Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre el Verdadero Budismo (一乘佛教), y sus posteriores ramificaciones, a la luz de las Enseñanzas Perfectas y Completas (圓教). Aquí presentamos el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología), aspirando a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu 天台宗) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto (法華経).


Monday, March 28, 2022

Historias Maravillosas del Sutra del Loto en el Antiguo Japón: El Dainihonkoku Hokkekyokenki del Monje Chingen - Prefacio

 

El Sutra del Loto es el sermón del Buda más importante en todo el Canon Budista, pues el mismo revela la verdadera intención, enseñanza y legado del Buda en el mundo. Es por ello que el Sutra del Loto es el Sutra más venerado en todo el Este de Asia, inspirando el arte, la cultura y la religión asiática, despertando la fe y la devoción tanto en monjes como en creyentes, no solo en el Buda y sus Bodhisattvas, sino en el poder del Sutra del Loto mismo y sus milagros. Es por ello que desde la antiguedad, el Sutra del Loto ha sido leído, estudiado, recitado, predicado y trasncrito como una forma de avivar la piedad y acumular méritos, tanto para este vida como para las próximas, tanto para uno como para otras personas. 

El Dainihonkoku Hokkekyokenki, que se puede traducir como "Historias Maravillosas del Sutra del Loto en el Antiguo Japón", fue una obra escrita por el monje Tendai Chingen entre los años 1040 y 1044 en el Monte Hiei en Kyoto. Esta obra, que fue escrita para el beneficio del público budista general, recopila muchas historias y anécdotas asociadas con personas piadosas devotas al Sutra del Loto y los eventos maravillosos que surgieron de esa piedad, con el fin de despertar la fe en los lectores. Entre ellas, se encuentran muchas anécdotas interesantes, donde la devoción al Sutra del Loto resulta en la salvación del karma de vidas pasadas, la protección contra desastres naturales y eventos paranormales, e incluso el logro de la Budeidad de los devotos y practicantes del Sutra del Loto. 

Personalmente, esta obra se encuentra muy cerca de mi corazón, pues la misma relata historias conmovedoras sobre la piedad budista de muchos de nuestros Grandes Maestros como el Gran Maestro Saicho, el fundador de nuestra escuela japonesa, y sus discípulos, como Ennin y Soo, entre otros. Pero esta obra también muestra a otros monjes, monjas y creyentes, que gracias a su piedad budista, sus historias continúan inspirándonos a seguir en el Camino Budista.


* * * 

Prefacio del Monje Chingen

Si reflexionamos profundamente, uno quedará convencido de que el Sutra del Loto es una prueba contundente del Buda Shakyamuni, el Buda Eterno, y de la forma correcta de mostrar a todos los creyentes cómo alcanzar la Budeidad.

En su lectura, vemos que el Sutra explica todas las enseñanzas del Buda Shakyamuni durante los Cinco Periodos. Su profundizamos, las enseñanzas fundamentales del Sutra explican tanto la Verdad o Realidad Ultima, así como la verdad o Realidad Convencional en los Cien Reinos y sus Miles de Fenómenos. Las virtudes divinas del Sutra expanden y erradian tan alto como los cielos; sus efectos milagrosos se esparcen y llenan las profundidades de los Cuatro Mares.

Desque que Kumarajiva tradujo el Sutra del Loto en el Este y el Príncipe Shotoku lo importó del Oeste, numerosas personas han sostenido, recitado, escuchado y copiado el Sutra del Loto y sus beneficios han sido innumerables.

I-chi copiló y circuló el Yen chi en China. Experiencias milagrosas como estas aun no han sido transcritas en nuestro país. Afortunadamente, he nacido en un lugar y un momento donde el Sutra del Loto es popular, y constantemente escucho historias sobre cómo las personas se han beneficiado de sus maravillas. Estas experiencias son difíciles de encontrar en récords históricos. Otras han sido escazamente pasadas de boca en boca pero se han perdido.

Alas, el ninño en la Montaña Helada escribió la mitad de unos versos en los árboles de esa montaña, y el Gran Maestro Chih-i, de antaño, escribió todo lo que le fue revelado en los bambús de Chiang-ling. Si no transmito estas historias y hechos, ¿cómo puedo fomentar la fe para la posteridad? Es por ello que he recopilado todo lo que he escuchado y visto de todos, tanto de ricos como pobres, de nobles como de comunes, de la ciudad tanto como el campo, cerca y lejos, y lo he transcrito en este libro. Esta obra está dirigida a los ignorantes, no a los sabios y eruditos.

* * *

Espero poder traducir el resto de los capítulos en las futuras entradas.