Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.


Sunday, February 28, 2021

El Mundo del Despertar: Ciclo de Lecturas sobre el Sutra Avatamsaka – Capítulo 26

 Tradicionalmente, el Templo Tendai de Puerto Rico tiene varios Ciclos de Estudio y Lectura sobre los Sutras – los Textos Sagrados canónicos del Budismo. Dado a la pandemia mundial, no nos hemos podido reunir. Pero todo problema conlleva una oportunidad, y en nuestro caso, nos brinda la bendición de hacer estas lecturas públicas en este blog, para el beneficio de la Sangha y de toda la comunidad Hispana.

Este año, comenzaremos por primera vez un nuevo Ciclo sobre el Sutra Avatamsaka, el primer sermón dado por el Buda tras su Despertar en el mundo. El mismo revelaba completamente el contenido de su Iluminación, pero dado a que los seres sintientes de este mundo no estaban preparados, el Buda modificó y redujo la complejidad y capacidad de sus enseñanzas, para preparar mentalmente a los seres para su eventual revelación. Este Sutra es uno de los más hermosos y complejos, y representa el punto más alto del desarrollo de la literatura religiosa budista. El mismo explica la naturaleza de los Budas y de la Budeidad, su rol en los universos, la metafísica del surgimiento de los mundos y las leyes que gobiernan el Cosmos, y la importancia del rol del Bodhisattva y la salvación de todos los seres sintientes. Es por eso que este Sutra – que fue el primer sermón dado por el Buda - es equiparado con el Sutra del Loto y el Sutra del Nirvana – los últimos sermones del Buda en el mundo. No obstante, dado a su voluminosidad e inaccesibilidad, el mismo ha estado fuera del alcance de muchas personas.

En nuestra primera entrada, vimos someramente los temas principales del Sutra Avatamsaka y su relación con el canon budista y en especial con el Sutra del Loto. Luego, en nuestra segunda entrada, vimos un resumen breve de sus capítulos y cómo encajan en el mensaje salvífico del Buda. Hoy, estudiaremos someramente el capítulo 26, donde estudiaremos el rol del Bodhisattva en el Budismo y veremos los Diez Estados o Etapas del Bodhisattva en su progreso al Despertar. Como mencionamos anteriormente, el mismo se basa en el resumen hecho por el traductor Thomas Cleary en su obra, la cual es basada a su vez en la tradición comentarial. Al igual que nuestras series pasadas, el mismo no será completamente traducido en estas páginas, sino que mayormente presentaremos una sinopsis junto con una humilde exégesis propia basada en la larga tradición comentarial y las Enseñanzas Completas y Perfectas de la escuela Tendai. Todo error es enteramente mío. 

El Budismo, como hemos mencionado, es la religión del Despertar. A diferencia de otras religiones, el mismo se basa en la premisa de que todos los seres pueden alcanzar el mismo estado espiritual que su fundador, el Buda - el Despierto. El Budismo encamina a sus adherentes a seguir los mismos pasos del Buda, pero no igualmente, ya que el Buda, al haber pavimentado el Camino al Despertar, nos ha abierto de par en par las puertas de la salvación espiritual; por ello, ya no tenemos que abandonar nuestro hogar y practicar austeridades por años - incluso Eones o múltiples vidas - ya que el Buda ha nos ha legado el mapa para nuestra meta en los Sutras. Seguir los pasos del Buda en el mundo en nuestro camino a la Budeidad nos convierte en Bodhisattvas.

Un Bodhisattva es un ser en el Camino al Despertar; un ser que aspira y practica para convertirse en un Buda. Su palabra viene del sánscrito: "Bodhi" significa "Despertar", y "Sattva" significa "ser". Por ello, se le puede llamar un "Aquel cuya meta es la Iluminación o el Despertar". En el Budismo Primitivo,  así como en el Budismo Theravada moderno, un Bodhisattva se refiere a cualquier persona que haya tomado la resolución de convertirse en un Buda y también haya recibido una confirmación o predicción de un Buda viviente de que esto será así. El título de Bodhisattva era usado exlucivamente para el Buda en sus vidas pasadas y como joven asceta en el período durante el cual estuvo trabajando hacia su propia Iluminación. El término por lo tanto connota un ser que está "destinado a la Iluminación", en otras palabras, una persona cuyo objetivo es alcanzar la Iluminación total. Algunas de las vidas anteriores del Buda como bodhisattva aparecen en los cuentos de Jataka. Posteriormente, en sus discursos más completos en lo que hoy se conoce como el Budismo Mahayana, un Bodhisattva se refiere a cualquier persona que haya generado el Bodichita - un deseo espontáneo y una mente compasiva de alcanzar la Budeidad en beneficio de todos los seres sintientes - y existen muchos Bodhisattvas, cada uno manifestando un aspecto de la Budeidad, como la Sabiduría (Manjushri) y la Compasión (Avalokiteshvara). Para ser un Bodhisattva, uno tiene que despertar el Deseo de Alanzar el Despertar, o Bodhichita, por el bien de todos los seres sintientes. Junto a esto, uno de debe de profundizar su estudio, su fe y su práctica, y en especial, la práctica de los Paramitas. 

Nuestra escuela, basada en el Sutra del Loto - el discurso más importante del Buda - nos enseña que todos pueden despertar el Bodhicitta y realizar ceremonialmente los votos del Bodhisattva. Con estos votos, uno hace la promesa de trabajar por la completa Iluminación de todos los seres sintientes practicando las virtudes trascendentes o Paramitas de Dana (Caridad o Generosidad), Sila (Preceptos - no matar, no robar, no mentir, no abusar de la sexualidad ni de los intoxicantes), Virya (Vigorosidad), Kshanti (Paciencia), Dhyana (Meditación o Recitación) y Prajna (Sabiduría).

El Sutra Avatamsaka es prácticamente un Manual para Bodhisattvas. Es una guía expuesta por el Buda Eterno - el Principio de la Budeidad Universal - para el beneficio de todos los seres iluminados. Como hemos mencionado en nuestro estudio, el Despertar es la experiencia directa de la Verdadera Realidad o la Unidad Fundamental. Aunque el Despertar es una experiencia universal y, en esencia, no varía de una persona a otra, tiene muchos estratos o grados de profundidad. Por lo tanto, no se puede decir que la Iluminación sea universalmente idéntica, ya que puede variar mucho, desde un vislumbre superficial de la "Talidad" (Tathata), hasta el desarrollo completo del Dharmadhatu o el logro completo del Annutarasamyaksambodhi o la Iluminación Completa de un Buda. Por eso, más que una sola experiencia, se puede hablar del Despertar como múltiples realizaciones de la Budeidad. Una experiencia inicial del Despertar a menudo parece llegar de una manera abrupta, pero para profundizar y consumar esta realización, se requiere un largo período de "fomento" y cultivo. La búsqueda de la Iluminación es interminable; cuanto más avanzas, más largo es el camino, y parece que el final nunca se vislumbra. Pero, por otro lado, una vez que se tiene un vislumbre del Despertar, el resto del viaje será mucho más fácil que antes. Aunque los poderes y funciones varían mucho entre las etapas inicial y avanzada, la esencia de la Iluminación siempre permanece igual. En este sentido, la Iluminación puede considerarse como una y también como muchas.

En el Sutra Avatamsaka vemos que tradicionalmente,los Bodhisattvas deben de pasar por Diez Etapas o Estados (Bhumis) para alcanzar el Despertar Completo. Un estudio de ellos pronto hará a uno consciente de la inmensidad infinita de la Iluminación Budista.

"Oh Hijos de Buda, los buenos votos de todos los Bodhisattvas no pueden ser cambiados, profanados o sondeados. Son tan vastos como el universo, tan definitivos como el Vacío, e impregnan los universos para proteger a los seres sintientes. . . . Con estos grandes votos, un Bodhisattva puede entrar en el Reino de la Sabiduría de todos los Budas. . . . ¿Cuál es entonces el Reino de la Sabiduría del Bodhisattva y sus etapas? . . . Hay, en total, Diez Etapas sucesivas predicadas por los Iluminados en el pasado, presente y futuro:

1. La Etapa de Gran Alegría
2. La Etapa de Pureza Impecable
3. La Etapa de la Iluminación
4. La Etapa de la Sabiduría Intensa
5. La Etapa de la Fuerza Invencible
6. La Etapa de la Presencia Directa
7. La Etapa de Gran Alcance
8. La Etapa de Firmeza Inamovible
9. La Etapa de la Sabiduría Meritoria
10. La Etapa de las Nubes Ensambladoras del Dharma ".

Él continuó:

“No veo un solo Buda en todo el universo que falle en predicar estas Diez Etapas. ¿Por qué? Porque este es el camino a través del cual todos los Bodhisattvas avanzan hacia la Iluminación final. . .

El Bodhisattva Tesoro de Diamantes se detuvo repentinamente y guardó silencio [como si no quisiera exponer este difícil y profundo importa más]. Todos los Bodhisattvas de la asamblea estaban perplejos ante esto. Pensaron: "¿Por qué enumera los nombres de las Diez Etapas pero no da explicaciones?" Entonces, el Bodhisattva Luna de Liberación, conociendo el pensamiento de la asamblea, preguntó a  Tesoro de Diamantes:

¿Por qué, aunque sabio y lleno de méritos,
Nombra pero no explica estas Etapas?
¿Por qué, aunque fuerte y lleno de coraje,
Los enumera sin explicaciones?
Todos anhelamos escuchar
Las maravillas de estas etapas.
Te ruego que nos las expliques
Quién, una audiencia intrépida,
Anhela escuchar la Verdad.

Para complacer a todos los Bodhisattvas en la asamblea, Tesoro de Diamantes, el gran e intrépido sabio, dijo en respuesta:

La Budeidad Suprema depende de
Los actos y etapas de los Bodhisattvas.
Difíciles de explicar, son únicos y magníficos.
Difíciles de ver, son profundos y sutiles.
Dan a luz al reino del Buda.
Los hombres quedarán perplejos, confundidos,
Cuando se enteren de estas maravillas.
Solo aquellos con mentes adamantinas
Que se han dado cuenta de la ausencia del ego
Y creen en la omnisciencia
Del Buda puede recibir su enseñanza.
Como una pintura en el cielo o el viento
En el espacio, la Sabiduría del Buda
Es difícil de conocer si se hace distinciones.
Este reino es profundo, inescrutable.
Y difícil de aceptar para el mundo.
Pensando así, me muerdo la lengua
Y así permanece en silencio.

. . . [Finalmente, después de repetidos ruegos de muchos Bodhisattvas,] El Bodhisattva Tesoro de Diamante observó las diez direcciones y reanudó su discurso para fortalecer la fe de la asamblea:

Difícil de concebir, sutil y maravilloso
Es el camino de los Tathagatas
Sin surgimiento y sin extinción -
Por siempre puro, por siempre pacífico. . . .
Es un reino que se puede alcanzar
Solo por los sabios y puros. . . .Sin dualidad y límite,
Está más allá de todas las palabras y sugerencias.
Las etapas de un Bodhisattva,
Su amor, compasión y sus votos,
Es difícil de decir y de creer. . .
La mente y el pensamiento nunca podrán alcanzarlos
Solo la Sabiduría puede contemplarlos.
El rastro que hace un pájaro en el cielo
Es difícil de rastrear y definir;
Es difícil de describir.
Qué significan las Diez Etapas
Es un reino que se puede conocer
Pero no se puede expresar [en palabras].
Una gota del océano se puede explicar
Si confías en las bendiciones del Buda.
Pero dado que los significados de esta verdad son infinitos.
Nunca podrán agotarse a lo largo de los eones. . . .

El Bodhisattva Tesoro de Diamantes continuó:

“Si un hombre cultiva una profunda raíz de mérito, practica innumerables virtudes y reúne todas las condiciones favorables para el Camino ... si con fe, compasión y una mente vasta aspira a alcanzar la Budeidad, entonces puede surgir en él la Sabiduría del Buda, el Pensamiento de la Iluminación [Bodhicitta]. Debe despertar esta Mente-Bodhi (o Pensamiento-de-Iluminación) para que pueda buscar la Sabiduría que todo lo abarca, alcanzar los diez poderes de un Tathagata, asegurar la gran intrepidez. . . y luchar por la salvación de todos los seres sintientes. . . . Por eso se despierta la Mente Bodhi. 

"Oh Hijos del Buda, esta Mente es profunda, sincera y recta; la domina la gran compasión, la gran sabiduría la nutre y  la protege. Es tan vasto como el poder del Buda, que entra en la Sabiduría de la No Obstrucción, se adapta a la percepción de la naturaleza y abarca todas las enseñanzas de los Tathagatas. Esta Mente es [por sí misma] la gran Sabiduría, con la que el Bodhisattva puede enseñar y guiar a todos los seres sintientes. Es vasta como el universo, suprema como el Vacío y eterna como el futuro sin fin. . . . Oh Hijos del Buda, en el mismo momento en que esta Mente ha surgido dentro de un Bodhisattva, pasa más allá del estado de un hombre común ... nace en la familia de los Budas. Supera todos los dharmas del mundo y, sin embargo, entra en el mundo. . . . Segura y positivamente consumará la Perfecta Iluminación de la Budeidad. Cuando un Bodhisattva alcanza esta Etapa, se dice que ha alcanzado la Etapa de Gran Alegría ... [De su corazón] rebosa abundante deleite, abundante fe, pureza y entusiasmo, abundante modestia y tolerancia. Evita la discusión y la contienda; no molesta a los demás ni es propenso a la ira. El gozo no tiene límites cuando piensa en los Bodhisattvas. . . sus actos altruistas, su superioridad y fuerza invencible. . . . A menudo piensa: "¡Mi corazón está tan lleno de alegría que trasciende toda imaginación terrenal!" [¿Por qué es así?] Es porque he entrado en el reino de la gran igualdad de todos los Budas, porquese ha alejado del estado de los hombres ordinarios, porque está cerca de la Sabiduría y los Tathagatas, porque puede compartir maravillosas experiencias con los Budas, y puede proteger y liberar a todos los seres sintientes. . . Cuando un Bodhisattva alcanza esta Etapa de Gran Alegría, se libera para siempre de todos los miedos. Ya no temerá la inseguridad, la pérdida de reputación o la muerte. . . . ¿Por qué? Porque, de él, todo apego al ego se ha eliminado para siempre, ya que no aprecia ni siquiera su propio cuerpo, y mucho menos otras cosas. . . .

“Oh Hijos del Buda, con gran compasión y una mente vasta, este Bodhisattva practicará acciones aún más virtuosas que las de antes. Aumentará su fe, sus pensamientos puros, su comprensión. . . modestia, tolerancia, amor y compasión. . . . Luego asumirá estos diez grandes votos:

1. Prestaré ofrendas y servicios inagotables a todos los Budas de los universos infinitos. . , vastos como el universo, último como el Vacío, eterno como el futuro sin fin. . . .

2. Aprenderé, guardaré, protegeré y seguiré todas las enseñanzas y Sutras dados por todos los Budas. . . vastos como el universo, último como el vacío, eterno como el futuro sin fin. . . .

3. Suplicaré a todos los Budas que pongan en marcha su "descenso" al mundo ... vastos como el universo, último como el Vacío, eterno como el futuro sin fin ....

4. Enseñaré, guiaré y haré madurar a todos los seres sintientes con los Dharmas y Paramitas inmensos, profundos y de gran alcance del Bodhisattva. . . vastos como el universo, último como el vacío, eterno como el futuro sin fin. . . .

5. Contemplaré y entraré en todos los universos, el grande, el pequeño, el plano, redondos, cuadrados, verticales y al revés; abrazando el reino luego de reino, todos apareciendo en las diez direcciones como la red de Indra.... los veré y conoceré a todos. . . vastos como el universo, definitivo como el Vacío, eterno como el futuro sin fin. . . .

6. Traeré todas las Tierras del Buda a una Tierra y una Tierra a todas las Tierras de Buda, con luz y gloria infinitas y sin el más mínimo defecto o contaminación. . . vasto como el universo, último como el vacío, eterno como el futuro sin fin. . . .

7. Alcanzaré la Sabiduría del Buda y los magníficos poderes para obrar milagros para la satisfacción de los deseos y necesidades de los seres sintientes. . . vastos como el universo, último como el Vacío, eterno como el futuro sin fin. . .

8. Estaré hombro con hombro con otros Bodhisattvas para promover nuestro objetivo común [de beneficio para todos los seres sintientes]. En armonía y con devoción, estudiaré y trabajaré con ellos sin celos ni engaños. . . . Con un profundo conocimiento de las enseñanzas, poderes y sabidurías del Buda, realizaré milagros, viajaré por todas las tierras y asistiré a todas las congregaciones del Buda en infinitas formas corporales. . . . Con esta gran e insondable percepción, un Bodhisattva eleva sus votos en alto y se pone a trabajar. . . vasto como el universo, último como el vacío, eterno como el futuro sin fin. . . .

9. Acomodaré a todos los seres sintientes proporcionándoles diversas enseñanzas de acuerdo a sus disposiciones y necesidades, liberándolos de sus deseos y dolores, haciéndoles conscientes de que todos los dharmas son ilusorios, haciéndoles darse cuenta de que todas las cosas llevan el sello del Nirvana, mostrándoles sabidurías y grandes milagros. . vastos como el universo, último como el vacío, eterno como el futuro sin fin. . . .

“Oh hijos de Buda, cuando un Bodhisattva llega a la Estapa de Gran Alegría, acentúa los diez votos, que de nuevo dan origen a miles, millones, miles de millones y una infinidad de otros votos. . . . Con gran diligencia se esfuerza por cumplirlos con los diez Dharmas inagotables:

1. Son inagotables los seres sintientes.

2. Inagotables son los mundos.

3. Inagotable es el espacio.

4. Inagotable es la naturaleza dharma [dharmata].

5. Inagotable es el Nirvana.

6. Son inagotables los Budas que aparecen en los mundos.

7. Inagotable es la Sabiduría del Buda.

8. Inagotables son los juegos de la Mente.

9. Inagotable son los surgimientos de la Sabiduría.

10. Son inagotables las semillas de los caminos del mundo, del Dharma y de la Sabiduría. . . .

“Con resolución, este Bodhisattva hará un Voto final:

10. Si los seres sintientes son inagotables, también lo será mi voto; si los mundos, el espacio, la naturaleza del dharma, el Nirvana, la Sabiduría del Buda ... son inagotables, así serán mis votos . . . [vastos como el universo, último como el vacío, eterno como el futuro sin fin]."

Como vemos, el Bodhisattva es un trabajador en servicio al Despertar. Es el héroe del Budismo. Esto es porque el Despertar es comprensión de la verdad y el amor, una fusión de la compasión y el Vacío. La primera etapa, la Etapa de la Gran Alegría, marca el comienzo importante de un Bodhisattva que, después de haber conquistado el apego y los deseos del ego innato a través de la realización del Vacío, se esforzará por profundizar su percepción del Sunyata - la Unidad Fundamental - y aumentar su mérito, y altruismo, realizando constabtemente acciones en el Sendero hasta el día en que alcanza la Budeidad. En los eones de kalpas por venir, practica todos los actos de los Bodhisattvas y cumple sus Votos pasando progresivamente por las Diez Etapas hasta que alcanza la perfecta Iluminación de la Budeidad.

¿Qué nos dice el Sutra sobre las Diez Etapas? Veámoslas.

La Primera Etapa , la Etapa de Gran Gozo - Se dice que el individuo que alcanza esta etapa contempla, por primera vez, la Verdadera Naturaleza de la Realidad a través de su Sabiduría pura de no distinción. Habiendo erradicado la dicotomía de sujeto y objeto, es capaz en gran medida de beneficiarse a sí mismo y a los demás de diversas formas. Se dice que un Bodhisattva de esta etapa es extremadamente alegre en todo momento; es extraordinariamente generoso, y nada le agrada más que que le pidan caridad. De ahí que sea capaz de consumar la práctica del Dana Paramita: la Perfección de la Caridad.

La Segunda Etapa, la Etapa de Pureza Inmaculada - Se dice que el individuo que alcanza esta etapa puede mantener perfectamente la disciplina del Bodhisattva. Es inmune a la más mínima transgresión de los Preceptos. Está por naturaleza libre de odio, malicia, rencor e impaciencia, y siempre es amable, bondadoso, perdonador y benevolente. Practica las diez Paramitas, pero enfatiza y consuma el Sila Paramita: la Perfección de la Disciplina.

La Tercera Etapa, la Etapa de Iluminación - Se dice que aquel que alcanza esta etapa domina muchos Samadhis, realiza muchos milagros y adquiere una visión celestial; por lo que ve claramente los karmas y encarnaciones de muchos seres sintientes. Desarrolla una inteligencia y una memoria excelentes que le permiten recordar todas las cosas que ha experimentado, incluidas las de sus remotas vidas pasadas. El mismo practica las diez Paramitas, pero enfatiza y consuma el Kshanti Paramita: la Perfección de la Paciencia.

La Cuarta Etapa, la Etapa de la Sabiduría Resplandeciente (Intensa) - Aquel que alcance esta etapa podrá erradicar el apego del cuerpo, del yo, del "yo" y de lo "mío". En él surge una sabiduría resplandeciente con la que quema todos los deseos y pasiones. Practica los diez Paramitas, pero enfatiza y consuma el Virya Paramita: la Perfección de la Diligencia.

La Quinta Etapa, la Etapa del Gran Triunfo (Fuerza Invencible) - El individuo que alcanza esta etapa puede lograr la tarea más formidable que jamás haya enfrentado a un Bodhisattva, ya que él conquista la "división entre la percepción y el concepto" - la no-dualidad. Así, unifica el intelecto mundano de la distinción con la Sabiduría trascendental de la no distinción, y hace que ambos surjan simultáneamente sin obstrucción. Esto implica que ahora puede salvar el abismo que hasta ahora separaba los lados “esto” y “aquello” de la dualidad. Practica las diez Paramitas, pero enfatiza y consuma el Dhyana Paramita: la Perfección de la Meditación.

La Sexta Etapa, la Etapa de Presencia Directa - Cuando un Bodhisattva de la etapa anterior, en profunda contemplación, observa que todas las cosas están desprovistas de sustancia, son inmanentemente puras, trascienden toda la dualidad y son como fantasmas, sueños, reflejos. ... llega a la realización de la gran igualdad y alcanza la Sexta Etapa. La verdad de Prajna, también llamada la "Luz de la Sabiduría que No Obstruye", entonces aparecerá desnuda ante Él. Él practica los diez Paramitas, pero enfatiza y consuma el Prajna Paramita: la Perfección de la Sabiduría.

La Séptima Etapa, la Etapa del Alcance Lejano - En el  Sutra Avatamsaka leemos:

Cuando un Bodhisattva alcanza la Séptima Etapa, puede entrar en los reinos infinitos de los seres sintientes; entra en las infinitas tierras y sabidurías de los Budas; entra en infinitas variedades de dharmas, kalpas y la fe, comprensión, deseos y temperamentos de los seres sintientes; ingresa en las infinitas palabras y lenguajes de los Budas. . . entra en la vasta y profunda Sabiduría de los Budas y sus ingeniosas formas de madurar seres sensibles. . . .

Este Bodhisattva pensó entonces: "Los reinos infinitos de Tathagatas no pueden ser conocidos [por medio del pensamiento] ni siquiera en miles y millones de kalpas, así que confiaré en la mente sin esfuerzo y sin distinción para realizarlos en su totalidad". Con profunda percepción, este Bodhisattva contempla, observa y practica la Sabiduría y el Dharma superior de la manera más firme. En todas las actividades, ya sea caminando, de pie, sentado o acostado, su mente siempre está absorta en el Dharma, y ​​ni por un solo momento, ni siquiera durante el sueño, su mente podría quedar velada por la ignorancia u obstrucciones. . . .

Entonces, el Bodhisattva Luna de Liberación le preguntó al Bodhisattva Tesoro del Diamante: "¿Es esta Séptima Etapa la única etapa en la que un Bodhisattva puede realizar todas las acciones virtuosas que conducen a la Budeidad?" Tesoro del Diamante respondió:

“Un Bodhisattva en cualquiera de las Diez Etapas puede lograrlas, pero la Séptima Etapa es la superior. ¿Por qué? Porque los Bodhisattvas de esta etapa han completado todos los preparativos espirituales, para que puedan entrar en el reino de la Sabiduría y los actos libres. Oh Hijo del Buda, un Bodhisattva de la Primera Etapa cumple los Actos Iluminados al hacer un voto de practicar todas las enseñanzas del Buda; un Bodhisattva de la Segunda Etapa cumple los Actos Iluminados purificando las impurezas de la mente; un Bodhisattva de la Tercera Etapa, aumentando los votos y la iluminación; de la Cuarta Etapa, entrando en el Camino; de la Quinta Etapa, acomodando al mundo; de la Sexta, al penetrar en el Prajñaparamita más profundo; y del Séptimo, cumpliendo todos los Dharmas de Budas. . . . El Bodhisattva de la Primera Etapa, de la Segunda Etapa y hasta la Séptima Etapa, no puede superar completamente las pasiones de deseo en sus actos. . . sólo cuando coma desde la Octava Etapa desde la Séptima, podrá trascender todos los deseos-pasiones. ... Un Bodhisattva que ha alcanzado la Sexta y Séptima Etapas puede entrar al Dhyana de cesasión en cualquier momento, pero debido a sus votos compasivos [para ayudar a todos los seres sintientes], nunca entrará el Dhyana verdadero. . . . Los Bodhisattvas de la Séptima Etapa, sin embargo, han alcanzado el tesoro de la Budeidad; siempre aparecen en la morada de los demonios, aunque siempre han trascendido el camino de los demonios; siempre parecen seguir los caminos del diablo y, sin embargo, aunque sus acciones son similares a las de los herejes, nunca se retiran del Dharma. . . . Aunque parecen participar en actividades mundanas, siempre practican las enseñanzas del mundo más allá. . . .El Bodhisattva de esta Séptima Etapa practica todas las Diez Paramitas, pero enfatiza y consuma la séptima: la Perfección de la Contrivancia”.

La Octava Etapa, la Etapa de la Constancia 

El Bodhisattva Tesoro de Diamantes continuó:

"Cuando un Bodhisattva de la Séptima Etapa ha practicado a fondo tanto el Dharma de la Sabiduría como el Dharma del ingenio, almacenado con provisiones espirituales, equipado con los grandes votos, bendecido por el poder de los Tathagatas. . . él, con gran compasión y bondad, nunca abandonará un solo ser sensible. . . Al entrar en el reino de la Sabiduría infinita, verá que todos los dharmas son desde el principio no nacidos y no producidos, desprovistos de forma, sustancia o extinción. ... Él ve que todas las cosas son iguales en el pasado, presente y futuro. Se da cuenta de que este es un reino de Sabiduría viva no distintiva, inalcanzable por la mente y sus actos. Entonces se desapega de todos los pensamientos y discriminaciones. Sin aferrarse a nada, entra en la naturaleza del Vacío de todos los dharmas. . . . Cuando llega a este estado, se dice que ha logrado la 'completa realización de la realidad no nacida' y que ha alcanzado la Octava Etapa, la Etapa de Firmeza, que es la morada interior de los Bodhisattvas, difícil de describir y comprender. trascendiendo discriminaciones, formas, pensamientos y apegos. Va más allá de todos los cálculos, limitaciones y perturbaciones, y sobrepasa la esfera de los grandes sabios. . . .

"Como monje, provisto de poder milagroso y libertad mental, puede entrar gradualmente en el Samadhi del cese, deteniendo así todos los pensamientos, recuerdos y discriminaciones vacilantes, el Bodhisattva de la Octava Etapa también abandona todos los trabajos de esfuerzo y alcanza un estado de ausencia de esfuerzo; donde todos los esfuerzos mentales, verbales y físicos llegan a su fin. . . . Esto es como un hombre que, en un sueño, al encontrarse cayendo en un río girado, se esfuerza por llegar a la otra orilla ejerciendo todas sus fuerzas con tanta fuerza que de repente despierta del sueño, poniendo así en reposo todos sus esfuerzos. Así, de la misma manera, un Bodhisattva, al ver a todos los seres sintientes ahogándose en la corriente de los cuatro dolores, se esfuerza por salvarlos con vigor, valor y fortaleza. Finalmente alcanza la Etapa de Firmeza y, por lo tanto, todos los esfuerzos se detienen espontáneamente. Está libre para siempre de todas las actividades, formas, dualismos y todas las empresas de una conciencia artificial. En su mente no hay discriminación consciente del Bodhisattva, del Buda, de la Iluminación o del Nirvana, y mucho menos el pensamiento de las cosas mundanas.

"Pero oh, Hijo del Buda, debido a los votos originales hechos por el propio Bodhisattva [en sus vidas anteriores], todos los Budas en el universo aparecerán ante él para conferirle la Sabiduría de la Budeidad. . . . Entonces todos los Budas declararán: 'Bien hecho, bien hecho, oh hijo de buena familia. Esta es la completa realización del primer orden, que está de acuerdocon las enseñanzas de todos los Budas. Pero, hijo de buena familia, tu aún no has adquirido los diez poderes, la cuádruple audacia y las dieciocho cualidades especiales de los Tathagatas; todavía deberías esforzarse más por lograrlos. Aunque ahora has establecido la serenidad y la emancipación, hay seres ignorantes que aún no lo han hecho y están siendo esclavizados por sus deseos y distinciones. Ahora es el momento de que muestres tu compasión por ellos. Oh, hijo de una buena familia, ahora debes recordar tus votos originales y dedicarte una vez más a la tarea de beneficiar a todos los seres sintientes, llevándolos a todos a la realización de la inconcebible sabiduría de la Budeidad. Oh, hijo de una buena familia, ahora te has dado cuenta de la naturaleza del dharma [dharmata], que es eternamente así, independientemente de la aparición o desaparición de los Budas. Pero no es debido a esta comprensión que los Tathagatas se llaman así, para todos; los Shravakas y Pratyekabuddhas también pueden realizarlo. . . .

“Una vez más, Hijo del Buda, ahora debes mirar hacia el infinito Cuerpo, Sabiduría, Tierra, halo de iluminación, habilidad del Buda. . . y tratar de alcanzarlos todos [sin omisión]. Ahora has obtenido solo una luz del Dharma: la luz que ve la naturaleza real de todas las cosas, no nacidas y más allá de la discriminación. Pero las innumerables luces de los Dharmas que poseen los Tathagatas, y sus entradas, funciones y cambios, son inconcebibles e inconmensurables incluso a través de millones y miles de millones de eones. ... Es este gran Dharma el que debes esforzarte por alcanzar. Oh, he aquí, Hijo  del Buda. Mira cuán innumerables son los seres sintientes, cuán ilimitados son los universos, cuán infinitamente diferentes son las cosas divididas. . . . Debes conocer claramente todas estas infinitas variaciones en infinitos reinos de infinitos universos, sin el más mínimo esfuerzo o error.

Así que de esta manera todos los Budas inculcan en el Bodhisattva de la Octava Etapa el deseo de luchar por la Sabiduría infinita de la distinción. Oh Hijo del Buda, sin este impulso [de todos los Budas] este Bodhisattva entraría en el Parinirvana y abandonaría todo espíritu altruista. Pero como todos los Budas le dieron una exhortación, este Bodhisattva, en un breve momento, puede producir sabidurías y obras incomparablemente mayores que antes. . . . ¿Por qué esto es así? Porque, antes de su llegada a esta Etapa, solo había un cuerpo con el que actuar como Bodhisattva; pero ahora, habiendo llegado, alcanza infinitos cuerpos, voces, intuiciones y poderes ... para que pueda enseñar y guiar infinitos Dharmas. . . . Todo esto es posible porque ahora ha alcanzado el Dharma Inamovible. . . . Metafóricamente, es como un hombre en un bote que debe ejercer una gran fuerza para mantener su bote en movimiento antes de llegar al mar; pero una vez que lo alcanza, puede, sin esfuerzo, navegar el barco a una distancia mucho mayor que antes. De la misma manera, cuando un Bodhisattva entra en el curso del Mahayana y emprende las acciones de un Bodhisattva, entonces, con la Sabiduría sin esfuerzo, puede entrar en el reino de la omnisciencia de una forma mucho más eficaz que nunca.

"Oh Hijos del Buda, con la conciencia sin esfuerzo producida por la gran Sabiduría de la Habilidad, el Bodhisattva de esta Octava Etapa puede observar la esfera de la omnisciencia de la Budeidad. Él ve claramente cuándo y cómo se establece y destruye un mundo, y a través del karma que se crea y destruye. Su conocimiento de estas cosas es muy claro, sin el menor error. También conoce los elementos de la tierra, del fuego y del agua. . . y de átomos (motas de polvo) - sus formas pequeñas, grandes, infinitas y diferentes ... en todos y cada uno de los mundos del universo. Conoce las formas de átomos sutiles, diferentes e infinitamente diferentes. . . Conoce claramente la suma total, aunque infinita en número, de átomos de las tierras y de los cuerpos de los seres sintientes. Conoce el número exacto de átomos que componen los cuerpos pequeños y grandes, o los de un fantasma hambriento, un asura, un hombre o un deva. . Oh Hijo del Buda, esta etapa del Bodhisattva se llama la Etapa de Firmeza. ¿Por qué? Porque nada puede corromperlo; se llama Irrompible, porque su Sabiduría nunca retrocede; se llama Inaccesible, porque todo el mundo no puede sondearlo; se llama la Etapa del Niño Inocente, porque está tan lejos de los vicios; se llama Etapa de Nacimiento, porque es espontánea y gratuita. Es la Etapa de Realización, porque no hay más esfuerzo por hacer ... de Transformación, porque puede cumplir todos los deseos ... de No-Esfuerzo, porque todo se ha cumplido. Por lo tanto, oh Hijo del Buda, este Bodhisattva entra en el Reino de la Budeidad e ilumina los méritos de los Iluminados. . . . Tiene un gran poder milagroso, emite una gran luz, entra en la Totalidad de la No Obstrucción, despliega todos los grandes méritos y discierne los matices entre todos los mundos. Con espontaneidad y libertad, conoce a fondo las cosas del pasado, presente y futuro; conquista todos los demonios y vicios, y entra profundamente en la esfera de la Budeidad. Debido a que ha alcanzado el Dharma de la no regresión, puede practicar las acciones del Bodhisattva en tierras infinitas. . . con el poder del Samadhi ve infinitos Budas en Tierras infinitas; les sirve, adora y les ofrece a través de miles, millones y miles de millones de kalpas. . . Este Bodhisattva alcanza el tesoro de Dharmas profundos del Buda. ... Si uno le pregunta por las diferencias entre los distintos mundos, puede describirlos todos sin la menor dificultad. . . . Oh Hijo del Buda, lo anterior es un relato muy breve de la Etapa de Firmeza; se necesitarían eones de kalpas para elaborarlo, pero incluso dentro de esta vasta duración de Lime, uno no podría agotarlo por completo. . . . Este Bodhisattva practica todas las Diez Paramitas, pero enfatiza y consuma la octava: la Perfección de los Votos."

La Novena Etapa, la Etapa de la Sabiduría Meritoria - Nuevamente en el Sutra leemos:

"Aquel que llega a esta etapa conoce clara e inequívocamente todos los actos buenos, malos y neutrales ... los actos puros y contaminados, los actos mundanos y trascendentales, los de los Sravakas, los Bodhisattvas y los Tathagatas. . . . Con tan gran Sabiduría, este Bodhisattva discierne las dificultades de la mente de los seres sintientes, de los deseos-pasiones y del karma; las dificultades de órganos, conceptos, temperamentos e inclinaciones; de la somnolencia, de las encarnaciones, de la continuación de los pensamientos habituales y de las distintas diferencias entre los tres grupos. Este Bodhisattva ve claramente, sin error, las numerosas formas y funciones de la mente de los seres sintientes. . . las formas de hetero-surgir, de rápida transformación, de extinción y de informe y de no-entidad, de infinito, de pureza, de impureza y no-profanación, de vinculación y no vinculación, y de creación mágica. . . . Este Bodhisattva conoce con claridad todas estas diferentes formas y funciones que suman miles, millones y miles de millones, y hasta el infinito. . . .

"Una vez más, este Bodhisattva conoce claramente los numerosos modos de los deseos de los seres sintientes: los numerosos modos de deseos profundamente arraigados establecidos a través de largos kalpas, las infinitas formas en que se despiertan los deseos-pasiones, la forma en que los seres sintientes se adhieren a los deseos-pasiones de del nacimiento a la muerte, las innumerables formas en las que muestran su ignorancia y en las que surgen los deseos-pasiones tanto en estados conscientes como inconscientes.

Nuevamente, este Bodhisattva conoce, con claridad cristalina, las numerosas formas y manifestaciones del karma; las formas buenas, malas y neutrales; las formas simbólicas y sin símbolos; y también los concomitantes surgiendo con la mente. Conoce el misterio de las extinciones momentáneas del karma y, sin embargo, su infalible producción de efectos. También conoce el karma que produce efectos y el que no los produce. . . el karma que, como un campo, contiene formas infinitas, el karma que distingue a una persona común de una persona santa, que madura en esta vida o en el más allá, que lo lleva a uno a los diversos Senderos, ... Si un Bodhisattva puede seguir esta Sabiduría, alcanza la Etapa de Sabiduría Meritoria. Entonces se dice que puede conocer seres sintientes. Luego puede enseñarles, guiarlos y conducirlos a la Liberación.

"¡Oh, Hijos del Buda! Un Bodhisattva que alcanza esta Etapa de Sabiduría Meritoria puede ser un gran maestro del Dharma, puede realizar todas las funciones de un maestro y puede proteger y preservar el tesoro del Dharma de los Tathagatas sin falta. Con sabidurías infinitas e ingeniosas, puede hacer surgir las cuatro elocuencias sin obstáculos. . . y sigue en todo momento las cuatro Sabidurías sin obstáculos. . . . ¿Qué son? Son la Sabiduría sin obstáculos del dharma, del significado, de las palabras y de la elocuencia. Con la Sabiduría sin obstáculos del dharma, conoce la forma del yo de todas las cosas; con la Sabiduría sin obstáculos de las palabras, predica sin errores, y con la Sabiduría sin obstáculos de la elocuencia, predica sin cesar. 

"Una vez más, con la Sabiduría sin obstáculos del Dharma, él sabe que todas las cosas están desprovistas de un yo; con la Sabiduría sin obstáculos del significado, conoce el surgimiento y extinción de todas las cosas; con la Sabiduría sin obstáculos de las palabras, conoce la naturaleza ilusoria de todas las palabras y, sin embargo, no las abandona; con la Sabiduría sin obstáculos de la elocuencia, usa palabras ilusorias para pronunciar infinitos discursos.

"Una vez más, con la Sabiduría sin obstáculos del dharma, conoce las diferencias y distinciones entre todas las cosas en el momento presente; con la Sabiduría sin obstáculos del significado, conoce las diferencias y distinciones entre todas las cosas del pasado y del futuro; con la Sabiduría sin obstáculos de las palabras, predica todas las cosas del pasado, presente y futuro sin error; y con la Sabiduría sin obstáculos de la elocuencia, predica los infinitos Dharmas de todos los tiempos con gran claridad. Nuevamente, con estas Sabidurías ... adopta las palabras y los lenguajes de los seres sintientes para predicar de acuerdo con sus intereses y aspiraciones. . . .

"Hijo del Buda, si todos los seres sintientes en los universos infinitos se presentaran ante este Bodhisattva, y cada uno de ellos le hiciera una pregunta diferente en un número infinito de idiomas, en una fracción de segundo los comprendería a todos y daría respuestas adecuadas con total explicaciones en una sola voz, y así hacer que todos los interrogadores estén completamente satisfechos y complacidos. . . .Este Bodhisattva practica todos los Diez Paramitas, pero enfatiza y consuma el Bala Paramita - la Perfección del Poder."

La Décima Etapa, la Etapa de Ensamblar las Nubes del Dharma - 

A continuación, el Bodhisattva Tesoro del Diamante le dijo al Bodhisattva Luna de Liberación:

Desde la Primera Etapa hasta la Novena Etapa, un Bodhisattva observa, practica y completa todas las acciones meritorias a través de sus Sabidurías infinitas ... desarrolla grandes méritos, virtudes y perspicacia, y practica acciones altruistas en la máxima medida; conoce las diferencias entre todos los mundos; entra en la 'jungla' de los deseos-pasiones de los hombres; explora la esfera de la Budeidad... luego se dice que ha alcanzado la Etapa de ser un Candidato a la Budeidad ... Entonces alcanza el Samadhi de entrar las diferencias del Dharmadhatu ... el Samadhi del Espejo del Océano ... del vasto Vacío ... de conocer la Mente de todos los seres sintientes ... de la presencia de todos los Budas ... Entonces ... se sienta sobre un gran asiento de loto tan grande como miles de millones de universos, desde sus pies emite infinitos rayos de luz para iluminar todos los infiernos en las diez direcciones, y así alivia todos los sufrimientos en él ... de sus rodillas ... su ombligo ... .. sus axilas, emite infinitos rayos de luz para aliviar los dolores y las tristezas de los reinos de los animales ... de los asuras ... de los hombres ... y de los cielos. De su rostro fluyen infinitos rayos de luz para bendecir a todos Bodhisattvas - desde la Primera hasta la Novena Etapa; desde su cabeza emite luces infinitas para iluminar todo el cong del Dharma. Regiones en los universos infinitos. . . .

"Entonces todos los Budas y Bodhisattvas se dan cuenta de que en tal y cual mundo, cierto Bodhisattva, después de haber practicado vastas acciones meritorias, ha alcanzado ahora la Etapa de ser un Candidato a la Budeidad. Bodhisattvas infinitos, incluidos los de la Novena Etapa, vendrán para servirle, adorarle y observarle; y al hacerlo, todos obtendrán miles y millones de Samadhis. . . y luego se realizarán milagros ilimitados e inescrutables. . . .

"Oh Hijo del Buda, un Bodhisattva que ha alcanzado esta Etapa de Ensamblar las Nubes del Dharma conoce con claridad y precisión el cambio de los deseos y puntos de vista de los seres sintientes, y el cambio del gran Dharmadhatu. . . . Entra en el secreto de la Budeidad. . . el secreto del cuerpo, las palabras y la mente, de domesticar a los seres sintientes y de demostrar diferentes caminos. . . . Este Bodhisattva alcanza la liberación inescrutable y sin obstáculos, la percepción pura y la liberación que todo lo ilumina, la liberación del tesoro de Buda. . . y las liberaciones del Reino Último. . . . Los Bodhisattvas, incluidos los de la Novena Etapa, no pueden conocer los actos, maravillas y glorias de este Bodhisattva. . . y Sabidurías, ni estas maravillas pueden agotarse mediante la descripción a través de eones de kalpas. . . .

"El Bodhisattva de esta etapa conoce con verdad y con precisión entra en la Sabiduría sutil de todos los Tathagatas del Buda, tales como: la Sabiduría sutil de la práctica espiritual, la Sabiduría sutil en el momento de la muerte, la Sabiduría sutil del renacimiento, del sacerdocio, de realizar milagros ... de poner en movimiento la rueda del Dharma, del Parinirvana, de mantener la Doctrina. . . . Él conoce exacta y verdaderamente tal Sabiduría de todos los Budas, El Bodhisattva de esta etapa también entra en el secreto de los Tathagatas, tales como: Su secreto del cuerpo, de las palabras y de la mente. . . Es el secreto de hacer predicciones a los Bodhisattvas. Su secreto de recolectar seres sintientes, de proporcionar varios vehículos, de [conocer] las amplias diferencias de las capacidades y acciones de todos los seres sintientes. . ,. Él también conoce la Sabiduría de todos los Budas de entrar en todos los kalpas, tales como: con un kalpa, entran en los innumerables kalpas, con infinitos kalpas, entran en un kalpa. ,. con un momento, entran en kalpas. . . con kalpas en el pasado y el futuro, entran en el presente, y con los kalpas presentes, entran en el pasado y el futuro. . . con kalpas largos, entran en los kalpas cortos y con kalpas cortos, largos. Pie conoce todos estos hechos con precisión como realmente son. ... Un Bodhisattva de esta Etapa alcanza la liberación inescrutable de la observación pura, de la iluminación universal, de conocer los tres tiempos, ... de agotar todos los reinos y experiencias. . . .

"Oh Hijos del Buda, este Bodhisattva se da cuenta plenamente de las Sabidurías dadas [del Tathagata]. . . y [todo] lo que posee los Budas infinitos, tales como: las infinitas grandes iluminaciones del Dharma, los grandes reflejos del Dharma, las grandes lluvias del Dharma. En una fracción de segundo, este Bodhisattva puede recibirlos y retenerlos a todos con facilidad. Esto es como el gran océano que es el único que puede recibir y contener la gran lluvia enviada por Sagara, el rey naga en el mar; ningún otro cuerpo de agua tiene la capacidad de recibirlo y retenerlo. Asimismo, la reserva de secretos del Tathagata. Su gran iluminación de Dharma, gran reflejo de Dharma y lluvia de Dharma solo pueden ser recibidos y sostenidos por el Bodhisattva de la Décima Etapa. Todos los seres sintientes, discípulos, Pratyeka Buddhas e incluso los Bodhisattvas de las nueve etapas no pueden recibirlos y retenerlos. . . . Debido a la vasta e infinita capacidad con la que está dotado este Bodhisattva, puede recibir y sostener con facilidad la iluminación del Dharma y el reflejo del Dharma de un Buda, de dos, tres e infinitos Budas. Puede expresarlos todos en un solo momento. Por eso se llama la Etapa de Ensamblaje de las Nubes del Dharma. . .

"Oh Hijo del Buda, el Bodhisattva de esta etapa, está dotado de la iluminación y la Sabiduría penetrante. El puede realizar todo tipo de milagros. A voluntad, puede convertir un mundo pequeño en un mundo grande, un mundo contaminado en un mundo puro y uno puro en uno contaminado. Puede colocar los [diferentes sistemas mundiales] en un orden anómalo. . . orden inverso u orden regular. Él puede colocar todo un sistema mundial en una pequeña mota de polvo, con todas las montañas y ríos que permaneciendo allí como de costumbre; ni la mota de polvo cambia de forma, ni el sistema del mundo reduce su tamaño ... Al expulsar un solo aliento, este Bodhisattva puede mover el universo infinito en las diez direcciones y, sin embargo, los seres sintientes que viven en él no se moverán ni siquiera un poco. o asustado. También puede manifestar los huracanes, inundaciones e incendios en las diez direcciones; o de acuerdo con los deseos y deseos de los seres, puede revelar gloriosos cuerpos de formas. Los Bodhisattvas, incluidos los Bodhisattvas de la Novena Etapa, no pueden conocer los actos, Sabidurías, glorias y maravillas de este Bodhisattva; ni estas maravillas pueden agotarse mediante la descripción a través de eones de kalpas. . . . Este Bodhisattva practica todos los Diez Paramitas, pero enfatiza y consuma la décima: la Perfección de la Sabiduría."

Una vez un Bodhisattva cumple sus votos, se convierte en un Buda completo - alcanza su unidad con el Infinito, así como una gota se reune con el gran océano - el Nirvana. Pero lejos de cesar sus actividades, los Budas vuelven a los mundos en la forma de Budas y Bodhisattvas para continuar la labor salvífica universal. Esto lo hemos visto en Sutras como el Sutra del Loto, donde el Bodhisattva Manjushri dice haber sido un Buda en una vida pasada, y con el mismo Buda Shakyamuni, cuando dice que constantemente se encuentra bajando a los mundos para llevar a los seres al Despertar y la Budeidad. 

El Sutra Avatamsaka, como recordaremos, fue el primer sermón del Buda en el mundo, dado desde la perspectiva de la Budeidad. Posteriormente, en sus últimos sermones, el Buda nos reveló que no tenemos que pasar los las Diez Etapas para alcanzar el Despertar. Podemos alcanzar la iluminación y convertirnos en Budas en esta vida y en este cuerpo, por medio del estudio, la fé y la práctica. Esto es porque el Despertar no es algo que está fuera de nosotros, sino nuestra Verdadera Naturaleza. Por medio del estudio, la fe y la práctica, removemos las capas ilusorias del ego y la individualidad y descubrimos nuestra Unidad Fundamental. Nuestro camino en el Budismo es el Camino del Bodhisattva.

Todos nosotros somos Bodhisattvas, aunque no lo pensemos así. Esto es porque todos somos una manifestación de la Energía de Vida y Luz del Universo - el Buda Eterno, y si deseamos realmente poder ser llamados "Hijos del Buda", debemos de abrazar nuestro eterno legado, estudiarlo a fondo, aumentar nuestra fe en nuestro padre espiritual, y poner sus enseñanzas en práctica en nuestra vida diaria. Así, seremos los ojos, la boca y las manos compasivas del Buda en el mundo. 

El Budismo nos enseña que todos somos una manifestación de la Vida del Universo. Vivimos la vida del Bodhisattva en la que participan todos los seres. Es el sufrimiento de los seres lo que provoca la respuesta de los Bodhisattvas. Todos poseemos la misma Naturaleza Búdica dentro de nosotros. En los Sutras, le preguntaron al Buda dónde se encuentran los grandes Bodhisattvas cuando no los vemos. El Buda respondió: "Los Bodhisattvas provienen de la gran residencia interior del corazón". Esto significa que cada uno de nosotros tiene un corazón benevolente dentro de nosotros, que en realidad es el corazón del Buda. Por tanto, todo el mundo es un Bodhisattva. El Budismo nos provee como modelos a los seres más impresionantes entre todas las religiones del mundo, los Bodhisattvas. Bodhisattvas como Avalokiteshvara y Manjushri son ejemplos vivos trascendentes e immanentes de la Gran Compasión y la Gran Sabiduría del Universo - el Buda - en su trabajo dinámico en los mundos. Debemos saber que los Bodhisattvas están a nuestro lado; de hecho, están en el corazón de todos. El Buda habita en nuestro corazón, y los Bodhisattvas más poderosos son nuestros pensamientos, palabras y acciones por el bien de todos los seres sintientes.