Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Tuesday, March 19, 2019

Forma y Virtudes del Buda: I Los Tres Aspectos del Cuerpo del Buda



La Forma y Virtudes del Buda
I Los Tres Aspectos del Cuerpo del Buda


1. No intentes conocer al Buda a través de su forma o de sus atributos porque ni la forma ni los atributos son el Buda real. El verdadero Buda es la Iluminación misma. Por ello, el que alcance la Iluminación verá al Buda.

Si alguno ve una excelente imágen del Buda y dice que ha visto al Buda, se equivoca a causa de su ignorancia porque la verdadera imágen del Buda no puede ser vista por nadie. No se puede conocer al Buda ni por la más perfecta descripción. Sus atributos son indescriptibles con palabras humanas.

Hablamos de su imágen, sin embargo, lo cierto es que la imágen no es el Buda. El Buda no tiene imágen, pero puede manifestarse de la forma en que lo desee.

El que distingue claramente la imágen y las manifestaciones del Buda, pero que a su vez  no es poseído por ellas, es el que en verdad está capacitado para ver y conocer al Buda.

2. El cuerpo del Buda es la Iluminación misma, por eso es eterno e indestructible. No es un cuerpo físico mantenido por los alimentos. Es un cuerpo eterno cuya sustancia es la Sabiduría, por ello el Buda no teme, no enferma y es eternamente invariable.

El Buda no muere. Mientras exista la Iluminación, el Buda no perecerá. La Iluminación es la luz de la Sabiduría que alumbra a los seres y los hace renacer en la Tierra del Buda.

El que comprenda esta verdad se convertirá en hijo del Buda. Aceptará las Enseñanzas y las transmitirá a la posteridad. En verdad, no existe nada tan maravilloso como la omnipotencia del Buda.

3. El Buda posee tres aspectos. La Esencia o el Dharmakaya, la Potencialidad o el Sambhogakaya, y la Manifestación o Nirmanakaya.

El Dharmakaya es la sustancia del Dharma, o sea, la sustancia de la Sabiduría misma. Como la Esencia misma, el Buda no tiene color ni forma; como no tiene color ni forma, no va ni viene a ninguna parte; porque no va ni viene a ninguna parte, está en todas partes. Es como el cielo que lo cubre todo. El es todas las cosas y no le falta nada.

Existe, no porque la gente piense en Él, ni deja de existir porque los seres lo olviden. Ni viene cuando es bien recibido ni deja de venir cuando es ignorado. El Buda está por encima de todos los movimientos del alma humana.

La Esencia del Buda lo llena todo; está en todos los rincones del mundo. Existe por encima del concepto humano o de las dudas acerca del Buda.

4. La Potencialidad o el Sambhogakaya del Buda, es el Buda incorpóreo que toma forma para aliviar los sufrimientos humanos, hace votos, lleva una vida ascética y revela su Sagrado Nombre. Es el Buda que dirige y salva a los seres.

La raíz de este aspecto del Buda es la Gran Compasión. Salva a los seres empleando diferentes métodos. Como el fuego que quema incesantemente las cosas, así a Compasión del Buda destruye las pasiones del deseo. Como el viento que limpia, así Él dispersa el polvo de los sufrimientos humanos.

5. El Buda de la Manifestación o el Nirmanakaya aparece en este mundo en la forma de un humano, para llevar a cabo la salvación. Nace como ser humano, renuncia a todo y alcanza la Iluminación. Dirige a todos los seres por todos los medios y les advierte haciéndoles ver la enfermedad y la muerte.

Aunque el aspecto original del Buda es uno, el Dharmakaya, el Buda toma varias formas, puesto que la naturaleza de los seres difiere de uno a otro. Sin embargo, aunque el Buda que ven los seres varíe de acuerdo a sus diferentes deseos, actos y capacidades, el Buda muestra una sola Verdad: el Dharma.

El Buda se divide en tres aspectos, pero tiene un solo objetivo: la salvación de todos los seres.

Aunque aparezca en todas las circunstancias con un aspecto maravilloso, éste no es el Buda porque el Buda no es físico. La Budeidad llena todas las cosas, se realioza en la Iluminación y se manifiesta a todos los seres capaces de ver la Verdad con claridad.

* Este extracto ha sido traducido de "La Enseñanza del Buda", un libro publicado por la Bukkyo Dendo Kyokai, la Sociedad para la Propagación del Dharma del Buda en Japón. El mismo consiste de extractos de los Sutras Mahayana y Hinayana, ordenados por temática, para exponer de manera devocional y reverente la enseñanza del Buda.