Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Sunday, July 26, 2020

El Gran Barco del Despertar: Similitudes y Diferencias entre el Budismo Hinayana y Mahayana

El Budismo es una religión de más de 2,500 años, fundada en la India por un joven príncipe llamado Siddhartha Gautama, quien, tras dejar su trono, abandonó su hogar y su reino en una búsqueda por aliviar el sufrimiento humano del mundo. Tras seis años de arduas prácticas, el joven príncipe alcanzó el Despertar, y desde entonces fue llamado el “Buda”, que significa el “Despierto”. Tras su Iluminación, el Buda pasó el resto de sus cuarenta años predicando a los demás seres cómo podían alcanzar el mismo Despertar y convertirse en Budas. 

Para poder comunicar el contenido de su Iluminación, el Buda adaptó sus enseñanzas a las capacidades, necesidades y naturalezas de los seres que lo escuchaban. Para ello, ideó un método de revelar su enseñanza de forma progresiva: su primer sermón fue muy complejo, por lo que acto seguido, ocultó sus enseñanzas perfectas y completas y predicó enseñanzas más básicas, para ayudar a los seres a preparar sus mentes para su enseñanza completa. Así, el Buda luego predicó los Agamas, para ayudar a las personas a descartar sus apegos. Luego, el Buda reveló un poco más, predicando los Sutras de la Perfección de la Sabiduría o Prajnaparamita. Posteriormente, el Buda predicó los Sutras Mahayana, hasta que finalmente reveló la totalidad de su Iluminación durante los últimos ocho años de su vida en el Sutra del Loto y el Sutra del Nirvana.

En esta breve entrada veremos someramente las diferencias entre las escuelas Hinayana* y Mahayana.


La vida del Buda y las primeras enseñanzas dan el trasfondo al desarrollo del Budismo. Tras su muerte, sus enseñanzas fueron pasadas oralmente por Concilios, donde los presentes recitaban sus enseñanzas hasta ser codificadas. Posteriormente, estas enseñanzas fueron escritas en hojas y atadas con un hilo. Esto se llamó “Sutras”, ya que aluden simbólicamente al hilo conector del sermón contenido en sus hojas. En los Siglos posteriores, sus enseñanzas fueron transmitidas por toda la India, formando diferentes escuelas, cada una especializándose en un área o doctrina del Buda, llegando a expandirse por todo el continente asiático. Los monjes eruditos se reunían en enormes universidades budistas, donde refinaron y desarrollaron las enseñanzas del Buda, logrando encontrarles aún más significados. A su vez, el Budismo adoptó elementos de otras culturas, filosofías y religiones, así como lo había hecho durante el tiempo del Buda. Esto destacó el carácter sintetizador y armonizador del Budismo, lo que le permitió entrar sin dificultad en todos los países a donde llegó, llegando a influenciar (y a su vez siendo influenciada) en la filosofía y religión india, griega y oriental.

En la mayoría de las filosofías religiosas principales, encontrará muchos grupos que interpretan las enseñanzas básicas en su propio estilo. En el Cristianismo, hubo una división importante entre los Católicos y los Protestantes, y nuevamente dentro de los grupos protestantes, hay otros grupos como los Adventistas del séptimo día, los Mormones y los Anglicanos más ortodoxos. Igual ocurrió con el Budismo. Durante sus más de cuarenta años de predicación, el Buda predicó una amplia gama de enseñanzas; algunas enseñanzas eran complementarias, mientras que otras eran preparatorias y fueron suplantadas por enseñanzas posteriores. Por ello, durante los primeros Concilios, las diferencias fueron obviadas, pues el grueso de los esfuerzos estaban dirigidos a reunir todas las enseñanzas dadas por el Bendito, pero ya para el Tercer Concilio las diferencias no podían ser ignoradas. Así, aproximadamente 100 años después de la muerte del Buda, hubo un movimiento hacia un estilo de Budismo más abarcador. Los primeros monjes se concentraron en la iluminación personal, buscando las respuestas espirituales para sí mismos, encerrados en los monasterios. Pero la información se limitó severamente a la comunidad laica, ya que se suponía que solo los monjes podían lograr la Budeidad. La población laica solo podía ayudar económicamente a la comunidad monástica, con la esperanza de renacer en los Cielos o como monje en una vida futura, para así alcanzar la liberación personal.

Durante los siguientes trescientos años, se desarrolló un grupo que creía que la compasión por toda la humanidad era una parte importante del Budismo, y que la enseñanza debería estar totalmente disponible para todos. Los que siguieron estos ideales expandidos se llamaron a sí mismos Mahayana, que significa el “Gran Vehículo”, y se refirieron a aquellos que se quedaron en la enseñanza tradicional como el grupo Hinayana, que significa el “Vehículo Pequeño”. En otras palabras, la implicación era que el enfoque Hinayana era individual y egoísta, mientras que el Mahayana estaba disponible para más personas. Al grupo original no le gustó el término Hinayana, y luego, siglos más tarde, se refirieron a sí mismos como Theravada, el camino de los Ancianos. Los seguidores del Hinayana se enfocaron en las primeras enseñanzas del Buda (donde él se describió simplemente como un maestro), aquellas que eran meramente preparatorias y solo revelaban una porción de las enseñanzas completas que el Buda reveló posteriormente en su vida. En cambio, los seguidores del Mahayana se enfocaron mayormente en las enseñanzas finales (donde el Buda mismo se reveló como una encarnación compasiva del Dharmakaya o del Universo, quien asumió la forma de un maestro para traernos la sabiduría del Dharma y aliviar el sufrimiento). Los grupos Hinayana decidieron ignorar estas enseñanzas posteriores como elaboraciones innecesarias y enfocarse solo en las enseñanzas primeras del Buda (el Buda mismo entendió esta prerrogativa, aunque la criticó, entendiendo que todos tienen su pripio proceso en asimilar la Verdad). Esto marcó la división histórica más grande dentro del Budismo, la cual existe aún en nuestros días. El Budismo Primitivo basado en el modelo Hinayana es usualmente llamado Theravada (aunque este es el nombre de una serie de escuelas entre muchas) se encuentra hoy en Sri Lanka, Birmania, Tailandia y Camboya, mientras que el Mahayana se dirigió al norte hacia China y desde allí a Japón, Tíbet y Corea. El grupo Hinayana se ha mantenido bastante unificado, pero el grupo Mahayana nuevamente se dividió en varias ramas, incluido el Budismo Zen, el Budismo Tierra Pura y el Budismo Tántrico o Vajrayana, pero todas son Mahayana.

No obstante, debemos destacar que, inicialmente, debido al enfoque abierto del Buda a todas las filosofías religiosas, y su tolerancia de todos los buscadores genuinos, los grupos Hinayana y Mahayana no tienen antecedentes de conflictos importantes y, en los primeros días, a menudo compartían el mismo monasterio entre ellos.

Pero el concepto de “Yana”, “balsa” o “vehículo”, vino del Buda. La India era una tierra que estaba atravesada por muchos ríos y canales, y el camino era principalmente en ferry o balsa. Así que describió el viaje espiritual como uno que necesitaba una balsa, una filosofía que podría dar un paso más en el camino hacia la Iluminación. El Buda mismo clasificó su enseñanza en Yanas, distinguiendo sus enseñanzas primitivas de sus enseñanzas finales. Es por eso que escuelas como la escuela Tiantai china y la escuela Tendai japonesa se llaman “Perfectas y Completas”, ya que se basan en las enseñanzas completas y finales del Buda, a la vez que enmarcan las enseñanzas del Budismo Primitivo dentro de su sistema de clasificación unificador.

Con este preámbulo, podemos destacar las diferencias principales entre las ramas Hinayana y Mahayana en una tabla:


Como podemos apreciar en la tabla, otra diferencia significativa está en el énfasis en el ideal del Arhat, o persona iluminada, y el Bodhisattva, o guía espiritual. El Buda, en sus primeros días, utilizó el termino Arhat para referirse a una meta espiritual dentro de la comunidad monástica. Un Arhat era entonces una persona que había alcanzado el estado espiritual más elevado dentro de la comunidad monástica. Pero posteriormente, el Buda se refirió al concepto del Bodhisattvas antes de su muerte, revelando que el estado del Arhat era un estado de iluminación parcial y egoísta, ya que no existía salvación individual sin la inclusión de todos los demás seres sintientes. Pero no fue crucial para los budistas originales. Sin embargo, con el desarrollo del Budismo Mahayana, los Bodhisattvas se convirtieron en una parte importante del nuevo pensamiento. Un Bodhisattva significa “un ser iluminado” y el ideal del Bodhisattva es aquel que ha alcanzado la máxima comprensión y retrasa su Iluminación final para ayudar a otros a progresar espiritualmente. 

En el Budismo Hinayana, un Bodhisattva es un Buda antes de alcanzar la Budeidad, y usualmente, el termino está reservado para el Buda Shakyamuni. En el Budismo Mahayana, por otro lado, todos los budistas practicantes son aprendices Bodhisattvas. En el camino, las diversas sectas introdujeron una gama de figuras de Bodhisattva de alto nivel, que representan diferentes valores a buscar, como la sabiduría y la compasión, y que pueden brindar protección a quienes rezan a ese Bodhisattva en particular. Por ejemplo, el Bodhisattva Avalokiteshavara representa la compasión, mientras que el Bodhisattva Manjushri representa la sabiduría. Esto no es diferente a los santos de las iglesias cristianas.

Espero que este breve recuento ayude a todos los buscadores en su travesía por el profundo y amplio océano del Budismo.

* Utilizo el término Hinayana para nombrar aquellas escuelas que siguen el Budismo Primitivo, y no el termino Theravada, ya que el nombre Theravada solo agrupa un conjunto especifico de escuelas y no es utilizado por la mayoría de las escuelas antiguas.