Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Thursday, March 14, 2019

El Buda Eterno y Glorificado: II La Salvación del Buda y sus Métodos

Image result for kyoto autumn


El Buda Eterno y Glorificado
II La Salvación del Buda y sus Métodos


1. La voz del Buda, desde la Orilla de la Iluminación, no llega con facilidad al oído de los seres que están luchando en el mundo de las desilusiones, por eso el Buda se interna en el mar de las tinieblas para extender sus manos de salvación.

"Voy a contarles una parábola", dijo el Buda. "Había una vez un hombre rico que al regresar de su casa la encontró en llamas. Sus hijos, absortos en el juego, no se dieron cuenta del incendio y seguían aún dentro de la casa. El padre llamó a sus hijos: '¡Hijos míos, huid, salid', pero los hijos no prestaban atención a las palabras de su padre.

"El padre, desesperado, volvió a llamar: 'Hijos míos, aquí os traigo unos juguetes muy curiosos, salid pronto a cogerlos'. Al oir esto, los ninos salieron de la casa en llamas y se salvaron de perecer en el fuego".

El mundo es en verdad una casa en llamas, pero los seres no saben que la casa se quema, y permanecen en el peligro de morir quemados. Por eso el Buda emplea todos los métodos para la salvación de los seres.

2. "Voy a contarles otra parábola", dijo el Buda. "Una vez el hijo único de un hombre acaudalado salió de su casa a errar por el mundo y cayó en la miseria.

"El padre partió en busca por el mundo pero a pesar de todos los esfuerzos no pudo localizar su paradero.

"Habían pasado muchos años cuando el hijo errante acertó pasar por la ciudad en donde vivían sus padres pero lo había olvidado.

"El padre reconoció en seguida y lleo de alegría envió a su sirviente para que lo trajera de vuelta, pero el hijo no quiso entrar por temor de ser engañado.

"Entonces el padre mandó a su sirviente a que acercara a su hijo y le ofreciera trabajo por un buen pago. El hijo de esta forma, atraído por la oferta, entró a la casa de su padre como un sirviente más.

"El padre favoreció de sobremanera a su hijo que trabajaba en su casa, sin saber que era suya. Hasta llegó a hacerle administrar sus bienes y tesoros. Aún así el hijo seguía sin saber que era su padre.
El padre, complacido de ver la fe de su hijo y sientiendo su hora de morir, llamó un día a sus parientes y sirvientes, amigos y conocidos y les dijo: 'Señores míos, este es mi hijo, es el hijo que anduve buscando tanto tiempo. Desde ahora todos mis bienes pertenecen a él'.

"El hijo sorprendido y feliz por la confesión del padre, dijo: 'Ahora, no sólo he encontrado am i padre, sino hasta todos sus bienes vienen a ser míos'."

El padre rico aquí es el Buda. El hijo errante corresponde a todos los seres. La Misericordia del Buda está dirigida a todos los seres, como el amor que siente el padre por su hijo único. El Buda enseña y dirige a todos los seres como si fueran sus hijos, y los enriquece con el tesoro de la Iluminación.

3. Aunque los métodos de salvación varían de un ser a otro, la Misericordia del Buda que bendice a todos los seres es una. Las plantas que reciben la bendición del cielo pueden ser diferentes, pero la lluvia que cae es la misma.

4. Por muchos hijos que tengan los padres, quieren a todos por igual. Pero si hay alguno enfermo entre ellos, el corazón del padre siente más pena por él.

La Misericordia del Buda también se dirige a todos los seres por igual, pero se compadece del pecador y del que sufre por su ignorancia.

Así como el sol sale por el Oriente y vence la oscuridad y hace crecer a todos los seres, el Buda se mezcla entre los seres, destruye el mal y alienta el bien. Otorga la luz de la clarividencia, destierra la tiniebla de la ignorancia y los conduce a la Iluminación.

El Buda es el padre de la compasión y la madre de la misericordia. Los seres se comportan como dementes manejados por el deseo y la ignorancia. El Buda también actúa como un demente movido por la compasión para salvarlos. Sin su misericordia no puede haber salvación, y como hijos del Buda, debemos seguir su Camino de Liberación.

* Este extracto ha sido traducido de "La Enseñanza del Buda", un libro publicado por la Bukkyo Dendo Kyokai, la Sociedad para la Propagación del Dharma del Buda en Japón. El mismo consiste de extractos de los Sutras Mahayana y Hinayana, ordenados por temática, para exponer de manera devocional y reverente la enseñanza del Buda.