Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.


Sunday, August 1, 2021

Alcanzando la Budeidad: Las Prácticas del Budismo - Las Variedades del Nembutsu II

 El Budismo contiene una amplia serie de prácticas encaminadas a revelar nuestra Naturaleza Búdica - nuestra Unidad Fundamental con el Universo -, nuestra Budeidad Innata, y alcanzar el Despertar. Se dice que el Buda predicó 84,000 enseñanzas, cada una destinada a aliviar uno de los miles de deseos, pasiones e ilusiones que oscurecen nuestra Naturaleza Búdica para hacerla brillar. Si bien estas enseñanzas y prácticas varían de escuela en escuela, la Escuela Tendai de la Tradición del Loto abarca todas y cada una de ellas. En esa serie, veremos brevemente cada una de las prácticas principales budistas y cómo podemos ponerlas en práctica para alcanzar nuestra Budeidad.

En una pasada entrada vimos las distintas variedades del Nembutsu y sus diferentes usos en la práctica budista. Hoy, veremos las diferentesd modalidades de práctica. ¿Cómo podemos practicar el Nembutsu?

El Nembutsu tiene dos niveles: (1) Esencia (Noúmeno - Unidad), y (2) Práctica (Fenómeno - Multiplicidad). El Maestro Oui dice: "La recitación del Nombre del Buda Amida significa creer que existe una Tierra Pura y un Buda llamado Amida, pero no realizar aún que esta Mente es el Buda. La misma consiste en buscar el Renacimiento en la Tierra Pura y recitar el Nombre así como un niño perdido llama a su madre, sin olvidarla ni por un solo momento. La recitación del Nombre del Buda en Esencia, por otro lado, es realizar que el Buda Amida y su Tierra Pura son la Mente, son creados por la Mente, y hacer el Sagrado Nombre el enfoque de nuestra recitación". Esto nos muestra que podemos abordar el Nembutsu desde dos niveles: desde la inmanencia o desde la trascendencia.

A nivel de Esencia, el Nembutsu es recitado para realizar nuestra Unidad Fundamental con la Existencia, el Buda Eterno -el Cosmos. A nivel de Práctica, el Nembutsu es recitado para renacer en la Tierra Pura de la Bienaventuranza. A nivel de Esencia, el Buda Amida y la Tierra Pura se encuentran dentro de nuestroa corazones (Naturaleza Búdica) y nuestra mente (Despertar - Nirvana); es reconciliar el Mundo Saha con el Nirvana. A nivel de Práctica, el Buda Amida y la Tierra Pura se encuentran fuera de nosotros; son trascendentes. Sin embargo, no debemos aferrarnos a ninguno de estos dos niveles, pues ambos niveles deben estar balanceados para poder realizar la práctica correctamente. De lo contrario, podemos aferrarnos mucho a la teoría del Nembutsu en Esencia, y fallar en su consecusión, el Nembutsu en práctica. Cuando recitamos el Nembutsu, debemos de armonizar Esencia y Práctica. Así, cuando recitamos el Nembutsu deseando Renacer en la Tierra Pura, despertamos nuestra Naturaleza Búdica y alcanzamos el Renacimiento - el Despertar - regresando a nuestro Verdadero Hogar, el Nirvana. 

"El Despertar de la Fe en el Mahayana", el famoso tratado budista escrito por el Gran Maestro Asvaghosa en el Siglo II, nos explica estos dos niveles de la Realidad, los que podemos aplicar al Nembutsu, y de hecho, a toda práctica budista. El Gran Maestro Chih-i se basó mucho en este Tratado para desarrollar su pensamiento de las Tres Verdades. El Tratado nos explica que la Talidad (Tathata), que el Maestro Oui llama la Mente, posee dos aspectos: (1) Esencia, y (2) Marcas. El aspecto de la Esencia se llama la Puerta de la Verdadera Talidad o Realidad (Nirvana), y el aspecto de las Marcas se llama la Puerta del Nacimiento y la Muerte o el Samsara. Pero ambos son inseparables; son dos aspectos o manifestaciones de la misma Esencia (Tathata - Talidad). Esto lo vimos anteriormente con los dos asepctos del Dharmakaya y el Buda Amida: (1) el Dharmakaya de la Talidad (Sabiduría), el Buda Eterno impersonal, la Unidad; más allá del tiempo y la forma; la realidad trascendente; la Luz, personificado como el Buda Mahavairocana; y (2) el Dharmakaya de Actividad Hábil (Compasiva), la cual asume forma y personalidad para revelarse a los seres sintientes; la realidad inmanente; la Vida, personificado como el Buda Amida. Ambos son dos caras de la misma moneda. Aunque son dos realidades inseparables, trascendentes, fuera del tiempo y el espacio, el Dharmakaya de Actividad Hábil, se manifiesta en movimiento y entra en la forma y el tiempo como una presencia que lo permea todo para revelarse a los seres sintientes. La habilidad de llevar a los seres a la Budeidad, a la Unidad, surge del fundamento del Buda Amida en la Talidad o el Nirvana, pero la liberación de todos los seres requiere la capacidad de volverse activo en la vida de los seres sintientes.

Expliquemos este concepto mejor con un ejemplo: el océano y las olas. En el Budismo Tendai, el mundo es una manifestación del Dharma, de la Verdadera Realidad. Por ello, el mundo natural es un ejemplo perfecto para ilustrar el Dharma. En el caso del océano y las olas, no podemos aceptar la existencia del océano y no del as olas, pues las olas son manifestaciones o movimientos en la superficie del océano. Las olas y el océano son Uno. Si abandonamos las Marcas o los Fenómenos (Mundo Convencional o Fenomenal del Samsara) a favor de la Esencia o la Realidad Absoluta (Nirvana), pies ambos son igualmente Uno e inseparables. Esto es lo mismo que ilustra el Sutra del Corazón al decir que la Forma y el Vacío son uno y lo mismo. 

Si nos enfocamos en la Esencia o la Unidad y descartamos la Práctica, es como destruir el bota en medio de nuestra travesía a la Otra Orilla - nos ahogaremos en el océano del Samsara.

Si recitamos el Nembutsu con fe y devoción, podemos alcanzar ambos niveles del Nembutsu. A nivel de Práctica o Fenómeno, cuando recitamos el Nembutsu con total entrega y atención, todos los pensamientos son eliminados. No importa si estamos frente al Butsudan, meditando, caminando o recostados, solo existe el Nembutsu. Esto es equivalente a la concentración o Samadhi en la meditación. Pero si llevamos nuestra práctica un paso más allá, podemos vaciar nuestra mente y alcanzar la total unidad o comunión con el Buda. En ese momento, este mundo es la Tierra Pura; el Buda Amida es nuestra Verdadero Ser, nuestra Naturaleza Búdica; este es el Renacimiento y el Despertar.

Ahora, vayamos a la práctica. Como recordaremos, el Nembutsu no consiste solamente en la recitación del Nombre del Buda - "Namu Amida Butsu" - sino que abarca igualmente otras modalidades como la contemplación y la meditación, así como la gratitud. Veamos Diez Formas de Practicar el Nembutsu:

1. Meditar en el Nembutsu - cuando recitamos el Nembutsu en voz baja o alta, nuestros oídos escuchan el Nombre, y reflexionamos sobre el significado del Nembutsu. Poco a poco, por medio de este método, nuestros pensmaientos se calman y vamos alcanzando el Samadhi. 

2. Recitar el Nembutsu con un Juzu (Mala - rosario budista) - cuando recitamos el Nembutsu, nuestros labios o nuestra mente recita el Nembutsu y nuestras manos pasan las cuencas del Juzu. Es como usar un bastón para subir una montaña. 

3. Recitación con Respiración - en este método, recitamos un Nembutsu con cada inhalación y exhalación. Dado a que la Vida Infinita está ligada a la respiración, podemos usar la misma para unirnos al Buda Amida. Con cada respiración, respiramos la Vida Eterna del Buda, la cual nos ha estado animando y ayudando desde el principio de los tiempos. 

4. Recitación Contínua - podemos recitar igualmente el Nembutsu uno tras otro, sin parar, solo tomando un breve descanso entre respiraciones. Esto nos ayuda a alcanzar el Nembutsu Samadhi. Cada Nembutsu abarca y arropa todo el Cosmos, así como la Luz del Buda Amida nos abraza para nunca abandonarnos.

5. Recitación Iluminada - en este método, canalizamos la Luz del Buda Amida que sale de nuestros labios e iluminamos nuestra Verdadera Naturaleza. A medida que profundizamos en el Samadhi, realizamos la unidad con el Buda Amida.

6. Recitación con Postración - en este método, nos postramos con cada recitación del Nembutsu, o recitando el Nombre si cesar. 

7. Recitación Decimal - este es el método descrito en el Sutra del Buda Amida, donde recitamos el Nembutsu diez veces por respiración. Este es un buen método para desarrollar la concentración y abordar otras modalidades.

8. Recitación del Loto - cuando recitamos el Nembutsu, nos visualizamos sentados en una flor de loto rojo en medio de un estanque de aguas cristalinas, con arenas doradas, delante del Buda Amida, quien nos ayuda a recitar el Nembutsu y nos otorga su Gracia. En este método, transformamos nuestro lugar de práctica en la Tierra Pura, y nos ayuda a desarrollar la compasión.

9. Recitación de Luz - cuando recitamos el Nembutsu, podemos visualizarnos bañados en la Luz Infinita del Buda Amida, la cual nos acepta tal y como somos, con todo nuestro mal karma, y nos abraza constantemente para nunca abandonarnos. Esto desarrolla la gratitud y la ecuanimidad.

10. Recitación Contemplativa - en este método, seleccionamos una o varias de las visualizaciones del Sutra de la Meditación en el Buda Amida y su Tierra Pura y las ponemos en práctica. Igualmente, en sus inicios, podemos usar una estatua o pintura del Buda Amida o de su Tierra Pura y enfocarnos en cada detalle con total absorción meditativa. 

Aunque muchos no lo sepan, el Nembutsu es una práctica budista que abarca los Tres Misterios del Budismo Esotérico. Los Tres Misterios son (1) Cuerpo (Asana o Mudra), (2) Palabra (Mantras) y (3) Mente (Visualizaciones). Cuando recitamos el Nembutsu, colocamos nuestras manos en Gassho. El mudra de Gassho es uno de profundo simbolismo, y encierra la totalidad del Buddhadharma. Uno de sus significados es la total unidad de nosotros (mano izquierda) con el Buda (mano derecha), uniendo la Realidad Absoluta con la Realidad Convencional, y los Diez Mundos (dedos). Igualmente, es un gesto de devoción, entrega y reconocimiento. También, el Nembutsu es un Mantra. Un Mantra es una palabra o frase, usualmente en sánscrito, que contiene todas las cualidades iluminadas de los Budas. Finalmente, nuestra mente se encuentra visualizando al Buda Amida y su Tierra Pura u observando una estatua del Buda Amida (o un pergamino con el Nembutsu). Por ello, cuando recitamos el Nembutsu, armonizamos los Tres Misterios del cuerpo, la palabra y la mente y logramos la total comunión con el Buda Eterno, el Buda Amida. 

Todo esto nos muestra la profundidad del Nembutsu y la infinita compasión y sabiduría del Buda.

* * *

En la próxima entrada, veremos las variedades de la Meditación Caminando.

*

Estas prácticas son parte del futuro libro: "Alcanzando la Budeidad: Prácticas Budistas en Nuestro Camino al Despertar" (Hikari Publishing 2021). Copyright - Todos los Derechos Reservados.