Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Saturday, April 25, 2020

La Tradición de la Escuela del Loto: Huisi y el Samadhi del Loto

La tradición del Loto, el linaje de la escuela Tendai, desciende directamente del Buda Shakyamuni, pasando ininterrumpidamente por una línea de maestros en la India, China y Japón, quienes dedicaron su vida a continuar transmitiendo las enseñanzas más importantes del Buda en el mundo, contenidas en el Sutra del Loto. En la India, tenemos a maestros como Nagarjuna y Vasubandhu; en China, tenemos a maestros como Daosheng, y a Huisi, Chih-i, y Zhanran, los tres patriarcas de la escuela Tendai (Tiantai - la tradición de la escuela del Loto) en China; y en Japón, tenemos a Saicho (Dengyo Daishi), el fundador de la escuela Tendai, y sus ilustres discípulos. Hoy estudiaremos un poco sobre la vida y las enseñanzas del primer patriarca Tendai en China: Nanyue Huisi (515-577).


La tradición de la escuela del Loto remonta sus orígenes al Buda Shakyamuni, pero fue Nanyue Huisi, el gran exégeta chino, quien enfatizó la importancia del Sutra del Loto en China, y quien sentó las bases para la sistematización de la literatura canónica budista y la creación de la escuela Tiantai, siendo sucedido por su más destacado discípulo, Tiantai Chih-i (Tendai Daishi 538-597), quien la llevó a su punto culminante.

La vida de Huisi se encuentra en un importante texto histórico llamado "Continuación de la Biografía de Sacerdotes Eminentes" del monje Daoxuan (596-667), que junto con los registros de la escuela Tientai, nos proveen una mirada biográfica de este importante maestro. Huisi nació en Wujin, en la presente provincia de Henan, en el año 515. Desde niño, se destacó por su inteligencia y devoción, recibiendo los elogios de toda la comunidad en donde vivía. Creciendo en un periodo de mucha inestabilidad política, Huisi vio el sufrimiento del mundo y juró dedicar su vida al camino del Bodhisattva y salvar a todos los seres sintientes. Por ello, Huisi se convirtió en monje a la edad de 15, pasando los próximos 10 años en un intenso estudio del Sutra del Loto y los Sutras Mahayana y realizando prácticas y austeridades, leyendo todo el canon budista unas mil veces.

Posteriormente, Huisi sintió la necesidad de encontrar un maestro iluminado, visitando a todos los grandes maestros del Norte de China, y aprendiendo todas las doctrinas de ellos, especializándose en la práctica de la meditación. En ese tiempo, el Sur de China se destacaba por el estudio de las doctrinas budistas, y el Norte por su práctica de la meditación, la recitación y la devoción. En el curso de sus viajes, Huisi llegó a donde el maestro Huiwen , quien seguía las enseñanzas de Nagarjuna. Cuando Huisi y Huiwen se encontraron, Huiwen le dijo: "Hace mucho tiempo, tu y yo estuvimos juntos en el Pico del Aguila y escuchamos al Bendito predicar el Sutra del Loto". Ahora, gracias a esos lazos y al karma, nos hemos reencontrado. Bajo Huiwen, Huisi alcanzó el Despertar, luego de seguir profundizando en las enseñanzas y prácticas del Sutra del Loto. Huisi, más tarde ne su vida, escribió: "La samblea en el Santo Pico del Aguila continúa en un estado solemne y no se ha levantado". Tras su iluminación, Huisi se dedicó con más vigor a la propagación de las enseñanzas del Sutra del Loto, encontrando muchas veces una gran oposición, y sufriendo varios atentados contra su vida. No obstante, Huisi continuó viajando por todo el Norte de China, reuniendo muchos discípulos y refinando sus enseñanzas. 

Huisi entonces escribió un libro llamado "Sobre las Prácticas Pacíficas del Sutra del Loto", donde explica que aquellos que deseen entender el Sutra, deben practicar dos tipos dee meditación: (1) meditación o actos devocionales como la recitación de Sutras y la devoción (con manifestaciones), y (2) la práctica de la meditación silente (sin manifestaciones). Estas estaban basadas en el capítulo 14 de "Prácticas Pacíficas" del Sutra del Loto. A través de estos dos tipos de meditaciones, uno puede encarnar las enseñanzas del Sutra del Loto y entender su significado. A través de estas prácticas, uno obtiene el Samadhi del Loto, donde uno entiende en verdadero aspecto de la realidad, uno descubre la total permeación de la Naturaleza Búdica y la unificación de las Tres Verdades, una vez uno haya realizado las prácticas religiosas del Sutra del Loto.  

Huisi se movió entonces al Monte Dasu, donde continuó enseñando, hasta que conoció a quien se convertiría en su más importante discípulo, al joven Chih-i. Huisi le enseñó a Chih-i todo sobre el Sutra del Loto, hasta que Chih-i mismo alcanzó el Despertar, al igual que Huisi. Este despertar le llevó a igualmente penetrar en las profundidades del Sutra del Loto, y a entender la total unidad fundamental de todas las cosas, la capacidad de todos los seres de alcanzar el Despertar, la total permeación de la Naturaleza Búdica, que las semillas de la ignorancia contienen el potencia de la Iluminación, y que los seres sintientes y los Budas son de la misma esencia. Este es el nivel de entendimiento contenido en la meditación del Loto, que se expresa en los escritos de Chih-i como "los deseos mundanos son la Iluminación", o "los sufrimientos del nacimiento y la muerte son el Nirvana". Esta es la más alta Budeidad.

Huisi continuó en el Monte Dasu por once años, copiando los Sutras en oro, propagando sus enseñanzas, y preparándolas para lo que sentía que se acercaba: el Día Final de la Ley: "Luego del Parinirvana del Buda, la Ley Correcta prevaleció en el mundo por 500 años. Luego de la Ley Correcta, la Ley de la Semblanza prevalecerá por mil años. Finalmente, llegará el Día Final de la Ley y durará por diez mil años". Esto hace alusión a la profecía budista de que luego de la muerte de un Buda, sus enseñanzas se deterioran gradualmente, al igual que la capacidad de los seres, hasta que solo queda una sombra de lo que era. Luego, viene otro Buda y la reestablece. Huisi y sus discípulos trataron de crear un sistema a través y por el cual se pudiera mantener el mismo nivel de enseñanza y práctica a través de las enseñanzas elevadas del Sutra de Loto, por el bien de todos los seres. Por todo eso, Huisi vivió la vida que vivióm esforzándose cada día más y más, por el bien de todos los seres. 

Finalmente, en el año 563, tras un largo tiempo de residencia en el Monte Dasu, Huisi se movió a Nanyue, al Monte Heng, en el presente Hunan, donde pasó el resto de sus días. En reconocimiento por sus labores, el emperador de la dinastía Chen le nombró "Gran Maestro de Meditación". Huisi murió en el año 577 a la edad de 62.

El legado de Huisi fue continuado por Chih-i, quien es considerado el fundador de la escuela Tiantai (Tendai) en China, quien logró sistematizar todas las enseñanzas del Buda en sus más de cuarenta años de predicación en el mundo, y quien perfeccionó las enseñanzas de su maestro, las cuales siguen siendo autoritativas en la actualidad. Veremos sobre la vida y las enseñanzas de Chih-i prontamente (la biografía y las enseñanzas de Chih-i se encuentran en entradas anteriores en este blog).