Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Wednesday, October 23, 2019

"El Buda es el Corazón de la Existencia" - Miradas a una Teología Budista - Charla del Dharma

Todos los domingos, la Sangha budista Tendai de Puerto Rico se reúne para realizar el Servicio Diario (Reiji Saho), practicar la meditación y escuchar una breve charla del Dharma, seguida de un compartir en comunidad. 

Image result for japan fall foliage

[El Budismo, si bien puede ser seguido como una religión, una filosofía, una práctica o un estilo de vida, es principalmente una religión con una concepción de un Ser Superior (Buda), unas Escrituras Sagradas (los Sutras - el Dharma) y una comunidad de creyentes (Sangha), agrupada por una serie de Mandamientos (Preceptos) y con una práctica en común (meditación). Esto reúne todos los componentes necesarios para lo que hablaremos hoy, que es la Teología Budista (o Budología).

Si bien varios académicos en el campo de los Estudios Budistas han tronado contra el uso de la palabra "Teología", la realidad del caso es que el orígen etimológico de la palabra proviene del griego para "logia" o "discurso" o "estudio", y "theos" o "divino"; y predata la existencia del Cristianismo. Así que el entendido general es que hablar de Teología abarca todo estudio sobre la concepción religiosa o interpretación intelectual de cualquier tradición religiosa, ya sea una con una concepción teísta o no teísta (o inclusive, trans-teísta, como lo es el caso del Budismo, donde la creencia o no creencia en un "teos" no es importante). Otra palabra sugerida por algunos es Budología. Pero no vamos a entrar en esos debates ahora mismo.

Existen varios tipos de Teología Budista, así como existen varios tipos de Budismos (o escuelas budistas). Existen las escuelas Theravada (Hinayana) y las Mahayana. Dentro de las escuelas Mahayana existen las escuelas "tradicionales" (en el sentido más genérico) como las escuelas Zen (Chan), las Tierra Pura (como las escuelas Jodo Shu y Jodo Shinshu), las escuelas Vajrayana como las escuelas tibetanas y Shingon, y las escuelas híbridas como la escuela Tendai (que abarcan todas las enseñanzas y prácticas budistas, incluyendo el Vajrayana o Mikkyo) y las escuelas que mezclan Zen y Tierra Pura, entre otras. Una Teología Budista para una escuela tradicional es diferente a la exposición teológica de una escuela Tierra Pura o Vajrayana. Las escuelas "tradicionales", como el Zen, podrían explicar su Teología Budista desde un lente ontológico místico panenteísta o monista, donde el Buda abarca la totalidad de la existencia; pero las escuelas Tierra Pura explicarían su Teología Budista desde un lente soteriológico semi-dualista.

Para poder abordar "Una Teología Budista", es importante acercarnos a el tema teniendo en mente estas diferencias. No obstante, en mi opinión, es posible desarrollar una Teolgía Budista trans-sectaria que pueda abarcar todas las diferencias, respetándolas, sirviendo como canvas para las diferencias sectarias. Esto fue precisamente lo que hice en mi libro "La Esencia del Budismo: Las Enseñanzas Eternas del Buda: Las Enseñanzas Universales del Budismo según el Sutra del Loto" (Hikari, 2019).] Esta parte no fue parte de la charla, pero es añadida aquí para proveer un mejor trasfondo.

* * *

El Budismo tiene una concepción multi-facética y multi-dimensional de los Tres Tesoros del Buda, el Dharma y la Sangha. Hoy hablaremos sobre la Teología Budista y la meditación.

El Buda, si bien se refiere al maestro, el fundador del Budismo, quien se llamó Siddhartha Gautama y nació en la India hace 2,500 años, y quien hoy es mejor conocido como el Buda Shakyamuni, quien nos legó sus enseñanzas, y quien vemos en la parte de abajo del Shumidan (altar), también se refiere al Universo o la Totalidad de la Existencia - la Energía de Vida - que permea todos los mundos, pero también se refiere al Buda o la Budeidad Innata, la Naturaleza Búdica, ese potencial de Despertar dentro de todos y cada uno de nosotros. Abordemos nuestro tema con algunos extractos de los Sutras, las Escrituras Sagradas del Budismo.

"El cuerpo del Buda es la Iluminación misma, por eso es eterno e indestructible. No es un cuerpo físico mantenido por los alimentos. Es un cuerpo eterno cuya sustancia es la Sabiduría, por ello el Buda no teme, no enferma y es eternamente invariable". El Buda es el Alma del Universo. Es la Energía de Vida, llena de Sabiduría y Compasión, que anima todas las cosas...algo así como la "Fuerza" de Star Wars. El Buda, como energía, se manifiesta en los Cinco Elementos (tierra, agua, fuego, viento y vacío). Como todo en el universo está hecho de los mismos cinco elementos, incluídos nosotros, nosotros estamos hechos de la misma energía y sustancia que el Buda Eterno. Por ello, todos tenemos el potencia de alcanzar el Despertar o la Iluminación.

"El Buda no muere. Mientras exista la Iluminación, el Buda no perecerá. La Iluminación es la luz de la Sabiduría que alumbra a los seres y los hace renacer en la Tierra del Buda".  Dado a que el Buda es la Energía del Universo, y una de las leyes de termodinámica es que la energía ni se crea ni se destruye, el Buda no muere. Esto lo veremos más concretamente pronto. La Iluminación, el potencial dentro de toda la vida, es la luz de Sabiduría que ilumina a todos los seres - es gracias a esta actividad dinámica del Buda (Universo) que todo el Universo esta en vías del Despertar - todo evoluciona para bien. 

"El Buda posee tres aspectos. La Esencia o el Dharmakaya, la Potencialidad o el Sambhogakaya, y la Manifestación o Nirmanakaya". Como veremos, esto forma la base de la pluralidad de "Teologías Budistas". La doctrina del Trikaya, o los Tres Cuerpos del Buda (el Dharmakaya, Sambhogakaya y Nirmanakaya), provee las bases para las múltiples explicaciones y manifestaciones de explicaciones del "Buda" en el Budismo.

"El Dharmakaya es la sustancia del Dharma, o sea, la sustancia de la Sabiduría misma. Como la Esencia misma, el Buda no tiene color ni forma; como no tiene color ni forma, no va ni viene a ninguna parte; porque no va ni viene a ninguna parte, está en todas partes. Es como el cielo que lo cubre todo. El es todas las cosas y no le falta nada". Aquí vemos cómo el Dharmakaya es el término correcto para hablar del Buda como el Universo o la Energía de Vida. Dado a que es energía impersonal, uniforme, sin principio ni fin, no tiene color ni forma, ni va ni viene a ninguna parte, sino que llena todo el espacio y el tiempo. El Budismo, si bien abarca las teorías científicas modernas del Big Bang, no cree que haya habido solo uno, sino que han habido muchos, en diferentes diemnsiones y seguirán habiendo muchos, en la infinidad del espacio y el tiempo. El Buda como Dhgarmakaya es el aspecto perceptible del Dharmadhatu (Universo Dhármico). Por eso los Sutras dicen que "La Esencia del Buda lo llena todo; está en todos los rincones del mundo. Existe por encima del concepto humano o de las dudas acerca del Buda". En el Budismo Tendai, se le llama Mahavairocana (Dainichi Nyorai). En el Budismo Vajrayana (Mikkyo), a través de la utilización de mudras, mantras y mandalas (los Tres Misterios de la acción, el discurso y la mente), el practicante busca volverse uno con el Dharmakaya y alcanza el Despertar.

"La Potencialidad o el Sambhogakaya del Buda, es el Buda incorpóreo que toma forma para aliviar los sufrimientos humanos, hace votos, lleva una vida ascética y revela su Sagrado Nombre. Es el Buda que dirige y salva a los seres". El segundo "cuerpo" ("kaya") del Buda es el Sambhogakaya o el Cuerpo de Manifestación". Este es el cuerpo que el Dharmakaya emana, como manifestación de su infinita compasión, para llevar el mensaje salvífico a los seres sintientes en los distintos universos como una "aparición". El mismo no posee un cuerpo físico, sino que es un cuerpo que nace como resultado de la Compasión del Dharmakaya a los universos en respuesta a las necesidades de los seres sintientes. Ejemplos de Budas Sambhogakayas son el Buda de la Medicina (Yakushi Nyorai) y el Buda de la Vida y la Luz Infinita (Amida Nyorai), quienes tienen sus respectivas Tierras Puras. En el caso del Budismo Tierra Pura, la recitación del Nembutsu (Namu Amida Butsu), uno alcanza el renacimiento en la Tierra Pura, un mundo perfecto donde existen todas las condiciones auspiciosas para alcanzar la Iluminación con facilidad, y alcanza el Despertar.

"La raíz de este aspecto del Buda es la Gran Compasión. Salva a los seres empleando diferentes métodos. Como el fuego que quema incesantemente las cosas, así a Compasión del Buda destruye las pasiones del deseo. Como el viento que limpia, así Él dispersa el polvo de los sufrimientos humanos". Estos cuerpos emanados nacen es respuesta al sufrimiento de los seres sintientes, utilizando diferentes métodos para llevar el Dharma. Como vemos, todo esto es parte del diseño salvífico del Buda para aliviar el sufrimiento.

"El Buda de la Manifestación o el Nirmanakaya aparece en este mundo en la forma de un humano, para llevar a cabo la salvación. Nace como ser humano, renuncia a todo y alcanza la Iluminación. Dirige a todos los seres por todos los medios y les advierte haciéndoles ver la enfermedad y la muerte". Este es el cuerpo físico o carnal de un Buda, el cual nace del Dharmakaya en respuesta a las necesidades de los seres. Este es el caso del Buda Shakyamuni, el Buda de este mundo, el fundador del Budismo, quien predicó 84,000 formas de alcanzar el Despertar, de acuerdo con las necesidades, capacidades y naturalezas de los seres. En el caso del Budismo "tradicional", el practicante sigue el mismo camino que siguió el Buda Shakyamuni en este mundo, siguiendo los Preceptos, practicando la meditación y al camino de los sabios, para alcanzar el Despertar.

"Aunque el aspecto original del Buda es uno, el Dharmakaya, el Buda toma varias formas, puesto que la naturaleza de los seres difiere de uno a otro. Sin embargo, aunque el Buda que ven los seres varíe de acuerdo a sus diferentes deseos, actos y capacidades, el Buda muestra una sola Verdad: el Dharma". Vemos que aunque hablamos de "tres cuerpos", son realmente tres formas de llevar el mismo mensaje: el Dharma. Son tres formas a través y por las cuales el Universo salva a los seres sintientes. "El Buda se divide en tres aspectos, pero tiene un solo objetivo: la salvación de todos los seres". Este es el objetivo final de todos los Budas.

Estos tres cuerpos son comparables, a manera de ejemplo y aceptando sus diferencias, con la doctrina Triuna del Catolicismo. Si bien sabemos que hoy estamos aquí como budistas, el Budismo no es una religión exclusivista, que requiere que renuncies a tu religión para practicarla. Por ello, dado a nuestro trasfondo Judeo-Cristiano, es bueno a veces comparar las doctrinas budistas con las cristianas para lograr obtener un entendimiento. No obstante, es importante destacar que son lo mismo.

El Dharmakaya es comparable con el "Padre", que si bien muchos cristianos lo ven como un "hombre anciano y barbudo que viven el los Cielos", es más bien la energía que creó el Universo. El Nirmanakaya es comparable al "Hijo", el cual es la encarnación del "Padre" en el mundo para la salvación de los seres. Y el Sambhogakaya es comparable con el "Espíritu Santo".

El Dharma es la Ley del Anutarasamyaksambodhi, o la Ley del Despertar, pero también, el Dharma son las Enseñanzas Eternas del Buda, las cuales nos fueron legadas por generaciones en los Sutras. Los Sutras contienen las enseñanzas que nos conducen a la Iluminación, al igual que al renacimiento en los Cielos, en la Tierra Pura de la Bienaventuranza, y que nos traen paz y armonía. De todas las Enseñanzas, la más importante es el Sutra del Loto. Las razones para esto las hemos mencionado anteriormente. Todos los seres están en vías al Depertar. Todos los caminos llevan a la cima. Algunos caminos son más cortos o largos, otros son más fáciles o difíciles, etc., pero todos los seres, ya sean budistas o no, están en el Camino del Bodhisattva y eventualmente alcanzarán el Despertar. Esto se menciona en el Sutra del Loto. Pero en última instancia, el Dharma es la predicación eterna del Dharmakaya: todos los sonidos, todas las formas, todo en el Universo, es la predicación del Buda Eterno.

Y la Sangha es la comunidad de creyentes, ordenados y laicos, como recitamos en la liturgia, que se dedican a actualizar y poner en práctica las Enseñanzas. Todos aquí somos una Sangha, somos hermanos, somos familia. 

"Aunque aparezca en todas las circunstancias con un aspecto maravilloso, éste no es el Buda porque el Buda no es físico. La Budeidad llena todas las cosas, se realiza en la Iluminación y se manifiesta a todos los seres capaces de ver la Verdad con claridad". Al meditar, primero calmamos la mente (Samatha) y luego investigamos la Verdadera Naturaleza de la Realidad (Vipassana). Al hacerlo, nos abrimos al Universo, superando nuestra finidad para abrirnos a la Infinidad, trascendiendo las barreras del ego y comulgando con el Buda. Esto trae consigo una transformación interna. Es por ello que es importante atar siempre estas doctrinas a nuestra vida diaria. Al meditar, podemos ver con "claridad" y podemos acceder al Dharmakaya y vemos que toda la existencia predica el Dharma.