Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Monday, April 27, 2020

La Tradición de la Escuela del Loto: Chih-i y la Hermenéutica Budista del Loto

Como vimos anteriormente, la tradición del Loto, el linaje de la escuela Tendai, desciende directamente del Buda Shakyamuni, pasando ininterrumpidamente por una línea de maestros en la India, China y Japón, quienes dedicaron su vida a continuar transmitiendo las enseñanzas más importantes del Buda en el mundo, contenidas en el Sutra del Loto. En la India, tenemos a maestros como Nagarjuna y Vasubandhu; en China, tenemos a maestros como Daosheng, y a Huisi, Chih-i, y Zhanran, los tres patriarcas de la escuela Tendai (Tiantai - la tradición de la escuela del Loto) en China; y en Japón, tenemos a Saicho (Dengyo Daishi), el fundador de la escuela Tendai, y sus ilustres discípulos. La vez pasada estudiamos un poco sobre la vida y las enseñanzas del primer patriarca Tendai en China: Nanyue Huisi (515-577), y vimos un extracto de sus escritos. Hoy, estudiaremos sobre la vida y obra del segundo patriarca Tendai en China: Chih-i (Tendai Daishi 538-597), el fundador de facto de la escuela Tendai en China.


Chih-i es tal vez uno de los maestros budistas más importantes en toda la historia del Budismo, siendo llamado en China el "Segundo Buda Shakyamuni". Los detalles de su biografía se encuentran los récords de la escuela Tendai, copilados por su discípulo Guanding, y en el libro "Continuación de Biografías de Sacerdotes Eminentes" de Daoxuan.

Chih-i nació en Huarong en Qinzhou en la región del lago Dongting en China, en una familia de oficiales gubernamentales de la familia Chen bajo la dinastía Liang. Despe pequeño, Chih-i se destacó por su inteligencia y su devoción. A los siete años, Chih-i visitó un templo y escuchó a los monjes recitando el capítulo 25 del Sutra del Loto, e inmediatamente lo memorizó, para la sorpresa de todos los presentes. Como hijo de prominente oficial gubernamental, Chih-i recibió una excelente educación, aprendiendo todos los clásicos del Confucionismo, el Taoísmo y el Budismo; esto se evidencia igualmente en sus escritos, los cuales muestran un elevado nivel de erudición y un vasto conocimiento sobre la literatura clásica secular como religiosa.

Los problemas políticos, sociales y las rebeliones del momento causaron una gran impresión en el joven Chih-i, sobre todo, al ver el impacto de estos problemas en las pocisiones de su familia, y cuando sus padres murieron rápidamente. Esto hizo que Chih-i decidiera abandonar la vida secular y unirse a la Orden budista, en el año 555 a la edad de quince años, bajo el monje Faxhu del templo Guoayuansi en Hsianzhou.

Al entrar en la vida monástica, Chih-i estudió devotamente y a gran profundidad todo el canon budista en su totalidad, con especial énfasis en el Sutra del Loto, el cual estaba convencido representaba la summa theologica del Buda en el mundo. Gracias a esta revelación, Chih-i, a los 33 años, viajó al Monte Dasu y se convirtió en discípulo de Nanyue Huisi. Huisi inmediatamente reconoció la erudición y su conexión kármica con Chih-i, diciéndole las mismas palabras que su maestro Huiwen le dijo: "Hace mucho tiempo, tu y yo estuvimos juntos en el Pico del Aguila y escuchamos al Bendito predicar el Sutra del Loto. Ahora, gracias a esos lazos y al karma, nos hemos reencontrado". Huisi inmediatamente lo introdujo a todas las técnicas de meditación del Sutra del Loto, y en tan solo catorce días, Chih-i se iluminó al verdadero significado del Sutra del Loto y de todas las enseñanzas del Buda en el mundo.

Chih-i se quedó en el Monte Dasu por los próximos siete años, recibiendo todo lo que podía de su maestro, y luego, partió a la capital de la dinastía Chen en Jingling, en el templo Waguansi, por otros ocho años, donde rápidamente logró alcanzar un gran número de discípulos. Todos los maestros y monjes del área iban a donde Chih-i a recibir instrucción en el Dharma, recibiendo igualmente ayuda de la aristocracia y del gobierno, y fue aquí donde enseñó lo que luego su discípulo Guanding más tarde copiló como "El Significado Profundo del Sutra del Loto".

A pesar de sus grandes logros, Chih-i sentía que la audiencia no estaba preparada para sus enseñanzas, y en el otoño del año 575, partió al Monte Tiantai en la costa de la Provincia Zhekiang. El Monte Tiantai siempre se había destacado por su ambiente sagrado y su hermosas vistas, y Chih-i estableció su hermita allí. Estando en el Monte Tiantai, nuevamente agrupó una inmensa cantidad de discípulos, y recibió asistencia y apoyo económico del Emperador Xuan de la dinastía Chen. Fue allí que Chih-i llevó las enseñanzas del Sutra del Loto y del Budismo a todos los pueblanos, instruyéndolos en los Preceptos e instándolos a abandonar la pesca y tomas la agricultura. Con la ayuda del gobierno, Chih-i logró adquirir el lago del Monte Tiantai y lo convirtió en una reserva protegida, donde instruyó a liberar peces comprados en el mercado. Esto comenzó la práctica budista popular hasta nuestros días de liberar animales.

Chih-i constantemente recibió llamados del gobierno para abandonar el Monte Tientai e ir a la capital como asesor gubernamental, y luego de varios intentos de no ir, Chih-i finalmente accedió en el 585, viajando a Jinling y quedándose en el templo Guangzhesi. Fue aquí que dió las famosas lecturas que luego su discípulo copiló como "Palabras y Frases del Sutra del Loto".

En el año siguiente, en el 588, los ejércitos del norte atacaron la dinastía Chen, y Chih-i tuvo que huir al Monte Lu, y luego al Monte Heng. Tras la caída de la dinastía Chen en el 589, Chih-i regresó a Qinzhou, la región de su nacimiento, y fundó el templo Yuquanzhi. Allí, en el 593, expuso lo que luego se copilaría como su segunda gran obra, "El Significado Pronfundo del Sutra del Loto". Luego, en el 594, Chih-i expuso lo que luego fue su tercera y más grande obra, "La Gran Calma y Contemplación". Eventualmente, Chih-i regresó al Monte Tiantai, donde murió a la edad de 60 en el 597. Tras su fellecimiento, sus discípulos llevaron su cuerpo en meditación y lo depositaron en un mausoleo en el Monte Tientai. En el periodo Tang, se le otorgó el nombre honorífico póstumo de Tiantai Daishi.

Chih-i logró unir los dos polos prevalente en China del Sur, que se destacaba por el estudio de las doctrinas budistas, y el Norte, por su práctica de la meditación, la recitación y la devoción. En sus obras, Chih-i dijo que el estudio y la práctica son como las dos alas de un ave, o como las dos ruedas de un carruaje, y que una no puede existir sin la otra.

Como vimos, Chih-i compuso una variedad de tratados en vida, escribiendo el primer tratado budista sobre la meditación en la historia del Budismo. De estas obras, tres se destacan: "Palabras y Frases del Sutra del Loto", "El Significado Profundo del Sutra del Loto", y "La Gran Calma y Contemplación". Veamos una sinopsis de estas tres obras, que son llamadas las "Tres Grandes Obras del Budismo Tendai".

Palabras y Frases del Sutra del Loto

Esta obra es un comentario al Sutra del Loto. En el mismo, Chih-i compara todas las enseñanzas y Sutras del Buda a ríos, y el Sutra del Loto a un gran océano. Las aguas de las enseñanzas budistas fluyen, sin perder una sola gota, al gran océano del Sutra del Loto. Guanding, su más grande discípulo y quien copiló estas obras, escribió: "Es difícil que un Buda aparezca en el mundo, y es difícil que predique. Es difícil traducir y trasmitir lo que predicó, y es más difícil entenderlo. Es difícil encontrar las enseñanzas de un gran maestro, y más difícil escribirlas y copilarlas. Cuando tenía 27 años, escuché y recibí estas palabras en Jinling, y cuando tenía 29 las copilé en este escrito en Danqui. Ahora se la dejo como obsequio a las futuras generaciones, para que todos reciban la sabiduría de un Buda".

La obra y cada uno de sus diez capítulos se puede divir en dos partes. Tomando frases del Sutra del Loto, Chih-i las interpreta a la luz de cuatro guías: (1) Causas y Condiciones - interpretar las palabras y frases del Sutra en términos de las causas y condiciones que llevaron al Buda a exponerlas, y comprenderlas en términos de las cuatro formas de predicar, o las cuatro formas en que los Budas exponen sus enseñanzas; (2) Enseñanzas Correlacionadas - interpretar las palabras y frases del Sutra en correlación con las cuatro enseñanzas de la doctrina y los Cinco Períodos (que veremos en unos momentos); (3) las Enseñanzas Teóricas y Esenciales - interpretar las palabras y frases del Sutra a la luz de las enseñanzas teóricas y esenciales del Sutra del Loto; y (4) la Observación de la Mente - percibir la verdad dentro de la propia mente a través de la práctica de la meditación y también interpretar las palabras y frases del Sutra desde el punto de vista de esta percepción de la verdad. Usando estas cuatro pautas, Chih-i explica pasajes de cada capítulo del Sutra del Loto para dilucidar doctrinas profundas del Sutra, tales como "el reemplazo de los tres vehículos con el único vehículo" y la "revelación del del Buda Eterno".

Igualmente, Chih-i divide el Sutra del Loto en tres partes: (1) Preparación - el primer capítulo, que prepara a la audiencia para el Sutra; (2) Revelación - del capítulo 2 al 17, donde el Buda revela la Verdad a sus discípulos; y (3) Transmisión - el resto del Sutra, donde el Buda lega sus enseñanzas a las edades venideras. A la misma vez, Chih-i divide el Sutra en dos partes: (1) la primera parte, la "Puerta de Shakyamuni" (Shakumon) del capítulo 1 al 14, la parte teorética, donde vemos la unificación de la totalidad de las enseñanzas budistas del Buda Histórico; y (2) la "Puerta de la Eternidad" (Honmon), la parte esencial, del 15 al 28, donde le Buda revela su eternidad. 

Esta obra aun continúa siendo reconocida como la plabra final en el significado del Sutra del Loto.

El Significado Profundo del Sutra del Loto

En esta obra, Chih-i discute el significado secreto del título del Sutra y la Ley Simultaneidad de Causa y Efecto del loto, a la luz de cinco guías: nombre, esencia, cualidad, función y enseñanza. Chih-i utiliza la flor de loto como metáfora para explicar la esencia del Sutra del Loto. Dado que el principio expuesto en el Sutra posee simultáneamente causa y efecto, es difícil de explicar. Por lo tanto, la metáfora de la flor de loto, que florece (causa) y produce fruto (efecto) al mismo tiempo; esto describe el principio de causalidad simultánea. Luego, establece estos cinco principios como principio hermenéutico para todos los Sutras.  Veámoslo en detalle.

Para Chih-i, el título del Sutra del Loto no es solo el nombre, sino también la esencia del Sutra. (1) "Nombre" significa el significado del título de un Sutra. La obra da una explicación detallada del título, y explica por qué representa la esencia del Sutra del Loto. (2) "Esencia" significa el principio último de un Sutra. La sección "Aclaración de la Esencia" define la sustancia del Sutra del Loto como el verdadero aspecto de todos los fenómenos. (3) "Calidad" indica las principales doctrinas de un Sutra. La obra efine la doctrina principal de la enseñanza teórica (primera mitad) del Sutra del Loto como el reemplazo de las enseñanzas provisionales con la enseñanza verdadera, y la doctrina principal de la enseñanza esencial (segunda mitad) la revelación de la verdadera identidad del Buda, es decir, su logro original del Despertar, así como la revelación de la verdadera causa y el verdadero efecto de su Iluminación. (4) "Función" indica el beneficio y el poder de un Sutra. La obra dice que la enseñanza teórica disipa la creencia en los Tres Vehículos (Shtravakas, Pratyekabuddhas y Bodhisattvas) y despierta la fe en el Unico Vehículo de la Budeidad. Además, la función del Sutra del Loto en su conjunto es llevar a todas las personas a la Budeidad. (5) "Enseñanza" se refiere a la posición e influencia de un Sutra con respecto a otros Sutras. Esta obra afirma que el Sutra del Loto abarca todas las demás enseñanzas y que su influencia impregna todos los fenómenos. Esta sección presenta los sistemas de clasificación de los sutras propugnados por las tres escuelas del sur de China y las siete escuelas del norte de China, y los refuta con la propia clasificación de Chih-i de los Cinco Períodos y Ocho Enseñanzas. 

Es en esta obra que Chih-i provee los fundamentos de la Hermenéutica Budista, con los Cinco Periodos y las Ocho Enseñanzsas. Los Cinco Períodos son una clasificación de los Sutras del Buda Shakyamuni de acuerdo con el orden en que fueron expuestos y consisten en los períodos de la Guirnalda de Flores (Avatamsaka), Agama, Correcto e Igual, Sabiduría, y Loto y Nirvana. Las Ocho Enseñanzas es una organización de las enseñanzas del Buda por contenido y método de presentación. Consiste en dos subclasificaciones: las cuatro enseñanzas de la doctrina y las cuatro enseñanzas del método. Las cuatro enseñanzas de la doctrina, una clasificación por contenido, son la enseñanza de Tripitaka, la enseñanza de Conexión, la enseñanza Específica y la enseñanza Perfecta. Las cuatro enseñanzas del método, una clasificación por método de enseñanza, son la enseñanza repentina, la enseñanza gradual, la enseñanza secreta y la enseñanza indeterminada. Esto lo hemos tocado en detalle en entradas anteriores.

En esta obra, Chih-i igualmente hace énfasis en la importancia del balance entre el estudio y la práctica.

La Gran Calma y Contemplación

Esta es sin dudas la última y la más importante de las obras de Chih-i. La misma sirve como base para la mitad del entrenamiento en la escuela Tendai desde sus inicios hasta nuestros días. Es aquí que Chih-i presenta un resumen de todas las enseñanzas y prácticas budistas, y detalla la doctrina del Ichinen Sanzen, o los Tres Mil Mundos en Un Instante. 

"Calma" significa enfocar la mente de uno en un punto sin distracciones, y "Contemplación" significa ver todas las cosas como son, teniendo una percepción que penetra la realidad última, o el aspecto verdadero de todos los fenómenos. Como vemos, Chih-i heredó esto de su maestro Huisi. El capítulo titulado "Meditación Correcta" describe diez objetos de meditación y diez meditaciones correspondientes como la forma definitiva de realizar "la región de lo insondable", o el principio de Tres Mil Mundos en Un Instante. La relación entre la mente o la vida y todos los fenómenos se explica a través de la "triple contemplación en una sola mente". Esta es la obra sobre la cual escribiré y presentaré extractos en las próximas entradas. 

* * *

Como hemos visto, Chih-i dedicó su vida a aclarar el significado y las doctrinas del Sutra del Loto y su mensaje de salvación. Con ello, creó todo un programa de estudio y entrenamiento para que el devoto logre alcanzar el Despertar en esta vida. Su vida y obra es sin lugar a dudas un monumento al Sutra del Loto y a las enseñanzas del Buda en el mundo.