Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.


Tuesday, September 7, 2021

La Tesorería del Dharma de las Enseñanzas Tierra Pura: Las Enseñanzas del Ojoyoshu - Las Cinco Puertas del Nembutsu 3 - La Puerta del Voto

  El Ojoyoshu, que se puede traducir como "Tratado Esencial para el Renacimiento en la Tierra Pura", es uno de los tratados budistas Tierra Pura más importantes jamás escritos. El mismo fue compuesto por el Gran Maestro Genshin (Eshin Sozu 942-1017) en Japón, y completó la sistematización del Budismo Tierra Pura dentro de la escuela Tendai japonesa, a la vez que sentó las bases para el desarrollo del Budismo Tierra Pura en Japón. El mismo ha sido caracterizado como un manual, y a su vez, una síntesis doctrinal, fundida de total fe y práctica, la cual presenta toda la teoría y la práctica para esta rama del Budismo dentro de la escuela Tendai. En esta serie de Lecturas estudiaremos extractos del Ojoyoshu del Gran Maestro Genshin y veremos cuáles son sus implicaciones para nuestra práctica budista y nuestra vida diaria.

3 - La Puerta del Voto (Sagan)

La tercera de las Puertas del Nembutsu es la Puerta del Voto. El voto es, tradicionalmente, el voto de renacer en la Tierra Pura de la Bienaventuranza, pero para Genshin, siguiendo la tradición canónica, es el voto hecho por todos los Bodhisattvas en su comienzo: el voto de Aspirar a Alcanzar el Despertar, el Bodhicitta, y salvar a todos los seres sintientes. Esto es porque el Budismo Tendai Tierra Pura no es un camino separado del Budismo tradicional y canónico, como luego lo intentaron maestros como Honen y Shinran, sino parte del mismo, y como tal, sigue el mismo formato de Aspirar al Despertar y la Budeidad por el bien de todos los seres sintientes. 

El Camino del Bodhisattva comienza con el Bodhicitta, el Deseo de Aspirar a Alcanzar el Despertar por para salvar a todos los seres sintientes - el logro de la Budeidad. No solo es el punto de comienzo, sino que es el paso más importante de todo Bodhisattva en el Budismo. Es el momento de la verdadera conversión, cuando uno se vuelve un budista genuino, llega a darse cuenta y anhela el verdadero destino de uno, y da el primer paso en el Camino del Bodhisattva. En las palabras de Genshin: "La Aspiración al Despertar es la práctica esencial para el Renacimiento en la Tierra Pura". Es por eso que Genshin cita a Daocho y su famoso Tratado, el Anleji, o "Colección de Pasajes sobre la Tierra Pura", para sustentar su argumento:

"El maestro Daocho, en su Anleji, dice: 'El Sutra Largo [el Sutra del Buda de la Luz y la Vida Infinita] nos revela que: 'Aquellos que deseen renacer en la Tierra Pura deben, sin falta, despertar el Deseo de Alcanzar el Despertar'...Las personas que despiertan el Bodhicitta aunque sea una vez, nunca más vuelven al ciclo de transmigración desde el principio del tiempo. El Tratado de Vasubandhu dice: 'Despertar el Deseo de Alcanzar el Despertar es despertar el deseo de convertirse en un Buda. La aspiración de convertirnos en un Buda es el deseo de salvar a todos los seres sintientes. El deseo de salvar a todos los seres sintientes es el deseo de permitirles que renazcan en la Tierra Pura'. Dado a que hemos despertardo el deseo de renacer en la Tierra Pura, primero, debes despertar el Deseo de Alcanzar el Despertar".

Aquí vemos que el Deseo de Renacer en la Tierra Pura es igual al Deseo de Alcanzar el Despertar. "Bodai soku Ojo" - el Despertar es el Renacimiento. Un practicante Tierra Pura debe abrazar a todos los seres en la compasión del Bodhisattva y buscar su Renacimiento en la Tierra Pura del Buda  Amida, y allí, juntos, realizar la más alta Budeidad.

Usualmente, el Camino del Bodhisattva envuelve pasar eones realizando el trabajo salvífico del Buda de salvar a todos los seres sintientes, dejando el cuerpo, la mente y el espíritu en el camino. Pero el camino de la Tierra Pura - que no está separado del camino tradicional - nos dice que podemos acortar el proceso inmensamente al Renacer en la Tierra Pura, donde existen todas las condiciones necesarias para alcanzar la Budeidad, y luego volver a este mundo y salvar a los seres sintientes. 

¿Cómo podemos aspirar a despertar el Voto? Al igual que en las entradas anteriores, Genshin nos dice que lo más importante es la sinceridad de corazón. En las siguientes líneas, vemos que Genshin nos exhorta a realizar el Voto de forma pura, abarcadora y sincera:

"Si la aspiración es impura, no es el verdadero camino ni una verdadera aspración. Si la aspiración es limitada, no alcanzarás el Despertar. Si no es sincera, no es fuerte. Por ello, debes estar seguro que tu Voto sea puro, abarcador y sincero. No despiertes el Voto para sentirte superior a los demás ni alardear de tus logros...Si despertarmos el Voto como hemos descrito aquí, aunque solo practiquemos poco, definitivamente alcanzaremos el Renacimiento en la Tierra Pura".

Así,vemos que el Gran Maestro Genshin sigue la tradición canónica y las enseñanzas de la escuela Tendai descritas en el Makashikan del Gran Maestro Chih-i, donde dice que "debemos aspirar a la Iluminación arriba para salvar a los seres sintientes abajo". De acuerdo con el Makashikan, el Bodhicitta se compone de dos partes: (1) la determinación de alcanzar el Despertar por nosotros mismos ("aspirar a la Iluminación arriba"), y (2) salvar a todos los seres sintientes y llevarlos al Despertar ("salvar a los seres sintientes abajo").

Como mencionamos anteriormente, este Voto es cumplido cuando recitamos y trabajamos por cumplir los Cuatro Votos del Bodhisattva. Igualmente, podemos formular nuestros propios Votos, así como lo hicieron todos los Budas y Bodhisattvas y Grandes Maestros. Los Cuatro Grandes Votos del Bodhisattva son:

"Shu Jo Muhen Seigando
Bonno Mujin Seigandan
Homon Muryo Seigangaku
Butsu Do Mujo Seiganjo".

"Por numerosos que sean los seres sensibles, hago el voto de salvarlos a todos.
Por numerosas que sean las pasiones, hago el voto de vencerlas todas.
Por numerosos que sean los dharmas, hago el voto de adquirirlos todos.
Por perfecta que sea la Vía del Buda, hago el voto de realizarla".

Ahora, en el Ojoyoshu, Genshin detalla y distingue estos votos en dos tipos: (1) los que surgen con los fenómenos como sus condiciones, que son los votos que los Bodhisattvas hacen para lograr un cometido y una finalidad, como aliviar el sufrimiento de todos los seres y llevarlos al Nirvana, al ayudarles a realizar su Naturaleza Búdica Innata, como en el primer voto; y (2) aquellos que surgen de acuerdo con la contemplación del principio, que son como los otros tres votos, en los cuales los Bodhisattvas hacen el voto de dominar sus pasiones y deseos, estudiar todas las enseñanzas y realizar todas las prácticas, y alcanzar el Despertar Supremo. Estos últimos son los que para Genshin pueden despertar un Bodhicitta más fuerte. Los otros votos, como el primero, aún descanzan sobre una premisa dual que no revela la Unidad Fundamental, y distinguen entre las pasiones y la Iluminación, y entre el Samsara y el Nirvana. Genshin, basándose en el Makashikan de Chih-i, describe los mismos de esta forma:

"Con relación a los votos que surgen de acuerdo con el principio: todos los dharmas son calma y contemplación. Ni existen ni no existen; no son eternos ni son aniquilados; ni surgen ni perecen; no son impuros ni puros. Cada forma, cada fragancia - no hay nada que no sea el Camino Medio. El nacimiento y la muerte son el Nirvana, y las pasiones y los deseos son la iluminación. Cuando se voltean, cada una de estas puertas de malas pasiones son las 84,000 perfecciones. La ignorancia se convierte en la sabiduría, al igual que el hielo se convierte en agua. La Iluminación no es algo que viene de fuera, ni de ningún otro lado. La Iluminación es universal y está contenida en la mente en un solo instante del pensamiento, así como una gema mani contiene todos los tesoros. Pero la gema no contiene los tesoros ni no los contiene. Si dices que los tesoros no están contenidos en la gema, dices una falsedad. Si dices que los contiene, es un punto de vista erróneo...Los seres sintientes, aunque sean infinitos e incocebibles, dentro de la infinidad del Dharma, se conciben y transmigran en el ciclo de nacimientos y muertes. Dentro del Dharma donde no hay liberación, buscan la liberación. Por esto, los Bodhisattvas universalmente deben aspirar a la gran compasión por todos los seres sintientes en el mundo dhármico y aspirar los Cuatro Grandes Votos. Esto se llama aspirar al Deseo de Alcanzar el Despertar en principio. Es la aspiración suprema al Despertar."

En este pasaje, vemos que para Genshin, la aspiración al Bodhicitta superior es aquella que está en armonía con la Verdadera Naturaleza de la Realidad - la Unidad. Es por eso que, citando el Makashikan, Genshin dice que el Samsara es el Nirvana, y que los deseos mundanos son la Iluminación. Esto es porque todo surge, se mantiene y perece en la Talidad, la Unidad. Aunque vemos que los fenómenos surgen y desaparecen de acuerdo con sus causas y condiciones, en la Realidad Ultima, nada sucede; en la Unidad, no existe la dualidad, y sin embargo, la dualidad se da dentro de la Unidad. Es por eso que no podemos poner ninguno de los dos por encima de los otros. Esta es la Triple Verdad de la escuela Tendai, y es a lo que Genshin hace referencia. Es cuando relaizamos la Unidad Fundamental que podemos actuar con sabiduría y compasión - realizar el trabajo del Bodhisattva - en el mundo. Es por eso que todas nuestras acciones como Bodhisattvas deben estar informadas por la Unidad Fundamental. Esta es la forma de hacer brillar nuestra Naturaleza Búdica y ponerla en acción en el mundo. Esto es lo que nos permite aspirar a los Cuatro Grandes Votos y ponerlos en práctica en nuestra vida diaria.

Ahora, luego de explicar esto, el Ojoyoshu trata de refutar varios contraargumentos, muchos de los cuales vemos aún hoy día en muchos círculos budistas. Entre ellos, nos dice que si el Samsara es idéntico con el Nirvana, ¿por qué debemos practicar? Si los deseos mundanos son la Iluminación, ¿por qué debemos practicar en vez de simplemente dar rienda suelta a nuestras pasiones? ¿Por qué debemos aspirar a renacer en la Tierra Pura? Esta aparente paradoja ha sido debatida por siglos dentro del Budismo, y se usa como fundamento por algunos maestros, como lo hizo Dogen, el fundador del Soto Zen en Japón, para fundar sus propias escuelas. Genshin, refutando este contraargumento, dice que este punto de vista muestra un apego a la Vacuidad; es solo una de las Tres Verdades - la verdad de la Vacuidad o la Realidad Absoluta: la Unidad. Genshin dice que las personas que sostienen este punto de vista no pueden considerarse discípulos del Buda. Genshin dice:

"Aunque las pasiones son en sí mismas la Iluminación, ya que emanan de la misma Esencia, dado a que hay una diferencia en tiempo y función, existe una diferencia entre estados puros e impuros. Son como el agua y el hielo, o la semilla y la fruta. Aunque son lo mismo en esencia, son diferentes dependiendo del estado y el tiempo...Aunque las personas que cultivan el Camino revelan su Naturaleza Búdica Innata,  los que no lo cultivan no pueden manifestar su Budeidad".

Esto nos muestra que si bien todo es Uno, vivimos en el mundo de la dualidad, el cual emana y se crea, mantiene y diselve dentro de la Unidad. No podemos apegarnos a ninguno de los dos puntos. No podemos elevar la Unidad sobre la dualidad, el Nirvana (ni la Tierra Pura) sobre el Mundo Saha. Ambos son dos caras de una misma moneda: el Camino Medio. Es por eso que, al realizar la Unidad, el Bodhisattva trabaja en el mundo desde esa perspectiva y puede actuar sabia y compasivamente para con todos los seres sintientes.

Luego, el Ojoyoshu toma el contraargumento de que los seres ordinarios no pueden dedicarse al Camino del Bodhisattva. El Camino del Bodhisattva - y para muchos en este contraargumento, el camino budista tradicional - envuelve muchas enseñanzas y prácticas duras y difíciles, por un incontable número de eones, dando la vida, la mente y el espíritu por todos los seres sintientes. ¿Cómo pueden los seres ordinarios, llenos de deseos y pasiones, dedicarse a tal obra? Ante esto, Genshin responde:

"Aunque no creas que puedas realizar las prácticas [del Bodhisattva], aún así, despierta la gran aspiración del Bodhicitta. Como he dicho anteriormente, y como explicaré luego, los méritos del Bodhicitta son inmensurables. Devadatta recitó todo el canon budista y aún así cayó en el Infierno. La niña dragón despertó el Deseo de Alcanzar el Despertar y alcanzó la Budeidad. Es por eso que se dice que la distinción de si uno se hunde o se levanta por encima del océano de la transmigración del Samsara depende del estado mental y no de la práctica. Más allá, ¿quien en su vida no haya recitado ni un solo 'Namu Butsu' ni ha dado ni una limosna a otros? Estos actos que pueden conducir al Despertar pueden, todos, incluirse dentro de los Cuatro Grandes Votos del Bodhisattva y su práctica. Es por eso que nada es en vano".

Aquí Genshin refuerza su posición de que el estado mental es el principio rector de toda la práctica budista. Esto es precisamente lo que le digo a todos en mi Sangha en nuestros servicios semanales. El Camino comienza con un solo paso. Es el primer paso el que nos motivará a dar los demás. Es ese primer paso el que hará que los Budas, los Bodhisattvas y las deidades nos ayuden en el Camino. De acuerdo con el Sutra del Loto, como vimos, incluso una pequeña ofrenda de incienso en nuestro altar, con total entrega y sinceridad, puede asegurarnos la Budeidad. Igualmente, una sola recitación del Nembutsu, con total fe y entrega, puede garantizar nuestro Renacimiento en la Tierra Pura.

¿Cómo podemos practicar la Puerta del Voto en nuestra vida diaria? Como mencionamos anteriormente, podemos recitar - y sobre todo, practicar - los Cuatro Grandes Votos durante nuestros Servicios Diarios (Gongyo) frente a nuestro altar budista (Butsudan). Es tradicional recitar los Cuatro Grandes Votos luego de la meditación o de la recitación del Nembutsu, justo antes de terminar nuestra práctica por el día o la semana. Genshin, en el Ojoyoshu, nos exhorta a ponerlo en práctica de la siguiente manera:

"Con siceridad [en tu práctica], recita lo siguiente: 'De este día en adelante, no realizaré ni un solo acto de bondad con el deseo de obtener sus beneficios para mí mismo, sino para alcanzar el Renacimiento en la Tierra Pura de la Bienaventuranza y alcanzar la Budeidad'. Luego de levantar esta aspiración, todos tus actos virtuosos, ya sean conscientes o no, serán para alcanzar el Despertar. Es como ríos que conducen naturalmente al gran océano. De igual forma, una vez realizamos este voto, todos nuestros actos fluyen a los Cuatro Grandes Votos. Así, renacemos en la Tierra Pura de la Bienaventuranza y nos fundimos con el océano de la omnisciencia de la Iluminación".

Es interesante mencionar que Vasubandhu, en su Tratado, menciona que la Puerta del Voto se refiere también a la meditación Samatha o de Calma. En el Ojoron, Vasubandhu dice: "¿Cómo podemos aspirar al Voto? Debemos de tener el Voto siempre presente en nuestras mentes, concentrándonos en alcanzar el Renacimiento en la Tierra Pura de la Bienaventuranza. Es por eso que podemos practicar Samatha de acuerdo con la Verdadera Naturaleza de la Realidad". En la práctica de la meditación Samatha, uno calma la mente y comulga con el Buda, el corazón de la existencia, y accesamos a esa dimensión innata de calma, paz y armonía - nuestra Verdadera Naturaleza y la Realidad Absoluta: el Buda Amida.

Finalmente, como vemos, el camino verdadero de la Tierra Pura no es diferente ni independiente del Budismo Completo.

* * *

En la próxima entrada, veremos la cuarta puerta, la Puerta de la Contemplación.

*

Estas entradas son parte del futuro libro: "Renaciendo en Flores de Loto: La Tesorería del Dharma de las Enseñanzas Tierra Pura - Las Enseñanzas del Ojoyoshu del Gran Maestro Genshin" (Hikari Publishing 2021). Copyright - Todos los Derechos Reservados.