Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Saturday, October 17, 2020

Budismo de Compasión y de Fe: Ciclo de Lecturas sobre los Sutras del Buda Amida - El Sutra de la Meditación III

 Tradicionalmente, el Templo Tendai de Puerto Rico tiene una Ciclo de Estudio y Lectura sobre los Sutras del Buda Amida. Dado a la pandemia mundial, no nos hemos podido reunir. Pero todo problema conlleva una oportunidad, y en nuestro caso, nos brinda la bendición de hacer estas lecturas públicas en este blog, para el beneficio de la Sangha y de toda la comunidad Hispana. 

Los Sutras del Buda Amida son una colección de tres Sutras, o tres sermones dados por el Buda Shakyamuni mientras predicaba en el mundo, y en los mismos, el Buda nos revela que además de él, existen otros Budas en el Universo, como el Buda Amida, el Buda de la Luz y la Vida Infinita. En estos Sutras, el Buda nos narra sobre quién es el Buda Amida, cuáles fueron sus votos, y qué hay que hacer para renacer en su Tierra Pura de la Bienaventuranza. Estos Sutras fueron tan populares que, en Japón, un monje Tendai llamado Honen y su discípulo Shinran crearon escuelas independientes centradas exclusivamente en sus prácticas. 

En nuestras primeras entradas, estudiamos y comentamos sobre los primeros dos Sutras, el Sutra Corto y el Sutra Largo. Hoy, concluiremos nuestro estudio y lectura del Sutra de la Meditación en el Buda Amida y su Tierra Pura, mejor conocido como el "Sutra de la Meditación". Como mencionamos anteriormente, no tocaremos el Sutra en su totalidad, por su longitud, sino que destacaremos las partes más importantes y sus enseñanzas. Al igual que nuestras series pasadas, el mismo es una humilde exégesis propia basada en la larga tradición comentarial y las Enseñanzas Completas y Perfectas de la escuela Tendai. Todo error es enteramente mío.

En las entradas anteriores estudiamos sobre quién fue Devadatta, el primo malvado del Buda, así como Ajashatru, el príncipe que -bajo el dominio mental de Devadatta- mató a su padre y ursurpó el trono de Rajagrija. Esto hizo que la reina Vaidehi, la madre de Ajashatru, la implorara al Buda que le mostrara un mundo donde no exista en sufrimiento, a lo que el Buda le mostró todas las Tierras Puras en el universo - lugares espirituales creados por los votos y los méritos de los Budas para que los seres renazcan en las condiciones ideales para alcanzar el Despertar, convirtiéndose en Budas, para luego regresar a los mundos y salvar a todos los seres sintientes. De todas estas Tierras Puras, la reina Vaidehi escogió la Tierra Pura de la Bienaventuranza del Buda Amida.

Para poder renacer allí, el Buda le explicó las Tres Condiciones, y cómo meditar y visualizar la Tierra Pura, para que a la muerte, renazca allí; pero no solo eso, sino para que meditando en la Tierra Pura, la reina pueda experimentar paz y tranquilidad aquí y ahora. Todo esto fue tocado en las dos entradas anteriores. Hoy, veremos cuáles son los Tres Tipos de Renacimientos en la Tierra Pura de la Bienaventuranza. Finalmente, veremos el destino final de Devadatta y la tragedia de Rajagrija.

Luego de las meditaciones y la contemplación, el Sutra explica las Nueve Categorias de aspirantes a la Tierra Pura en Tres Grados, y cada grado se subdivide en otros 3 grados. Es importante, no obstante, recordar que no debemos tomar estos tres tipos literalmente; veremos por qué.

1) El nivel más alto del nivel más alto - son los devotos fieles del Mahayana que despiertan dentro de si una fe total y realizan acciones meritorias; al momento de su muerte, el Buda Amida y cientos de sabios y Bodhisattvas vienen a escoltar al ser a la Tierra Pura. Renaciendo en una flor de loto, podrán escuchar al Buda y alcanzar la Iluminación.

"El Buda luego habló con Ananda y Vaidehi, y dijo: 'Los seres que nacerán en la forma más alta del grado más alto (es decir, a la Budeidad) son aquellos, quienesquiera que sean, que desean nacer en ese reino y aprecian el triple pensamiento por el cual están destinados de inmediato a nacer allí. ¿Cuál es el pensamiento triple?, te preguntarás. Primero, el Verdadero Pensamiento; segundo, el Pensamiento Creyente Profundo; tercero, el Deseo de Nacer en esa Tierra Pura al llevar el propio acervo de méritos a la madurez. Aquellos que tienen este triple pensamiento en la perfección, seguramente nacerán en ese reino".

En la forma más alta de renacimiento, primero estan los seres que poseen las Tres Mentes o los Tres Corazones (Sanjin): (1) la Mente Totalmente Sincera, (2) la Mente Profunda, o Profundamente Creyente, y (3) la Mente que Dedica el Mérito (o las buenas obras) de uno hacia el Renacimiento en la Tierra Pura. Los Grandes Maestros como Shandao y Genshin, sin embargo, nos dicen que en realidad, los Tres Estados de la Mente son idénticos a la unidad de mente - la comunión con el Uno - Amida - el Universo. De hecho, todo el tema del Sutra de la contemplación es la unicidad mental en la dedicación y la aspiración de renacer en la Tierra Pura. Todos ellos son en realidad la mente única de confianza en el poder de voto de Amida y la aspiración de renacer en su Tierra Pura. Entonces, la primera, la Mente Sincera, es admitir y confesar el hecho de que nuestras mentes son limitadas y están llenas de ideas erróneas preconcebidas. Debido a esto, nuestras acciones no pueden corresponder naturalmente a nuestro pensamiento. Sin embargo, si confiamos en los votos cumplidos del Buda Amida y recitamos el Nembutsu, naturalmente recibiremos los méritos reales de su Nombre a través de su dedicación al mérito hacia nosotros. Cuando aspiramos a renacer en la Tierra de la Bienaventuranza, debemos asentar nuestras mentes de aspiración en el Voto Fundamental de liberación de Amida, en lugar de en nuestra propia fe vacilante y las inclinaciones siempre cambiantes de nuestras mentes. Una vez que nuestra mente establecida está “sintonizada” de esta manera, es tan indestructible como un diamante. Este es el poder de la práctica y la disciplina. En esta etapa, tenemos que pasar al segundo estado mental: la Mente Profunda. Esencialmente, la Mente Profunda es una resolución subyacente de que si otras personas nos confunden y desafían, podemos mantenernos firmes para alcanzar nuestro objetivo final. Pero, ¿cómo se establece esta mente genuina y resuelta? A través del estudio y la práctica de la meditación (Sabiduría) y el Nembutsu (Fe), que resulta en una fe resuelta y una mente inamovible. Y su función es la Mente del Mérito y la Dedicación al Renacimiento.

Cada aspecto de los Tres Estados de la Mente es también una medicina para contrarrestar una de las aflicciones que podrían obstaculizar nuestro renacimiento en la Tierra de la Bienaventuranza. Para contrarrestar la falta de sinceridad, hablamos de la Mente Sincera; para mitigar la duda, explicamos la Mente Profunda; y para corregir la falta de dedicación y aspiración, abogamos por la Mente del Mérito y la Dedicación al Renacimiento. Una vez que hayamos establecido los Tres Estados de la Mente, ya no retrocederemos en el camino hacia la Budeidad. Esto se debe a la dedicación compasiva de mérito (Gracia) de Amida, el abrazo de su luz - que nos abraza para nunca abandonarnos, la fusión del Buda y el ser sensible, y la protección y asistencia de todos los Budas.

 "También hay tres clases de seres que pueden nacer en ese reino. ¿Cuáles, puede preguntar, son las tres clases de seres? Primero, aquellos que poseen una mente compasiva, que no hacen daño a ningún ser y realizan todas las acciones virtuosas de acuerdo con los preceptos del Buda; segundo, aquellos que estudian y recitan los Sutras de la doctrina Mahayana, por ejemplo, los Vaipulya Sutras; tercero, aquellos que practican el recuerdo del Buda. Estas tres clases de seres que desean nacer en ese reinollevando (sus respectivas cepas de mérito) a la madurez, estarán destinados a nacer allí si han logrado cualquiera de esos actos meritorios durante un día o incluso durante siete días.

 "Cuando alguien que ha practicado (estos méritos) está a punto de nacer en ese país, el Buda Amida, junto con los dos Bodhisattvas Avalokitesvara y Mahasthamaprapta, y también innumerables Budas creados, y cien mil Bhikkhus y Shravakas, con todo su séquito, innumerables dioses, junto con los palacios de las siete joyas, aparecerán ante él por consideración a su diligencia y valor; Avalokitesvara junto con Mahasthamaprapta, le ofrecerán un asiento de diamante; entonces, el mismo Amida enviará magníficos rayos de luz para brillar sobre el cuerpo de la persona. Él y muchos Bodhisattvas ofrecerán sus manos y le darán la bienvenida, cuando Avalokitesvara, Mahasthamaprapta y todos los demás Bodhisattvas alaben la gloria del ser que practicó las acciones meritorias y transmitan una exhortación a su mente. Cuando el recién llegado, habiendo visto esto, regocijado y saltando de alegría, se mira a sí mismo, encontrará su propio cuerpo sentado en ese trono de diamantes; y mientras sigue al Buda, nacerá en ese reino, en un momento en que haya nacido allí, verá la forma y el cuerpo del Buda completos con cada signo de perfección, y también las formas y signos perfectos de todos los Bodhisattvas; también verá rayos brillantes y bosques de joyas y los oirá proponer el excelente Dharma, y ​​al instante será consciente de un espíritu de resignación ante cualquier consecuencia que pueda surgir en el futuro. Dentro de poco servirá a cada uno de los Budas que viven en las regiones de los diez mundos. En presencia de cada uno de esos Budas obtendrá sucesivamente una profecía de su destino futuro. A su regreso a su propia tierra, Sukhavati, en la que acaba de nacer, obtendrá incontables cientos de miles de Dharanis, tales son los que nacerán en la forma más alta del grado más alto hacia la Budeidad".

2) El nivel medio del nivel más alto - son los que comprenden las enseñanzas Mahayana y tienen fe en el funcionamiento del karma; al momento de su muerte, el Buda Amida y cientos de sabios y Bodhisattvas aparecerán para recoger al ser, renaceran en la Tierra Pura y en siete dias alcanzarán el estado del No-Retroceso.

3) El nivel bajo del nivel más alto - son aquellos que creen en la ley del karma y despiertan la aspiración de alcanzar el Despertar; al momento de sus muertes el Buda Amida con cientos de sabios y Bodhisattvas recogerán al ser quien luego de estar en un capullo de loto por un dia, 7 dias luego de renacer podrán ver al Buda y gradualmente obtendrán beneficios espirituales.

4) El nivel más alto del nivel intermedio - son aquellos que observan los 5 preceptos; al morir el Buda Amida y un séquito de sabios aparecerán y lo llevaran a la Tierra Pura donde escucharan el Dharma y se convertirán en Arhats.

5) El nivel medio del nivel intermedio - son aquellos que siguen los preceptos por un dia; al morir el Buda Amida y un séquito de sabios lo llevaran a la Tierra Pura donde renacerán en capullos de loto y alcanzarén el estado del que Entra en la Corriente; tras medio kalpa se convertirán en Arhats.

6) El nivel bajo del nivel intermedio - son aquellos que relizan actos virtuosos y son filiales con su padres; al morir renacerán en la Tierra Pura; 7 dias despues se abrira su flor de loto y luego de un kalpa pequeño se convertirán en Arhats.

7) El nivel alto del nivel bajo - son seres que han cometido transgresiones; antes de morir escuchan Sutras y el Nombre del Buda Amida; al morir, el Buda Amida desciende en un cuerpo transformado y lo escortan a la Tierra Pura; tras 7 semanas sus flores se abren y escuchan el Dharma de los Bodhisattvas Avalokiteshvara y Mahasthamaprapta; luego de 10 kalpas alcanzan el primer estado del Bodhisattva.

8) El nivel medio del nivel bajo - son aquellos que han roto los preceptos y han cometido males contra el Dharma y el Sangha; al morir estan por caer en los infiernos pero escuchan el Nombre del Buda Amida de un buen maestro; luego renacerán confinados en capullos de loto en la Tierra Pura y tras 6 kalpas, escucharán las enseñanzas Mahayana y aspiraran a alcanzar el Despertar.

9) El nivel bajo del nivel bajo - son seres malvados que cometen muchas ofensas las cuales los destinan a los infiernos; si al momento de morir un buen maestro los exhorta a recitar el Nombre del Buda Amida y repiten el Nombre 10 veces, todo su mal karma será extinguido; cuando mueran renaceran en flores de loto; tras 12 kalpas estas flores se abriran, escucharán las enseñanzas Mahayana y despertarán el deseo de alcanzar la Iluminación.

"Finalmente, están los seres que nacerán en la forma más baja del grado más bajo. Si hay alguien que comete malas acciones, e incluso completa las diez malas acciones, los Cinco Pecados Capitales y cosas por el estilo; ese ser, siendo él mismo estúpido y culpable de muchos crímenes, merece caer en un camino miserable de existencia y sufrir dolores interminables durante muchos kalpas. Si en la víspera de la muerte se encontrara con un maestro bueno y erudito que, tranquilizándolo y alentándolo de diversas formas, le predicara el excelente Dharma y le enseñara el recuerdo del Buda, pero, al ser acosado por los dolores, no tendrá tiempo. pensar en el Buda. Entonces, algún buen amigo le dirá: 'Incluso si no puedes ejercitar el recuerdo del Buda, al menos puedes pronunciar el nombre del Buda Amida'. Si lo hace serenamente con su voz ininterrumpida;  (continuamente) pensando en el Buda hasta que haya completado diez veces el pensamiento, repitiendo la fórmula,'Adoración a Buda Amida' (Namu Amida Butsu). Sobre la base de su mérito de pronunciar el nombre del Buda, lo hará, durante cada repetición. expiar los pecados que lo involucraron en nacimientos y muertes durante ochenta millones de kalpas. Mientras agoniza, verá una flor de loto dorada como el disco del sol que aparece ante sus ojos; en un momento nacerá en la Tierra Pura de la Bienaventuranza. Después de doce kalpas mayores, la flor de loto se desplegará; entonces los Bodhisattvas Avalokitesvara y Mahasthamaprapta, elevando sus voces con gran compasión, le predicarán en detalle el estado real de todos los elementos de la naturaleza y la ley de la expiación de los pecados. Al escucharlos, se regocijará e inmediatamente dirigirá su pensamiento hacia el logro del Bodhi; tales son los seres que han de nacer en la forma más baja del grado más bajo hacia la Budeidad".

Como vemos, si bien este es llamado el Sutra de la Meditación, y describe las visualizaciones para renacer y contemplar la Tierra Pura (el Nembutsu Meditativo), igualmente abarca la práctica del Nembutsu Recitativo. No importa tu creencia en los Tres Tipos de Renacimiento, todos podemos alcanzar nuestro Renacimiento en la Tierra Pura aquí y ahora; y alcanzar el Renacimiento en esta vida, es asegurar el Despertar inmediatamente aquí y ahora y su consecución en la muerte. Esto lo leemos en el mismo Sutra:

"Cuando el Buda terminó este discurso, Vaidehi, junto con sus quinientas asistentes femeninas, pudo ver, guiada por las palabras del Buda, la Tierra Pura de la Bienaventuranza, y también pudo ver el cuerpo del Buda y el cuerpos de los dos Bodhisattvas. Con la mente llena de alegría, los elogió diciendo: '¡Nunca había visto una maravilla así!'. Instantáneamente se iluminó total y completamente y alcanzó un espíritu de resignación, preparada para soportar las consecuencias que pudieran surgir. Sus quinientas asistentes femeninas también abrigaban la idea de obtener el conocimiento perfecto más elevado y buscaban nacer en ese reino del Buda".

Como vemos en el Sutra mismo, Vaidehi, al poder alcanzar visualizar y despertar la fe en el Buda Amida, alcanzó el Despertar y aseguró su Renacimiento en esta vida.

 "El Honrado por el Mundo predijo que todos nacerían en ese reino del Buda y serían capaces de obtener el Samadhi (la calma sobrenatural) de la presencia de muchos Budas. Todos los innumerables Devas (dioses) también dirigieron su pensamiento hacia el logro del Bodhi más elevado".

Nuevamente, el Sutra confirma las enseñanzas Tierra Pura Tendai y corrige las desviaciones anteriores y posteriores. Como recordaremos, el Buda Amida ya alcanzó la Budeidad, y nuestro Renacimiento era una condición para el mismo. Esto significa que ya todos hemos Renacido, solo que aún no lo hemos visto en este periodo de tiempo.

Cuando Buda concluyó estas palabras, todos los presentes quedaron cautivados por una alegría ilimitada. Luego, el Buda regresó, caminando a través del cielo abierto hasta el Pico del Buitre. Aquí concluye el Sutra.

Ahora te preguntarás: ¿Y qué pasó con Ajashatru y Devadatta? Si bien esto no se incluye en este Sutra, el cual fue dado en medio del Sutra del Loto, la continuación de nuestra historia concluye en el último sermón dado por el Buda Shakyamuni en nuestro mundo: el Sutra del Nirvana.

El Sutra del Nirvana nos cuenta que Ajashatru, perseguido por el remordimiento por el asesinato de su padre, temía las consecuencias de sus actos si llegaran a realizarse en una vida futura. Para tranquilizar su mente, visitó a los seis maestros poco ortodoxos (desde un punto de vista védico) quienes rechazaron la autoridad de los Vedas, las escrituras divinamente reveladas de los brahmanes. Estos seis incluyeron: Purana Kashyapa, quien negó que las causas morales tengan un efecto en una vida futura; Maskarin Goshali, quien enseñó que todo está predestinado y que la liberación es una simple cuestión de dejar que los eventos se desarrollen como dejar que una cuerda se desenrolle; Samjayin Vairatiputra el escéptico, que adoptó una posición agnóstica en todos los asuntos; Ajita Keshakambala el materialista, que negó por completo el renacimiento; Kakuda Katyayana el pluralista, quien enseñó que tanto los elementos físicos como espirituales que componen la vida se dispersan en la muerte sin continuidad; y Nigrantha Jnatiputra, el fundador del jainismo, quien enseñó que nuestras acciones nos unen al sufrimiento independientemente de nuestras intenciones y que solo la inacción completa puede conducir a la liberación. Cuatro de ellos negaron la ley de causa y efecto en términos de las consecuencias de acciones morales e inmorales. Samjayin Vairatiputra negó que pudiera haber alguna certeza sobre tales cosas. Nigrantha Jnatiputra tenía una visión muy rígida de causa y efecto que exigía una vida ascética de inactividad. El Sutra del Nirvana, recordándonos al buen maestro que nos ayudará a Renacer en la Tierra Pura al recitar el Nembutsu, que estudiamos en este Sutra de la Meditación, nos dice que:

"En ese momento, había un gran médico llamado Jivaka. Este hombre también visitó el lecho del rey, quien ahora estaba enfermo, y dijo: 'Gran rey, ¿puedes dormir profundamente?'. El rey dijo: 'Jivaka, he estado sufriendo una enfermedad grave. Infligí heridas viciosas y graves a mi padre el rey, que seguía el verdadero Dharma. La grave enfermedad que resultó de ese acto no se puede curar, no importa cuán grande sea el médico, el encantamiento o el cuidado. La razón es que el ex rey gobernó bien el país, de acuerdo con el Dharma. Aunque no fue culpable de ningún delito, le infligí una herida cruel y grave. Fue como si hubiera sacado un pez del agua y lo hubiera arrojado a la tierra. Una vez escuché de un sabio que aquellos cuyas tres acciones de cuerpo, boca y mente no? No hay médicos que, exponiendo la medicina del Dharma, puedan curarme de esta enfermedad y su sufrimiento'.

"Jivaka dijo en respuesta a esto: 'Aunque ha cometido delitos, ahora está experimentando un profundo remordimiento y contrición. Gran rey, el Buda siempre enseña que hay dos mentes que salvan a uno. La primera es la mente que se esfuerza por no cometer delitos. La segunda es la mente que se esfuerza por no provocar que otros cometan delitos. O bien, la primera es la mente que mira hacia adentro y se arrepiente, y la segunda es la mente que está contrita hacia los demás. O bien, la primera es sentir remordimiento ante otras personas, y la segunda es sentir remordimiento ante los dioses. Estos son los significados de la contrición. El que carece de esta mente de contrición no es un ser humano, sino un animal. Debido a que poseemos esta mente de contrición, también surge la mente que venera a los padres y maestros, y se establece la armonía entre hermanos y hermanas. Estoy verdaderamente feliz de que hayas experimentado esta contrición. Gran rey, acaba de decir que no hay médico que pueda curarle de su grave enfermedad; eso es exactamente así. Sin embargo, gran rey, considérelo bien. El gran Arhat, el Honrado por el Mundo, es la persona más digna de la veneración del mundo. Posee una sabiduría similar a un diamante que destruye todas las obstrucciones con facilidad; él destruye todas las ofensas. El Buda, el Honrado por el Mundo, te curará de tu grave enfermedad'."

El Sutra del Nirvana afirma que Bimbisara incluso habló desde los cielos en este punto para poder aconsejar a su hijo que se olvidara de las enseñanzas falsas de los seis maestros poco ortodoxos y que se apresurara a ver al Buda. Entonces, el Buda, a través de sus poderes sobrenaturales, observa todo esto y les dice a sus discípulos que es por el bien de Ajatashatru que él permanece en el mundo, porque Ajatashatru representa a todos los seres ignorantes y contaminados que aún no han podido percibir su Naturaleza Búdica. Luego, el Buda entra en la meditación amorosa de la luna y emite una luz pura y relajante que llega a Ajatashatru y lo cura. El rey Ajatashatru está asombrado por esto y le pregunta a Jivaka por qué el Buda hizo esto. Jivaka explica que el Buda ama a todas las personas como si fueran sus propios hijos, pero está especialmente preocupado por aquellos que han cometido graves ofensas y no siguen el camino de la Iluminación. Ahora que la enfermedad corporal del rey Ajatashatru ha sido curada, el Buda deseará verlo personalmente para curar su angustia mental. Aún observando, el Buda explica a sus discípulos que el factor más importante que llevará a la gente a la Iluminación es un buen amigo, como Jivaka es con el rey Ajatashatru.

"El Honrado por el Mundo otorgó una diversidad de enseñanzas a Ajatashatru. Dijo: 'Gran rey, para aquellos con una mente de contrición, las ofensas ya no son ofensas. Aquellos sin una mente de contrición serán castigados para siempre por sus ofensas. Eres un hombre contrito; tus ofensas serán purificadas; no hay necesidad de tener miedo'.

"Habiendo recibido esta enseñanza, Ajatashatru le dijo al Honrado por el Mundo: 'Cuando contemplo el mundo, observo que de la semilla del árbol de ricino, crece un árbol de ricino. Todavía tengo que ver crecer un árbol de sándalo a partir de la semilla de un árbol de ricino. Sin embargo, ahora, por primera vez, he sido testigo de cómo un árbol de sándalo crece a partir del fruto de un árbol de ricino. Estoy hablando de mi mismo. El árbol de sándalo se refiere a la fe desarraigada que ha brotado en mi mente. Hasta ahora todavía tengo que servir al Buda con reverencia o buscar refugio en el Dharma o la Sangha. Sin embargo, la fe ha brotado repentinamente en mí; por eso llamo a esta fe fe desarraigada. Honrado por el Mundo, si no hubiera podido encontrarme con el Buda, habría caído en el infierno por un número infinito de kalpas y habría sido adicto al sufrimiento sin fin. Ahora me inclino ante el Buda; con todos los méritos que puedo acumular, mi ferviente deseo para el futuro es destruir la contaminación de otras personas'.

"El Honrado por el Mundo dijo: '¡Muy bien, muy bien, gran rey! He previsto que destruirás las impurezas de la gente con tus méritos, eliminando las impurezas de sus mentes'. Ajatashatru dijo:  'Honrado por el Mundo, si soy capaz de destruir las malas intenciones de la gente, incluso aunque debería experimentar un enorme sufrimiento por un número infinito de kalpas en el infierno Avichi, no pensaré en esto como sufrimiento'.

"Al escuchar estas palabras de Ajatashatru, un gran número de personas despertaron espontáneamente la aspiración por la Iluminación. Debido a esto, Ajatashatru pudo mitigar sus graves ofensas".

Todos somos Ajashatru: nos dejamos llevar por Devadatta - nuestras pasiones ciegas y nuestros deseos desenfrenados, y por la oscuridad de la ignorancia -, y cometemos malas acciones, pensamientos y palabras, generando mal karma, y continuamos nuestra transmigración en el océano de nacimientos y muertes del Samsara. Pero gracias al Buda, tenemos el Dharma, al cual es el mapa de la vida, y la Sangha, el cual es el gran barco a través y por el cual navegamos hacia la Otra Orilla del Despertar. Esa es la importancia de los Tres Tesoros.

Devadatta es la personificación del mal, como lo es Mara, en la mitología budista. Con la conversión de Ajashatru, Devadatta acababa de perder a su patrón real para siempre. Él, por supuesto, no se había arrepentido en lo más mínimo, pero de hecho todavía estaba conspirando y tratando de restaurar su antigua fortuna.

"Ajatashatru luego dijo a los ministros: 'De ahora en adelante, busco mi refugio en el Honrado por el Mundo y sus discípulos. De ahora en adelante, debemos invitar al Honrado por el Mundo y sus discípulos a mi palacio, pero no debemos permitir que Devadatta y sus cohortes entren al palacio".

Sin darse cuenta de esto, un día Devadatta llegó a las puertas del palacio. Los centinelas que custodiaban las puertas repitieron lo que había dicho el rey y bloquearon el camino de Devadatta. Hirviendo de ira por dentro, se paró fuera de la puerta. En ese momento, la monja Utpalavarna, que había terminado su ronda de mendicidad, salió caminando por la puerta. Cuando vio a la monja, instantáneamente estalló de ira. Entonces, Devadatta golpea la cabeza de la monja y la mató. La tradición canónica nos dice que la monja Utpalavarna era de hecho un ser iluminado. Al matarla, Devadatta había cometido otro de los Cinco Pecados Capitales, para un total de tres. No había ningún mal del que él no fuera capaz, y todavía esperaba matar al Buda. Lo que intentó en múltiples ocasiones.

Si bien Devadatta cometió los Cinco Pecados Capitales, y parecía estar fuera de toda redención, en el Sutra del Loto, el Buda mismo dice que Devadatta alcanzará la Budeidad - es decir, será salvado.Como recordaremos, el Sutra del Loto comienza con el Buda dando un discurso sobre el Pico del Buitre en las afueras de Rajagriha. Esto se da luego de todos los eventos anteriores, porque Devadatta no está presente, pero el Rey Ajatashatru está en la asamblea. Muchos de los discípulos del Buda reciben predicciones de la Budeidad por su nombre o como parte de un grupo en los primeros nueve capítulos del Sutra del Loto. En el capítulo diez, se predice la Budeidad de todos los presentes, siempre que se regocijen al escuchar el Sutra. Esto incluye al rey Ajatashatru. Sin embargo, luego, ocurre algo inesperado por toda la asamblea. El Buda explica que en una vida pasada, él era un rey que había renunciado a su trono para alcanzar la Iluminación, mientras que Devadatta era un vidente que le enseñó y le presentó el Sutra del Loto. El Buda llega incluso a atribuir su logro de la Budeidad a las enseñanzas pasadas de Devadatta. Además, en el futuro, Devadatta alcanzará la Budeidad.

"El Buda dijo a los monjes: 'El rey en ese momento era una vida anterior mía. El vidente en ese momento era una vida anterior de Devadatta. Devadatta fue mi maestro. Me hizo completar las Seis Perfecciones. Me hizo sentir bondad amorosa, compasión, alegría compasiva y ecuanimidad. Él hizo que yo obtuviera las treinta y dos marcas mayores y las ochenta marcas menores [del Buda]. Él hizo que tuviera mi cuerpo puramente dorado. Él hizo que tuviera los diez poderes y los cuatro tipos de valentía. Me hizo conocer las cuatro formas de atraer a otros. Él hizo que tuviera las dieciocho propiedades y poderes sobrenaturales [del Buda]. Me hizo tener el poder de dar discursos. Alcancé la Iluminación Perfecta y ahora salvé a todos los seres vivientes porque Devadatta fue mi maestro'".

¿Qué mejor final para nuestra serie? En el Sutra del Loto y en el Sutra del Nirvana - las Enseñanzas Perfectas y Completas de la Escuela Tendai -, la historia de Ajatashatru y Devadatta llega a una conclusión triunfal. No se puede negar que realizaron actos atroces y, de hecho, tienen que sufrir por ellos. Al final, sin embargo, el Budismo ve incluso al malhechor incorregible como redimible, aunque no necesariamente dentro de esta vida. El punto de vista que se enseña en el Sutra del Loto es que no solo son redimibles, sino que, de hecho, son futuros Budas que aún no han manifestado sus verdaderas cualidades. Esto nuevamente confirma que no existe el mal - ni mucho menos una personificación del mismo - sino que las personas cometen actos malvados dado a la oscuridad de su ignorancia y a los deseos y pasiones ciegas. Con el poder del estudio, la práctica y el Dharma - que son la concretización de la actividad dinámica de la Infinita Sabiduría y Compasión del Buda Eterno en el universo que nos mueve a alcanzar el Despertar -, todos podemos llegar al Camino Correcto.

Que los méritos obtenidos por este Ciclo de Lectura sea extendido universalmente, para que todos nosotros, junto con todos los seres, podamos Renacer en la Tierra Pura de la Bienaventuranza - el Nirvana.