cielos más elevados, en el pasado, presente y futuro, y todos los presentes ven a todos los demás seres en los distintos universos, cada uno con su propio Buda. Igualmente, comenzaron a llover flores e incienso sobre toda la congregación. En ese momento, Maitreya, el futuro Buda, le pregunta al Bodhisattva Manjushri:

Manjushri, ¿cuál es la razón
Para la emanación del maestro guía
Desde el filamento blanco en su entrecejo;
O para la gran luz que brilla en todas partes,
Y para la lluvia de Flores Mandaravas,
Y flores de Shikin,
Y la brisa de la fragante Chandana que
Deleita los corazones de los congregados?
A través de esas causas y condiciones
Las tierras se adornan y se limpian,
Y en este mundo la tierra
Se estremece en seis formas diferentes.
Entonces la multitud cuádruple
Se regocija completamente;
Extasiados en cuerpo y mente
Ellos obtienen lo que nunca antes habían tenido.
La luz radiante de su entrecejo
Brilla en los dominios del Este
Causando que dieciocho mil tierras
Devengan todas de matiz dorado.
Y desde los infiernos Avichi
Ascendiendo hasta la cima del ser,
En cada uno de los mundos se ven
Los seres en los Seis Mundos,
Sus destinos en el océano del nacimiento y muerte,
Sus condiciones kármicas, buenas o malas,
Sus retribuciones, favorables o desfavorables –
Ahí se ve todo eso.
Además se ven todos los Budas,
Los leones, los maestros sabios,
Exponiendo las escrituras de los Sutras,
Con los refinamientos y especulaciones principales.
Claro y puro es el sonido
De sus voces complacientes y suaves
Enseñando a todos los Bodhisattvas,
Numerados en incontables millones.
El sonido de Brahma profundo y maravilloso
Les llena a esos que los escuchan con placer
A medida, que en su mundo, cada uno proclama el Dharma correcto.
A través de diferentes causas y condiciones
E ilimitadas analogías,
Ellos esclarecen el Buddhadharma
Para iluminar a los seres vivientes.
Para aquellos que se han topado con el sufrimiento,
La enfermedad, la vejez, la muerte,
Ellos hablan acerca del Nirvana,
El cual trae todo sufrimiento a su final.
Para aquellos benditos que han
Hecho ofrendas a los Budas pasados y
Han determinado buscar el Dharma superior,
Ellos hablan de iluminar las condiciones.
Para aquellos que son hijos del Buda,
Y que cultivan diferentes prácticas
Buscando la sabiduría insuperable,
Ellos hablan del camino de pureza.
Manjushri, mientras habites aquí,
Veo y oigo tales cosas como estas,
Llegando a mil millones de cosas;
Tal cantidad enorme de ellas,
Que ahora en breve explicaré.
En otras tierras veo
Bodhisattvas tantos como los granos de arenas del Ganges,
Que a través de diferentes causas y condiciones
Buscan el Camino del Buda.

El Bodhisattva Manjushri le responde que en el pasado lejano, en una vida pasada, había visto a otros Budas realizar un espectáculo similar, y que esto significa que el Buda Shakyamuni está a punto de predicar el Sutra del Loto, su enseñanza más importante.

El Rev. Reeves, en su comentario, nos explica que la cantidad inmensa de la congregación, así como todos los eventos fantásticos que suceden en el Sutra, no deben tomarse literalmente, sino que lo que el Sutra trata de hacer es abrir nuestras mentes y transportarnos al Reino del Dharma. Son una invitación para ejercitar nuestra imaginación. Es una forma distinta de abordar nuestro mundo y nuestras vidas. El Sutra de Vimalakirti nos dice que no existen tierras impuras ni tierras puras, sino que la diferencia reside en nuestras mentes. El Sutra de la Meditación en el Bodhisattva Samantabhadra nos dice que este Mundo Saha es la Tierra Pura de la Luz Serena del Buda Universal. Solo debemos de ver con los ojos del Buda y veremos este mundo con su brillo y esplendor, y transformaremos el sufrimiento, la impureza, la impermanencia y nuestros egos falsos con la felicidad, la pureza, la eternidad y nuestro verdadero ser.

Pero esta tesorería del Dharma no es solo para los monjes ni los Bodhisattvas. Otra gran enseñanza que Reeves nos muestra es que el Sutra del Loto es para todos los seres vivos: "Los monjes y monjas, laicos y laicas, dioses, dragones, sátiros, centauros, ashuras, grifos, quimeras, pitones, humanos y no humanos, reyes menores y reyes sagrados que hacen rodar ruedas, y otros, son todos abordados por Buda en el Capítulo 1.

"Lo que debemos entender de esto es que el Buddha Dharma no es solo para los budistas, no solo para las personas que son buenas, y no solo para los seres humanos. Incluso los dioses y otras criaturas celestiales vienen a escuchar las enseñanzas del Buda".

Esto es porque todas las criaturas han vivido eones en la Rueda del Samsara gracias a su karma, y las enseñanzas del Buda nos ayudan a navegar en ese gran océano y llegar a la Otra Orilla del Nirvana. Mientras tanto, 

¿Cómo podemos encarnar sus enseñanzas en nuestras vidas diarias? El Rev. Reeves nos dice: "En esta historia, el Buda dice que tiene la intención de 'enseñar el gran Dharma, enviar la lluvia del gran Dharma, soplar la caracola del gran Dharma, tocar el tambor del gran Dharma y explicar el significado de el gran Dharma'. El significado de la concha y el tambor no es tan obvio. Es casi seguro que son instrumentos que se utilizan para liderar un ejército en la batalla, para inspirar y motivar a los soldados a avanzar. De manera similar, aquellos que reciben el Sutra del Loto en sus corazones no solo se sienten consolados por él; están motivados para practicarlo con pasión y compartirlo con los demás. El Budismo es en este sentido una religión misionera. También podemos pensar que el sonido de la caracola representa la belleza del Dharma, mientras que el sonido de los tambores representa el poder del Dharma".

Otro suceso importante y que merece ser destacado es que la lluvia de flores e incienso cae sobre todos los seres en la asamblea, no solo sobre el Buda. Esto nos muestra que todos seguimos siendo tanto profesores como aprendices. El Rev. Reeves nos dice: "Que lluevan flores celestiales tanto sobre el Buda como sobre toda la asamblea es muy importante. Significa ... que hay igualdad entre todos los miembros de la congregación, incluido el Buda. Esto muestra que no debería haber una distinción clara entre profesores y alumnos. Si bien muchas formas de budismo han adoptado una especie de sistema en el que algunos están autorizados a ser maestros permanentes y otros a ser estudiantes, el Sutra de la flor del Dharma enseña que todos debemos ser tanto maestros como aprendices".

El Sutra del Loto es un texto religioso, uno de los Escritos Sagrados del Budismo, y como todo tecgto religioso, el mismo fue diseñado para hablarles a todos personalmente, y proporcionarle guía y consejo en sus vidas. Debemos experimentar el Dharma con todo nuestro ser. El Rev. Reeves nos dice: "Las flores llueven del cielo, la tierra se sacude de las seis formas en que puede hacerlo, los tambores se pueden escuchar en los cielos, el Buda emite rayos de luz, etc., lo que indica que el Buda mueve a la naturaleza misma. El Buddha Dharma no se trata simplemente de algo en nuestra cabeza; se trata de todo el mundo. Tenga en cuenta también que estos presagios atraen a diferentes sentidos: vemos la luz, vemos y olemos las flores, sentimos que la tierra tiembla y oímos el sonido de los tambores. Esto significa que debemos abrazar el Dharma no solo con nuestras mentes, sino también con nuestros sentidos, con todo nuestro ser".

Con todo esto, el Sutra del Loto nos pide que hechemos a un lado todo lo que creemos que hemos aprendido sobre el Budismo y abramos nuestros corazones y mentes a la Verdad completa que el Buda revelará en este Sutra. Cuando abrimos nuestras mentes y corazones al Sutra del Loto, nuestro mundo interno y externo - el microcosmos - se abre completamente al macrocosmos, y podemos experimentar una calma y una felicidad plena. Es por eso que es tan importante el Servicio Diario basado en el Sutra del Loto por las mañanas, permitiendo que el Sol del Sutra del Loto se levante en nuestras vidas. Así, podemos encarnar las cuatro virtudes iluminadas de felicidad, eternidad, pureza y verdadero ser, y donde quiera que estemos, es la Tierra Pura de la Luz Serena.

Capítulo 2 - Medios Hábiles

En ese momento, el Buda emerge de su Samadhi (meditación y se dirige a Shariputra, algo inusual, pues los Budas solo predican o hablar a solicitud de las personas, lo que muestra que solo cuando estamos listos es que llegamos al Buda, y dice:

Shariputra, debes saber
Que en el pasado hice un voto
Deseando guiar a las multitudes,
Para que alcancen el mismo estado que el Buda.
Ese voto, hecho hace mucho tiempo
Ahora ha sido cumplido perfectamente,
Porque he transformado a todos los seres,
Guiándolos al Camino del Buda.
Si cuando me encuentro con los seres vivientes
Les enseño exactamente el Camino del Buda,
Esos carentes de sabiduría estarían perplejos,
Confusos, y no aceptarían la enseñanza.
Sé que esos seres vivientes
Nunca han cultivado buenas raíces.
Ellos están firmemente apegados a los cinco deseos,
Y por la estupidez y el amor, llegan a angustiarse y atormentarse.
Por todos sus deseos,
Ellos caen en los tres caminos malvados,
Haciendo girar la rueda de los seis destinos,
Sufriendo una miseria absoluta.
Ellos toman forma en la matriz;
Vida tras vida, eso continúa creciendo.
Con virtud insuficiente y unas cuantas bendiciones,
Ellos son oprimidos innumerables sufrimientos,
Entrando en el denso bosque de los puntos de vista desviados,
Esos de la existencia, de la no-existencia y los similares.
Ellos se aferran a esos puntos de vista -
Sesenta y dos en total.
Apegados profundamente a los Dharmas ilusorios,
Se aferran a ellos firmemente y no pueden soltarlos.
Arrogantes, ellos alardean de su altanería;
Ellos son serviles y sus corazones son insinceros.
A través de diez billones de eones,
Ellos nunca oyen el nombre del Buda,
Ni tampoco oyen el Dharma correcto.
Tales personas son difíciles de salvar.
Por lo tanto, Shariputra,
Yo les presento medios hábiles ellos,
Les hablo del camino del final del sufrimiento,
Y les demuestro el Nirvana.
Aunque hablo del Nirvana,
No es la extinción verdadera.
Todos los Dharmas desde su origen,
Nunca están marcados por la extinción inmóvil.
Cuando los discípulos del Buda han caminado el Pasaje,
En una edad futura ellos devendrán Budas.
Yo poseo el poder de los medios hábiles,
Y demuestro el Dharma de los Tres Vehículos.
Todos los Honrados por el Mundo,
Hablan el Dharma de Un Solo Vehículo.
Ahora todos ustedes reunidos aquí,
Deben desechar sus dudas.
La palabra de todos los Budas es la misma:
Sólo hay un Vehículo, no dos.
En el pasado, a través de incontables eones,
Innumerables Budas,
Cientos de miles de miríadas de millones de ellos,
Un número más allá de la calculación,
Los Honrados por Mundo tales como esos,
Usaron condiciones y analogías variadas,
Y el poder de incontables medios hábiles,
Para proclamar las marcas de todos los Dharmas.
Todos esos Honrados por el Mundo,
Predicaron el Dharma de Un Solo Vehículo,
Transformando los seres sin límites,
Y guiándolos al Camino del Buda.
Además, todos los Grandes Sabios,
Conocen los deseos profundos en los corazones
De todos los dioses, humanos y otros seres
En todos los mundos.
Usando expedientes diferentes,
Que ayudan a revelar el principio primordial.
Si hay seres vivientes
Que se han encontrado con Budas en el pasado,
Oído el Dharma, practicado la dadivosidad,
La moralidad, la paciencia y el vigor,
El Dhyana Samadhi, la sabiduría, y así sucesivamente,
Cultivando bendiciones y sabiduría,
Esas personas,
Han llegado a ser conscientes y han entendido, todas, el camino del Buda.
Cuando esos Budas se han desvanecido
Si quedan esos con corazones obedientes,
Estos seres,
Han alcanzado el Camino del Buda.
Después de la extinción de los Budas,
Aquellos que han hecho ofrendas a sus reliquias,
Construido millones de clases de Estupas
Hechas de oro, plata o de cristal,
Madre perla, rubí,
Cuarzo rosa, lapislázuli, y otras gemas
Claras, puras y más elaboradas,
Trabajando las Estupas hasta su más alto refinamiento,
O aquellos que han construido templos
De piedra, sándalo o madera de aloe y
Uva pasa, y otras maderas,
De ladrillos, barro y materiales por el estilo.
O aquellos que, en los yermos estériles
Han apilado tierra para hacerle a Buda un altar,
O incluso, niños que jugando
Han apilado arena para hacer una Estupa,
Tales personas como esas, todas ellas,
Han comprendido el Camino del Buda.
Aquellos que, para los Budas,
Han erigido imágenes,
Esculpiendo todas sus miríadas de marcas,
Han reconocido y comprendido el Camino del Buda.
Ellos pueden haber usado las siete gemas,
O bronce, o cobre, blanco o rojo,
Cera, plomo o lata,
Hierro, madera o barro,
O quizás, material laqueado,
Al construir imágenes del Buda;
Tales personas como esas, todas ellas,
Han comprendido el Camino del Buda.
Aquellos que han pintado imágenes brillantes del Buda,
Adornadas con las marcas de sus cientos de bendiciones,
Ya sea silo hicieron ellos mismos o si emplearon a otros,
Han comprendido el Camino del Buda.
Incluso los niños que jugando,
Con una paja, una palo o una pluma,
O inclusive con las uñas de sus dedos,
Dibujan imágenes del Buda,
Tales personas como esas, todas ellas,
Gradualmente acumularon mérito y virtud,
Perfeccionaron el corazón con gran compasión,
Y han comprendido el Camino del Buda.
Ellos enseñan sólo a Bodhisattvas,
Y rescatan incontables multitudes.
Las personas que en Estupas o en templos,
Hacen ofrendas con corazón reverente,
A las imágenes pintada o enjoyadas,
Con flores, incienso, pancartas o palios,
O hacen que otros compongan y toquen música
Con tambores, cuernos o conchas,
Flautas, gaitas, cítaras o litas de bambú,
Guitarras, címbalos o batintines de bronce,
Con muchos sonidos maravillosos como esos,
Tocados solamente como ofrendas.
O si, con corazones felices, con canciones
Y mantras ellos alaban las virtudes de los Budas,
Inclusive con sólo un sonido pequeño,
Ellos han comprendido el Camino del Buda.
Si las personas atolondrada
Han ofrecido sólo una flor
Como homenaje a las imágenes pintadas,
Ellas gradualmente verán innumerables Budas.
Si ellas reverencian en adoración,
O simplemente colocan sus palmas juntas,
O incluso alzan una sola mano,
O hacen un pequeño movimiento con la cabeza,
Como ofrenda a las imágenes,
Ellas gradualmente verán incontables Budas,
Y habrán comprendido el Camino del Buda.
Ellas rescataran multitudes incontables,
Y entraran en el Nirvana sin filtraciones,
Al igual que el fuego se extingue cuando el combustible ha sido consumido.
Si las personas con mentes turbias
Entran en las Estupas o los templos,
Y pronuncian aunque sea una sola vez: “Namah Buda”,
Ellas han comprendido el Camino del Buda.
Ya sea de los Budas del pasado,
Mientras existieron, o después de su extinción,
Aquellos que han oído este Dharma,
Han comprendido el Camino del Buda.
Los Honrados por el Mundo del futuro,
Son ilimitados en números;
Todos esos Así Venidos,
También recitarán el Dharma de los medios hábiles diestros y útiles.
Todos los Así Venidos,
A través de medios de expediente ilimitados,
Ayudan a todos los seres vivientes
A entrar a la sabiduría de Buda de la no-filtración.
De aquellos que han oído el Dharma,
Ninguno fracasará en llegar a ser un Buda.
Todos los Budas han hecho este voto:
“En cuanto al Camino del Buda el cual he caminado,
Deseo guiar a todos los seres vivientes
Igualmente, para que alcancen este Camino”.
Y aunque los Budas del futuro
Hablen de cientos de miles de millones
Incontables de puertas de Dharma,
Ellas son, de hecho, por el beneficio del Vehículo,
Todos los Budas, Doblemente Perfectos Honrados,
Conocen que los Dharmas, eternamente, no tienen una naturaleza.
La semilla de Buda surge de las condiciones;
Así que ellos hablan de Único Vehículo.
Este Dharma habita en la posición del Dharma,
Viviendo para siempre en las marcas mundanas.
Habiendo entendido esto en el Bodhimanda,
El Maestro lo enseña apropiadamente.
Aquellos que reciben las ofrendas de los dioses y humanos,
Los Budas del presente en las diez direcciones,
Tan numerosos como las arenas del Ganges,
Se manifiestan en el mundo
Para traer paz y comodidad a los seres vivientes,
Y también predican sobre el Dharma.
Sabiendo la extinción primaria inmovible,
Ellos usan el poder de los medios hábiles
Para demostrar los caminos variados,
Ciertamente, por el beneficio del Vehículo del Buda.
Conociendo la conducta de los seres vivientes,
Los pensamientos profundos en sus mentes,
Las acciones habituales en el pasado,
La naturaleza de sus deseos, el poder de su fortaleza,
Y sus facultades, agudas o embotadas,
Ellos emplean variadas causas y condiciones,
Analogías y expresiones verbales,
Para enseñarles los medios hábiles apropiados.
Ahora, yo también soy como ellos.
Usando una variedad de puertas del Dharma,
Proclamo el Camino del Buda
Para traer paz y comodidad a los seres vivientes.
Yo uso el poder de mi sabiduría,
Para conocer la naturaleza de los deseos de los seres;
Y hablo todos los Dharmas apropiadamente,
Para guiarlos a todos a la felicidad.
Shariputra, debes saber,
Como yo los miro a ellos con mi ojo Búdico,
Yo veo a seres vivientes en los seis pasajes,
Indigentes, carentes de bendiciones y sabiduría,
Entrando en los pasajes peligrosos del nacimiento y la muerte,
Donde sufren constantemente.
Ellos están apegados profundamente a los cinco deseos,
Como un buey preocupándose por su propio rabo,
Ellos se sofocan así mismos con el egoísmo y el amor,
Ciegos y en la oscuridad mirando nada.
Ellos no buscan el Buda poderoso,
O el Dharma que corta de raíz el sufrimiento,
Sino que en su lugar, entran profundamente en los puntos de vista desviados;
Con sufrimiento, ellos desean desprenderse del sufrimiento.
Por el beneficio de esos seres,
Yo hago surgir el Corazón de la Gran Compasión.
Cuando por primera vez me senté en el Bodhimanda,
En contemplación, o caminé alrededor del árbol
Por tres veces siete días completos,
Pensé sobre cosas tales como éstas:
La sabiduría que había obtenido,
Es sutil, maravillosa y primaria,
Pero los seres vivientes están enraizados en el embotamiento,
Apegados al placer, ciegos por la mentira;
Siendo de esta forma,
¿Cómo posiblemente pueden ser salvados?
Justo entonces los Reyes Brahma de los Cielos,
Como también el Dios Shakra,
Los Reyes Dioses Protectores del Mundo,
El dios del cielo del Gran Confort,
Y otras multitudes celestiales,
Con sus comitivas numeradas en billones
Unieron sus palmas reverentemente,
Y me pidieron que hiciera girar la Rueda del Dharma.
Entonces pensé,
“Donde solamente alabo el Vehículo de buda,
Los seres que se hunden en sufrimiento
Serían incapaces de creer este Dharma.
Ellos lo disfamarían por su incredulidad,
Y caerían en los tres pasajes malvados.
Es mucho mejor que no hable del Dharma,
Sino que rápidamente entre en el Nirvana.
Entonces, recordé que los Budas del pasado
Practicaban expedientes poderosos,
Y ahora yo he logrado el Camino,
Cuando estaba pensando así,
Todos los Budas de las diez direcciones aparecieron,
Y con el sonido de Brahma me alentaron diciendo:
- Definitivamente Bien, Oh Shakyamuni,
Maestro y Guía Principal.
Habiendo logrado el Dharma supremo,
Sigues el ejemplo de todos los Budas,
Para emplear el poder de los expedientes diestros y útiles,
Que nosotros también hemos logrado;
Ese Dharma principal y maravilloso.
Para las diferentes clases de seres vivientes,
Nosotros discriminamos y enseñamos los Tres Vehículos.
Aquellos de poca sabiduría que se deleitan en Dharmas menores,
No creerían que ellos puedan llegar a ser Budas.
Es por eso que usamos los medios de los expedientes,
Para discriminar y enseñar los frutos variados.
Aunque los Tres Vehículos se enseñan,
Eso es solamente para el beneficio de la enseñanza a los Bodhisattvas.
Shariputra, debes saber,
Que cuando oí los sonidos profundos,
Puros y maravillosos de los Leones Sabios,
Yo expresé ‘Reverencias a todos los Budas’.
Y además tuve este pensamiento:
“Yo he llegado a este mundo diabólico y turbio;
Y en acuerdo a lo que los Budas dicen,
Yo he de seguir”.
Habiendo pensado en esto,
Fui directamente a Varanasi.
Dado que las marcas inmóviles y extintas de todos los Dharmas,
No pueden ser expresadas en palabras,
Use el poder de los expedientes,
Para instruir a los cinco Bhikshus.
A esto se le denominó el girar de la Rueda del Dharma.
Entonces llegó el sonido del Nirvana,
Como también el estado de ‘Arhat’,
El ‘Dharma’ y la ‘Sangha’, denominaciones variadas.
Desde los remotos eones en ade lante,
He alabado y demostrado el Dharma del Nirvana,
Como también el final del nacimiento y muerte del sufrimiento;
Siempre he hablado así.
Shariputra, debes saber,
Yo veo los discípulos de Buda,
Buscando determinadamente el Camino del Buda,
Miles de miríadas de millones ilimitados de ellos,
Todos con corazones de reverencia,
Todos llegando frente a Buda.
Ellos han oído, de Budas anteriores,
Expedientes que enseñan el Dharma.
Esto me causa pensar:
“La razón por la que aparecen los Así Venidos,
Es para enseñar la sabiduría de Buda,
Y ahora el tiempo es exactamente el correcto”.
Shariputra, debes saber,
Aquellos con facultades embotadas y poca sabiduría,
Aquellos apegados a marcas, a la arrogancia,
No pueden creer este Dharma.
Ahora me regocijo y no tengo temor,
Y entre los Bodhisattvas,
Desecharé los expedientes,
Para recitar solamente del Camino Supremo.
Cuando los Bodhisattvas haya oído este Dharma,
El sistema de sus dudas se habrá destrozado;
Mil doscientos Arhats
Alcanzarán la Budeidad
Como los Budas de los tres períodos de tiempo
De tal manera dijeron el Dharma,
Así, igualmente ahora expongo
El Dharma indiscriminado.
Todos los Budas llegan al mundo
De tiempo en tiempo, pero son difíciles de encontrar;
Y cuando ellos aparecen en el mundo,
Es difícil para ellos recitar el Dharma.
A través de incontables edades, también
Es difícil oír este Dharma –
Esas personas también son extraordinarias,
Como la flor udumbara,
En la que todos nos deleitamos,
Y que los dioses y los humanos aprecian,
Porque florece sólo una vez en un largo tiempo.
Así que, uno que oye este Dharma, y ofrece una alabanza celestial,
Inclusive con una sola palabra,
A través de eso ha hecho ofrendas,
A todos los Budas de los tres períodos de tiempo.
Tales personas son extremadamente extraordinarias.
Mucho más que la flor de udumbara.
Todos ustedes no deben tener dudas,
Porque yo soy el Rey del Dharma;
Yo declaro a la asamblea:
- Yo uso solamente el pasaje del Único Vehículo,
Para enseñar y transformar a los Bodhisattvas.
No hay Discípulos Oyentes Rectos.
Shariputra, todos ustedes,
Los Oyentes Rectos y los Bodhisattvas,
Deben conocer y saber que este Dharma maravilloso
Es la esencia secreta de todos los Budas.
En el mundo diabólico de las cinco turbiedades,
Los seres que gozosamente están apegados
A los placeres y deseos,
Nunca verán el Camino del Buda.
Las personas malas del futuro,
Oyendo al Buda recitar del Único Vehículo,
En su engaño, no lo aceptarán ni lo creerán,
Sino que lo vituperarán y caerán en los pasajes malvados.
Sin embargo, aquellos con bochorno y pureza,
Que con determinación buscan el Camino de Buda,
Para esos como estos yo alabo extensivamente
El pasaje del Único Vehículo.
Shariputra, debes saber,
Que el Dharma de todos los Budas es así:
A través de millones de expedientes,
Hablo el Dharma en acuerdo con lo que es apropiado.
Pero aquellos que no lo estudian,
Nunca llegarán a entenderlo.
Dado que todos ustedes saben
Que todos los Budas, los Maestros del Mundo,
Trabajan a través de medios apropiados de expedientes diestros,
Ustedes no deben tener más dudas.
Dejen que vuestros corazones se regocijen;
Ustedes saben que alcanzarán la Budeidad.

Desde el tiempo sin comienzo, el Buda, el Alma del Universo, ha entrado en los mundos y llevado a los seres a reconocer su Unidad Fundamental, por medio de diferentes medios hábiles (Upayas) o métodos. En este capítulo, el Buda dice que si bien ha predicado las enseñanzas del Budismo Primitivo y las Cuatro Nobles Verdades para los Shravakas, la Cadena de Doce Eslabones de Originación Causal y los Tres Sellos del Dharma para los Pratyekabuddhas, y los Seis Paramitas o Perfecciones para los Bodhisattvas, realmente, todos han sido medios hábiles - escalones - para llevarlos gradualmente a abrir sus mentes y consciencias y prepararlos para revelar completamente la Verdad de su Iluminación, pues no estabamos preparados para escucharla. Pero que si bien han sido varias enseñanzas (Tres Vehículos), todos parte de un mismo Dharma, y el Sutra del Loto es el  Unico Vehículo  (Ekayana) de la Budeidad.

El Gran Maestro Chih-i, en sus obras, habla de tres tipos de medios hábiles: (1) medios hábiles de adaptaciones del Dharma, (2) medios hábiles para guiar a los seres, y (3) medios hábiles secretos. Los primeros dos se refieren a las enseñanzas anteriores al Sutra del Loto. El tercero, se refiere a la enseñanza Perfecta y Completa que contiene la Verdad - el Sutra del Loto.

El hecho de que las enseñanzas anteriores hayan sido preparatorias y no completas no significa que no sirvan. El Unico Vehículo del Ekayana del Sutra del Loto los abarca, unifica y armoniza a todos, revelando el Plan Salvífico del Buda en este mundo. El Rev. Reeves nos dice: "Es extremadamente importante comprender que los muchos medios hábiles están siempre dentro del Camino Único del Buda, no como alternativas a él. Los muchos medios hábiles son 'hábiles' solo porque conducen hábilmente al Único Camino, y el Único Camino existe solo al estar incorporado en muchos medios hábiles. Entender el Único Camino y los muchos medios hábiles como caminos alternativos separados ha sido un gran error, un error que a veces ha llevado a la falta de respeto, la intolerancia y el desdén por los demás". Es por ello que el Buda nos dice que no podemos abordar el Budismo de forma incompleta y separada, sino que debemos de verlo como un todo. El decir que solo este Sutra y esta práctica (o que solo una religión o una enseñanza o práctica) es el camino a la liberación y la verdad es vender piedras como si fueran oro. 

El Rev. Reeves nos dice también que debemos de buscar la Verdad en todo, incluso, en otras tradiciones y en nuestra relación con las demás personas: "Una de las ideas importantes que se pueden obtener de la enseñanza de medios hábiles es que muchas cosas que no son toda la verdad son, sin embargo, verdades importantes. Así como deberíamos buscar el potencial para ser un Buda en nosotros mismos, aunque estemos lejos de ser perfectos, deberíamos buscar la verdad, incluso las verdades ocultas, en lo que otros dicen, en sus palabras y en sus historias". Esto es bien importante, porque nadie - solo el Buda - es capaz de revelar o mostrar toda la Verdad. 

Si bien existen mucha religiones y tradiciones espirituales, así como muchas escuelas budistas, todas aportan algo valioso a la humanidad, y todas encaminan a los seres - unas un poco mejor que otras - a la Verdad. No todos nos encontramos en el mismo nivel espiritual, y no todos estamos preparados para recibir la Verdad. Por ello, los Budas han empleado diferentes medios a través del espacio y el tiempo para conducirnos poco a poco a esa revelación. 

Todos los Budas del pasado, presente y futuro aparecen en los mundos, de diferentes formas y con el uso de diferentes medios, para llevar a los seres al Unico Vehículo. Estas enseñanzas, aunque preparatorias, no son falsas ni erróneas, sino que son eso: preparatorias, escalones para llevarnos poco a poco a la Verdad. Incluso enseñanzas como el Nirvana son un medio hábil para aquellos que no están listos para el Mahayana; para ayudarlos a desarrollar su poder de Bodhisattva y realizar el trabajo dhármico del Buda en el mundo. Todas estas enseñanzas y prácticas están encaminadas a llevar a los seres al Despertar, de acuerdo con el voto original del Buda.

Capítulo 3 - Parábola

En ese momento, para poder ilustrar el Unico Vehículo y el uso de los medios hábiles, el Buda explican uevamente su enseñanza por medio de la Parábola de la Casa en Llamas.

En esta parábola, el Buda describe la existencia de una casa delapidada con una sola salida, donde unos niños se encuentran jugando, pero que se encuentra en llamas. El padre ve a sus hijos jugando y los llama, pero los niños están absortos con sus juguetes y sus juegos y no escuchan el llamado compasivo del padre. El padre considera arrastrarlos fuera, pero entiende que no es lo correcto, por lo que diseña una estrategia, ofreciéndoles a los hijos tres carruajes - los que ellos querían. Los hijos entonces salen de la casa y le piden al padre sus regalos prometidos. En ese instante, el padre no les da los tres carruajes sino un gran carruaje gigantesco, algo que jamás habían imaginado. Al recibir algo mucho mejor que lo prometido, los hijos se regocijan enormemente. 

El Buda luego interpreta la parábola para el beneficio de todos en la audiencia, diciendo que el Buda es como el padre de la historia, y que todos los seres sintientes son sus hijos, los que se encuentran jugando en este mundo con sus pasioes y deseos, sin ver la Verdadera Naturaleza de la Realidad, encendiendo la casa en llamas con su karma y sus sufrimientos. Los seres sintientes no pueden escapar dado a sus deseos y apegos. Para salvarlos, el Buda les ofrece tres carruajes (Shravakas, Pratyekabuddhas y Bodhisattvas), como la promesa del Nirvana, pero al final, solo existe un Gran Unico Vehículo - el Ekayana de la Budeidad - la Unidad. 

Es hermoso ver las palabras del Buda al dirigirse a Shariputra y revelar cómo el Buda es el padre de todos los seres sintientes, quien trabaja incansablemente desde el principio de los tiempos por nuestro bienestar:

Shariputra, te digo
Que yo soy también así,
Siendo el Honrado entre los muchos sabios,
Soy el padre de todos los mundos.
Todos los seres vivientes
Son mis hijos,
Ellos, profundamente apegados a los placeres mundanos,
No tienen en lo absoluto pensamientos inteligentes y prudentes.
En los Tres Dominios no hay paz;
Son como una casa en llamas.
Llenos de muchos sufrimientos,
Y definitivamente temerosos.
Siempre presentes están las aflicciones
Del nacimiento, la vejez, la enfermedad y la muerte;
Fuegos como esos
Arden sin cesar.
El Así Venido ya ha dejado atrás
La casa de los Tres Dominios.
Calmadamente habito en quietud,
Y en paz en los bosques y los campos.
Y ahora es que los Tres Dominios
Me pertenecen enteramente,
Y en ellos todos los seres vivientes
Son mis hijos.
Sin embargo, ahora este lugar
Está lleno de calamidades,
Y yo soy el único
Capaz de rescatarlos.
Aunque los instruyo,
Ellos no creen o aceptan,
Por su profundo apego y egoísmo
A todos los deseos corruptos.
Usando los expedientes,
Les hablo de los Tres Vehículos,
Causando que todos los seres vivientes
Que entiendan el dolor de los Tres Dominios.
Revelo y proclamo extensamente
El camino que trasciende el mundo.
Todos estos hijos,
Si fijan sus mentes,
Pueden perfeccionar las Tres Claridades
Y los Seis Poderes Espirituales.
Algunos devendrán Iluminados-Condicionados,
Y otros Bodhisattvas irreversibles.
Shariputra,
Yo predico esta parábola
Para los seres vivientes
Del Único Vehículo.
Si todos ustedes son capaces
De creer y aceptar estas palabras,
En el futuro alcanzaran
El camino del Buda.
Este vehículo es sutil y maravilloso,
Puro y primordial.
En todos los mundos
Es el más supremo.
Los Budas se regocijan en él,
Y todos los seres vivientes
También deben alabarlo
Hacer ofrendas y reverénciense ante él.
Miles de millones ilimitados
De poderes y liberaciones,
Dhyana Samadhi y sabiduría
Y los otros Dharmas de los Budas
Se obtienen en un vehículo como este.
Yo causo que todos mis hijos,
Noche y día por muchos eones,
Por siempre se mantengan interesados
En montar este precioso vehículo
Que los lleva directamente al Camino,
En la compañía de los Bodhisattvas
Y la congregación de los Oyentes Correctos.
Por esas razones,
Aunque ellos busquen en las diez direcciones,
No hay otro vehículo,
Excepto los expedientes de los Budas.

Shariputra, te digo
Que todos ustedes
Son mis hijos,
Y yo soy vuestro padre.
Por muchos eones, ustedes
Se han quemado por muchas miserias,
Y yo les he salvado a todos,
Guiándolos fuera delos Tres Dominios.
Aunque más temprano dije
Que ustedes han pasado a la extinción,
Era sólo un final para el nacimiento y la muerte
Y no la extinción verdadera.
Lo que ahora deben alcanzar
Es nada más que la sabiduría de los Budas.
Si hay Bodhisattvas
En esta asamblea,
Ellos pueden, con una sola mente en atención plena, escuchar
El Dharma real y verdadero del Buda.
Aunque los Budas, los Honrados por el Mundo,
Emplean medios hábiles,
Los seres vivientes que ellos transforman
Son todos Bodhisattvas.
Si hay algunos de poca sabiduría,
Apegados profundamente al amor y al deseo,
Por su beneficio
Les enseño la Verdad del Sufrimiento.
Entonces los seres vivientes se regocijan
Ganando lo que nunca han tenido antes,
Porque la enseñanza de Buda de la Verdad del Sufrimiento
Es verdadera, real y no es falsa.
Si hay seres vivientes
Que no conocen el origen del sufrimiento,
Que están apegados profundamente a la causa del sufrimiento,
Incapaces de dejarla incluso por un momento,
Por sus beneficios
Yo predico apropiadamente del camino.
La causa de todo sufrimiento
Está enraizada en el deseo.
Si uno extingue el egoísmo y el deseo,
El sufrimiento no tiene donde descansar.
A la extinción de todo sufrimiento
Se le llama la Tercera Verdad.
Por el beneficio de la verdad de la extinción,
Uno cultiva el camino;
El dejar todas las conexiones de los sufrimientos
Se le llama ‘el logro de la liberación’.
¿De qué esas personas han sido liberadas?
A esa elemental separación de lo falso
Se le llama liberación.
En realidad ellos todavía
No han obtenido la liberación total.

Es importante ver que el Buda no nos fuerza, sino que nos llama, ni tampoco nos obliga a aceptar el Gran Vehículo Unico sino que no los ofrece junto con los otros tres. El Rev. Reeves nos dice: "A veces nos gusta tomar el camino más corto y directo hacia la solución de un problema, como un padre gritándole a sus hijos. A menudo, tales órdenes directas no funcionan, no porque la receta sea incorrecta, sino porque no se presenta hábilmente, es decir, de una manera que se aceptará y se actuará en consecuencia. Se necesita habilidad para descubrir no solo lo que se necesita, sino también lo que será efectivo". Es nuestra decisión aceptarlo o no. Como dice el Rev. Reeves: "Estos tres caminos son esencialmente iguales, ya que son efectivos, siendo atractivos para algunos...y otros para otros...Estos vehículos 'pequeños', en otras palabras, son suficientes patra algunas personas y salvarlos, para ayudarles a llegar poco a poco al Vehículo Unico del Buda y convertirse en Bodhisattvas".

El Buda, como un maestro, usa los medios hábiles para ayudar a otros a realizar su máximo potencial. Pero aunque el padre les ayuda a salir de la casa, esa casa se encuentra en un lugar, un mundo. El Buda no les pide que abandonen el mundo, sino la casa de sus creencias limitantes, sus deseos y pasiones ciegas y su ignorancia, para que vean la Unidad Fundamental, para que ayuden a otros y trabajen activamente en el mundo para hacerlo uno mejor. El mundo no se encuentra en llamas, somos nosotros los que lo incendiamos. 

En el Verdadero Budismo, el Despertar, como dice el Rev. Reeves, "es más un camino que un destino, más un comienzo que una conclusión - una responsabilidad más que un logro." Al final, los niños se encontraban llenos de júbilo, no tristes ni descepcionados.

El Rev. Reeves nos muestra tres enseñanzas importantes aprendidas por Shariputra de esta parábola y cómo las podemos aplicar a nuestras vidas:

1. Todos somos hijos del Buda - en el Sutra, "hijos del Buda" se refiere a "Bodhisattva". Aunque todos estamos en caminos espirituales o escuelas budistas distintas, todos somos Hijos del Buda, pues todos realizamos el trabajo del Bodhisattva de una forma u otra. El Buda, más allá de un personaje histórico hace más de 2,500 años, está cerca de nosotros; es el padre de todos los seres. Otra enseñanza es que no solo le debemos nuestras vidas a nuestros ancestros, sino al Dharma - la actividad dinámica salvífica del Universo - la cual corre por nosotros y nos sostiene. 

2. Somos nutridos por la boca del Buda - el Dharma nos nutre mental y espiritualmente, y el mismo puede ser de alimento no solo para los budistas, sino para todos los seres. No importa quién sea o cuan buena o mala sea la persona, todos poseemos la Naturaleza Búdica y el potencial de cambiar. 

3. Somos transformados por el Dharma - si bien el Dharma es nuestro legado y nuestro sustento, el mismo también tiene el potencial de transformarnos. El mismo nos pide que reflexionemos sobre nuestra vida, nuestros pensamientos, palabras y aciones y veamos si somos agentes de cambio positivo en el mundo. Cuando estudiamos y profundizamos en el mismo, podemos ponerlo efectivamente en práctica y ser verdaderos Hijos del Buda y Bodhisattvas en el mundo.

Para poder realizar esto, reflexiona: ¿cómo puedo ser un mejor Hijo del Buda? ¿Cómo puedo profundizar mi estudio y mi fe en el Dharma? Y ¿Cómo puedo ser un Bodhisattva en el mundo? 

A través de la fe, el estudio y la práctica, podemos hacer birllar el Sol de la Budeidad en nuestras vidas. Tras escuchar y realizar sobre esto, ¿cómo no podemos dejar de sentirnos como Shariputra y no danzar de júbilo?