Monday, July 31, 2017

El Sutra de los Votos Pasados del Bodhisattva Ksitigarbha: Jizo y los Beneficios en este Mundo

El Budismo Tierra Pura venera al Buda Amida y sus dos Bodhisattvas, Kannon Bosatsu y Seishi Bosatsu.Pero un dato poco conocido es la conexión de Jizo Bosatsu (Ksitigarbha Bodhisattva) con el camino de la Tierra Pura.
Ksitigarbha es un Bodhisattva trascendental del Budismo Mahayana. En China es llamado Dayuan Dizang Pusa (o Ti Tsang P'usa), en el Tíbet es Sa-E Nyingpo y en Japón es llamado Jizo. Él es uno de los Bodhisattvas más populares, especialmente en el este de Asia, donde a menudo es llamado para guiar y proteger a los niños fallecidos. Ksitigarbha es principalmente conocido como el Bodhisattva del reino de los infiernos, a pesar de que viaja a todos los Seis Reinos y es el guía y guardián de los que se encuentran entre los renacimientos. 
En esta entrada hablaremos sobre los beneficios en este vida de practicar y recitar en Sutra de Ksitigarbha.

Las leyendas budistas dicen que en un tiempo antes de que el Buda Shakyamuni apareciera en este mundo, había una chica joven de la casta de los brahmanes cuya madre había fallecido. La madre a menudo había calumniado las enseñanzas de los Budas, y la muchacha temía que su madre fuera a renacer en el infierno. La chica trabajó sin descanso, realizando actos piadosos para generar mérito y dedicarselo a su madre.

Según el Sutra de los Votos Pasados del Bodhisattva Ksitigrabha, finalmente, el rey de los demonios se le apareció a la niña y la llevó al reino de los infiernos para ver a su madre. En otras historias, fue el Buda quien la encontró. Sin embargo, ella fue llevada al reino de los infiernos, donde un guardián del infierno le dijo que los actos de piedad que ella había realizado habían liberado a hecho su madre, que había renacido de nuevo en una existencia más agradable.

Pero la niña había vislumbrado los incontables otros seres que se encontraban en el reino de los infiernos, y ella se comprometió a liberar a todos. "Si no voy al infierno para ayudar a los seres que sufren allí, ¿quién más va a ir?" ella dijo. "No voy a ser un Buda hasta los infiernos estén vacíos. Sólo cuando todos los seres se hayan salvado, voy a entrar en el Nirvana."

Debido a este voto, Jizo se asocia con el reino de los infiernos, pero su objetivo es vaciar todos los reinos.

El Bodhisattva Ksitigrbha  aparece con la cabeza afeitada, y es representado como un discípulo Shravaka, es decir, un monje que ha salido dejado su hogar. En su mano derecha sostiene un palo, un shakujo con seis anillos que nos despierta de nuestros sueños ilusos. En su mano izquierda sostiene una joya mani, que significa que él otorga tesoros y riquezas a todos los seres. 
El Bodhisattva Ksitigarbha se encarga de guiar a los seres en los Seis Mundos o Caminos a la Tierra Pura de la Bienaventuranza del Buda Amida en el periodo entre la muerte del Buda Shakyamuni y el aparecimiento del Buda Maitreya. 

Propósito y Promesa 
Hay muy pocas deidades budistas que son tan populares como Jizo en Japón. En cualquier lugar que uno vaya en Japón, se ve su rostro sonriente en el borde de la carretera, en los cruces, en las altas montañas o en la entrada de los cementerios; en todos estos lugares están consagradas las seis formas de Ksitigarbha (Jizo). Las seis formas de Jizo son responden de los Seis Caminos de Transmigración (Samsara): los infiernos, los fantasmas hambrientos, las bestias, los ashuras, los seres humanos, y los seres celestiales.

En el Budismo Esotérico, la letra sánscrita "A" es escrita encima del nombre budista póstumo en la lápida de un adulto que ha muerto, pero cuando los niños pequeños mueren, se escribe la letra "Ka", que significa Ksitigarbha.

El Bodhisattva Ksitigarbha nunca se da por vencido a pesar de que pueda ser pisoteado como si fuera la tierra. Él es un Bodhisattva que tiene una energía inagotable para salvar a todos los seres con una mente de gran compasión. 

Mantra

En kakaka bisanmaei Sowaka (Jp).
(Om Ah, Misericordioso Svaha)

El Sutra de Ksitigarbha es también uno de los muchos Sutras que cada budista recita en casa o en el templo. En el Sutra, podemos conocer claramente el beneficio del Sutra de Ksitigarbha. Aquí hay un extracto tomado del Capítulo 13 (último capítulo) del Sutra.

El Buda le dijo a Akasagarbha: "Escucha atentamente, escucha atentamente, porque ahora te hablaré de esos beneficios uno por uno. En los tiempos futuros, cualquier hombre bueno o buena mujer que vea la imagen de Ksitigarbha y oiga este Sutra y, además, lo lea y lo recite, y que también ofrende incienso, flores, bebida, comida, ropa y tesoros preciosos como ofrendas, además de dar alabanza y hacer reverencia al Bodhisattva Ksitigarbha, obtendrá veintiocho tipos de beneficios, a saber:

1. Protección y atención de devas y nagas;
2. Aumento diario de la fruición virtuosa;
3. Acumulación de causas elevadas y sagradas;
4. No retroceso de la trayectoria de Bodhi;
5. Abundancia y abundante ropa y comida;
6. Libertad de enfermedades;
7. Protección de inundación o fuego;
8. Protección de robo;
9. Admiración y respeto de todas las personas que encuentre;
10. Ayuda y apoyo de deidades y demonios;
11. Transformación del cuerpo femenino en el cuerpo masculino en el renacimiento;
12. Ser hija de un ministro real si renace como mujer;
13. Posesión de una forma digna y graciosa;
14. Renacimiento frecuente en los reinos celestiales;
15. A veces convertirse en emperador o rey;
16. La posesión del poder milagroso de conocer las vidas anteriores;
17. Todas las oraciones serán contestadas;
18. Delicia y felicidad para los miembros de la familia;
19. Eliminación de todos los acontecimientos inesperados y desagradables;
20. Erradicación permanente de los modos de vida kármicos;
21. Seguridad dondequiera que uno viaje;
22. Siempre sentir seguridad y deleite en sus sueños;
23. Eliminación de los sufrimientos de los difuntos;
24. Renacimiento sobre la fuerza de la dicha anterior;
25. Alabanzas de los santos;
26. Posesión de ingenio inteligente y órganos sanos;
27. Plenitud de misericordia, compasión y compasión;
28. Logro final de la Budeidad.

No comments:

Post a Comment