Bienvenido a la Tierra Pura de la Luz Serena, un recurso sobre las distintas escuelas de Budismo tradicional japonés. Esta página ha sido creada para aclarar dudas sobre el Budismo como religión, filosofía y estilo de vida, con énfasis en la Teología Budista (Budología). La misma aspira a presentar el Budismo balanceadamente entre la academia (estudios budistas) y la devoción, desde el punto de vista de una escuela tradicional de Budismo japonés (Tendai-shu) y las enseñanzas universales del Sutra del Loto.

Sunday, September 22, 2019

"Las Ocasiones para Alcanzar la Iluminación son Ilimitadas" - Aplicando el Dharma en Nuestra Vida Diaria: Charla del Dharma

Todos los domingos, la Sangha budista Tendai de Puerto Rico se reúne para realizar el Servicio Diario (Reiji Saho), practicar la meditación y escuchar una breve charla del Dharma, seguida de un compartir en comunidad. Esta fue la charla dada luego del último servicio. Espero poder transcribir todas las charlas semanalmente.

Related image

“Aunque se practique el Camino de la misma forma, hay quienes encuentran la Iluminación primero, hay otros que la alcanzan después. Por eso, no hay que entristecerse al ver que otros alcanzan el Camino antes que uno. Como el que aprende arquería, aunque en un principio no dé en el blanco, con la práctica llega a darle. Como todas las corrientes van a dar a la mar, del mismo modo quien no cesa en la búsqueda del Camino, algún día alcanzará la Iluminación.

“Como se ha explicado antes, si se abren los ojos, las Enseñanzas están en todas partes. De la misma manera las oportunidades para la Iluminación se encuentran en todas partes”

- Sutra del Mahaparinirvana

Las oportunidades para alcanzar la Iluminación se encuentran en todas partes. En Puerto Rico, lidero una pequeña Sangha compuesta en su mayoría por personas jóvenes. Estoy muy contento de poderlos llamar hermanos y compartir con ellos en este Camino, a la vez que puedo causar un impacto en una nueva generación. Por eso una de mis principales consideraciones es qué esos jóvenes están aprendiendo sobre el Dharma, y sobre todo, cómo el mismo impacta sus vidas.

Recientemente estuve leyendo el libro “American Sutra” de Duncan Ryuken Williams, un académico de Budismo de la Universidad de Berkley y monje Zen, el cual relata los acontecimientos históricos de la comunidad japonesa en los Estados Unidos tras el bombardeo de Pearl Harbor durante la Segunda Guerra Mundial. 

En el libro se relata cómo los japoneses y descendientes de japoneses fueron encarcelados en masa en campos de concentración, siendo desprovistos de todo derecho constitucional, de sus propiedades, de sus familias, y sobre todo, de sus derechos religiosos. Casi todos los japoneses en los Estados Unidos fueron acusados de deslealtad, pero fueron los budistas los que levantaron mayores sospechas. Días antes de la encarcelación masiva, todos los ministros budistas de Hawái y California fueron removidos de sus hogares, no solo por ser japoneses (el “enemigo”), sino por no ser cristianos. Dado a que los oficiales gubernamentales entendían que no podías ser un americano leal y budista al mismo tiempo, ya que iba en contra de los valores americanos. La comunidad budista fue victima de acoso, vigilancia y fueron tratados como una amenaza a la seguridad nacional. 

De cara al discrimen, desposesión, relocalización y encarcelamiento, los americanos japoneses se refugiaron en su fe para sostenerse, utilizando la meditación y las enseñanzas del Buda para poder sobrevivir los acontecimientos. Al hacerlo, pudieron nuevamente hacer frente a esta amenaza en un periodo vergonzoso de la historia que nos hace repensar en los valores y los derechos y libertades que damos por sentados en las sociedades modernas.

"Si se abren los ojos, las Enseñanzas están en todas partes". 
Los americanos japoneses pudieron encarnar la Noble Verdad del Sufrimiento. A través de la fe y la meditación, estas generaciones pudieron conservar sus creencias y forjar un nuevo Budismo americano. Pudieron poner las enseñanzas en práctica y ver de primera mano que las oportunidades de Iluminación se encuentran en todas partes. En medio del campo de concentración, detrás de muros de contención, la luz del Buda siguió brillando. 

No necesitamos estar físicamente en el templo para poder practicar la meditación. Ni siquiera tenemos que estar sentados en nuestro cojín en un ambiente controlado para poder descubrir nuestra Naturaleza Búdica innata. Solo tenemos que estar presentes en el aquí y ahora y respirar, despejar nuestra mente y ver la realidad tal y como es. 

“Una persona alcanzó la Iluminación cuando quemaba el incienso y comprendió que el perfume existe y no existe a la vez, y que no viene ni va. Una persona alcanzó la Iluminación cuando comprendió que una misma alma puede convertirse en un nido de pasiones terrenales como también en sede de la Iluminación. Cuando uno se clava una espina en la pierna se da cuenta que el alma que siente el dolor es la misma que no la sentía antes. Es decir, el alma es una sola pero cambian las circunstancias.

“Una persona avara alcanzó la Iluminación cuando pensó en sus deseos y se dió cuenta de que la leña de los deseos puede convertirse, un día, en la hoguera de la Sabiduría. Una persona alcanzó la Iluminación cuando comprendió que las diferencias de este mundo son ocasionadas por las diferencias de visiones del alma. Lo comprendió cuando le dijeron: ‘Equilibra tu alma. Si se equilibra tu alma, toda la tierra se convertirá en un llano.’ Como puede verse, las ocasiones para alcanzar la Iluminación son ilimitadas”.

- Sutra Shurangama

El Despertar, la Iluminación, está disponible aquí y ahora. “Si se abren los ojos, las Enseñanzas están en todas partes”. Podemos practicar porque ya el Iluminado caminó el camino por nosotros y nos ha legado la tesorería del Dharma, el cual se encuentra en los Sutras. Podemos estudiar los Sutras porque existen los ministros budistas ordenados capacitados para enseñarlos. Y finalmente podemos meditar en cualquier lugar y en cualquier momento gracias a esos momentos que visitamos el templo, escuchamos el Dharma, y practicamos activamente la meditación en un ambiente controlado, para luego poder accesar ese espacio de total libertad y claridad en nuestro diario vivir.

Esto nos trae a la importancia de la Sangha. Una de las enseñanzas principales de mi maestro es la "Sangha como práctica". El Budismo esta hecho para practicarse en grupo. No somos seres independientes; somos seres sociales, y es importante tener un núcleo grupal de compañeros del Camino (Sangha) para apoyarnos los unos a los otros.

El Sutra del Loto nos explica que todos estamos en vías de despertar. Todos estamos caminando el camino del Bodhisattva. Todos devendremos en Budas. Solo que algunos de nosotros estamos más cerca que otros. No importa cuándo ni dónde suceda, ya esta predeterminado. Es nuestro deber entonces estudiar y practicar cada vez que nos sea posible. El Dharma no debe ser algo divorciado de nuestras vidas. No puede ser algo de lo que hablamos en nuestros grupos de estudio o que practicamos en nuestro cojín de meditación. Es algo que debemos de llevar con nosotros en todo momento. 

“Una persona avara alcanzó la Iluminación cuando pensó en sus deseos y se dió cuenta de que la leña de los deseos puede convertirse, un día, en la hoguera de la Sabiduría”. Todas las circunstancias de nuestra vida son oportunidades de practicar. Incluso los deseos puedes ser el combustible para alcanzar el Despertar. Esto me recuerda la metáfora del loto. En el Budismo, el loto puro nace de la suciedad del lodo. El loto necesita los nutrientes encontrados en el fango para desarrollarse. El loto no puede nacer en agua pura. “Equilibra tu alma. Si se equilibra tu alma, toda la tierra se convertirá en un llano”. Si ajustamos nuestra alma (mente/corazón), podemos ver que este Mundo Saha es una Tierra Pura.

“Si sus mentes son impuras, las tierras son impuras. Si sus mentes son puras, las tierras son puras. No existen tierras impuras y Tierras Puras; la diferencia estriba en la mente”.

- Sutra de Vimalakirti

“Las ocasiones para alcanzar la Iluminación son ilimitadas”. ¿Cómo pones el Dharma en práctica en tu vida diaria?