Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.


Sunday, November 28, 2021

La Tesorería del Dharma de las Enseñanzas Perfectas y Completas: Las Enseñanzas del Shoshikan - Introducción a la Meditación Budista

 El Shoshikan (Hsiao Chih-kuan), que se puede traducir como la "El Pequeño Tratado de la Calma y la Contemplación", fue uno de los primeros tratados de meditación jamás escritos. El mismo fue compuesto por el Gran Maestro Chih-i (Tendai Daishi), el fundador de la escuela Tientai (Tendai) en China. La escuela Tientai rescató el verdadero propósito y mensaje del Buda para el mundo, el cual había sido olvidado o ignorado por los eruditos budistas por siglos, y con ello, influyó enormemente el desarrollo del Budismo Mahayana en el Este de Asia. Este tratado fue un pequeño libro escrito por el Gran Maestro Chih-i para resumir los puntos importantes para la práctica de la meditación budista tradicional de Shikan, o Samatha y Vipassana. En esta serie de Lecturas estudiaremos extractos del Shoshikan del Gran Maestro Tendai y veremos cuáles son sus implicaciones para nuestra práctica budista y nuestra vida diaria.

Hoy, en honor al Memorial del Gran Maestro Chih-i, comenzamos un nuevo Ciclo de Lecturas sobre el Shoshikan.

El Shoshikan es una gran obra, que aunque breve en lengitud, sigue siendo usada como texto introductorio a la práctica de la meditación dentro de la escuela Tendai. Este tratado fue escrito por el Gran Maestro Chih-i (538-597), el fundador de la escuela Tientai china, quien fue quien rescató la Tradición del Loto, iniciada por el Buda Shakyamuni con su sermón del Sutra del Loto, el cual exponía la totalidad de la Iluminación del Buda y revelaba su verdadera misión y legado en el mundo, pero que pasó al olvido por el tiempo y el descuido, hasta la llegada de Chih-i. 

El Shoshikan probablemente fue compilado mientras Chih-i se encontraba en el Monte Tientai (desde la edad de 38 a 48 años), un momento en el que tuvo su gran despertar a la Triple Verdad (de la Vacuidad o la Realidad Ultima [Unidad], la Realidad Convencional [Dualidad], y el Camino Medio), ya que es en este manual que Chih-i detalla la misma, y la doctrina forma una parte integral de la exposición en este texto.

Este texto es un manual introductorio para la práctica de la meditación tradicional budista. El texto abre con una exposición lúcida del equilibrio ideal de "Chih" (Samatha, o meditación Chan, y el estado concentrado y quiescente que se alcanza) y "Kuan" (Vipassana, o contemplación, y la sabiduría obtenida por ello). Para propósitos de nuestro estudio, usaremos "Chikuan", "Shikan", y "Calma" y "Concentración" (o "Contemplación") intercambiablemente. El texto continúa explicando los Veinticinco Medios para prepararse para la meditación, con instrucciones muy precisas sobre cómo sentarse y practicar la meditación.

Si bien el texto fue escrito con la intención de instruir a monjes budistas en la práctica de la meditación, veremos cómo podemos adaptar la misma a nuestras realidades y necesidades del mundo laico contemporáneo. Ahora, vayamos al texto y su comentario.

El Shoshikan comienza con una introducción de Chih-i a qué es la meditación Shikan, o de Samatha y Vipassana.

"Existen muchos caminos diferentes que conducen al Nirvana, pero el más importante para nosotros es el camino de la meditación. El verdadero propósito de la meditación es la práctica del control mental por el cual dejamos todo pensamiento y buscamos comprender la Verdadera Naturaleza de la Realidad en su Esencia. Es decir, es la práctica de 'Calmarse y Concentrarse (o Contemplar)' (Samatha y Vipassana). El detener todo pensamiento discriminativo nos ayudará a no acumular errores, mientras que la práctica nos ayudara a eliminar nuestros delirios. Calmar es una forma de refrescar la conciencia inferior, mientras que la Contemplación podría ser comparada con una pala de oro que abre un tesoro de riqueza trascendental. Calmarse es una entrada al maravilloso silencio y la tranquilidad de la Potencialidad (Dhyana-Samapatti); mientras que la concentración es una entrada a las riquezas de la intuición y la inteligencia trascendental (Matti-Prajna). A medida que uno avanza en este camino, uno entra en plena posesión de todos los medios para enriquecerse y beneficiar a los demás. En el Sutra del Loto leemos:

'Nuestro Señor el Buda permanece para siempre en la permanencia del Mahayana, tanto en su logro de la realización de la Verdad como en su enriquecimiento con los poderes sobrenaturales de la intuición y la inteligencia trascendental. Con estas calificaciones, trae la liberación de todos los seres sintientes'."

Aquí vemos que Chih-i comienza con la severación de que existen muchas formas de alcanzar el Despertar. Con ello, Chih-i enfatiza la visión católica, unificadora y abarcadora de la escuela Tendai de que todos los métodos budistas conducen a la Iluminación. Sin embargo, para propósitos de este texto, y en la opinión personal de Chih-i, de entre todos los métodos, uno de los más directos y efectivos es la meditación. ¿Por qué? Chih-i nos contesta que el verdadero propósito de la meditación es poder ver la Verdadera Naturaleza de la Realidad. Es ver la verdadera Unidad Fundamental de la Existencia. 

En la escuela Tendai, la meditación, a diferencia de otras escuelas, es una forma de comunión en donde unimos nuestro ser finito y falso con nuestro Verdadero Ser, el cual es uno con el Buda Eterno - la Energía de Vida del Cosmos. Cuando comulgamos con el Buda, podemos reconocer en nosotros nuestra Naturaleza Búdica, nuestra capacidad innata de alcanzar el Despertar, y podemos ver esa misma Naturaleza Búdica dentro de todos los seres sintientes y en el corazón mismo de la Existencia. El Universo entero es una gran matriz que nos conduce a nuestro Despertar.

Ahora, la meditación budista tradicional, a diferencia del Zen, tiene dos componentes: (1) Samatha, donde Calmamos la mente, y (2) Vipassana, donde concentramos nuestra Consciencia Fundamental en realizar la Verdadera Naturaleza de la Realidad. En la práctica de la meditación Samatha, uno calma la mente y comulga con el Buda, el Corazón de la Existencia, y accesamos a esa dimensión innata de calma, paz y armonía. Luego, la Contemplación nos permite reflexionar y penetrar en la profundidad de nuestra existencia, observando nuestros pensamientos, pasiones, deseos y egoísmo, podemos ver nuestro ser falso, individual y finito, cambiar nuestros patrones, y trascender nuestras limitaciones, accesando a nuestra Naturaleza Búdica y al funcionamiento incansable de la Gran Compasión y Sabiduría en nuestras vidas. 

¿Por qué no percibimos la Unidad Fundamental? Esto es porque vivimos en el Sueño de la Oscuridad de la Ignorancia. Vivimos pensando y sintiendo que somos algo separado e independiente del resto de la Existencia, y que todos los demás seres y objetos "fuera" de nosotros existen igualmente de forma independiente y separada. Esto hace que vivamos vidas egoístas, persiguiendo nuestros deseos y pasiones desenfrenadamente en un intento por llenar ese sentimiento de vacío que permea nuestra existencia. Esto hace que suframos, y en un intento por sentirnos completos, continuamos siguiendo nuestros deseos y pasiones, en vano, lo que hace que creemos mal karma, y continuemos el ciclo vicioso, vida tras vida, en la Rueda del Samsara. El Buda Eterno, encarnado en la forma del Buda Shakyamuni, apareció en el mundo hace más de 2,500 años para ayudarnos a Despertar de la oscuridad de la ignorancia, ayudarnos a aliviar nuestro sufrimiento, y mostrarnos cómo podemos Despertar a nuestra Unidad Fundamental.

Por medio de la meditación Samatha, podemos calmar la mente, reducir el flujo constante de pensamientos, que como nubes, tapan nuestra Consciencia Fundamental, y podemos ver claramente. Como dice Chih-i, es una forma de "refrescar la consciencia inferior", y poder ver el cielo abierto, claro y despejado. Luego, porm edio de la meditación Vipassana, podemos descubrir nuestra Naturaleza Búdica y nuestra unidad con la Existencia. Esta experiencia, realizada habitualmente, "perfuma", permea nuestra experiencia, y podemos regresar al mundo de la dualidad y actual con sabiduría y compasión. Cuando hacemos esto, nos beneficiamos tanto a nosotros, como a los demás.

Ambas modalidades de la meditación son necesarias. Uno debe de practicar Shikan: tanto Samatha (Calma) como Vipassana (Contemplación) para poder realizar la meditación de forma completa y correcta. Chih-i mismo nos dice:

"Podemos comparar estos dos poderes [de la calma y la concentración] a las ruedas de un carro y las alas de un águila. Si un seguidor tiene una sola, está dirigido a una vida desequilibrada. El Sutra dice:

'Aquellos que sólo practican la bondad y las bendiciones de Samapatti y no aprenden la sabiduría son para ignorantes, mientras que los que sólo practican la sabiduría y no aprenden la bondad y la compasión son desequilibrados'."

La meditación Shikan es solo una, con dos movimientos o modalidades, que surgen mutuamente; una lleva a la otra. En la prácrita completa y correcta de la meditación, no podemos ver la Calma como algo separado de la Contemplación. Claro, podemos practicar solo Samatha, o solo Vipassana, de forma separada en ciertas circunstancias. 

La meditación Samatha nos ayuda a recobrar nuestra paz, liberando la mente de todas las preocupaciones y distracciones externas. Digo recobrar, porque el Budismo nos dice que este estado de calma y paz es innato, y el mismo está disponible para todos, ya que muchas veces lo único que tenemos que hacer es respirar para calmar la mente de pensamientos aleatorios e intrusos (Anapanasati). Cuando practicamos Samatha, ocurren cuatro etapas de la meditación, que incluyen el desapego de la distracción, la concentración, la alegría y la ecuanimidad. Por medio de Samatha, podemos entrenar la mente para que se concentre en el presente, en lugar del pasado y el futuro. Vivir el momento nos permite vivir en el Camino Medio y a descubrir nuestra Naturaleza Búdica. 

De igual forma, si practicamos la meditación Vipassana, podemos profundizar en nuestro ser finito y falso y llegar a la raíz de nuestros patrones mentales limitantes, de nuestras pasiones y deseos, y podemos tomar pasos proactivos para encaminarnos en el Dharma y a vivir una vida más acorde con nuestra Budeidad Innata, y realizar el trabajo del Bodhisattva en el mundo.

No obstante, para tener una práctica budista completa y correcta, Chih-i nos aconseja practicar tanto Samatha como Vipassana. De lo contrario, el Shoshikan nos dice que la práctica del Samatha únicamente, nos puede volver tontos, mientras que la práctica del Vipassana únicamente, nos puede volver savios, pero no mejores personas. Si bien cada una de estas meditaciones, por si solas, poseen grandes beneficios para nuestros cuerpos, mentes y espíritus, como budistas, nuestra meta última es alcanzar el Despertar por el bien de todos los seres sintientes. Chih- nos dice:

"Aunque los errores que resultan del desequilibrio pueden diferir de los errores de la ignorancia, ambos conducen a una persona a los mismos puntos de vista falsos. Esto explica claramente que si uno va a alcanzar la Suprema Sabiduría Perfecta de una manera inmediata, debe mantener los dos poderes en igual equilibrio: debe de estar a la vez preparado y listo. El Sutra dice:

'Aunque los Arhats han desarrollado la inteligencia, no perciben la verdadera naturaleza del Buda. El Bodhisattva Mahasattva, al poseer los diez factores iluminadores de la permanencia, percibe la verdadera naturaleza de los Budas, pero si no la perciben es porque ponen demasiada atención en la inteligencia. Sólo los Budas la perciben perfectamente porque sus poderes de Samapatti y Prajna se han desarrollado por igual'."

Es por esto que la meditación Shikan es la forma de meditación budista más completa. Po medio de la meditación Shikan, podemos desarrollar calma (samapatti), expandir nuestra consciencia y llegar a nuestra Consciencia Fundamental, la cual es una con todo, y luego, podemos desarrollar sabiduría (Prajna) de nuestra Unidad Fundamental, y volver al mundo y actuar en el mismo de forma iluminada. 

"Por lo tanto, en conclusión, ¿no es correcto elaborar la inferencia de que la práctica de la meditación es la verdadera puerta a la Suprema Perfecta Iluminación? ¿No es el noble sendero que todos los seguidores del Buda deben seguir? ¿No es la meditación la estrella polar de toda bondad y la Suprema Iluminación Perfecta?

"Si alguien entiende a fondo lo que se ha dicho aquí sobre la meditación, apreciará que su práctica no es una tarea fácil. Sin embargo, en aras de ayudar a los principiantes a despejar su ignorancia y obstáculos y guiarlos hacia la Iluminación, vamos a ayudarles en todo lo posible por explicar la práctica de la meditación con palabras tan simples como sea posible, pero aun en las mejores circunstancias, su práctica será difícil. Sino, sería absurdo presentar lo contrario a profundidad. Este manual se explica en diez capítulos, que serán como los peldaños de una escalera que conducen a la Iluminación y el Nirvana."

Dado a que la meditación es una de las prácticas principales - de hecho, es la práctica principal - de la escuela Tendai, y del Sutra del Loto, el Gran Maestro Chih-i compuso este breve tratado: para que todos podamos descubrir nuestra Naturaleza Búdica y alcanzar el Despertar.

"Los que están realmente buscando la Verdad, pero están más avanzados, no deben despreciar este libro por el hecho de estar escrito de forma sencilla para principiantes. Deben ser humildes y prudentes debido a las dificultades que encontrarán en su práctica. Es posible que algunos serán capaces de digerir sus enseñanzas con gran facilidad y, en un abrir y cerrar de ojos, sus obstáculos serán abolidos y su inteligencia se desarrollará sin límites y también lo hará su comprensión supra-normal. Pero si lees el significado literal y no entras en su significado, no serás capaz de encontrar tu camino a la Iluminación, y la lectura será sólo una pérdida de tiempo. Tal lector se asemeja a un hombre pobre que pasa su tiempo contando las riquezas de otro hombre sin ser rico él mismo."

Muchas personas pueden sentir renuencia al acercarse a este manua porque piensan que meditar es sencillo, o que al tener experiencia en la práctica de la meditación, no necesitan leer más al respecto. Pero debemos aceptar que no importa cuánto sepamos o cuánta experiencia tengamos con algo, no lo sabemos todo. Este es un manual escrito por uno de los maestros de meditación más grandes e influenciantes en la historia del Budismo. Chih-i fue contemporáneo con Bodhidharma, aunque nunca se conocieron. Este manual fue compuesto en un momento en la historia del Budismo donde aún no existían diferencias entre escuelas de meditación; no existía la escuela Zen (Chan), aunque ya se practicaba. Es por eso que Chih-i, en sus escritos, critica ciertos acercamientos de la escuela Zen temprana en sus obras, y las cataloga como Samatha, sin Vipassana. No obstante, la escuela Zen continuó evolucionando, y llegó a usar el manual del Shoshikan de Chih-i como guía para la meditación. Es por esto que el Shoshikan es un manual perfecto para la meditación budista, sin importar las diferencias entre escuelas. 

Sin embargo, Xhih-i nos advierte que debemos profundizar en su contenido, y no tomar el mismo de forma literal.  Esto es lo que continuaremos haciendo en las próximas entradas.