Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Thursday, June 11, 2020

El Comportamiento del Bodhisattva: Ciclo de Lectura sobre los Preceptos Perfectos - Introducción

Esta semana comenzamos un nueco ciclo de lectura basado en los Preceptos Perfectos del Bodhisattva. Estas son las reglas éticas utilizadas en Japón, diferentes al Vinaya antiguo utilizado en el resto del Budismo en Asia. 

A diferencia del Vinaya Hinayana, las escuelas budistas en Japón utilizan un conjunto de Preceptos o reglas éticas budistas que fueron predicadas por el Buda exclusivamente para Bodhisattvas, y las mismas se ajustan mejor a nuestra práctica budista contemporánea. Si bien se componen de 52 Preceptos, la mayoría de las escuelas solo siguen los primeros 10 Preceptos Mayores. 

En este nuevo ciclo de lectura y estudio veremos cada uno de estos Preceptos, desde la óptica de las Enseñanzas Perfectas y Completas, y su aplicación moderna en nuestra vida diaria. En esta primera entrada, tocaremos la historia de cómo las escuelas japonesas recibieron los Preceptos del Bodhisattva.


El Vinaya es la división del canon budista (Tripitaka) que contiene las reglas (Preceptos) y procedimientos que gobiernan la comunidad monástica budista, o Sangha. Las comunidades monásticas modernas siguen utilizando tres tradiciones paralelas de Vinaya: la Theravada (Sri Lanka y el sudeste asiático), Mulasarvastivada (Budismo Tibetano) y Dharmaguptaka (Budismo del Este de Asia). Además de estas tradiciones Vinayas, los textos Vinaya de varias escuelas extintas del Budismo Indio se conservan en los cánones tibetanos y del este asiático.

La palabra Vinaya se deriva de un verbo sánscrito que puede significar "dirigir", "entrenar", "domesticar" o "guiar", o alternativamente "educar" o "enseñar". A menudo se traduce como "disciplina". Varias escuelas budistas siguen diferentes tipos de Vinayana, dependiendo de la rama o del país donde se encuentran.

El Budismo Hijnayana que es seguido en Myanmar, Camboya, Laos, Sri Lanka y Tailandia sigue el Vinaya antiguo, que tiene 227 reglas para los monjes y 311 para las monjas. Como el linaje femenino se extinguió en todas las áreas de la escuela Theravada, tradicionalmente los roles de las mujeres como renunciantes se limitaban a tomar ocho o diez preceptos. Los budistas en China, Corea, Taiwán y Vietnam siguen el Dharmaguptaka Vinaya, que tiene 253 reglas para los monjes y 348 reglas para las monjas. A diferencia de todo Asia, Japón técnicamente sigue los Preceptos del Bodhisattva, extraídos de la versión Mahāyāna de Brahmajālasutra o Sutra de la Red de Brahma.

Los Preceptos del Bodhisattva (Bosatsukai) son un conjunto de códigos éticos utilizados en el Budismo Mahayana para avanzar a un practicante en el camino para convertirse en un Bodhisattva. El Sutra de la Red de Brahma, traducido por Kumārajīva (c. 400 EC), tiene una lista de diez Preceptos Mayores y cuarenta y ocho Preceptos Menores. Los Preceptos del Bodhisattva pueden llamarse a menudo los "Preceptos de la Red Brahma", particularmente en la erudición budista, aunque también se pueden encontrar otros conjuntos de Preceptos del Bodhisattva en otros textos. Típicamente, en las tradiciones Mahayana de Asia Oriental, solo los diez preceptos principales se consideran los Preceptos del Bodhisattva. Según el Sutra, los Diez Preceptos Mayores del Bodhisattva son:
  1. No matar o alentar a otros a matar.
  2. No robar o alentar a otros a robar.
  3. No participar en actos sexuales licenciosos o alentar a otros a hacerlo. 
  4. No mentir, ni alentar a otros a hacerlo.
  5. No comerciar ni vender bebidas alcohólicas ni alentar a otros a hacerlo.
  6. No para difundir las fechorías o faltas de la asamblea budista, ni alentar a otros a hacerlo.
  7. No para alabarse a sí mismo y hablar mal de los demás, o alentar a otros a hacerlo.
  8. No ser tacaño, o alentar a otros a hacerlo.
  9. No abrigar enojo o alentar a otros a enojarse.
  10. No hablar mal del Buda, el Dharma o la Sangha (literalmente, los Tres Tesoros) o alentar a otros a hacerlo.

Romper cualquiera de estos preceptos se describe como un delito mayor en el Sutra. Los otros Cuarenta y Ocho Preceptos Menores son derivados de los primeros diez.

¿Cómo Japón terminó siguiendo un conjunto de Preceptos diferentes a todo el resto de Asia? Originalmente, Japón seguía el mismo conjunto de Preceptos seguido en China y el Este de Asia, pero en el 822,  la corte imperial le otorgó a la escuela Tendai el permiso para establecer su propia plataforma de ordenación y controlar sus procedimientos de ordenación, basándose en los Preceptos Bodhisattvas del Sutra de la Red de Brahma y en el Sutra del Loto, los cuales fueron llamados los "Preceptos Perfectos y Súbitos" (Endonkai), en lugar de los Preceptos Vinaya utilizados por todas las sectas budistas japonesas. El autor de esta propuesta, Saicho (Dengyo Daishi 767-822) murió una semana antes de que su propuesta fuera aprobada por la corte.

Los Preceptos Bodhisattvas son superiores a los Preceptos del antiguo Vinaya, que estan diseñados para condiciones históricas y culturales diferentes al Sur de Asia. Por ejemplo, los antiguos Vinayas prohiben a los monjes a cosechar o cultivar su propia comida, a trabajar o a realizar muchas tareas a las cuales los monjes se vieron forzados a realizar cuando el Budismo pasó de la India a China y el resto de Asia. En la India, el Budismo estaba acostumbrado a mendicar por alimentos y a no trabajar. Esto fue visto como algo negativo en China, la cual ya ostentaba una cultura altamente desarrollada basada en los ideales Confucionistas. Para poder sostenerse, los templos tuvieron que romper el Vinaya y cultivar sus propios alimentos. A diferencia de estos Preceptos antiguos, los Preceptos del Bodhisattva se ajustaban mejor a la realidad cultural de los países en el Este de Asia. 

Además de estas realidades históricas y culturales, ¿cómo son superiores los Preceptos del Bodhisattva? Según se desprende de la propuesta de Saicho, los Preceptos del Bodhisattvas eran superiores a los Preceptos antiguos ya que podían ser conferidos tanto a monjes como a laicos. El Vinaya antiguo solo era aplicable a los monjes y monjas que en el Budismo Primitivo confirmaban lo que era la Sangha. Los laicos no tenían ninguna otra participación qe apoyar a la Sangha monástica con la esperanza de renacer en otra vida como monje y poder así alcanzar el Camino. En el Budismo Mahayana, la Sangha se compone de monjes, monjas, hombres y mujeres laicas, la asamblea cuádruple, y por ello, los laicos también deben tener un conjunto de reglas religiosas por las cuales regirse. Igualmente, a diferencia de los Preceptos Hinayana, los Preceptos del Bodhisattva no distinguen entre mujeres y hombres, y por ello, no sufre del discrimen contra la mujer encontrado en el Vinaya antiguo. 

Los Preceptos del Bodhisattva se basan en los Tres Preceptos Puros: (1) Evita el mal; (2) haz el bien; (3) beneficia a todos los seres. Cuando se confieren a las personas laicas, se le llaman los "Preceptos de Evitar el Mal"; cuando se le confieren a los novicios, se les llama los "Preceptos de Hacer el Bien"; y cuando se le confieren a los sacerdotes ordenados, se les llama los "Preceptos de Beneficiar a Todos los Seres". Estos son llamados las "Tres Colecciones de Preceptos". Según el Sutra de la Red de Brahma, los Preceptos pueden ser conferidos a todo el mundo, desde reyes hasta animales, y todos los que los reciben se elevan al rango de Budas. 

Es gracias a Saicho y el linaje Tendai del Loto que hoy día, todas las escuelas de Budismo japonés se basan en los 10  Preceptos como plataforma de ordenación. Saicho creía que los Preceptos debían de adaptarse a las circunstancias, personas, tiempo y lugar. Esto ha sido desde siempre una característica fundamental del Budismo en general. Las sectas budistas posteriores en Japón, incluidas las escuelas Zen, Jodo-shu, Jodo Shinshu y Shingon, adoptaron un enfoque similar a sus comunidades monásticas y el uso exclusivo de los Preceptos del Bodhisattva. En ese momento en Japón, el linaje de Vinaya casi se había extinguido y la ubicación remota de Japón dificultaba el restablecimiento, aunque los esfuerzos limitados de varios monjes siglos más tarde los revivieron por un tiempo. Finalmente, durante el período Meiji, se despenalizó el matrimonio clerical y el consumo de carne y alcohol, por lo que los monjes de todas las escuelas budistas en Japón pueden casarse, comer arne y tomar alcohol. Esto adaptó aún más los Preceptos a los tiempos, acercando a los sacerdotes al pueblo, expandiendo el rol de los ministros budistas. Esto lo hemos tocado en numerosas ocasiones en entradas pasadas en este blog. 

En el Budismo Tendai, cuando una persona toma el Refugio, se le confieren los 5 Preceptos laicos. Cuando una persona se ordena como novicia, recibe los 10 Preceptos. Y cuando un novicio se sordena como sacerdote, recibe los 52 Preceptos Bodhisattvas. Tanto el novicio como el sacerdote deben de pasar 21 días en confesión frente a los Budas y Bodhisattvas, además de realizar 3000 postraciones y otras acciones de purificación para recibir los Preceptos. 

La Fe es un requisito esencial al recibir los Preceptos. Hay que tener fe en: (1) la ley de causa y efecto, el camino budista, y en la eficacia de los Preceptos; (2) en que la mente de uno mismo y todos los seres contiene la Naturaleza Búdica, creer que las buenas acciones producen buenos resultados, que estos resultados son eternos, jubilosos, puros y verdaderos.

Dado a que el Budismo es una religión universal y no es una religión étnica, nadie nace siendo budista. Uno se convierte en un budista cuando acepta los Tres Tesoros: el Buda, el Dharma y el Sangha; y recibir los Preceptos como guías éticas para el diario vivir. Los Preceptos Bodhisattvas difieren del Vinaya grandemente, ya que se basan en la Naturaleza Búdica inherente en todos los seres. Cuando despertamos a la realidad de que todo esta interconectado con todo, como joyas en la Red de Brahma, vemos que existimos gracias a la gracia de muchos otros seres. Sólo podemos existir en relación con todo lo demás. Esta realidad es la fuente de los Preceptos.

En nuestra próxima entrada, veremos en detalle el Primer Precepto Mayor: No Matar, que es tal vez el Precepto más complejo y controversial en nuestros días. 

* * *

Los que deseen abundar más sobre la historia de los Preceptos del Bodhisattva en Japón y la transformación del Budismo japonés, así como una traducción del Sutra de la Red de Brahma, pueden leer: Los Preceptos del Bodhisattva: El Sutra de la Red de Brahma y la Transformación del Budismo Japonés, disponible por Amazon.