Tuesday, July 7, 2015

Mahavairocana: La Esencia del Dharma


Principios de una Teología Budista I

En el Budismo Tendai, existen dos programas de estudio: Shikango, el programa exotérico que incluye todas las enseñanzas del Buda; y Shanago, que son las enseñanzas esotéricas. Ambas prácticas son mutuamente complementarias, y ninguna es superior a la otra. Esto es lo que diferencia a la escuela Tendai de su homólogo Shingon, la otra secta budista esotérica japonesa.

En el Shikango, el Buda central es el Buda Shakyamuni. En el Shanago, el Buda central es Mahavairocana. En el Budismo Tendai, ambos Budas son vistos como uno. Esto se basa en las enseñanzas perfectas del Sutra del Loto y en los ideales de Dengyo Daishi. Ambos son vistos como el Buda Original o Eterno.

La teología budista puede ser entendida si abordamos las bases teóricas de esta doctrina. El universo, de acuerdo con las enaeñanas Tendai, se basa en el vacío (sunyata), pero se crea a partir de los Seis Elementos: tierra, agua, fuego, aire, espacio y conciencia. Estos son la base del universo fenoménico y es llamado en el Budismo Mahayana Dharmata o Naturaleza Dhármica, Tathata o Potencialidad o Talidad, o Sunyata o Vacuidad. La doctrina Tendai postula que los Seis Elementos en esencia son idénticos al Dharmakaya - el Buda Mahavairocana. 

Al igual que con otras doctrinas, el Budismo Tendai describe la esencia última de las cosas en términos positivos y concretos, a diferencia de otras tradiciones budistas que las exponen en términos negativos. Los Seis Elementos, al igual que todos los fenómenos, incluyendo los seres sensibles y los Budas, se encuentran en una relación mutua de producción de elementos y cosas producidas. Aunque los primeros seis pueden ser vistos como elementos materiales y el sexto como uno mental, en realidad todos poseen la misma naturaleza. Todos se inter-penetran sin obstrucción. Así, lo que es mental es material y lo que es material es mental. Esto provee la base para la doctrina de la igualdad de los Budas y los seres sintientes. Esto significa que el universo entero es producido por los Seis Elementos y son una encarnación de Mahavairocana. En su estado original, son "increados" y "no-producidos".

Como hemos visto, las manifestaciones fenoménicas de los Seis Elementos pueden ser vistas como manifestaciones del Buda Mahavairocana. El universo entonces es una presentación pictórica  (mandala) del Buda Original. 

El Budisno Tendai Esotérico postula que Mahavairocana se manifiesta en Cuatro Formas o Mandalas. El universo mismo es un Maha-Mandala, y todas las existencias y manifestaciones pueden ser vistas como deidades emanando del cuerpo original, Mahavairocana. Segundo, el universo puede intepretarse espiritualmente como la manifestación de sus votos e ideas, y los distintos objetos en las manos de las deidades representan sus votos y deseos. En este sentido el universo entero es un Samaya-Mandala. Tercero, el universo entero es una manifestación del Dharma, y acada existencia fenoménica es una letra que contiene inunerables significados y méritos. Así, el universo entero es un Dharma-Mandala. Por último, el movimiento de los fenómenos en el universo representa las acciones de las deidades: un Karma-Mandala. Mahavairocana se manifiesta en la forma de los diferentes Budas y deidades, revelando el Dharma a todos los seres sintientes.

Esta es la base de la teología budista.

No comments:

Post a Comment