Friday, March 13, 2015

El Rol Social del Sacerdote Budista - Las Particularidades del Budismo Japonés II


El Budismo japonés es único. Esta institución ha pasado por una serie de transformaciones que la han distinguido de sus homólogos continentales. Y como vimos anteriormente, si tuviéramos que destacar algunas de sus particularidades más influenciantes, nos veríamos obligados a hablar sobre la profesión del sacerdocio budista.

En 1872, el gobierno Meiji promulgó una ley sin precedentes, llamada "Saitai nikujiki" (matrimonio clerical y comer carne), levantado la prohibición del matrimonio clerical, el consumo de carne, y el uso de ropas no=clericales por el clero budista. La ley establecía: "ahora los clérigos budistas tendrán la libertad de comer carne, casarse, crecerce su pelo, y así sucesivamente. Por otra parte, se les permite usar ropa ordinaria cuando no efectúan actividades religiosas". Esta ley simboliza un aspecto de los intentos de Japón de modernizarse, abordando la separación de la religión del Estado, gracias a la gran influencia de Occidente. Al mismo tiempo, esta ley contradice activamente el aspecto de "renunciante" del clero budista (shukke Bukkyo), porque sus doctrinas no permitían el matrimonio clerical y el consumo de carne.

Pero más que un intento benevolente por modernizar la relación entre el Estado y la religión, esta nueva ley surgió como un intento por parte del Estado de quitarle poder alas instituciones budistas, las cuales habian adquirido un poder inmenso gracias a los intentos por parte del gobierno de suprimir el Cristianismo. Posteriormente, el Estado decidió promover la religión nativa, el Shinto, para propulsar su agenda imperialista. Comenzando con una abierta hostilidad hacia el Budismo y una priorización del Shintoísmo, la posición privilegiada del clero budista fue destruida, y numerosas regulaciones consideradas hostiles al budismo fueron promulgadas. Los ataques a templos budistas, la confiscación de tierras del templo, y la abolición de las características distintivas del claro budista fueron la culminación de una animosidad creciente hacia el Budismo. Y una de las manifestaciones de la hostilidad del Estado hacia el Budismo fue la adopción de esta ley que despenaliza el consumo de carne, el matrimonio, el abandono de la tonsura, y el uso de atuendo no-clerical.

Más de un siglo después de la despenalización de la Saitai nikujiki, el matrimonio por parte de los clérigos budistas hoy día es una parte familiar de la vida japonesa. De acuerdo con unestudio realizado por Kanaoka Shuyu, hoy aproximadamente el 90 por ciento del clero budista en Japón estan casados. Un estudio exhaustivo hecho en 1987 en la escuela Soto Zen, encontró que más del 80 por ciento de los clérigos Soto heredaron sus templos de un miembro de la familia y que más del 80 por ciento de ellos estan casados. Encuestas en otras denominaciones, por ejemplo, la secta Shingon, muestran que ya en el final de la era Taisho, había igualmente altas cantidades de clérigos casados.

Hoy en día, el clero budista mantiene universalmente sus apellidos después de la ordenación, figuran en un registro de hogares (koseki), y están sujetos a las mismas leyes que cualquier otro ciudadano japonés. Al igual que con muchos pequeños negocios familiares en Japón, la sucesión templo es en gran medida un asunto interno, y con frecuencia se ejerce una gran presión sobre el hijo que la famila considera más probable de suceder al padre como abad. 

En el Japón contemporáneo, el matrimonio y la familia han impregnado la vida de todos menos la pequeña minoría de los templos que se reservan para el entrenamiento monástico. La abrumadora mayoría de los templos están habitados por un clérigo y su familia. El matrimonio clerical budista se ha vuelto tan arraigado en la vida japonesa que la mayoría de los laicos prefieren tener un clérigo casado sirviendo como abad de su templo. Igualmente, la presencia de la esposa en el templo se da tan por sentado que hoy, junto con los habituales textos budistas doctrinales que se encuentran en las librerías budistas, también se pueden encontrar libros como "Enciclopedia para las esposas del templo". Escrito por un sacerdote budista, el libro es un manual de instrucciones para las esposas del templo, proporcionando información básica sobre el papel del templo en la comunidad local, la formación del hijo como futuro abad, y enseñanzas budistas básicas.

Así, el sacerdote budista japonés sirve como líder espiritual, como consejero, como amigo y como líder social, sirviendo las necesidades particulares de su comunidad. El sacerdote generalmente se encarga de llevar los servicios semanales, lasbendiciones en los hogares, sirve como árbitro en disputas comunales y familiares, visita a los enfermos, d consejos matrimoniales y todas las demás funciones que vemos en un sacerdote cristiano en Occidente. Pero en Japón, los sacerdotes budistas se encargan mayormente de realizar los servicios funerales. La religión mayoritaria y nativa de Japón, el Shinto, esta distanciada de los temas relacionados con la muerte, dado sus creencias sobre l vida y la pureza ritual. Esto ha hecho que las instituciones budistas se encargen, en su gran mayoría, exclusivamente de los asuntos funerales y los cementerios. Esto ha forzado a muchas instituciones budistas a encargarse exclusivamente de los servicios fúnebres, hasta el punto en que en Japón, el Budismo esta completamente asociado con la muerte y la otra vida.

No comments:

Post a Comment