Monday, August 10, 2015

Sermón - La Vida Eterna: Luz y Compasión para poder superar nuestras Dificultades



El Budismo del Loto, a diferencia de muchas otras escuelas, describe la verdadera naturaleza de la realidad en terminos positivos en vez de negativos. Es por eso que en vez de vacuidad, hablamos de talidad o potencialidad; y buscamos transformar las cuatro caracteristicas del sufrimiento, la impermanencia, impureza y no-ser en felicidad, eternidad, pureza y verdadero ser. Estas doctrinas se encuentran en el Sutra del Loto y el Sutra del Mahaparanirvana.

El Sutra del Loto nos enseña que todos estamos conectados a la Vida Eterna. Somos uno con la vida del Buda; tú eres parte esencial de su vida. Cuando creemos en el Buda y practicamos sus enseñanzas lograremos cambiar nuestras vidas.

Es egoísta pensar que hemos logrado todas las cosas en nuestra vida gracias a nuestros propios esfuerzos únicamente. Todo lo que hacemos lo hacemos gracias a la ayuda de cientos de miles de personas y seres que nos han brindado -directa o indirectamente- de su tiempo y esfuerzo para hacerlo posible. Esto se conoce en el Budismo como Originación Interdependiente. Igualmente, logramos hacer todo gracias a que estamos conectados a la vida del Gran Universo. 

Nada ocurre por nuestros propios esfuerzos únicamente. Todo lo hemos logrado gracias al poder del Buda. Siempre debemos de mantener esta actitud humilde. Este es uno de los más grandes secretos del universo.

Todos somos abrazados por el poder y la compasión del Buda. No debemos de olvidar que nunca estamos solos. Existen cientos de miles de Bodhisattvas ayudándonos constantemente.

Es por eso que no podemos dejarnos derrotar por los problemas wue enfrentamos día a día, ya que es en tiempos turbulentos que podemos entrar en el Camino Medio. Cuando nos sentimos derrotados, pensamos en no querer vivir y constantemente repasamos nuestros errores pasados, debemos de saber que podemos contar con la luz compasiva y sabia del Buda. Debemos de levantarnos de la desesperación, ya que estamos constantemente siendo sostenidos en las manos del Buda. Tampoco podemos desesperarnos, ya que todos nuestros problemas son oportunidades para refinar nuestras mentes y expiar mal karma.

El dolor y el sufrimiento son oportunidades para poner nuestra práctica en acción. Siempre que nos encontremos en alguna dificultad, debemos de reflexionar sobre qué esa experiecia esta tratando de mostrarnos.

Nuestras fallas y derrotas nos permitirán lograr grandes avances mañana. Las derrotas son dadas para poder entrenar nuestras mentes y recibir luz. Así, podremos simpatizar con los otros y ser compasivos, llevando luz a su vez a los demás.

Así, podemos transformar el sufrimiento, la impermancia, la impureza y el no-ser con las cuatro virtudes de una persona iluminada: felicidad, eternidad, pureza y verdadero ser.

No comments:

Post a Comment