Sunday, March 22, 2015

La Naturaleza Búdica de las Plantas y los Arboles


Ayer celebramos nuestra Ceremonia de Ohigan rodeados de las maravillas de la naturaleza, y uno no puede dejar de pensar: "Todo posee la naturaleza del Buda". La Naturaleza Búdica es esa esencia innata dentro de todo ser que tiene el potencial de alcanzar la Budeidad, o que dicho desde una perspectiva más avanzada en la doctrina budista, es una manifestación del Buda. Así, todas las montañas son el gran cuerpo del Buda, y el viento soplando sobre las ramas de los árboles, el cantar de los pájaros y el rugir de los ríos son la voz del Buda proclamando el Gran Sutra.

En el Budismo Mahayana, y en especial en el Budismo Tendai "incluso los seres no sensibles poseen la naturaleza del Buda". El maestro T'ien-t'ai Chih-i (538-597 EC) planteó una teoría sobre la Budeidad de plantas (Jp. Somoku-Jobutsu) basado en su concepto de Ichinen Sanzen o "Tres mil mundos en un solo pensamiento". En su Chin-kang Pi ("El Bisturí de Diamante"), el noveno patriarca de la escuela T'ien-t'ai, Chan-jan, escribió:

"Una planta, un árbol, una piedra, una mota de polvo, cada uno posee la naturaleza del Buda, y cada uno está dotado de causa y efecto y con la función de manifestar la sabiduría para darse cuenta de su naturaleza de Buda."

En otra parte de la misma obra, escribió:

"[Debido a I-nien san-ch'ien (IchinenSanzen)] podemos saber que la mente de una sola partícula de polvo comprende la mente en la naturaleza de todos los seres sintientes y Budas .... El hombre sabio sabe de principio a fin que la Verdad no es dual y que no existen objetos aparte [o independientes] de la mente. ¿Qué, entonces, es "animado", y qué es "inanimado"? . . . En el caso de la hierba, los árboles y el suelo (de la que crecen), ¿qué diferencia hay entre sus cuatro tipos de átomos? . . . ¿Cómo puede aún decirse hoy día que las cosas inanimadas están desprovistas (de la Naturaleza Búdica)?"

Esta noción de la Budeidad de las plantas y los árboles fue muy popular en Japón. En el Budismo Tendai, los estudiosos avanzaron la teoría aún más. Chujin (1065-1138), en un trabajo llamado "Kanko ruiju" plantea siete "argumentos" a este respecto [véa más adelante], afirmando que "los árboles y las plantas no poseen la Budeidad en  sí mismos, pero la obtienen cuando son vistos por los Budas", y así, de acuerdo con la doctrina de la Iluminción Original (Hongaku Shiso), los árboles y las plantas poseen la naturaleza del Buda. A través de la facultad de la sabiduría iluminada es que podemos reconocer la entidad de la vida en todas las cosas existentes y reconocer que todas ellas poseen la naturaleza del Buda.

Esto nos muestra que no hay excusa para la destrucción sin sentido de las plantas y los árboles. La ignorancia no es una defensa, porque la gente en el negocio de poda de árboles deben ser informados acerca de su negocio. Ellos deben saber lo que es bueno para los árboles y lo que no lo es. Lamento escribir sobre este tema en un País que no aprecia su hermosa flora y constantemente está destruyéndola en pos del "progreso", deprivando de vida a unos seres que llevan más tiempo que nosotros en este planeta, y que compasivamente nos suministran con uno de los más preciadas necesidades para todo ser vivo en este planeta: oxígeno.

Los Siete Argumentos de Chujin para la Budeidad de ls plantas y los árboles:

1. Shobutsu no kangen. Los árboles y las plantas no poseen la Budeidad en sí mismas, sino que lo hacen cuando son vistos por los Budas.

2. Gubosho no ri. Los árboles y las plantas están poseen innatamente la Naturaleza Búdica (Bussho o Buddhata). "Buda" significa "iluminación". El principio interior (o misterioso) de la naturaleza del Buda es la pureza de la Iluminación Original (Hongaku) ​​y no tiene nada de impureza en ella. Esto es algo que las plantas y los árboles poseen innatamente.

3. Funi Esho. Hay una armonía interior en la consecución de la recompensa correcta (shobo) - en este caso la Iluminación del Buda - y todos las circunstancias acompañantes (echo) - por ejemplo, la tierra sobre la que depende. La iluminación del Buda está acompañada por la de todos estos otros. Por lo tanto, las plantas y los árboles ya están en posesión de la Naturaleza Búdica.

4. Jissho Totai. Por su propia naturaleza, la miríada de cosas [en el Universo] son Buda y "Buda" significa la iluminación. En su naturaleza interna, las cosas de los 3.000 mundos son inmutables, sin mancha, impasibles, y puras; esto es lo que se quiere decir con "Buda". En cuanto a los árboles y .las plantas, no hay necesidad de que ellas tengan o muestren las treinta y dos marcas (del Buda); en su forma presente poseen la Budeidad.

5. Hongu-sammi. Al igual que todos los seres sensibles, los árboles y las plantas tienen tres cuerpos: el cuerpo del Dharma, el cuerpo-Sambhoga, y el cuerpo Nirmana. Por lo tanto, los árboles y las plantas pueden alcanzar la iluminación como seres sintientes.

6. Fushigi Hossho. La propia naturaleza de los árboles y las plantas no es capaz de ser descrita y, por lo tanto, la Naturaleza Búdica poseída por los árboles y las plantas también es inefable.

7. Guchuudo (principio de mediación Tendai) y Ichinen Sanzen. El principio de que los "3.000 reinos (es decir, todos los fenómenos) contenidos en un pensamiento" nos muestra que la mente (shin) es todas las cosas y todas las cosas son la mente. Los árboles y las plantas, así como los seres sintientes, ambos poseen todas las cosas. Esto es por qué los seres sintientes pueden concebir los árboles y las plantas. Si esto no fuera así, no podría haber cognición. La naturaleza real y original de todas las cosas (Hossho o dharmata) tiene dos aspectos. Su aspecto de reposo es la mente, y su aspecto iluminador son los 3.000 reinos del ser. La unidad interna de estos dos aspectos permite en entendimiento y el hecho de que esencialmente las plantas y los árboles poseen la Naturaleza del Buda.

No comments:

Post a Comment