Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.


Wednesday, September 8, 2021

La Tesorería del Dharma de las Enseñanzas Tierra Pura: Las Enseñanzas del Ojoyoshu - Las Cinco Puertas del Nembutsu 4 - La Puerta de la Contemplación

   El Ojoyoshu, que se puede traducir como "Tratado Esencial para el Renacimiento en la Tierra Pura", es uno de los tratados budistas Tierra Pura más importantes jamás escritos. El mismo fue compuesto por el Gran Maestro Genshin (Eshin Sozu 942-1017) en Japón, y completó la sistematización del Budismo Tierra Pura dentro de la escuela Tendai japonesa, a la vez que sentó las bases para el desarrollo del Budismo Tierra Pura en Japón. El mismo ha sido caracterizado como un manual, y a su vez, una síntesis doctrinal, fundida de total fe y práctica, la cual presenta toda la teoría y la práctica para esta rama del Budismo dentro de la escuela Tendai. En esta serie de Lecturas estudiaremos extractos del Ojoyoshu del Gran Maestro Genshin y veremos cuáles son sus implicaciones para nuestra práctica budista y nuestra vida diaria.

4 - La Puerta de la Contemplación (Kanzatsu)

La cuarta de las Puertas del Nembutsu es la Puerta de la Contemplación, y una de las secciones más largas del Ojoyoshu. En la misma, Genshin provee un resumen de las diveras prácticas contemplativas o visualizativas, mayormente sacadas del Sutra de la Meditación en el Buda Amida y su Tierra Pura (El Sutra de la Meditación).

Siguiendo el Tratado de Vasubandhu, Genshin primero explica que la contemplación en el Buda Amida se concentra primariamente en tres elementos: (1) los elementos y visiones de la Tierra Pura, (2) la figura del Buda Amida, y (3) los Bodhisattvas de la Tierra Pura. Pero para Genshin, el más importante, y por ello, al que más le dedica este capítulo, es la contemplación en la figura del Buda Amida. Esto es igualmente cónsono con la milenaria tradición práctica dentro del Budismo en todo Asia de contemplar el Buda (Buddhasmurti) como una forma de mantener la atención plena y purificar la mente. Es importante destacar que el Gran Maestro Chih-i, en su obra, el Makashikan, igualmente dedica espacio en su Samadhi Caminando para la contemplación de la figura del Buda Amida.

Genshin divide la práctica de la Puerta de la Contemplación (shikishokan) igualmente en tres: (1) la conemplación en las marcas individuales del Buda (bessokan), (2) la contemplación de las marcas comprehensivas del Buda Amida (sosokan), y (3) una contemplación mixta (zoryakukan). Por supuesto, dado a la naturaleza oral (kuden) de la práctica dentro del Budismo Tendai, esta sección será resumida. Como toda práctica budista, es recomendado realizarla solo bajo la instrucción de un monje ordenado.

A. La Contemplación de las Marcas Individuales del Buda

En el Ojoyoshu, esta contemplación es dividida en dos etapas. Primero, el practicante visualiza la flor o el trono de loto donde se sienta el Buda, de acuerdo con el Sutra de la Meditación. Esta meditación permite, según el Sutra y el Ojoyoshu, que el mal karma que uno ha cometido por innumerables kalpas sea eliminado y uno pueda Renacer en la Tierra Pura. Luego de haber realizado esta contemplación, uno debe de contemplar las marcas que adornan al Buda Amida. Estas son las 32 marcas de un gran ser descritas en la literatura canónica del Budismo. Dado a que las marcas difireren en los textos, Genshin cita 42 marcas en su Ojoyoshu. No obstante, Genshin indica que realmente son 32.

¿Cómo podemos contemplar las Marcas del Buda? Genshin nos dice:

"Cuando puedas visualizar las marcas del Buda con tus ojos cerrados, trata de visualizarlas tan definida y concretamente como si el Buda se encontrara en este mundo. Cuando lo hagas, no las contemples todas a la vez, sino que comienza con solo una, y luego otra, y visualízalas una a una, en orden, y luego al revés, un total de 16 veces. De esa forma, la visualización será completa y clara. Luego de esto, enfócate en una sola, y continúa esta contemplación por dos semanas. Luego de esto, tu cuerpo y tu mente estarán en paz".

Esta es una contemplación bien compleja y difícil, y es considerada para meditadores expertos y practicantes avanzados.

De todas las marcas, Genshin considera el entrecejo (byakugo) como la mejor, ya que es la fuente de luz de todos los Budas. Es por eso que Genshin le dedica mucha atención a esta marca posteriormente en su Tratado y la trata como una contemplación completa e individual en sí misma. 

B. Contemplación de las Marcas Comprehensivas del Buda

El segundo tipo de contemplación abarca contemplar todas las marcas a la vez, visualizando el cuerpo del Buda Amida en su totalidad. Esta comienza nuevamente con el trono o la flor de loto donde el Buda Amida se encuentra sentado en la Tierra Pura. El Buda es visualizado en proporciones cósmicas. Nuevamente, la misma se concentra en el Byakugo o entrecejo del Buda, la cual emana luz infinita, y de cada rayo de luz, emanan infinitos Budas con una gran asamblea de Bodhisattvas. De estos Budas, igualmente, emana una luz de su entrecejo que ilumina las diez direcciones por todo el Cosmos, abrazando a todos los practicantes del Nembutsu, para nunca abandonarlos. Finalmente, esa luz ilumina al practicante para siempre. Esto es lo más importante que el practicante obtiene de esta contemplación: saber que él se encuentra dentro del abrazo salvífico de la luz infinita del Buda Amida, eternamente.

Luego, Genshin detalla una segunda forma de cómo visualizar al Buda Amida como poseedor de los Tres Cuerpos del Buda: el Cuerpo del Dharma (Dharmakaya), el Cuerpo de Recompenza o Emanado (Sambhogakaya), y el Cuerpo Encarnado (Nirmanakaya). Esto nos permite ver al Buda Amida como el Buda Eterno, el Alma del Universo, de forma tanto impersonal como personal, trascendente como inmanente, adaptándo su forma de acuerdo con las necesidades, naturalezas y capacidades de todos los seres sintientes. 

Como una tercera forma, el Ojoyoshu detalla cómo podemos contemplar al Buda Amida bajo las Tres Verdades de Budismo Tendai. La Triple Verdad es: (1) Vacuidad, o que todas las cosas surgen de acuerdo a causas y condiciones (Unidad), (2) Convencionalidad, o reafirmación de la importancia del mundo mundano - aunque todo es Vacuidad, las cosas existen convencional y provisionalmente (dualidad y diversidad) y (3) el Camino Medio o la afirmación de la Vacuidad y la realidad convencional de todas las cosas. La verdad de la no sustancialidad (Ku) significa que los fenómenos carecen de sustancia y están en un estado potencial que trasciende los conceptos de existencia y de no existencia. La verdad de la existencia temporaria (Ke) significa que todas las cosas, aunque por naturaleza carecen de sustancia, poseen una realidad temporaria que está sometida a un flujo constante. La verdad del Camino Medio (Chu) significa que todos los fenómenos son, a la vez, no sustanciales y temporarios, pero que, sin embargo, en esencia, no son ni una cosa ni la otra. Ku, Ke, y Chu indican, respectivamente, los tres aspectos de un fenómeno: su dependencia de las condiciones de la relación de causalidad, su existencia temporal, y su verdadera naturaleza. Estos tres aspectos no pueden ser independientes uno del otro. Esta doctrina ocupa una posición central en el Budismo Tendai y es considerada como la enseñanza máxima del Buda.

En el Ojoyoshu, Genshin nos dice:

"Debemos de recordar que las marcas del Buda Amida abarcan los Tres Cuerpos. Dado a que la forma es el vacío, la forma es es llamada la verdadera marca de la Talidad. Dado a que la vacuidad es la forma, la vacuidad es llamada como marcas y luz. No existe nada que no sea el Camino Medio".

Aunque Genshin no menciona las Tres Verdades explícitamente, Genshin era un gran maestro dentro del Budismo Tendai, y sus escritos reflejan la doctrina ortodoxa Tendai, por lo que siempre debemos leerlos dentro de ese contexto. Es por eso que el Ojoyoshu es mejor entendido a la luz del Makashikan.

C. Contemplación Mixta o Abreviada

Luego, para aquellos de nosotros que no podamos realizar las visualizaciones avanzadas anteriores, Genshin compasivamente provee métodos contemplativos simples para ayudarnos en nuestra práctica. 

La primera de estas contemplaciones es la del Byakugo o el entrecejo del Buda:

"Entre las cejas del Buda Amida, hay un Byakugo que se enrolla hacia la derecha cinco veces y es tan grande como el Monte Sumeru. Dentro de esta marca del Buda hay otras 84,000 marcas secundarias. Cada marca secundaria emite 84,000 rayos de luz en todas las direcciones, compuesta de los colores de todas las gemas preciosas. Las mismas iluminan las diez direcciones más que cien billones de soles y lunas. Dentro de esta luz, se manifiestan infinitos Budas, alrededor de los cuales se congregan innumerables Bodhisattvas. Emitiendo una voz sublime, todos predican el Dharma. Cada rayo de luz ilumina el Cosmos, abrazando a todos los practicantes del Nembutsu, para nunca abandonarlos. [Luego, el practicante reflexiona: Yo, también, me encuentro abrazado por la luz compasiva del Buda Amida. Aunque las pasiones y los deseos oscurecen mi visión, la gran compasión del Buda Amida siempre me ilumina, me protege y me abarca sin abandonarme".

Esta es mi meditación preferida dentro de todo el Ojoyoshu, y con leves modificaciones canónicas, es la que más realizamos en mi templo.

Otra de estas contemplaciones involucra la contemplación de nuestro Renacimiento en la Tierra Pura. Primero, vemos que Renacemos en flores de loto, sentados en posición meditativa. Cuando la flor de loto se abre, vemos la cara blanca y birllante del Buda Amida, de la cual emana una gran luz de su entrecejo, la cual ilumina y abraza en bienvenida a todos los practicantes alrededor tuyo. Igualmente, vemos las diferentes visiones de la Tierra Pura alrededor de nosotros. Esto nos llena de júbilo y nos permite reforzar nuestro Voto de Renacer en la Tierra Pura de la Bienaventuranza junto con todos los seres sintientes.

Una tercera opción envuelve una contemplación aún más simplificada. Genshin dice:

"Si deseas practicar una contemplación extremamente abreviada, concéntrate en la luz que emana del Buda Amida, la cual te ilumina durante tu meditación, junto con todo el Universo, abrazándolo para nunca abandonarlo, y haz el Voto de Renacer en la Tierra Pura de la Bienaventuranza junto con todos los seres sintientes".

Esta es otra de mis meditaciones preferidas para practicantes novicios en mi templo, y es la que más practico en mi vida diaria en la meditación y recitación del Nembutsu.

Ahora, para aquellas personas que por alguna razón no puedan realizar estas contemplaciones, el Gran Maestro Genshin compasiva y sabiamente recomienda la recitación y reflexión en el significado del Nembutsu: "Namu Amida Butsu":

"Ahora, si eres incapaz de realizar las contemplaciones, recita el Nembutsu mientras te visualizas tomando refugio en el Buda Amida y Renaciendo en la Tierra Pura...ya sea que estés sentado, caminando, acostado, hablando o en silencio -en todo momento- mantén al Buda Amida en tu corazón".

Aún esta última alternativa, como vemos, envuelve un cierto nivel de visualización, por menor que sea. Esto es porque, como recordaremos, para Genshin - y para el Budismo Tendai - toda práctica envuelve los Tres Misterios (Sanmitsu) del cuerpo (posición del cuerpo y las manos), palabra (mantras) y mente-espíritu (visualización). Esto se aplica igualmente - especialmente- a la Puerta de la Contemplación. 

No obstante, como veremos posteriormente, Genshin recomienda el Nembutsu Recitativo al momento de la muerte.

Luego de ver la amplia posibilidad de contemplaciones, debemos preguntarnos: ¿por qué contemplamos al Buda? A lo largo de los siglos, la Meditación en el Buda (Buddhanussati) ha sido uno de los temas de meditación más populares de toda la tradición budista. Es tan popular entre los budistas Hinayana como entre los seguidores del Budismo de la Tierra Pura. En sánscrito, esta meditación es llamada "Buddhasmurti". 

El Gran Maestro Chih-i, en su Makashikan, nos dice: "Si tus ofensas son tantas que no puedes concentrarte en tu meditación y en el camino budista, practica la Meditación en el Buda. Al entrar en contacto con los rasgos del Buda, todos los obstáculos en tu práctica desaparecerán, percibirás a los Budas en las diez direcciones, podrás concentrarte en el Verdadero Aspecto de la Realidad, y abrirás la puerta del Nirvana".

Entonces, la práctica de la Contemplación en el Buda nos ayuda a purificar nuestras mentes, a descubrir nuestra Naturaleza Búdica, y hacerla brillar en el mundo. Por otro lado, esta meditación puede hacernos consciencientes de aspectos negativos dentro de nosotros mismos que ignoramos o desconocemos.

Es interesante añadir, nuevamente, que Vasubanshu en su Ojoron, compara la contemplación con la meditación Vipassana. Como mencionamos en la puerta anterior, asociada con la mediacióm Samatha, en la práctica de la meditación Samatha, uno calma la mente y comulga con el Buda, el corazón de la existencia, y accesamos a esa dimensión innata de calma, paz y armonía. Luego, entramos en Vipassana, la contemplación, la cual nos permite reflexionar y penetrar en la profundidad de nuestra existencia, observando nuestros pensamientos, pasiones, deseos y egoísmo, podemos ver nuestro ser falso, individual y finito, cambiar nuestros patrones, y trascender nuestras limitaciones, accesando a nuestra Naturaleza Búdica y al funcionamiento incansable de la Gran Compasión y Sabiduría en nuestras vidas.  En Vipassana, también podemos contemplar aspectos de las enseñanzas, recitar un mantra de una deidad, realizar alguna visualización, recitar el Nembutsu y/o visualizar elementos de la práctica Tierra Pura, como lo es en el caso de la Puerta de la Contemplación.

* * *

En la próxima entrada, veremos la quinta y última puerta, la Puerta de la Transferencia de Méritos.

*

Estas entradas son parte del futuro libro: "Renaciendo en Flores de Loto: La Tesorería del Dharma de las Enseñanzas Tierra Pura - Las Enseñanzas del Ojoyoshu del Gran Maestro Genshin" (Hikari Publishing 2021). Copyright - Todos los Derechos Reservados.