Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Sunday, November 1, 2020

Textos Fundamentales del Budismo Tendai: Endonsho - Un Comentario a la Perfecta y Repentina Calma y Contemplación

 El Budismo Tendai es una escuela tradicional ortodoxa de Budismo japonés que se basa en las Enseñanzas Perfectas y Completas del Buda en el mundo. La escuela Tendai, a diferencia de otras escuelas, abarca todas las enseñanzas y prácticas budistas dadas por el Buda en sus más de cuarenta años de predicación, y las presenta a la luz de su Enseñanza Máxima y Superior. Esto hace que la escuela Tendai contenga una enseñanzas no promulgadas por las otras escuelas budistas en el mundo. Para poder ilustrar sus enseñanzas, la escuela Tendai cuenta con una larga tradición hermenéutica y exegética que clasifica y presenta las enseñanzas del Buda de acuerdo con su intención original. 

Entre los Textos Fundamentales, se encuentran los escritos del Gran Maestro Chih-i (Tendai Daishi 538-597), el fundador de la escuela Tiantai china (precursora de la escuela Tendai japonesa). El Gran Maestro Chih-i fue quien originalmente catalogó cronológica y cualitativamente todas las enseñanzas dadas por el Buda durante su predicación en la Tierra, regresando el Budismo a sus verdaderos orígenes y reclamando su intención original, y por ello, sus escritos son fundamentales para entender cabalmente las Enseñanzas Perfectas y Completas. Ya hamos hablado anteriormente sobre la vida y la obra de este Gran Maestro. Hoy, estudiaremos y comentaremos brevemente el Endonsho, que se puede traducir como el "Tratado de la Perfecta y Repentina Calma y Concentración", un extracto de su magnum opus, el Maka Shikan ("Gran Calma y Concentración"). El mismo puede ser considerado como el "Sutra del Corazón de la escuela Tendai" ya que presenta el monismo budista de la tradición del Loto y forma parte de las bases de la meditación en la escuela Tendai. El mismo es recitado litúrgicamente en muchos templos Tendai aún hoy día. Esta es una exégesis basada en la larga tradición comentarial, las enseñanzas de mi maestro, y mis propias concluciones. Todo error es enteramente mío.

Endonsho

La Perfecta y Repentina Meditacion de la Calma (Samatha) y la Contemplación (Vipassana), desde el principio, lleva como su objeto la Realidad Ultima. No importa cuál sea el objeto de la contemplación, es idéntico al Camino Medio. No hay nada que no sea la verdadera realidad. Cuando uno fija la mente en el Dharmadhatu (Reino Dhármico - Universo) como objeto y unifica la atención en el Dharmadhatu tal y como es, entonces no hay una sola visión ni olor que no sea el Camino Medio. Lo mismo sucede con el reino del ser, el reino del Buda, y el reino de los seres vivos. Dado que todos los agregados y los sentidos del cuerpo y la mente son el Vacío, no existe el sufrimiento. Dado a que la ignorancia y las aflicciones son idénticas en sí mismas a la Iluminación, no hay sufrimiento que erradicar. Puesto que los dos puntos de vista extremos son el Camino Medio y los falsos puntos de vista son la manera correcta, no hay un camino que deba ser cultivado. Dado a que el Samsara es idéntico al Nirvana, no hay extinción que alcanzar. Debido a la inextistencia intrínseca del sufrimiento, su origen y su eliminación no existen; debido a la inexistencia de la ruta y su cesación  no existe lo supramundano. Como único, la Realidad Pura es todo lo que existe - no hay entidades, ni nada que exista fuera de ella. Todas las entidades estan, por naturaleza, reposando y se encuentran en "Calma", que, aunque inactivas, su naturaleza es siempre luminosa, y se llama "Contemplación". Aunque se hace una distinción verbal entre las etapas anteriores y posteriores de la práctica, no hay dualidad última, ni hay distinción entre ellas. Esto es lo que se llama "la Calma y la Contemplación Perfecta y Repentina”.

Usted debe saber que la persona y la tierra son el único momento de pensamiento que comprende los Tres Mil Aspectos. Por lo tanto, cuando uno alcanza el Camino, de acuerdo con este principio, el cuerpo y la mente en ese momento pervaden el Reino del Dharma.

* * *

La Perfecta y Repentina Meditacion de la Calma (Samatha) y la Contemplación (Vipassana), desde el principio, lleva como su objeto la Realidad Ultima. Este es un Tratado que forma parte de los Textos Fundamentales de la tradición del Loto y de la escuela Tendai. El mismo trata de ilustrar la Realidad Ultima o el Absoluto, la primera de las Tres Verdades formuladas por el Gran Maestro Chih-i. Aquí, Chih-i trata de explicar cuál es el verdadero objeto de la meditación budista: alcanzar el Infinito, el Absoluto, la Realidad Ultima - la unidad fundamental con el Buda Eterno. Para ello, Chih-i nos aconseja utilizar la meditación Shikan, la práctica meditativa principal de la escuela Tendai. Shikan es una palabra japonesa que une dos modalidades complementarias de meditación. "Shi" se refiere a Samatha, o la práctica de calmar la mente a través de la adopción de una postura conductiva para la meditación, del control pacífico de la respiración y de las fluctuaciones mentales. Es como si la mente fuera un lago, cuya superficie es movida por el soplar del viento, que simboliza nuestros pensamientos. Una vez podemos calmar el viento, podemos profundizar y ver el fondo del lago, así como el lago refleja a su vez todo su entorno en su superficie. Entonces, pasamos a "Kan", que se refiere a Vipassana, donde entonces contemplamos y nos concentramos sobre la Verdadera Naturaleza de la Realidad. Aunque este sea nuestro objeto, podemos meditar y contemplar otros elementos del Dharma, como las Cuatro Nobles Verdades, la Originación Interdependiente, así como alguna otra enseñanza budista, o podemos recitar el Nembutsu ("Namu Amida Butsu"), o un mantra, o realizar una visualización, entre otras prácticas budistas. 

No importa cuál sea el objeto de la contemplación, es idéntico al Camino Medio. No importa sobre qué meditemos en Vipasana, todo es parte del Absoluto - la Realidad Ultima. Esto hace referencia nuevamente a las Tres Verdades estipuladas por el Gran Maestro Chih-i. La Triple Verdad tiene su genesis en los escritos de Nagarjuna con las Dos Verdades. La doctrina de las Dos Verdades diferencia entre dos niveles de “Satya”, que significa “verdad” o "que realmente existe" en el discurso del Buda: (1) la Verdad "Convencional" o "provisional" (saṁvṛti), y (2) la Verdad "Ultima" (paramārtha). Para Nagarjuna, las dos verdades son verdades epistemológicas. El mundo fenoménico se concede una existencia provisional. Se declara que el carácter del mundo fenoménico no es ni real ni irreal, sino lógicamente indeterminable. En última instancia, los fenómenos están vacíos (Sunyata) de un ser o esencia inherente, pero existen dependiendo de otros fenómenos (Pratītyasamutpāda – Originación Dependiente). La Triple Verdad es una doctrina Tendai que lleva las dos Verdades de Nagarjuna y la Escuela Madhyamaka a su culminación. La Triple Verdad se concretizó con los escritos de Tientai Chih-i, el fundador de la escuela Tendai (Tientai) en China. La Triple Verdad es: (1) la Verdad de la Vacuidad, o que todas las cosas surgen de acuerdo a causas y condiciones - esta es la Realidad Ultima o el Absoluto (el Uno), (2) la Verdad de la Convencionalidad, o la reafirmación de la importancia del mundo mundano - aunque todo es Vacuidad, las cosas existen convencional y provisionalmente (el mundo dual) y (3) la Verdad del Camino Medio o la afirmación de la Vacuidad y la realidad convencional de todas las cosas. Estos tres aspectos no pueden ser independientes uno del otro. Esta doctrina ocupa una posición central en el Tientai y es considerada como la enseñanza máxima del Buda. Es por eso que el Endonsho dice que: No hay nada que no sea la Verdadera Realidad. Esto es porque aunque parezca que vivimos en el mundo de la dualidad, este mundo de la dualidad existe dentro del mundo de la unidad; si bien parece que existen muchos objetos y seres sintientes, todos somos uno.

El Endonsho continúa tratando de mostrarnos qué debe ser el verdadero objeto de contemplación de la meditación budista y por qué no existe nada que no sea la Verdadera Realidad: Cuando uno fija la mente en el Dharmadhatu (Reino Dhármico - Universo) como objeto y unifica la atención en el Dharmadhatu tal y como es, entonces no hay una sola visión ni olor que no sea el Camino Medio. Cuando fijamos nuestra mente ya calmada y contemplamos la Verdadera Naturaleza de la Realidad, podemos ver nuestra Verdadera Naturaleza y reconocer nuestra unidad fundamental con la totalidad de la existencia. En esta unidad, no existe lo sagrado ni lo profano, lo bueno ni lo malo - todo es un campo unificado de Talidad (Tathata). Es por esto que la meditación es una especie de comunión con el Buda (Cosmos). Cuando meditamos, abrimos nuestros seres finitos con el Infinito (Universo - Buda), y realizamos nuestra Unidad Fundamental - este es el Despertar. 

Lo mismo sucede con el reino del ser, el reino del Buda, y el reino de los seres vivos. Estos son las Tres Existencias del Ichinen Sanzen o los Tres Mil Mundos en un Instante, que significa que existe una unidad fundamental entre el ambiente, los seres sintientes y la Budeidad. Todo es una manifestación temporal de la realidad atemporal y eterna de la Budeidad. Dado que todos los agregados y los sentidos del cuerpo y la mente son el Vacío, no existe el sufrimiento. En la Absoluta Unidad, no existe el sufrmiento, porque todo es uno. Dado a que la ignorancia y las aflicciones son idénticas en sí mismas a la Iluminación, no hay sufrimiento que erradicar. Dado a que todo es uno, y existe en su "psoción dhármica" todo es como debe ser, y no hay nada que afirmar ni negar. Puesto que los dos puntos de vista extremos son el Camino Medio y los falsos puntos de vista son la manera correcta, no hay un camino que deba ser cultivado. Los "dos puntos de vista extremos" son el eternalismo (todo es eterno) y el nihilismo (nada existe); ambos son falsos porque son verdades a medias; dos caras de la misma moneda - solo el Camino Medio muestra la Verdadera Naturaleza de la Realidad. Aquí, el Endonsho nos revela que en la Realidad Ultima no aplican las Cuatro Nobles Verdades ni el Noble Sendero Octuple. Como vemos, el Endonsho nos está tratando de mostrar cómo podemos ver las cosas desde el Absoluto o la Realidad Ultima - la Absoluta Unidad. Dado a que el Samsara es idéntico al Nirvana, no hay extinción que alcanzar. Esta es una de las conclusiones lógicas y una de las enseñanzas budistas más elevadas e importantes de la escuela Tendai: la total interconexión e identidad del Samsara (la existencia cíclica) con el Nirvana (la Iluminación y la Realidad Ultima). Esto lo afirma nuevamente cuando dice que: Debido a la inextistencia intrínseca del sufrimiento, su origen y su eliminación no existen; debido a la inexistencia de la ruta y su cesación  no existe lo supramundano. Como único, la Realidad Pura es todo lo que existe - no hay entidades, ni nada que exista fuera de ella. Solo existe la energía de vida de la Talidad, la cual forma y guía todo en el Universo. El Buda (Tathagata - Aquel Que Viene de la Talidad) es una personificación compasiva del Universo, quien en su infinita compasión nos revela la sabiduría del Dharma para ayudarnos a aliviar el sufrimiento (auto-creado, pues no existe en la Realidad Ultima) y ayudar igualmente a los demás seres sintientes a realizar la Unidad Fundamental con la Existencia. Todo es sagrado. Es por ello que el Budismo Tendai es un monismo místico. Esto fue lo que el Buda reveló durante los últimos ocho años de su existencia en sus últimos dos sermones: el Sutra del Loto y el Sutra del Nirvana, los cuales transforman y alteran radicalmente todas las enseñanzas dadas anteriormente, las cuales fueron dadas para preparar mentalmente a los seres sintientes para estas verdades.

Siendo un Tratado teórico para la práctica de la meditación, el Endonsho continúa diciendo que: Todas las entidades estan, por naturaleza, reposando y se encuentran en "Calma", que, aunque inactivas, su naturaleza es siempre luminosa, y se llama "Contemplación". Esto nuesvamente afirma el caracter dual pero complementario de la Realidad Abosulta (Monismo - Uno - Vipassana) y la Realidad Convencional (Mundo Convencional - Muchos - Samatha). La Realidad Untima del Absoluto, o Vipassana, se manifiesta en la Multiplicidad, Samatha. No obstante: Aunque se hace una distinción verbal entre las etapas anteriores y posteriores de la práctica, no hay dualidad última, ni hay distinción entre ellas. Esto es lo que se llama "la Calma y la Contemplación Perfecta y Repentina”. 

Usted debe saber que la persona y la tierra son el único momento de pensamiento que comprende los Tres Mil Aspectos. Esto se refiere a la doctrina Tendai del Ichinen Sanzen expuesta en el Sutra del Loto y sistematizada por el Gran Maestro Chih-i, de que cada momento de la vida abarca todas las posibilidades de la existencia, dado a que todos los fenómenos y los seres en el universo estan fundamentalmente interconectados. Cada momento de existencia de todos los seres vivos (Ichinen) está dotado de los Tres Mil Mundos o Reinos Fenoménicos (Sanzen). "Ichinen" significa un momento de la vida. "Ichi" significa "uno" y significa la única Realidad Ultima o el Camino Medio de la naturaleza del Dharma. Un solo momento de existencia abarca todos los elementos que forman la vida de un mortal común, como el cuerpo y la mente, y la causa y el efecto. El término se refiere a todas las formas de existencia. "Sanzen" significa "Tres Mil Mundos o Reinos Fenoménicos", pero es un número simbólico que incluye todos los fenómenos del universo entero. El Ichinen Sanzen describe en su totalidad la verdadera entidad, o naturaleza, del Universo, percibido a través de la sabiduría (omnisciencia y omnipresencia) del Buda. Esta doctrina enseña que incluso la parte más pequeña de vida que posee una sola entidad está realmente dotada de todos los fenómenos de los tres mil reinos diferentes. Dado a la unidad fundamental de todo en el universo, o sea, dado a que todos somos una manifestación (consciencia temporal y finita) del Buda Eterno (consciencia pura abolusta e infinita), podemos alcanzar la unidad (Despertar) con el Universo (Buda) aquí y ahora, en esta vida yu en este cuerpo, a través de la meditación Shikan (Samatha y Vipassana). Por lo tanto, cuando uno alcanza el Camino, de acuerdo con este principio, el cuerpo y la mente en ese momento pervaden el Reino del Dharma. Al experimentar y realizar la Verdadera Naturaleza de la Realidad, a través de la meditación, nuestra vida, en nuestra forma actual, manifestará el estado de la Iluminación - alcanzamos la unidad y nos fusionamos (Despertamos) con el Universo (Buda), así como una gota se funde en el océano.