Thursday, May 10, 2018

El Sutra de las Reliquias de Todos los Budas


El Sutra de las Reliquias de Todos los Budas

Así he oído. Hubo un tiempo en que el Buda estaba en el Estanque Radianza Enjoyada en el Jardín Inmaculado del reino de Magadha. A su alrededor se encontraban cientos de miles de Mahasattvas, Shravakas, dioses, dragones, yakṣas, gandharvas, asuras, garuḍas, kiṁnaras, mahoragas, humanos, no humanos y otros. En ese momento, en la asamblea hubo un gran brahmán llamado Luz Inmaculada, que era educado e inteligente. La gente se deleitaba al verlo. Habiéndose refugiado en las Tres Joyas, persistentemente hizo los diez buenos karmas. Benévolo, rico y sabio, tenía la intención de que otras personas obtuvieran beneficios, gran fortuna y prosperidad.

Luz Inmaculada se levantó de su asiento, se acercó al Buda, lo rodeó en siete ocasiones y le ofreció incienso y flores al Honorable por el Mundo. También cubrió al Buda con preciosas prendas maravillosas, collares y tiaras de gemas. Después de postrarse ante los pies del Buda, retrocedió a un lado y dijo: "Rezo para que el Honorable Mundial y la gran asamblea vengan a mi casa mañana por la mañana para aceptar mis ofrecimientos".

 El Buda le dio permiso en silencio. Sabiendo que el Buda había aceptado su invitación, el brahmin corrió a su casa. Por la noche, ordenó una extensa preparación de comida y bebida de cien sabores para el banquete. Se roció agua, se limpiaron los pasillos y se colocaron doseles y estandartes.

 A la mañana siguiente, llevando incienso, flores e instrumentos musicales, junto con su séquito, el brahmán vino al Buda. Él dijo: "Ha llegado el momento y rezo para que el Honrado por el Mundo honre mi casa".

El Buda saludó a Luz Inmaculada con palabras amables e hizo un anuncio a la gran asamblea: "Todos ustedes deben ir a este hogar del Brahmán para aceptar sus ofrendas, con el propósito de dejar que reciba grandes beneficios".

 Entonces el Honrado por el Mundo se levantó de su asiento. Cuando el Buda se puso de pie, su cuerpo emitió todo tipo de resplandores con colores maravillosos entremezclados, iluminando y llenando el espacio en las diez direcciones. Al ser así alertados, todos partieron en el camino. Respetuosamente escoltando al Buda, el brahmán llevó maravillosos inciensos y flores con un corazón reverente. Lideró el camino, junto con su séquito, los reyes de Brahma, el rey-dios Shakra, los Cuatro Reyes Celestiales y las ocho clases de protectores del Dharma, como dioses y dragones.

 El Honrado por el Mundo, después de haber viajado no muy lejos en el camino, llegó a un jardín llamado Riqueza Abundante. En ese jardín se encontraban las ruinas de una antigua pagoda, derruida y derrumbada. Con el patio cubierto de cardos y las puertas selladas por malas hierbas, los cascotes parecían un montículo de tierra. El Buda fue directamente a la pagoda. A continuación, la pagoda emitió una luz vasta y brillante, iluminadora y brillante. Una voz del montón de tierra elogió: “¡Muy bien! ¡Muy bien! Shakyamuni, ¡Tu acción de hoy es excelente! ¡Y usted, Brahmin, recibirá grandes beneficios hoy!”

El Honrado por el Mundo pagó sus respetos a la pagoda en ruinas, girando tres veces en el sentido de las agujas del reloj. Se quitó la prenda superior, la colocó sobre la pagoda y lloró lágrimas de sangre. Luego sonrió. Mientras tanto, todos los Budas [en los mundos] en las diez direcciones, mirando juntos, también derramaron lágrimas, cada uno emitiendo luz para iluminar esta pagoda. La multitud estaba tan asombrada que perdió su color, y todos quisieron resolver su desconcierto.

 Vajrapāni y otros Bodhisattvas también derraman lágrimas. Girando su Vajra en llamas brillantes, él vino al Buda. Él preguntó: "Honrado por el mundo, ¿a través de qué causas y condiciones se manifiesta este resplandor? ¿Por qué los ojos del Tathagata derramaron estas lágrimas? ¿Y por qué los Budas [en los mundos] en las diez direcciones emiten una vasta luz auspiciosa? Rezo para que el Tathagata resuelva mi desconcierto".

 El Honrado por el Mundo respondió a Vajrapāni: "Esta gran pagoda de tesoros de reliquias del cuerpo entero acumulados de Tathagatas contiene innumerables kotis de los Dharanis del corazón, el sello secreto de los elementos esenciales del Dharma de todos los Tathagatas. Vajrapāni, debido a los elementos esenciales del Dharma contenidos en él, la pagoda se ha convertido en niveles sin costuras como las semillas de sésamo. Los cuerpos de 100,000 koti de Tathagatas también son como semillas de sésamo. Contenida en la pagoda está la acumulación de las reliquias de cuerpo entero de 100.000 kotis de Tathagatas e incluso la tienda de 84,000 Dharmas. También contiene 99 mil millones de koti de Tathāgatas. Debido a estas cosas maravillosas, el sitio de esta pagoda tiene una virtud excelente y maravillosa y sirve como un testamento espiritual. Puede llenar el mundo entero con eventos auspiciosos".

 Cuando la multitud escuchó las palabras del Buda, eliminaron el polvo y la suciedad [sus aflicciones] y adquirieron el puro ojo del Dharma. Debido a que las capacidades de la multitud eran muy variadas, cada una recibió un beneficio diferente. Algunos se convirtieron en Pratyekabuddhas; algunos lograron los frutos del Shravaka, convirtiéndose en Srotāpannas, Sakṛdāgāmins, Anāgāmins o Arhats. En el Camino del Bodhisattva, algunos lograron el nivel de avinivartanīya o adquirieron sarvajña; algunos lograron el primer suelo, el segundo suelo o incluso el décimo piso; y algunos cumplieron los seis Pāramitās. El brahmán purificó el polvo y la inmundicia [sus aflicciones], y adquirió los cinco poderes trascendentales.

 Al presenciar estos sucesos sin precedentes, Vajrapāni exclamó: "¡Honrado por todo el mundo, qué maravilloso y qué extraordinario! Si la gente adquiere un mérito tan excelente simplemente escuchando acerca de este asunto, ¿cuánto más mérito obtendrán si escuchan la profunda verdad y obtienen su fe con una mente seria?"

 El Buda respondió: "¡Escucha! Vajrapāni. En tiempos futuros, si, entre los creyentes varones, las creyentes y mis cuatro grupos de discípulos, hay quienes están inspirados para copiar este Sutra, de hecho copian todos los sutras pronunciados por 99 mil millones de koti de Tathāgatas. Su mérito superará las raíces de la bondad que han estado plantando durante mucho tiempo en presencia de 99 mil millones de koti de Tathāgatas. Todos los Tathagatas los apoyarán, protegerán y recordarán de la misma manera que aman a sus propios ojos o como las madres amorosas se preocupan por sus hijos pequeños. Si una persona recita este Sutra corto, de hecho recita todos los Sutras pronunciados por los Budas del pasado, presente y futuro. Por esta razón, 99 mil millones de koti de Tathāgatas, también llamados Arhats, Samyak-Sambuddhas, vendrán, abarrotados de lado sin ningún espacio entre ellos, como semillas de sésamo en una pila. Día y noche aparecerán y apoyarán a esa persona. Por lo tanto, todos los Buddha-Tathāgatas, que son tan numerosos como las arenas del Ganges, vendrán. El primer grupo de ellos aún no se ha ido, y el siguiente ha llegado. Todos se alejan instantáneamente y vuelven, como arenas finas que giran en agua rápida. Incesantemente, vuelven tan pronto como se alejan. Si una persona hace ofrendas de incienso, flores, perfumes sólidos, guirnaldas, vestimentas y adornos maravillosos a este Sutra, en realidad hace una ofrenda completa, antes de 99 mil millones de koti de Tathāgatas [en los mundos] en las diez direcciones, del incienso divino, flores, prendas y ornamentos hechos de los siete tesoros, todos amontonados como el Monte Sumeru. Todos pueden plantar las raíces de la bondad de la misma manera”.

 Habiendo escuchado estas palabras, las ocho clases de protectores del Dharma, como dioses y dragones, así como humanos, no humanos y otros, llenos de asombro, se dijeron unos a otros: "Qué maravillosa es la asombrosa virtud de esta vieja pila de tierra. Su manifestación milagrosa debe haber sido causada por el poder espiritual del Tathagata".

 Vajrapāni luego le preguntó al Buda: "Honrado por el Mundo, a través de qué causas y condiciones hace esta pagoda de los siete tesoros ahora se manifiestan como una pila de tierra".

 El Buda le respondió a Vajrapāni: "Esto no es una pila de tierra, sino una maravillosa y grandiosa pagoda de tesoros. Está escondido debido a la inferioridad de los frutos kármicos de los seres sintientes. Aunque la pagoda está oculta, los cuerpos de los Tathāgatas son indestructibles. ¿Cómo podrían los cuerpos Vajra de los Tathāgatas ser destruidos? Después de haber abandonado mi cuerpo, el final del Dharma será implacable en el futuro. Los seres conscientes que actúan contra el Dharma están destinados a caer en el infierno porque no creen en las Tres Joyas ni plantan ninguna raíz de bondad. Por esta razón, el Buda Dharma debe estar oculto. Pero esta pagoda seguirá siendo sólida y no será demolida porque está respaldada por el poder espiritual de todos los Tathagatas. Sin embargo, los seres ignorantes, cubiertos y obstruidos por su delirio, sin saber cómo desenterrar y usar el tesoro, simplemente déjalo enterrado. Por esta razón, ahora derramo lágrimas, y otros Tathagatas también derraman lágrimas".

 Luego el Buda le dijo a Vajrapāni: "Si una persona copia este Sutra y consagra la copia en una pagoda, esta pagoda se convertirá en el Estūpa Vajra de todos los Tathagatas y el Estūpa apoyados por el secreto cardíaco del dhāranī de todos los Tathagatas. Se convertirá en el Estūpa de 99 mil millones de koti de Tathāgatas y en la corona del Buda y en el ojo del Buda de todos los Tathagatas, y estará protegido por su poder espiritual. Si consigues este Sutra dentro de una estatua del Buda en un Estūpa, la estatua en efecto estará hecha de los siete tesoros. Esta estatua será tan eficaz y receptiva que los deseos de uno se cumplirán sin excepción.

 "De acuerdo con su capacidad, construya para un Estūpa estas cosas: toldos, redes, columnas, ruedas que rocían el rocío, aleros finos, campanas, cimientos o escalones. Ya sea que uses tierra, madera, piedras o ladrillos, se convertirán en los siete tesoros debido al asombroso poder de este Sutra. Además, todos los Tathāgatas aumentarán el poder de este Sutra. Manteniendo una promesa sincera, la apoyan incesantemente.

 "Si un ser sensible hace reverencia y ofrece una ofrenda de solo un poco de incienso y una flor a esta pagoda, sus pecados graves, que implicarían 80 koti kalpas de vida y muerte, todos serán borrados de una vez. Él estará libre de catástrofes durante su vida y, después de la muerte, renacerá en una familia búdica. Incluso para una persona que debería caer en el infierno Avīci, si solo hace una reverencia a la pagoda o la gira en el sentido de las agujas del reloj una vez, la puerta al infierno se bloqueará y se abrirá el camino al Bodhi.

 "Además, el lugar de la pagoda o de su imagen estará protegido por el poder espiritual de todos los Tathagatas. El lugar no será dañado por los huracanes y los rayos. No será perturbado por serpientes venenosas, víboras, escorpiones u otros insectos venenosos, ni dañado por leones, elefantes, tigres, lobos, chacales u otros animales. Estará libre del terror de yakṣas, rakṣasas, pūtanas, piśācas, espíritus, monstruos y epilepsia. No se verá afectado por enfermedades como escalofríos, fiebre, úlceras en la piel, ántrax, sarna o psoriasis. Uno puede evitar todos los desastres al ver la pagoda brevemente. En el lugar de la pagoda, caballos, seis tipos de ganado y personas, incluidos niños y niñas, no estarán plagados de epidemias. No morirán muertes accidentales y no naturales, ni serán dañados por cuchillos, palos, inundaciones o fuego. No serán atacados por bandidos o enemigos, y no tendrán preocupaciones sobre la hambruna o la pobreza. No estarán sujetos al poder de la hechicería o las maldiciones. Los cuatro grandes reyes de Dios y sus séquitos los protegerán día y noche. Además, las veintiocho clases de generales yakṣa, el sol, la luna, los cinco planetas y los cometas como nubes los protegerán día y noche. Todos los reyes-dragones aumentarán su energía vital y traerán lluvias en el momento correcto. Todos los dioses, incluidos los del Cielo Trayastrimsa, descenderán durante los tres períodos del día para hacer ofrendas. Todas las hadas se reunirán durante los tres períodos para rodear la pagoda, cantar canciones de alabanza, dar gracias y rendir homenaje. El rey-dios Śhakra y las diosas descenderán durante los tres períodos del día para hacer ofrendas. El lugar será recordado y apoyado por todos los Tathagatas. Tal será la pagoda porque contiene este Sutra.

 "Si la gente construye una pagoda usando tierra, piedra, madera, oro, plata, bronce y plomo, y si copian este mantra espiritual y consagran la copia en la pagoda, tan pronto como se consagre, la pagoda estará en efecto estar hecho de los siete tesoros. Los escalones superiores e inferiores, las ruedas que rocían el rocío, las marquesinas, las campanas y las columnas estarán hechos de los siete tesoros. Además, los cuatro lados de la pagoda tendrán las imágenes de Tathāgatas. Debido a lo esencial del Dharma, todos los Tathāgatas protegerán y apoyarán firmemente a la pagoda, permaneciendo allí día y noche sin partir. Debido al asombroso poder del mantra, la pagoda hecha de los siete tesoros, que contiene el maravilloso tesoro de las reliquias de todo el cuerpo, se elevará en medio de los palacios del Cielo de Akanisha. Dondequiera que una pagoda se parezca a una montaña, todos los dioses la verán con reverencia, harán guardia y harán ofrendas día y noche".

 Vajrapāni preguntó: "¿A través de qué causas y condiciones tiene este Dharma una virtud tan magnífica?"

 El Buda respondió: "Debido al poder espiritual de este cofre del tesoro, el Dhāranī".

 Vajrapāni dijo: "Rezo para que el Tathagata, por compasión por todos nosotros, pronuncie este dhāranī".

 El Buda respondió: "¡Escucha, contempla y no lo olvides! El brillo de las copias de los cuerpos de todos los Tathāgatas del presente y las reliquias de todo el cuerpo de todos los Budas del pasado están contenidos en este Dharani del Sello del Cofre del Tesoro. Los tres cuerpos de cada Tathagata también están en él".

 Entonces el Buda pronunció el dhāranī:

 namas tryadhvikānāṁ sarva tathāgatānāṁ | oṁ bhuvi-bhavana-vare | vacana-vacati suru suru dhara dhara | sarva tathāgata dhātu dhare | padmaṁ bhavati jaya vare mudre | smara tathāgata dharma-cakra pravartana vajre bodhimaṇḍālaṁkārālaṁkṛte | sarva tathāgatādhiṣṭhite | bodhaya bodhaya bodhi bodhi | budhya budhya saṁbodhani saṁbodhaya | cala cala calantu | sarvāvaraṇāni sarva pāpa vigate | huru huru sarva śoka vigate | sarva tathāgata hṛdaya vajriṇi | saṁbhāra saṁbhāra | sarva tathāgata guhya dhāraṇī-mudre | bhūte subhūte | sarva tathāgatādhiṣṭhita dhātu garbhe svāhā | samayādhiṣṭhite svāhā | sarva tathāgata hṛdaya dhātu mudre svāhā | supratiṣṭhita stūpe tathāgatādhiṣṭhite huru huru hūṁ hūṁ svāhā | oṁ sarva tathāgatoṣṇīṣa dhātu mudrāṇi | sarva tathāgata sadhātu vibhūṣitādhiṣṭhite hūṁ hūṁ svāhā ||

 Después de que el Buda terminó de recitar este mantra espiritual, todos los Buda-Tathagatas en la pila de tierra expresaron sus alabanzas: "¡Muy bien! ¡Muy bien! Śākya, el Honrado por el Mundo, has aparecido en este mundo turbio y malvado para exponer el Dharma profundo en beneficio de los seres sintientes que no tienen nada ni nadie de quien depender. Por lo tanto, los elementos esenciales del Dharma permanecerán por mucho tiempo en el mundo, trayendo beneficios amplios y abundantes y una paz gozosa".

 Entonces el Buda le dijo a Vajrapāni, "¡Escucha! ¡Escucha! ¡Este Dharma tiene un poder espiritual inagotable y beneficios ilimitados! Es como una joya que completa los deseos encima de una pancarta cilíndrica, lloviendo tesoros constantemente y cumpliendo todos los deseos. A continuación, describiré brevemente una diezmilésima de estos beneficios ilimitados. Debes recordarlo y mantenerlo para beneficio de todos los seres sintientes.

 "Si un hombre malvado después de la muerte cae al infierno, debe sufrir ininterrumpidamente, sin saber cuándo llegará la liberación. Sin embargo, si sus descendientes dicen su nombre y luego recitan este mantra espiritual, al completar solo siete repeticiones, el cobre fundido y el hierro ardiente en el infierno se transformarán repentinamente en agua de estanque con las ocho virtudes. Este hombre tendrá una flor de loto sosteniendo sus pies y un dosel adornado con joyas sobre su cabeza. La puerta del infierno se romperá y se abrirá la Vía Bodhi. Su flor de loto lo llevará a la Tierra de la Dicha Suprema (Sukhavati). Allí, su conocimiento de todo conocimiento se desarrollará espontáneamente. Encantado de exponer el Dharma interminablemente, estará listo para alcanzar la Budeidad en su próxima vida.

 "Además, una persona que, con un corazón oprimido, sufre de 100 enfermedades como compensación por sus graves pecados debe recitar este mantra espiritual veintiuna veces. Entonces 100 enfermedades y 10,000 angustias serán eliminadas a la vez. Su esperanza de vida se alargará, y su fortuna y mérito llegarán a ser inconmensurables.

 "Supongamos que una persona ha nacido en una familia pobre debido a su karma de codicia y tacañería. Su ropa no puede cubrir su cuerpo y su comida no puede sostener su vida. Demacrado y feo, es despreciable para los demás. Esta persona, avergonzada de sí misma, va a la montaña y arranca flores silvestres que no son propiedad de nadie. Ralla madera podrida para obtener polvo de incienso. Luego va a la pagoda para hacer reverencias y ofrendas, dando vueltas siete veces, arrepintiéndose en lágrimas. Debido al poder de este mantra espiritual y la asombrosa virtud de la pagoda, su compensación por la pobreza terminará y la fortuna llegará de repente. Los siete tesoros aparecerán como lluvia abundante. Sin embargo, en este momento, él debe dar a los pobres y necesitados, honrando por completo el Buda Dharma. Si él es reacio a dar, sus riquezas desaparecerán repentinamente.

 "Supongamos que una persona, sembrando raíces de bondad para sí mismo, construye una pagoda a su gusto, usando tierra o ladrillos que pueda permitirse. La pagoda es tan grande como un mango, su altura es de aproximadamente cuatro dedos. Él copia este mantra espiritual y consagra la copia en la pagoda. Luego hace reverencias y ofrece incienso y flores. Debido al poder del mantra y su fiel corazón, vastas y fragantes nubes saldrán de la pequeña pagoda. La fragancia y la luz de las nubes impregnarán el reino del Dharma, haciendo el trabajo del Buda con fragancias y nubes radiantes. Los beneficios que recibirá son como acabo de decir. En resumen, todos sus deseos se cumplirán sin excepción. Durante la era del final del Dharma, si, entre mis cuatro grupos de discípulos, buenos hombres y buenas mujeres, hay quienes, siguiendo el Camino sin igual, hacen todo lo posible para construir pagodas y consagrar este mantra en ellos, no puedo terminar de describir el mérito que adquirirán.

 "Si una persona va a la pagoda para pedir fortuna, debe hacer reverencias y ofrecer una flor y un poco de incienso a la pagoda, y girarla en el sentido de las agujas del reloj. Debido a su acto virtuoso, el rango y la gloria llegarán sin ser buscados. La longevidad y la prosperidad aumentarán sin esfuerzo. Los enemigos y bandidos caerán sin ser subyugados. Los pensamientos vengativos y las maldiciones volverán a su origen sin resistencia. Las epidemias y las fuerzas del mal serán rechazadas sin necesidad de ser purgadas. Un buen marido o buena esposa vendrá sin ser persuadido. Los buenos niños hermosos nacerán sin que se ore por ellos. Todos los deseos se cumplirán a voluntad.

 "Incluso para los cuervos, los búhos, las tórtolas, los halcones, los lobos, los chacales, los mosquitos, las hormigas y demás, que momentáneamente entran en la sombra de la pagoda y pisan la hierba, sus obstáculos a la aflicción serán aniquilados, y lo harán reconocer su ignorancia. De repente entrarán en una familia búdica y recibirán libremente la riqueza del Dharma. Aún más son los beneficios para los seres humanos que han visto la forma de la pagoda, han oído sonar su campana, han escuchado su nombre o han estado a su sombra. Sus obstáculos causados ​​por el pecado serán aniquilados y sus deseos cumplidos. Sus vidas actuales serán pacíficas, y renacerán en la Tierra Pura de la Dicha Suprema.

 "Si una persona, sin esfuerzo adicional, aplica un trozo de lodo a la pared dañada de una pagoda o usa una piedra del tamaño de un puño para sostener una pagoda inclinada, debido a este acto virtuoso, su fortuna aumentará y su vida útil se alargará. Después de la muerte, renacerá como un Rey que Gira la Rueda.

 "Después de haber abandonado mi cuerpo, mis cuatro grupos de discípulos, para rescatar seres sintientes en existencias miserables, deben venir ante esta pagoda, hacer ofrendas de incienso y flores, y recitar este mantra espiritual, haciendo votos en serio. Todas y cada una de las palabras y frases mantra [recitadas] irradiarán una luz vasta y brillante, iluminando los tres viajes perversos de la vida para terminar con todo sufrimiento. Una vez que esos seres sintientes se liberan del sufrimiento, su semilla del Buda germinará. Entonces renacerán como lo deseen en Tierras Puras en las diez direcciones.

 "Si una persona recita este mantra fervientemente en la cima de una montaña alta, todos los seres sensibles dentro del alcance de su vista, incluyendo aquellos en pieles, plumas, escamas y conchas, que residen cerca y lejos en los valles de las montañas, bosques, arroyos, lagos, ríos y océanos aniquilarán su aflicciónes-obstáculos y reconocerán su ignorancia. Realizarán sus tres naturalezas del Buda y finalmente alcanzarán el gran Nirvana. Si las personas que caminan por el mismo camino que esta persona son tocadas por el viento que sopla a través de su ropa, pisan sus huellas, ven su rostro o conversan brevemente con él, sus graves pecados serán borrados y sus siddhis perfeccionados".

 El Buda entonces le dijo a Vajrapāni: "Ahora confío a todos ustedes este mantra espiritual secreto y este Sutra. Revélenlo, protéjanlo, defiéndanlo y disemínenlo en el mundo. No permitan que la transmisión [del Dharma] termine para los seres sintientes".

 Vajrapāni dijo: "Me siento honrado de recibir la confianza del Honrado por el Mundo. Solo rezo para que le retribuyamos al Honrado por el Mundo por su profunda gracia, día y noche protegiendo, defendiendo, diseminando y pronunciando [el mantra y el Sutra] al mundo. Si hay seres sintientes que los copian, los sostienen y los recuerdan sin cesar, ordenaremos a los reyes de Brahma, al rey-dios Śhakra, a los Cuatro Reyes Celestiales, y a las ocho clases de protectores de Dharma que aparezcan para protegerlos día y noche sin cesar".

 El Buda dijo: "¡Muy bien! Vajrapāni, en beneficio de todos los seres sintientes del futuro, protege y sostiene este Dharma, eternamente".

 Después de que el Honrado por el Mundo pronunció este Dharani del Sello del Cofre del Tesoro y realizó ampliamente su trabajo de Buda, fue a la casa del Brahmán y aceptó sus ofrendas, causando que los seres humanos y los dioses recibieran grandes beneficios. Luego regresó al lugar donde se estaba quedando.

Durante ese tiempo, los bhikṣus, bhikṣuṇīs, upāsakas, upāsikās, dioses, dragones, yakṣas, gandharvas, asuras, garuḍas, kiṁnaras, marafogas, humanos, no humanos y otros en la asamblea se regocijaron enormemente. Todos ellos creyeron, aceptaron y llevaron a cabo reverentemente las enseñanzas.

FIN

No comments:

Post a Comment