Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Sunday, July 19, 2020

El Gran Voto de Salvación: Ciclo de Lectura sobre el Sutra de Jizo (Ksitigarbha) - VI

Hoy concluiremos nuestro ciclo de estudio y lectura sobre el Sutra de los Votos Pasados del Bodhisattva Ksitigarbha, quien es llamado Jizo en Japón. El Bodhisattva Ksitigarbha es uno de los Bodhisattvas más famosos del panteón Mahayana, y representa el gran voto compasivo de salvación universal, ya que el Bodhisattva Ksitigarbha hizo el Gran Voto de no alcanzar el Nirvana hasta que todos los seres que sufren en el infierno hayan sido salvados.

Como recordaremos, el Sutra del Ksitigarbha es un Texto Sagrado importantísimo en el Budismo, ya que explica las consecuencias kármicas de nuestras acciones, así como detalla el proceso de renacimiento en los diferentes mundos del Samsara. Es por ello que es un texto ideal para estudiar la doctrina del karma y el renacimiento en el Budismo Mahayana. Pero como veremos, el texto igualmente explica la importancia del deber filial a nuestros padres y ancestros, y exhalta la labor del Bodhisattva en el plan salvífico del universo. 

En nuestra primera entrada, vimos la importancia del Bodhisattva Ksitigarbha y estudiamos los primeros dos capítulos del Sutra. Luego, en la segunda entrada, vimos los capítulos 3 y 4, donde estudiamos las consecuencias kármicas de nuestros pesamientos, palabras y acciones. En la tercera entrada, vimos los capítulos 5 y 6, donde se mencionan los diferentes infiernos en el Budismo y el poder del karma, así como los beneficios del Bodhisattva Ksitigarbha. En nuestra cuarta entrada, estudiamos los capítulos 7 y 8, donde vimos los beneficios para los vivos y los muertos, así como las alabanzas del Rey Yama para Ksitigarbha. En los capítulos 9 y 10, vimos los nombres de los Budas en el Universo y sus beneficios, y los beneficios del Paramita de la Donación y su importancia en el Budismo. En esta entrada final, concluiremos nuestro estudio con los beneficios finales del Sutra. Espero que este ciclo haya sido del agrado de todos, y que sea para el beneficio de todos los seres sintientes. Namu Jizo Bosatsu.


El capítulo 11 comienza con un espíritu de la Tierra, llamado Firme y Sólido, quien le dice al Buda:

"Honrado por el Mundo, cuando observo los seres vivientes del presente y futuro, veo aquellos que construyen santuarios de barro, piedra, bambú o madera, y los colocan en lugares puros en la parte sur de sus viviendas. Colocan dentro de los santuarios una imagen del Bodhisattva Ksitigarbha, tanto esculpida como pintada, o hecha de oro, plata, cobre o hierro. Después queman incienso y hacen ofrendas, le rinden culto y rezan. Haciendo esto, ellos recibirán diez tipos de ventajas y beneficios.¿Cuales son estos diez?”

Luego, el espíritu detalla los beneficios:
  1. Sus tierras serán fértiles
  2. Sus familias y hogares estarán en paz; 
  3. Sus ancestros renacerán en los cielos; 
  4. Ellos tendrán beneficios y longevidad en su vida presente;
  5. Lo que ellos deseen les saldrá como quieran; 
  6. Escaparán de los desastres causados por el agua y el fuego; 
  7. Escaparán de otras calamidades; 
  8. Sus pesadillas cesarán;
  9. Estarán protegidos por los espíritus en todas sus idas y venidas;
  10. Encontrarán muchas causas de sabiduría. 

Firme y Sólido le dijo al Buda que si las personas en el futuro guardan este Sutra y una imagen del Bodhisattva en sus hogares, y si para complementar lo recitan y hacen ofrendas al Bodhisattva, él usará sus poderes espirituales para rodearlos y protegerlos día y noche, y así toda amenaza de inundaciones, fuego, robo y asalto, grandes calamidades y pequeños accidentes, serán erradicados.

Luego, el espíritu explica que todos los lugares en el mundo son protegidos por los espíritus (kamis) de la Tierra del lugar donde residen, y que las personas deben vivir en armonía con los espíritus regentes de sus áreas y predicarles el Dharma para apaciguarlos y recibir su protección. 

Tras explicar esto, en el capítulo 12, el Buda emana una luz de su entrecejo que ilumina todos los mundos, y le dice a la audiencia que se preparen para escuchar las alabanzas al Bodhisattva Ksitigarbha. Entonces, el Bodhisattva Avalokiteshvara (Kannon) de arrodilla ante el Buda y dice:

"Honrado por el Mundo, el Bodhisattva Ksitigarbha está repleto de una gran compasión y se lamenta por los seres vivientes que sufren por sus ofensas. En miles de decenas de miles de millones de mundos, manifiesta miles de decenas de miles de transformaciones corporales. Sus virtudes meritorias y sus asombrosos poderes espirituales son inconcebibles.

“Yo he escuchado al Honrado por el Mundo y a los ilimitados Budas de las diez direcciones, alabar al Bodhisattva Ksitigarbha con diferentes bocas, pero con un sonido común, diciendo que aunque todos los Budas del pasado, presente y futuro hablasen de sus cualidades meritorias, esas cualidades todavía no podrían ser totalmente comprendidas. 

“Yo he escuchado al Honrado por el Mundo hablar a la gran asamblea, acerca de los beneficios del Bodhisattva Ksitigarbha. Honrado por el Mundo, por el bien de los seres vivientes del presente y del futuro, por favor explícanos lo inconcebible del Bodhisattva Ksitigarbha. Haz que dioses, dragones y los otros que componen la Óctuple División, contemplen rindiendo culto y logren bendiciones”.

El Buda le contestó al Bodhisattva Avalokiteshvara: “Tú tienes gran afinidad con el Mundo Saha. Si dioses, dragones, hombres, mujeres, espíritus, fantasmas, o cualquier otro ser que sufre por sus ofensas dentro de los Seis Senderos escuchan tu nombre, ven tu imagen, fijan su mirada en ti o te alaban, ellos se volverán irreversiblemente hacia el Insuperable Camino. Siempre renacerán entre hombres y dioses, y recibirán maravillosa felicidad. Cuando sus condiciones hayan madurado, ellos encontrarán muchos Budas y les serán dadas predicciones sobre su Iluminación".

Luego, el Buda detalla otros beneficios para los seres espirituales y los seres vivos que emanan de lso votos del Bodhisattva Ksitigarbha. Por ejemplo, si los seres vivientes dentro de los Seis Mundos, tanto en el presente como en el futuro, se encontraran al borde de la muerte y escucharan el nombre del Bodhisattva Ksitigarbha, el simple pasaje de este sonido por su oído los sacará eternamente de los sufrimientos de los Tres Senderos Nefastos. O si una persona enferma no ha muerto aún, y ve o escucha que en su nombre, sus parientes han usado su casa, joyas y demás, para el tallado o pintura de la imagen del Bodhisattva Ksitigarbha; a causa de este mérito, él será curado rápidamente y su vida prolongada, aunque su retribución kármica fuese tal que tuviese que pasar por una severa enfermedad. Si la retribución de esta persona es tal que, a causa de los obstáculos por sus ofensas y obstrucciones kármicas, él debe caer dentro de los Senderos Nefastos luego de su muerte, por haber recibido tales méritos, renacerá entre hombres y dioses y ahí recibirá una maravillosa felicidad. Todos sus obstáculos debidos a las ofensas serán erradicados.

Igualmente, si una persona o un bebé mueren, si sus parientes pueden tallar o pintar una imagen del Bodhisattva Ksitigarbha, escuchar su nombre, mirarlo y rendirle culto; y si pueden continuar haciendo eso desde uno hasta siete días, constantemente escuchando su nombre, viendo su imagen, contemplándolo, rindiéndole culto, y haciéndole ofrendas sin retirarse de su resolución inicial, entonces, los parientes de esta persona, serán liberados por muchos eones. Aunque su karma pueda ser tal que cause la caída en los Senderos Nefastos, rápidamente renacerán en los cielos, donde recibirán suprema y maravillosa felicidad. También, si una persona ha fallecido y ha renacido en los cielos por su propia fuerza y méritos, y están experimentando suprema y maravillosa felicidad, sobre este mérito adicional que reciben, sus causas de sabiduría se incrementarán y ellos recibirán ilimitada felicidad.

Si esta persona es capaz de contemplar y rendir culto a la imagen del Bodhisattva Ksitigarbha, concentrándose sólo en eso por el lapso de tres semanas, repitiendo su nombre diez mil veces, el Bodhisattva, puede manifestar un cuerpo ilimitado y decirle a esa persona el nombre del mundo en el cual sus parientes han renacido. Más aún, si alguien es capaz de recitar el nombre del Bodhisattva, mil veces por día durante mil días, el Bodhisattva ordenará a los fantasmas y espíritus que se asienten en la tierra donde esa persona reside, que lo rodeen y protejan a lo largo de su vida entera. En este mundo, sus ropas y comida serán abundantes, y no tendrá sufrimientos por enfermedad o aflicciones semejantes. No le ocurrirán accidentes en su casa, mucho menos que afecten su persona. Finalmente, el Bodhisattva frotará su coronilla y le otorgará una predicción de Iluminación.

Igualmente, el recitar su nombre protegeráa las personas en sus viajes, así como a las madres y los niños. 

Luego, el Buda enunció versos, diciendo: 

“La fuerza espiritual del Bodhisattva Ksitigarbha
no puede ser explicada ni con infinidad de palabras.
El verlo, el oírlo, el adorarlo tan sólo con un pensamiento,
proporciona beneficios ilimitados a hombres y dioses.
Si el tiempo de vida de un hombre, mujer, dios o dragón termina,
Y él debe caer dentro de los caminos del mal,
pero retorna sinceramente y confía en este Bodhisattva,
su período de vida se alargará y sus ofensas serán borradas.
Aquellos que hayan perdido el devoto cuidado de sus padres,
y no tengan conocimiento de qué camino tomaron;
hermanos o hermanas perdidos, o algún otro ser querido,
a quienes ni siquiera conocieron en su juventud;
deberán tallar o pintar una imagen de este Bodhisattva, contemplarla y rendirle culto
incesantemente, y constantemente por el tiempo
de veinte y un dias recitar su nombre.
El Bodhisattva revelará un cuerpo ilimitado,
y mostrará las regiones en las cuales los amados renacieron.
Y los amados que hubieren caído en los caminos del mal,
prontamente dejarán atrás estos estados desgraciados.
Para cultivar la Bodhi insuperable
y dejar atrás los sufrimientos del Triple Mundo,
para manifestar el gran corazón compasivo,
tan sólo hay que contemplar la imagen de este Señor.
Cada deseo que uno formule, rápidamente se realizará,
y uno no estará atado a los impedimentos kármicos.
Si no se aleja de su pensamiento original,
su coronilla será frotada y escuchará una profecía.
Si un hombre resolviere leer el texto de un Sutra,
con el deseo de cruzar a seres confundidos hacia la otra orilla,
aunque su anhelo trascendiera todas las palabras y pensamientos,
lo que ha leído se le olvidará instantáneamente;
porque al dudar, bloqueado por sus fallas kármicas,
no podrá retener el Sutra en su mente.
Deberá ofrecer al Bodhisattva Ksitigarbha
fragancias y flores, vestimentas y comida,
y colocar agua pura en el altar de este Señor,
esperar un día y una noche, entonces beber el agua;
cuidadosamente evitar los vegetales picantes, 
carne y vino, sexo y lenguaje inapropiados;
no matar ni lastimar por el lapso de veintiún días;
tan sólo recitar el nombre de este gran Señor.
Entonces, en un sueño, verá el reino ilimitado,
y una vez despierto, obtendrá agudeza de oído,
entonces, cuando el texto de un Sutra pase por su oído,
a través de diez millones de vidas, no lo olvidará.
El poder de este Señor no puede ser imaginado
o ni siquiera comentado, sin embargo puede hacer que uno obtenga gran sabiduría.
Si seres golpeados por la pobreza, plagados de enfermedades,
cuyas casas están en conflicto, cuyos parientes están separados,
quienes no están en paz, ni siquiera dormidos o en sueños,
buscan un camino para dejar atrás el infortunio,
y sinceramente contemplan rindiendo culto a este Bodhisattva;
sus amargas tristezas serán borradas.
Con comida y ropa suficientes, tendrán sueños pacíficos ,
dioses y fantasmas los rodearán y protegerán.
Aquellos que viajan a través de montañas salvajes, en los mares,
que encuentran aves y bestias venenosas, o malvados
hombres o fantasmas, espíritus, o ánimas perversas
–tantas clases de tediosas molestias–
deberán contemplar en adoración y hacer ofrendas
a la imagen del Bodhisattva Ksitigarbha.
Dentro de los bosques montañosos y en los mares,
las multitudes malvadas desaparecerán.
Avalokiteshvara, mantente atento.
Ksitigarbha no puede ser alcanzado por palabra o pensamiento.
Mil millones de años es un tiempo muy corto,
para describir completamente el poder de este Bodhisattva.
Si humanos pueden tan sólo escuchar el nombre ‘Ksitigarbha’,
o si ellos ven su imagen, la adoran una vez,
u ofrecen flores, ropa, comida, perfumes,
se regocijarán en miles de maravillosos placeres.
Si uno cede este mérito a los reinos del Dharma,
se convertirá en Buda, liberado de nacimientos y muertes.
Por lo tanto, Avalokiteshvara, deberás conocer este Sutra 
y divulgarlo a través de innumerables mundos,
tan numerosos como las arenas del Río Ganges”. 

Finalmente, en el capítulo 13, el Buda le dice al Bodhisattva Akasagarbha: "Escucha atentamente, escucha atentamente, porque ahora te hablaré de esos beneficios uno por uno. En los tiempos futuros, cualquier hombre bueno o buena mujer que vea la imagen de Ksitigarbha y oiga este Sutra y, además, lo lea y lo recite, y que también ofrende incienso, flores, bebida, comida, ropa y tesoros preciosos como ofrendas, además de dar alabanza y hacer reverencia al Bodhisattva Ksitigarbha, obtendrá veintiocho tipos de beneficios, a saber:

1. Protección y atención de devas y nagas;
2. Aumento diario de la fruición virtuosa;
3. Acumulación de causas elevadas y sagradas;
4. No retroceso de la trayectoria de Bodhi;
5. Abundancia y abundante ropa y comida;
6. Libertad de enfermedades;
7. Protección de inundación o fuego;
8. Protección de robo;
9. Admiración y respeto de todas las personas que encuentre;
10. Ayuda y apoyo de deidades y demonios;
11. Transformación del cuerpo femenino en el cuerpo masculino en el renacimiento;
12. Ser hija de un ministro real si renace como mujer;
13. Posesión de una forma digna y graciosa;
14. Renacimiento frecuente en los reinos celestiales;
15. A veces convertirse en emperador o rey;
16. La posesión del poder milagroso de conocer las vidas anteriores;
17. Todas las oraciones serán contestadas;
18. Delicia y felicidad para los miembros de la familia;
19. Eliminación de todos los acontecimientos inesperados y desagradables;
20. Erradicación permanente de los modos de vida kármicos;
21. Seguridad dondequiera que uno viaje;
22. Siempre sentir seguridad y deleite en sus sueños;
23. Eliminación de los sufrimientos de los difuntos;
24. Renacimiento sobre la fuerza de la dicha anterior;
25. Alabanzas de los santos;
26. Posesión de ingenio inteligente y órganos sanos;
27. Plenitud de misericordia, compasión y compasión;
28. Logro final de la Budeidad.

Igualmente, el Buda le dice que si dioses, dragones, o espíritus del presente o futuro, escucharan el nombre del Bodhisattva Ksitigarbha, reverenciaran su imagen, o simplemente oyeran de sus pasados votos y conducta, y lo elogiaran y alabaran rindiéndole culto, ellos alcanzarán siete tipos de ventajas:

1- Rápidamente pasarán al terreno de los sabios.
2- Su mal karma será erradicado.
3- Todos los Budas los protegerán y estarán cerca de ellos.
4- No se apartarán de la Bodhi.
5- Sus poderes se incrementarán.
6- Tendrán conocimiento de sus vidas pasadas.
7- Por último realizarán la Budeidad. 

Al concluir el Sutra, todos los presentes alabaron al Buda y al Bodhisattva Ksitigarbha y se propusieron poner en práctica sus enseñanzas.

Así, concluye un maravilloso Sutra que se encuentra entre mis 10 Sutras favoritos del Budismo. Como vimos, este Sutra contiene muchos elementos prácticos que podemos poner en práctica para nuestro beneficio, el de nuestros antepasados y de todos los seres sintientes. El Bodhisattva Ksitigarbha es una de las deidades secundarias del Templo Tendai de Puerto Rico, y su nombre es recitado como parte de nuestras prácticas devocionales, especialmente durante los meses de Agosto y Octubre, así como en Diciembre. Una estatua del Jizo se encuentra en la entrada de mi hogar, y es costumbre colocarle incienso y rendirle ofrendas para el beneficio de todos los espíritus y animales del área. Este Bodhisattva me ha acompañado todas mis vidas, y ha sido mi consuelo en los momentos más oscuros de esta existencia.

Espero que este estudio y lectura haya sido de provecho para todos y que sea para el beneficio de todos los seres sintientes. On Ka Ka Kabisanmaei Sowaka.