Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre el Verdadero Budismo (一乘佛教), y sus posteriores ramificaciones, a la luz de las Enseñanzas Perfectas y Completas (圓教). Aquí presentamos el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología), aspirando a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu 天台宗) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto (法華経).


Saturday, January 7, 2023

Felicidad, Eternidad, Pureza y Verdadero Ser: Manifestando las Cuatro Virtudes Iluminadas en Nuestras Vidas - Mensaje de Nuevo Año

 

Una de las enseñanzas principales del Budismo es el Sufrimiento y la Impermanencia: todo está en constante cambio, en movimiento, y por ello, todo está en constante transformación. Esto hace que nuestros cuerpos, mentes y vidas, así como todo en el mundo, sea impermanente, y nosotros, al desear lo contrario, sufrimos. Esto ha sido enormemente evidente en los últimos dos años con la crisis mundial que aún aqueja muchos países y sectores del mundo, lo cual revela que debajo de todas las apariencias, existen muchas impurezas, no solo en la forma de enfermedades, sino impurezas de la mente, con el incremento del egoísmo en los corazones de muchas personas, y el deseo de erradicar algo que simplemente, como todo, es parte integral y necesaria en este mundo, lo que causó manifestaciones extremistas que cada vez polarizan más a la humanidad. Pero toda crisis presente igualmente una oportunidad. Este fue un gran ejemplo para revelar la total interconexión de todos los fenómenos: todos estamos fundamentalmente interconectados, y lo que ocurre en una parte del mundo, o incluso a una sola persona, nos afecta a todos. Esta es la enseñanza budista de la Originación Interdependiente, que consigo acarrea otra doctrina fundamental: la no existencia del ser (Anatman) como algo independiente, fijo y eterno. En fin, los pasados años del 2021 y 2022 fueron representativos de lo que en el Budismo se llaman las Cuatro Marcas de la Existencia: Sufrimiento, Impermanencia, Impureza y No-Ser (Ser Finito y Falso). Pero el Budismo no cierra su iluminada doctrina con esta enseñanza. La misma es solo el primer paso - la aceptación - para poder trascender este mundo de ilusión y revelar su Verdadera Naturaleza, la cual está permeada de Felicidad, Eternidad, Pureza y Verdadero Ser. Este es el tono principal de este nuevo año en el cual nos adentramos.

Este nuevo año 2023 del Conejo será uno de mucho crecimiento para todos, y sobre todo, para nuestra Sangha Hispana. Así como la Gran Naturaleza se renueva en primavera, este nuevo año marcado por el Conejo de Agua será uno de limpieza y nuevos comienzos para todos. 

El Budismo comienza con la premisa de las Cuatro Marcas de la Existencia, pero solo como un peldaño para prepararnos para sus Verdaderas Enseñanzas. Somos una manifestación de la Eternidad de la Vida del Cosmos. Todos y cada uno de nosotros vinimos a este mundo con un Karma, con una misión, que solo nosotros podemos cumplir. Este Karma o misión (Dharma) puede ser tanto negativo como positivo, así como podemos sufrir en la vida por no aceptar sus Leyes Universales o podemos aceptar sus verdades y permitirnos transformarlas en algo positivo. Todo es impermanente y está en constante movimiento. De igual forma, no importa dónde comencemos, podemos asumir el control de nuestro Karma y manifestar nuestra misión ayudando a llevar el Cosmos a la Oscuridad (Ignorancia) o la Luz (Sabiduría de la Iluminación). Esto nos permite transofrmar nuestro Karma y asumir control de nuestras vidas, permitiéndonos obtener un sentimiento de Felicidad duradera, no un mero sentimentalismo químico dependiente de nuestros estados mentales y emocionales y de las circunstancias, sino una Felicidad que es el resultado de ser una persona positiva en la vida de los demás y para el mundo. Este es el significado de "misión" (Dharma).

Todos y cada uno de nosotros tiene el poder de transformar su vida. Esto es porque todos poseemos una base pura, nuestra Naturaleza Búdica, y la misma se encuentra de forma potencial en nuestra alma. Debemos de descubrirla, revelarla y manifestarla en nuestros pensamientos, palabras y acciones para poder manifetsar nuestra Budeidad Innata y alcanzar nuestro Despertar. Cuando lo hacemos, vemos que no somos nuestro ego, nuestro ser finito y falso, sino que somos uno con el Cosmos y todos los seres. Este es nuestro Verdadero Ser, y cuando lo descubrimos - por medio de la meditación y la comunión con el Buda Eterno, el Alma del Cosmos - transformamos el Sufrimiento, la Impermanencia, la Impureza y el No-Ser, y podemos vivir nuestras vidas junto con todos los seres en Felicidad, participando de la Vida Eterna del Cosmos, acrode con nuestra Pureza innata, y manifestamos nuestro Verdadero Ser, viviendo vidas comprmetidas con nosotros, con nuestras familias, amistades, la sociedad, todos los seres sintientes y el planeta en el cual vivimos, pues este mundo es realmente una Tierra Pura. Pero como todo, esto depende de nosotros. No estamos solos: los Budas, Bodhisattvas y deidades siempre nos acompañan, nos apoyan y nos ayudan en nuestros esfuerzos. Este es el mensaje de esperanza para este nuevo año.

Este nuevo año, el Templo Tendai de Puerto Rico y su Sangha Tendai Hispana tendrá el lema de "Viviendo en el Mundo del Despertar, y con ello, comenzarán un nuevo Ciclo de Lecturas sobre el Sutra Avatamsaka (Sutra de la Guirnalda de Flores), el primer sermón del Buda en el mundo, tocando todos y cada uno de sus 39 capítulos, además de celebrar como hacemos todos los años con júbilo y solemnidad nuestro Calendario Litúrgico. Así como el Sutra Avatamsaka fue el primer sermón del Buda en el momento de su Despertar, de igual forma, este es el primer año donde celebraremos una comunidad mundial sólida, unida, comprometida con todos sus miembros y en constante crecimiento, como hermosos lotos. El Buda no despertó hace 2,500 años. sino que es Eterno en el espacio y el tiempo, y se encuentra despertando en este mismo instante y momento en nuestros corazones. Solo debemos de abrirnos a su Gracia para recibirlo.

Para cerrar, este es el momento de renaudar nuestra fe y nuestros esfuerzos, y seguir con deteminación el plan que nos tracemos para este nuevo año. Que el mismo sea una de mucha salud, seguridad, crecimiento y prosperidad para todos, y que todos los seres puedan alcanzar su Despertar.