Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Saturday, September 19, 2020

Budismo de Compasión y de Fe: Ciclo de Lecturas sobre los Sutras del Buda Amida - El Sutra Largo III

  Tradicionalmente, el Templo Tendai de Puerto Rico tiene una Ciclo de Estudio y Lectura sobre los Sutras del Buda Amida. Dado a la pandemia mundial, no nos hemos podido reunir. Pero todo problema conlleva una oportunidad, y en nuestro caso, nos brinda la bendición de hacer estas lecturas públicas en este blog, para el beneficio de la Sangha y de toda la comunidad Hispana. 

Los Sutras del Buda Amida son una colección de tres Sutras, o tres sermones dados por el Buda Shakyamuni mientras predicaba en el mundo, y en los mismos, el Buda nos revela que además de él, existen otros Budas en el Universo, como el Buda Amida, el Buda de la Luz y la Vida Infinita. En estos Sutras, el Buda nos narra sobre quién es el Buda Amida, cuáles fueron sus votos, y qué hay que hacer para renacer en su Tierra Pura de la Bienaventuranza. Estos Sutras fueron tan populares que, en Japón, un monje Tendai llamado Honen y su discípulo Shinran crearon escuelas independientes centradas exclusivamente en sus prácticas. 

En nuestra primera entrada, vimos un breve comentario sobre el Sutra Corto. Hoy continuaremos nuestro estudio breve de una parte del segundo Sutra, llamado el Sutra del Buda de la Luz y la Vida Infinita, mejor conocido como el "Sutra Largo". Como mencionamos anteriormente, no tocaremos el Sutra en su totalidad, por su longitud, sino que destacaremos las partes más importantes y sus enseñanzas. Al igual que nuestras series pasadas, el mismo es una humilde exégesis propia basada en la larga tradición comentarial y las Enseñanzas Completas y Perfectas de la escuela Tendai. Todo error es enteramente mío.

En nuestra entrada pasada, apredimos quién es el Buda Amida, qué votos hizo para convertirse en un Buda y el logro de los mismos, y vimos los detalles más importantes sobre su Tierra Pura de la Felicidad, el Reino del Nirvana, así como los tres tipos de Renacimientos. 

Luego de que el Buda Shakyamuni le explicara a Ananda sobre las maravillas de la Tierra Pura del Buda Amida, el Buda explica: "La majestuosa virtud de Amitayus es ilimitada. Todos los innumerables, incontables e inconcebibles Budas, Tathagatas, en los mundos de las diez direcciones lo alaban. Innumerables e incontables Bodhisattvas en las tierras del Buda del mundo oriental, tan numerosos como las arenas del río Ganges, todos sin excepción, visitan a Amitayus para adorarlo y hacerle ofrendas a él y a la asamblea de Bodhisattvas y Shravakas. Habiendo escuchado la enseñanza, la exponen para guiar a la gente hacia el Camino del Buda, igual es en el sur, oeste y norte, así como en los cuatro mundos intermedios, arriba y abajo". Luego, el Buda repite en verso, con más detalles, sobre las visitas de los otros Budas y Bodhisattvas de las diez direcciones a la Tierra Pura del Buda Amida. Todos los Bodhisattvas y aspirantes de las diez direcciones en el mundo dhármico visitan la Tierra Pura del Buda Amida para recibir predicciones de Budeidad. A su vez, el Sutra destaca y afirma muchas de las cosas que hemos dicho a manera de exégesis en nuestro ciclo de lecturas:

"Cuando vayas a su gloriosa Tierra Pura,
Adquirirás instantáneamente poderes sobrenaturales.
Habiendo recibido, sin falta, predicciones de Amitayus,
Alcanzarás la Iluminación Perfecta.

"Por el poder de los votos originales de ese Buda,
Todos los que escuchan su Nombre y desean nacer,
Nacerán, sin excepción, en su tierra
Y entran sin esfuerzo en la Etapa de No-retroceso".


Esto nos muestra y confirma que el Renacimieno es en sí mismo el Despertar. El Budismo Tierra Pura, el Budismo de la Compasión, es un camino paralelo y complementario al Budismo de la Sabiduría, que utiliza la metáfora del Buda Amida para representar la Budeidad Innata; el Nembutsu es la práctica reflexiva que nos conduce al Despertar, el Renacimiento; y la Tierra Pura es el logro del Nirvana. 

"Sin una reserva de bondad de vidas pasadas,
No se puede escuchar este Sutra;
Pero aquellos que han observado estrictamente los preceptos
Pueden escuchar el Dharma correcto"

Si estas leyendo estas líneas, es porque ya has realizado ofrendas a los Budas en el pasado, y ahora continúas tu Camino en el Budismo, realizando el trabajo del Bodhisattva, y algún día, los seres del futuro leerán sobre esta y todas tus vidas pasadas, cuando ya hayas alcanzado el Despertar y te conviertas en un Buda. ¿Qué tipo de vida leerán? ¿Cóomo conduces tu práctica? Debemos aspirar a llevar vidas dignas de recuentos. En última instancia, ya eres un Buda en el futuro...ya algún Buda está contándole a una o múltiples asambleas sobre tus vidas y tus votos. Es siempre importante tratar de vivir una vida cónsona con nuestros principios. 

"Alguien que ha conocido a un Honrado por el Mundo en el pasado
Puede aceptar esta enseñanza.
Una persona así adora respetuosamente, oye
Y la sostiene y se regocija tanto como para bailar.

"Gente arrogante, corrupta e indolente
No puede aceptar fácilmente esta enseñanza.
Pero aquellos que han conocido a Budas en sus vidas pasadas
Se alegran de escucharla".

Es triste ver como muchas personas desprecian el Budismo de la Compasión, el Budismo de la Tierra Pura. El Budismo de la Compasión no es un camino individual ni separado, sino que es uno y complementario con el resto del Buddhadharma. Es solo que no ha sido explicado de la forma correcta. Esto es lo que aspiro con esta serie de lecturas. 

"Ni los shravakas ni los Bodhisattvas pueden saber
La Mente del Sabio exhaustivamente;
Son como los que nacen ciegos
Y, sin embargo, desean guiar a otros".

Existen muchos "maestros" en internet. Algunos de ellos son tan osados como para escribir sobre el Dharma y presentar sus puntos de vista como enseñanzas budistas. Es por eso que es importante indagar sobre le trasfondo y comparar sus enseñanzas con lo que otras personas de igual o superior grado. Sino, son como ciegos tratando de guiar a otros, y hacen un gran daño. Este blog y su ministro pertenecen a la escuela Tendai, la escuela más amplia e inclusiva de Budismo en el mundo.

"El océano de la sabiduría del Tathagata
Es profundo, vasto e ilimitado.
Incluso los sabios del Hinayana no pueden comprenderlo;
Solo el Buda lo sabe claramente.

"Supongamos que todos los seres humanos,
Sin excepción, han alcanzado la Iluminación
Y, con pura sabiduría, comprendieran la Vacuidad original.
Incluso si reflexionaron sobre la sabiduría del Buda durante miles de kalpas,
Y lo expuso con el mayor esfuerzo a lo largo de sus vidas,
No llegarían a un conocimiento exhaustivo del mismo.
Por tanto, la sabiduría del Buda es ilimitada
Y pura hasta el fondo.

"Obtener la vida humana es extremadamente difícil;
Encontrar un Buda en este mundo también es difícil;
También es difícil para un ser humano adquirir fe y sabiduría.
Una vez que hayas escuchado el Dharma, esfuérzate por llegar a su corazón".

Todos hemos plantado las suficientes causas y condiciones virtuosas y hemos sido lo suficientemente afortunados como para encontrar el Dharma en esta vida. Es importante que ahora tratemos de aprenderlo, profundizar en el y aplicarlo en nuestras vidas para revelar nuestra Budeidad Innata rápidamente y salvar a todos los seres sintientes. 

"Si has escuchado el Dharma y no lo olvidas,
Sino que lo adoras y reverencias con gran alegría,
Tú eres mi buen amigo. Por esta razón,
Debes despertar la aspiración por la Iluminación.

"Incluso si el mundo entero está en llamas
Asegúrese de atravesarlo para escuchar el Dharma;
Entonces seguramente alcanzarás la Iluminación del Buda.
Y en todas partes librarás a los seres del río del nacimiento y la muerte".

Qué hermosas palabras, directo de la boca del Iluminado. Luego de describir la visita de los diferentes Budas y Bodhisattvas a la Tierra Pura, el Buda Shakyamuni le explica a Ananda que el Buda Amida está siempre acompañado por dos grandes Bodhisattvas:

"Uno se llama Avalokiteshvara y el otro, Mahasthamaprapta. Ambos habían realizado prácticas del Bodhisattva en este mundo y, al final de sus vidas, nacieron por transformación en esa Tierra Pura del Buda. Ananda, los seres sintientes nacidos allí, todos poseen las treinta y dos características físicas de un Gran Hombre, así como la sabiduría perfecta, con la que penetran profundamente en la naturaleza de todos los dharmas y alcanzan su esencia sutil. Sus poderes sobrenaturales no conocen obstrucciones, y sus sentidos físicos son agudos y claros".

Hemos hablado en innumerables ocasiones sobre estos dos grandes Bodhisattvas, Avalokiteshvara (Kannon) y Mahasthamaprapta (Seishi). Estos representan la Compasión y la Sabiduría respectivamente, y refuerzan la enseñanza de que estas dos modalidades son complementarias y no excluyentes, y que un verdadero Budismo Completo debe incluir ambas. Ambos representan las dos virtudes de todos los Budas, las dos cualidades innatas a descubrir por todos los seres, y los dos caminos o prácticas complementarias para acceder al Corazón de la Existencia y alcanzar el Despertar. 

"Los Bodhisattvas nacidos en esa tierra de Buda exponen el Dharma correcto cuando es apropiado y, debido a que están de acuerdo con la sabiduría de la Iluminación, sus exposiciones son infalibles y libres de error. Con respecto a la miríada de cosas en esa tierra, no hay ningún pensamiento de posesión o apego. Ya sea yendo o viniendo, avanzando o permaneciendo, sus corazones están desapegados, sus actos están de acuerdo con su voluntad y son irrestrictos, y no tienen ningún pensamiento de discriminación. En ellos no hay idea de sí mismos o otros, sin idea de competencia o disputa. Con un corazón de gran compasión para beneficiar a todos los seres vivos y con ternura y dominio propio, no tienen enemistad ni rencor contra nadie. Libres de obstáculos mentales, son puros de mente y sin indolencia. Imparciales, de mente noble, sinceros y tranquilos, sus corazones pueden reverenciar, apreciar y disfrutar el Dharma".

Es difícil para muchos poder conectar y aceptar las diferencias. Tristemente, vivimos en un mundo muy polarizado, donde las diferencias religiosas, políticas e ideológicas tienden a asumir dos bandos que usan todos los recursos disponibles a su alcance para prevalecer sobre el otro. Pero las cosas no deben de ser así. Debemos ver a todos los seres y reconocer, así como el Bodhisattva Jamás Despreciar, la Budeidad Innata en todos los seres, sobre todo, en aquellos seres con los que discrepamos. El universo es lo suficientemente grande y complejo como para abarcar la paradoja, y nuestras mentes muy finitas y ciegas como para comprender el perfecto orden en su funcionamiento. Es por ello que los Budas vienen a nuestros mundos. De ahí que se llamen Tathagatas: "Aquellos que Vienen". ¿De dónde vienen? de la Verdadera Realidad de la Unidad, y vienen a mostrarnos el Camino a ella. 

"Cada uno debe hacer un gran esfuerzo por escapar del Samsara y nacer en la Tierra de la Paz y la Provisión. Entonces, las causas de los cinco reinos del mal habiendo sido destruidos, naturalmente dejarán de serlo, y así progresarás sin obstáculos en tu búsqueda del Camino. La Tierra Pura es de fácil acceso, pero muy pocos van allí. No rechaza a nadie, naturalmente y atrae indefectiblemente a los seres. ¿Por qué no abandonas los asuntos mundanos y te esfuerzas por entrar en el Camino? Si lo haces, obtendrás una vida infinitamente larga y una dicha ilimitada".

El Buda Shakyamuni dice que todos los seres, sin importar si son de capacidad superior o inferior, virtuosos o pecaminosos, monjes o laicos, hombres o mujeres...todos los seres deben aspirar a renacer en la Tierra Pura. Es por ello que en el Budismo Tendai se incorpora la práctica Tierra Pura junto con todas las otras. No obstante, el Buda dice que si bien es de fácil acceso, pocos renacen allí. ¿Por qué? Porque no todos creen con fe y entrega, y el Buda no fuerza ni hace algo que uno no permita y acepte. La Luz del Buda Amida ahora mismo brilla sobre todos, y constantemente nos llama al Despertar, pero no nos fuerza ni nos obliga. Nosotros debemos de practicar y creer con total fe y entrega: esa es la llave para el Renacimiento. No hay que abandonar el mundo, sino verlo con los ojos de compasión de un Buda y aplicar los medios hábiles sabiamente para encaminar igualmente a los seres sintientes y salvarlos. 

"Los pueblos del mundo, siendo débiles en virtud, se pelean por asuntos que no son urgentes. En medio de la iniquidad abyecta y de las aflicciones extremas, se afanan con esmero para ganarse la vida. Nobles o corruptos, ricos o pobres, jóvenes o viejos, hombre o mujer, todas las personas se preocupan por la riqueza y la propiedad. En esto no hay diferencia entre ricos y pobres, ambos tienen sus ansiedades. Gimiendo de abatimiento y dolor, amontonan pensamientos de angustia o, impulsados ​​por urge, corren salvajemente en todas direcciones y no tienen tiempo para la paz y el descanso".

¿Qué mejor descripción sobre nuestra vida diaria? Constantemente peleamos por ideas abstractas que tienen poco o ningún valor sobre nuestra salvación, o que no aportan nada meritorio a nuestra vida que nos trasforme y nos haga mejores personas. En última instancia, esa es la mejor prueba de los frutos de la práctica: una mejora en nuestro trato a los demás, al mundo y a nosotros mismos. Tristemente, muchas veces vemos que las personas utilizan el Budismo y otras prácticas espirituales para sentirse mejor, sin realmente efectuar una transformación en sí mismos que traduzca ese sentimiento a su trato para con sus semejantes y con todos los seres sintientes en este mundo. Otros, se quejan del sufrimiento y de sus circunstancias pero no toman los pasos proactivos necesarios para mejorar sus vidas. Es por eso que debemos hacer espacio en nuestras vidas para alimentar nuestro espíritu, calmar la mente y escuchar el llamado del Infinito. 

El Sutra continúa describiendo las dificultades que atormentan a los seres sintientes en el Samsara:

"Por ejemplo, si poseen campos, se preocupan por ellos. Si tienen casas, se preocupan por ellos. También están ansiosos por sus seis tipos de animales domésticos, como vacas y caballos, por sus sirvientes y sirvientes, dinero, riquezas, ropa, comida y enseres. Con problemas cada vez más profundos, suspiran repetidamente, y la ansiedad los atormenta y aterroriza cada vez más. Puede ocurrirles una desgracia repentina: todas sus posesiones pueden ser destruidas por el fuego, arrastradas por las inundaciones, saqueadas por ladrones o se apoderan de sus adversarios o acreedores. Luego, el dolor punzante los aflige y angustia incesantemente sus corazones. La ira se apodera de sus mentes, los mantiene en constante agitación, cada vez más aprieta, endurece su corazón y nunca los abandona.

"Cuando sus vidas terminan en condiciones tan agonizantes, deben dejar a todos y todo atrás. Incluso los nobles y los hombres ricos tienen estas preocupaciones. Con mucha ansiedad y miedo, soportan tales tribulaciones. Estallando en sudores fríos o fiebres, sufren sin tregua dolor.

"Los pobres y los desfavorecidos están constantemente en la indigencia. Si, por ejemplo, no tienen campos, son infelices y los quieren. Si no tienen casas, son infelices y los quieren. Si no tienen ninguno de los seis tipos de servicios domésticos animales, como vacas y caballos, o si no tienen sirvientes ni sirvientes, o carecen de dinero, riquezas, ropa, comida o muebles, son infelices y también los quieren. Si poseen algunos de ellos, otros pueden ser. Si tienen esto, no tienen aquello, por lo que desean poseerlo todo. Pero, incluso si por alguna casualidad llegan a poseerlo todo, pronto será destruido o perdido. Entonces, abatidos y tristes, luchan volver a obtener tales cosas, pero puede ser imposible. Pensar en esto es en vano. Agotados en cuerpo y mente, se vuelven inquietos en todas sus acciones, y las ansiedades les siguen. Tales son los problemas que deben soportar. con sudores fríos o fiebre, sufren un dolor incesante. Tales condiciones pueden resultado en el final repentino de sus vidas o una muerte prematura. Como no hicieron ningún bien en particular, ni siguieron el Camino, ni obraron virtuosamente, cuando mueran, partirán solos a un mundo inferior. Aunque están destinados a diferentes estados de existencia, ninguno de ellos comprende la ley del karma que los envía allí.

"Las personas del mundo, padres e hijos, hermanos y hermanas, esposos y esposas, y otros miembros de la familia y parientes, deben respetarse y amarse unos a otros, absteniéndose del odio y la envidia. Deben compartir las cosas con los demás y no ser codiciosos y miserablemente, siempre hablen palabras amables con una sonrisa agradable, y no se lastimen".

Este Sutra contiene lecciones morales y éticas que superan incluso las del Sutra más famoso y citado en este aspecto, el Dhammaphada. 

"Si uno no está de acuerdo con los demás y se enoja, por pequeño que sea el rencor y la enemistad en esta vida, éstos aumentarán en la vida venidera hasta que se conviertan en una masa de hostilidad. Porque, si las personas se dedican a atormentar y dañar a cada uno otros en esta vida, tal conflicto no puede terminar inmediatamente en la destrucción mutua. Pero la amargura persistente y la furia furiosa se imprimen en la mente y, por lo tanto, naturalmente dejan marcas indelebles en la conciencia, de modo que los involucrados renacerán casi al mismo tiempo para vengarse el uno del otro.

"Además, en medio de los deseos y apegos mundanos, uno viene y va solo, nace solo y muere solo. Después de la muerte, uno va a un estado de existencia doloroso o placentero. Cada uno recibe sus consecuencias kármicas y nadie más puede tomar su lugar. De acuerdo con los diferentes actos del bien y del mal, las personas están destinadas a los reinos de la dicha o el sufrimiento. Inalterablemente atados por su karma, parten hacia esos reinos completamente solos. Habiendo llegado al otro mundo, no pueden verse entre sí. La ley del bien y del mal los persigue naturalmente, y dondequiera que puedan renacer, la distancia y la oscuridad siempre los separan. Dado que sus caminos kármicos son diferentes, es imposible decir la hora de su reunión, y tan difícil volver a encontrarse. ¿Alguna vez se vieron una vez más?"

Aquí el Sutra nos ilustra vívidamente la Ley del Karma, la Ley de Causa y Efecto. Nosotros somos los amos de nuestra dicha o desdicha. Igualmente, el Sutra nos trae a la mente nuevamente la realidad de que la muerte es nuestro único destino certero. Es por eso que si bien el Budismo Tierra Pura nos ayuda a realizar nuestra Verdadera Naturaleza y conocer el Corazón de la Existencia de la Unidad, igualmente, nos ayuda a resolver el dilema de la vida y la muerte. En última instancia, el Nembutsu, el llamado del Infinito, si bien nos guía a nuestro Verdadero Hogar, igualmente, nos recuerda que si bien nuestro ser finito e individual es mortal, somos nutridos por la Vida Infinita que anima y mueve todos en el Universo.

"¿Por qué no abandonan todos los compromisos mundanos y se esfuerzan, mientras son fuertes y sanos, por perseguir el bien y buscar diligentemente la liberación del Samsara? Si lo hacen, podrán alcanzar la vida infinita. ¿Por qué no buscan el Camino? ? ¿Qué hay en este mundo que debería ser anhelado? ¿Qué placer hay que debería ser buscado?"

Muchas personas asocian el Budismo Tierra Pura con la muerte, y dejan este tipo de práctica para cuando estan entrados en edad. Pero, ¿quién sabe cuándo partirá? El Sutra dice: "De acuerdo con la ley básica de la impermanencia, es impredecible si la muerte ocurrirá en orden de antigüedad o al revés. Todas las cosas deben pasar. Nada es para siempre. Pocos creen esto, incluso si alguien les enseña y exhorta. Y así, la corriente de nacimiento y muerte continúa eternamente." Como no tenemos certeza de cuándo será nuestro último día en este mundo, debemos esforzarnos por practicar diligentemente y poner sus enseñanzas en práctica, para ya sea alcanzar la Budeidad en esta vida, o el Renacimiento en la Tierra Pura tras nuestra muerte. Por eso el Sutra dice: "Y así, incapaces de seguir el Camino, están nuevamente sujetos al sufrimiento en los reinos del mal en un ciclo interminable de nacimiento y muerte. ¡Qué miserable y lamentable es esto!". 

Pero el Buda, en su omnisciencia, ya sabe todo esto. Es por eso que el Buda nos legó 84,000 enseñanzas, ya que no todos los seres poseen la misma capacidad, naturaleza y necesidad. Todos somos diferentes, y sin embargo iguales; todos somos individuos con diferencias en capacidades, necesidades y naturalezas, pero todos somos humanos y estamos cegados por nuestras pasiones y deseos, entrelazados unos con otros en una inexplicable red de interconexiones en este Mundo Saha, en medio del océano del nacimiento y la muerte del Samsara. Por ello, no podemos iluminarnos solos; necesitamos los unos de los otros. Aquí radica la importancia de la Sangha. 

"Les he dicho la verdad sobre las personas del mundo. Siendo tal su modo de vida, no pueden entrar en el Camino. Por lo tanto, deben pensar profundamente y tratar de evitar el mal; elegir el bien y practicarlo con diligencia. Una vida de adicción a los deseos o una vida de pompa y vanagloria no puede durar mucho. Todos deben separarse; no hay nada que realmente puedas disfrutar. Ya que te has encontrado con un Buda en este mundo, debes practicar el Camino con asiduidad. desea nacer en la Tierra de la Paz y la Felicidad es capaz de alcanzar la pureza de la sabiduría y la supremacía en la virtud. No debe seguir los impulsos de las pasiones, romper los preceptos o quedarse atrás en la práctica del Camino".

Ya que hemos encontrado el Budismo, y de todas sus escuelas, la escuela más amplia y abarcadora, debemos de esforzarnos por estudiar, practicar y poner las enseñanzas en función en nuestra vida diaria. 

Luego de esto, el Bodhisattva Maitreya se postró en el suelo y le dijo al Buda Shakyamuni: "Tu majestuosa gloria, oh Buda, es sobrecogedora y tu exposición es sumamente placentera para mí. Habiendo escuchado tus enseñanzas, siento profundamente que la gente del mundo es como has descrito. Tu revelación compasiva del Gran Camino ha abierto nuestros ojos y oídos, despertándonos a la emancipación. Aquellos que han escuchado tus enseñanzas están todos llenos de alegría. Devas, humanos y seres inferiores, incluso aquellos que se arrastran, han sido bendecidos por su guía compasiva y por lo tanto han logrado la liberación del sufrimiento y la aflicción.

"La amonestación del Buda es de hecho profunda y apropiada, y su sabiduría examina claramente las cosas en las ocho direcciones, arriba y abajo, penetrando todo en el pasado, presente y futuro. Nuestra emancipación en la vida presente se debe enteramente a la perseverancia y el esmero del Buda y sus esfuerzos en sus vidas anteriores cuando buscaba el Camino. Su benevolencia cubre el mundo entero, y el alcance de su mérito es majestuoso y glorioso. Su luz penetra hasta los confines del espacio y guía a las personas al Nirvana. Él revela los Sutras, destruye los puntos de vista erróneos y somete a los demonios. Por lo tanto, su influencia se extiende sin límites en las diez direcciones. El Buda es el Rey del Dharma; su virtud sobrepasa la de todos los sabios. Él es el Maestro de todos los devas y humanos y les permite entrar en el Camino de acuerdo con sus deseos. Habiendo podido encontrarte, oh Buda, y también de escuchar el Nombre de Amida, todos hemos alcanzado la alegría y la Iluminación".

Que todos los seres puedan alcanzar el Renacimiento en esta vida. Continuaremos la próxima semana, donde concluiremos nuestro estudio de este Sutra.