Wednesday, October 5, 2016

Shugendo: Dainichi Nyorai - el Buda Cósmico

El Shugendo y el Budismo Esotérico veneran al principio de todo en el universo, el cual sepersonifica como el Buda Mahavairocana (Dainichi Nyorai), el Gran Buda Cósmico. Dainichi Nyorai personifica la naturaleza escencial del universo y simboliza la sabiduría y la compasión que nos permite descubrir nuestra verdadera naturaleza. Dainichi es la personificación del mundo dhármico.


Dainichi Nyorai se manifiesta en el universo a través de los Seis Grandes Elementos: Tierra, Agua, Fuego, Aire, Espacio y Consciencia. Los Seis Grandes Elementos no son elementos independientes sino que son inter-dependientes; estos existen armónicamente en lo que se llama Yuga. Cada elemento retiene su individualidad sin obstruía al otro. Juntos forman todas las cosas en el universo, incluyendo los seres vivos. A través de la interacción de los Seis Elementos, todas las cosas evolucionan y se transforman contínuamente. Dado a que la existencia infinita e inteligente es difícil de concebir por la mente humana, se creó la figura de Dainichi Nyorai.

Dainichi Nyorai es un símbolo de la verdad absoluta, no un ícono de adoración. En el Universo, sólo existe el Buda Cósmico, Mahavairocana (Dainichi), quien llena todo el universo, quien es cada cosa del universo - las cosas materiales, así como las del espíritu. Todo lo que existe es la actualización (Samadhi) del Buda Mahavairocana. Siendo todos una manifestación del Buda, nuestra naturaleza no es diferente a la del Buda, pero dado a que nuestra mente está oscurecida por las perturbaciones mentales, los deseos mundanos y nuestros pensamientos erróneos, perdemos de vista este hecho. La práctica nos permite descubrir nuestra unidad fundamental con el Universo (Dainichi), vivir de acuerdo con sus principios y alcanzar la paz. 

Dainichi se manifiesta como el universo mismo y todo su esplendor natural. Los árboles son su cuerpo, los ríos sus venas, el aire su respiración. Es por esto que el Shugendo, y muchas escuelas budistas como la escuela Tendai, venera a los espíritus de la naturaleza como asistentes o manifestaciones del Buda. A través del trabajo contínuo con las fuerzas del mundo natural, podemos adquirir conocimiento e influenciar eventos en la vida de los creyentes. Igualmente, a través de la naturaleza podemos escuchar la predicación constante del Buda Mahavairocana. Esto se llama el Gran Sutra.

En un pasaje del libro "Shugen Sanjusan Tsuki", está escrito: "Todas las escuelas dependen de los escritos (textos canónicos), ¿en qué textos se basa el Shugendo? El Sutra del Shugendo es un Sutra que es eterno y natural (escrito en las montañas y sus fenómenos) es el Mandala de la Ley a la que todo Buda se suscribe, que no es conocido por la seda de color amarillo claro (insinuación del color de la toga de los monjes, lo que quiere decir que el verdadero Dharma está más allá del Budismo), y no esta escrita con pinceles y tinta (que está más allá de los escritos canónicos de los discípulos y los maestros), sino que se encuentra en el canto del viento en las cumbres, el rugir de las olas que golpean las rocas, y los ruidos de la naturaleza. Todo explica la naturaleza de los Dharmas. Sin que alguien tenga que decir nada, la palabra va por todas partes en el Plan de la Esencia. Ver, escuchar y entender, es obedecer la Ley con los 6 cuerpos de las direcciones. El objetivo del Shugendo es alcanzar el estado de los Budas antesde que predicaran la ley. ¿Por qué estar basada en los escritos de los maestros? Antes de alcanzar el despertar original, ¿cómo el Espíritu del Buda mantenía la lección de los Sutras? El Shugendo no descansa en ellos. El Shugendo es el Espíritu del Buda. Incluso si ellos no conocen los escritos, los hombres que conocen el origen del espíritu alcanzan el Despertar Original. Si uno aprende miles de millones de escritos (textos canónicos budistas) como granos de arena en el Ganges, pero no se conoce el origen - nuestra verdadera naturaleza - puro del espíritu, no esta realizando mas que ejercicios vacíos. Simplemente reconocer el origen de la naturaleza del espíritu, sin desarrollarlo, no es suficiente en el camino a la realización de la Vía".

La corona de Dainichi esta adornada con los Cuatro Budas de la Sabiduría representando la noción de que la sabiduría absoluta está separada en cinco formas: los Cuatro Budas de la Sabiduría y la quinta, la sabiduría abarcadora representada por Dainichi Nyorai. En el Mandala de la Matríz (Taizokai Mandara), Dainichi tiene las manos puestas en el mudra de la luna o del vacío, lo que simboliza que todo el universo descanza en las manos del Buda.

Los Seis Grandes Elementos son la escencia de todos los fenómenos. Esta enseñanza también nos muestra que el cuerpo y la mente, así como los seres y el medio ambiente, forman parte de una unidad. La mente es la materia, la materia es la mente. Ambas son manifestaciones de una sola energía de vida representada por Dainichi Nyorai.

En el Budismo, la mente puede generar grandes poderes místicos. Los Seis Grandes Elementos, la energía de toda la vida, esta constantemente activa. Cada parte del universo es un gran misterio, una maravilla a ser descubierta y apreciada. El despertar a nuestra verdadera naturaleza, podemos actuar, pensar y hablar de acuerdo con las leyes armónicas del universo y generar karma positivo, ayudando a otros a hacer lo mismo. Los seres humanos y el Buda parten de la misma esemcia; son lo mismo. Todos los seres poseen el potencial del ser Budas, de entender y encarnar la verdad dhármica del universo y adquirir las Cinco Sabidurías. Todo es cuestión de estudio, fe y práctica.

No comments:

Post a Comment